UN DÍA EN EL PARQUE WARNER DE MADRID. ¡La mejor forma de despedir el verano!

Parque Warner Madrid

Éste fue el principal motivo por el cual estuve desde el jueves pasado en Madrid. Y es que desde agosto teníamos planeado despedir el verano a lo grande pasando todos juntos un día en el Parque Warner de Madrid.

Como ya he comentado en varias ocasiones, este verano ha sido muy significativo para mí. Este verano ha dado paso a una nueva etapa en mi vida por la cual me encamino muy ilusionado. Y si el pasado mes de junio, este verano comenzaba admirablemente pasando un largo y fantástico fin de semana en Sevilla viendo a los AC/DC, el verano no podía acabar de otra manera. El final de este verano debía de ser memorable, y así fue.

Por unos instantes y de camino a la Warner, pensé que acabaríamos en Toledo, ya que el Global Position System (para los de la LOGSE, ¡el GPS!) marcaba una ruta y nuestro conductor se empeñaba en que era otra. Discutirle a una máquina es absurdo, a no ser que KITT sea la máquina en cuestión, pero como no estábamos en El Coche Fantástico y no podíamos lograr que hombre y máquina se pusieran de acuerdo, optamos por castigar al GPS encerrándolo en la guantera (temía que incluso ahí dentro siguiera recalculando recalculando recalculando)  y dedicarnos a seguir nuestro propio instinto.

Al llegar por fin a la Warner y tras sufrir el sablazo de tener que pagar ocho euros por aparcar el coche, nos dirigíamos a la entrada del parque la cual, irradiaba una armonía y una paz inigualable. Era como entrar en un mundo nuevo. El tiempo acompañaba estupendamente y el sol iluminaba una bonita entrada, rodeada por un precioso jardín y un monumento en el centro con el logotipo del parque. Por suerte, no tuvimos que esperar largas colas y en pocos minutos conseguimos entrar.

La felicidad se podía palpar en el ambiente allá por donde fueras. Niños agarrados de la mano de sus padres, reían y gritaban locos de felicidad. Familias enteras disfrutaban de un precioso día lleno de emociones y sorpresas. Un lugar realmente maravilloso. Allí dentro, todos éramos como niños. Prueba de ello fue ver cómo personas adultas corrían de un lado para otro mirando y remirando los distintos y numerosos espacios del parque. Allí dentro, todo el mundo era feliz.

Allí dentro, todos éramos como niños, allí dentro, todo el mundo era feliz.

Tras hacer una cantidad enorme de fotos, nos dispusimos a entrar en el cine 3D. Ambientado como un cine chino e iluminado con una tenue luz roja, el cine se presentaba bastante grande. Dentro, pudimos disfrutar de 15 min de proyección de la famosa película de animación Happy Feet.  Una vez que salímos del cine, anduvimos nuevamente por todos los rincones del Parque Warner. En cada edificio y por cada decorado, fascinados, nos parábamos a contemplarlo y por supuesto, como si un grupo de nipones se tratara, seguíamos haciendo más y más fotos.

Como ya pasara cuando fuimos al Parque de Atracciones de Madrid, seguíamos manteniendo la norma de NO COMER ANTES DE MONTARNOS EN LOS CACHARROS. Y como niños buenos y obedientes, no probamos bocado alguno, de lo contrario, todo acabaría hecho papilla en algún rincón del parque. Hasta desayune poco con tal de no ir muy cargado a las atracciones, sobre todo a las montañas rusas. Y entonces llegó el momento más esperado, fuimos al Superman. Ya mi hermana había estado en la Warner anteriormente y ésta me dijo que dicha montaña rusa, junto con la de Batman,  eran realmente acojonantes. Soy un gran admirador de las montañas rusas, y es porque no me fatigan. Eso sólo lo hacen las atracciones que tienen movimientos repetitivos, como la famosa barca vikinga, la mítica noria o el canguro.

Lo que pude vivir en esa atracción fue algo único, sensacional. Todos mis sentidos se avivaron. El cuerpo humano se compone de más de 16 órganos vitales y en ese momento podía sentirlos todos. La segunda vez que me monté en esta súper atracción, fue ya de noche y en primera fila. Y qué decir, en primera fila es mucho más impactante. Ni te imaginas cuánto.

El segundo plato fuerte del día fue Batman: La Fuga. A diferencia de Superman, en esta atracción vas con los pies colgando y es mucho más serpenteante. Quizás pueda marearte mucho más. También en Batman tuvimos la suerte de poder sentarnos en primerísima fila. Prueba de ello es la foto que tenéis aquí abajo.

Batman: La Fuga. Cristian y yo, en primera fila

He de resaltar algo que es bastante importante a tener en cuenta para los que quieran disfrutar un día en el Parque Warner de Madrid. Los mejores momentos para disfrutar de las atracciones sin tener que esperar horas de cola (y sí, digo horas porque para montarnos en la Coaster Express tuvimos que sufrir dos horas exactas de cola) son justo al abrir el parque y a partir de las nueve de la noche. De 15:00 a 21:00 eso es un sumidero de gente y esperar cola para todo. De noches sin duda es cuando mejor estás.

Para rizar el rizo, y así poder disfrutar de todas las atracciones de altura antes de almorzar, fuimos a La Venganza del Enigma, más conocida como la lanzadera de la Warner vamos… Cuando te montas en la lanzadera, hay dos posibilidades. La primera, es que el cacharro en cuestión salga pitando hacia arriba sin apenas esperártelo y luego te dejen caer a toda hostia o bien, que te suban lenta y pausadamente y evidentemente, te dejen de nuevo caer a toda hostia. Pues bien, la primera vez que montamos, fue, para mí, de la forma más acojonante posible. Sin esperarlo, nos zumbaron hacia arriba rápidamente y me jiñó más eso que la caída. Ahí lo dejo. Cuestión de gustos o mejor dicho, cuestión de miedos.

La lanzadera del Parque Warner. La Venganza del Enigma

No nos montamos en la Lex Luthor porque esa atracción la han puesto siempre en la feria del Puerto de Santa María todos los años y desde que un servidor era casi un baby. Así que la tenía ya más que trillada. Tras pasear por el parque fuimos flechados a algo que jamás mis ojos habían visto, nos dirigimos al espectáculo de Batman Begins. Lo pasé horrorosamente bien, las gradas estaban llenas y pudimos disfrutar de unas escenas de lucha, persecuciones con coches y motos y una escenografía alucinante. El espectáculo era un breve resumen de la primera película de Christopher Nolan así que mi climax llegó cuando entraron en escena los Ninjas de Ra’s al Ghul. Las personas de alrededor nuestra se rieron cuando me oyeron gritar ¡los ninjas los ninjaaas! Qué se le va a hacer, si es que soy un chiquillo.

Tras almorzar cómodamente decidimos dar un paseo por el lejano Oeste y así ver el espectáculo de 7 Novias Para 7 Hermanos. Siendo lo más objetivo y sincero posible, el espectáculo dejaba un poco que desear, pero no habíamos ido a un musical, sino a un gran parque de atracciones y eso era lo de menos. Cuando ya reposamos la comida y aún estando en el Far Far West, nos dirigimos hacia la montaña rusa más divertida de todas en las que me he montado. Aunque indiscutiblemente Superman sea la más emocionante, Coaster Express te hará pasar un rato la mar de divertido e inolvidable.

Coaster Express

Con la misma estabilidad que una cabra montesa, el vagón iba absolutamente a carajo sacado y tambaleándose (taca taca taca taca taca) de un lado a otro. Realmente parecía que nos íbamos a matar. Unas curvas de infarto, poniéndonos casi a 90º y a una velocidad deslumbrante. Si vais al Parque Warner, no os podéis perder esta atracción. Lo malo, las dos horas de cola que nos metimos para poder disfrutarla. Elegimos un mal momento para montarnos en las atracciones acuáticas. Y es que ya era casi de noche y salimos empapados del Río Bravo y de Las Cataratas Salvajes. Ambas atracciones son tremendamente divertidas. ¿Quién fue el listo que dijo que yendo en primera fila te mojas menos? ¡Anda ya! ¡Sales calado hasta los huesos te pongas donde te pongas! Mención especial al empleado loco que estaba en lo más alto del Río Bravo. Este sujeto, mientras nuestra barca ascendía hasta la cumbre de la atracción, nos decía cosas ininteligibles e incoherentes como ¿sabéis que es un botellón? Porque yo no sé qué no se cuanto y vais a esto y lo otro. Y claro, nosotros con cara de What the fuck? Hasta en la foto que hacen en todas las atracciones salimos todos mirando hacia atrás por culpa de aquel ente que no paraba de decirnos cosas raras. Realmente el pavo estaba un poco chiflado. Habrá que mirar también quién es el que se encarga de hacer la selección de personal, a lo mejor es un mono adicto al crack el que se encarga de dicha tarea.

Río Bravo

El Parque Warner es bastante grande y nos hartamos de andar para poder verlo casi todo. Cuando ya habíamos disfrutado de más lugares y siendo ya de noche, decidimos poner el broche final de la mejor forma. Una vez que nos montamos de nuevo en el Superman (de noche es muchísimo mejor) y de haber sufrido en nuestra carnes lo patético que es El Hotel Embrujado (menudo timo, si pretendían que fuese una atracción de terror lo llevan bien crudo, motivo de denuncia por estafa) nos encaminamos a la montaña rusa más rápida de las que hay en este país sin duda alguna: Stunt Fall.

Fue el último cacharrito de la noche y menudo cacharrito. Tras quedar suspendido en una cabina a más de 50 metros del suelo y en posición de 90º, te lanzabas estrepitosamente en dirección recta alcanzando más de 100 km/h. Luego, como de un boomerang se tratase, hace el mismo recorrido pero al revés.

Stunt Fall

Por último, todos juntos recorrimos la zona infantil, la Cartoon Village. Un lugar entrañable, ideal para toda la familia donde puedes ver atracciones para los más peques como la de Scooby Doo, Piolín, El Correcaminos. Era adorable pasear por allí.

El sueño de pasar un día inolvidable se cumplió y todos lo pasamos maravillosamente. Gracias chicos por tanta felicidad.

Álvaro Rojas

16 comentarios

  1. Yo de madrid y nunca he ido XD Pero veo que lo pasaste genial macho :)

    A ver si algun dia puedo acercarme.

    ¡Nos vemos!

    16 septiembre, 2010 en 14:26

  2. Yos

    Mi primera montaña rusa fue precisamente la de Batman que me encantó y me monté infinidad de veces. En la lanzadera me pasó lo mismo que a ti, que asustaba muchísimo más el subir que el bajar. Lo pasé realmente mal en esa atracción xD

    16 septiembre, 2010 en 15:54

  3. Full Norbert

    Yo nunca he estado en la Warner, pero es evidente que el espectáculo de 7 Novias para 7 Hermanos es una mierda, porque la peli lo es y mucho. Como también es normal que mole mazo la atracción de Río Bravo, porque estamos hablando de uno de los peliculones del siglo. Yo y el cine XD!!

    16 septiembre, 2010 en 16:44

  4. @ Erik

    Pues tiene delito ¿eh? ¡Qué el parque no lleva abierto un año precisamente! No sé el tiempo exacto, pero ya tiene sus años. Anímate y ve con tu mujer. Os lo pasaréis muy muy bien.

    Un abrazo.

    @ Yos

    Si, se ve que por la tarde-noche cambian de estilo la lanzadera. A mí personalmente me gusta más al modo que probamos nosotros. Esa sensación de subir a toda hostia hacia arriba es bestial. Por cierto, ya tienes que marearte poco para montarte tantas veces en el Batman. Esa montaña rusa es la más serpenteante.

    Un abrazo Yos.

    @ Full

    ¡jajajaja! Menuda carcajada al leer tu comentario :-D

    Por cierto, tu disfraz favorito debe de ser el de vaquero ¿no? jajajaja.

    Un abrazo.

    Álvaro R.

    16 septiembre, 2010 en 23:13

  5. Memo

    Una cosa más se añade a mi lista de cosas que hacer antes de morir: Pasar todo un día en el Six Flags (versión mexicana del Parque Warner) con mis amigos
    Espero cumplirlo pronto!
    Qué bueno que tu verano terminó de esta manera.

    17 septiembre, 2010 en 3:20

  6. Yo llevo un año en Madrid y aún no he ido, ni tengo ganas, tengo una extraña enfermedad, que al estar suspendido desde mucha altura y/o desplazarme a gran velocidad en cualquier dirección, mi esfinter se abre de manera repentina y mis testículos se vuelven diminutos y se suben a mi tráquea, produciendo en mis cuerdas vocales sonidos y alaridos similares al de una niña de 8 años. Creo que común mente se le le llama ‘tener un vértigo que te cagas’.

    Un saludo gente!

    17 septiembre, 2010 en 8:02

  7. @ Memo

    ¡Hola Memo! Nunca había terminado un verano de esta forma tan emocionante ¿eh? Siempre que llegaba finales de agosto, ya apenas salía y sólo tenía en mente empezar las clases. Pero este verano ha sido todo lo contrario. Espero que sean así todos los veranos próximos.

    @ Isaac

    ¡Quién lo diría machote! ¡Con las pintas de tipo duro que tienes! jajajajajajaja :-D

    Un abrazo amigos.

    Álvaro R.

    17 septiembre, 2010 en 9:19

  8. sandra

    Lo mejor de este parque son sin duda sin montañas rusas….. y a mi tambien me encantó la carraca del oeste en la que te dejas el cuello con esas curvas y esos temblores… ademas no es esa en la que el tio de la megafonía esta diciendo: Bienvenidos a wild, wild, west…. con un tonito que parece que lo está cantando??? jajajjaa
    Siempre en un parque de atracciones el mejor momento es por la noche, cuando la gente se va y tu simplemente puedes montar sin control en todo lo que te apetece!!!! Que divertidos son estos sitios… a mi me encantan y espero que nunca dejen de gustarme….
    Un besito

    17 septiembre, 2010 en 9:55

  9. Pues si dijo eso, yo no me enteré jajajaja, estaba tan emocionado :-D

    Con diferencia, la noche es el mejor momento para disfrutar de las atracciones. Y tranquila, nunca dejarán de gustarte estos sitios, porque es algo totalmente imposible. Hasta la persona más seria del mundo, sonreiría ahí dentro. Algún dia tenemos que ir juntos ¿eh Sandrita?

    Un beso.

    Álvaro R.

    17 septiembre, 2010 en 11:23

  10. sandra

    jajajjajaa…pues seguro que nos lo pasaríamos genial…. por que mira que somos gansos los dos!!!! jajajaja

    18 septiembre, 2010 en 3:25

  11. Yos

    No me mareo nunca en las atracciones, es mas, me monto en las montañas rusas después de comer que es cuando menos gente hay en la cola y así se puede repetir las veces que se quiera. La de Batman es que me encanta, como la del Tizona de Terra Mítica.

    18 septiembre, 2010 en 9:47

  12. @ Sandra

    Pues dicho queda, tenemos que ir ;-)

    @ Yos

    Terra Mítica is closed ¿no? Creo haber escuchado que han cerrado el parque. Eso es tener un estómago de hierro y lo demás es tontería, porque despues de comer, me fatiga hasta el montarme en coche.

    Un abrazo chicos.

    Álvaro R.

    18 septiembre, 2010 en 10:28

  13. que bueno alvaro me ha encantado leerlo, me he reido mucho y los comentarios tampoco tienen desperdicio jajaja

    la verdad es que fué la caña, desde que entré por la puerta me sentí más feliz que una lombriz ,repetiría mil veces más, besos nene

    19 septiembre, 2010 en 20:30

  14. Nunca hubiera imaginado que me gustaría tantísimo un parque de atraccines, y por 2ª vez!!.
    Lo has descrito bastante bien, pero echo en falta alguna foto original nuestra… sobre todo de la arte de Looney Toons. Me encantó la casita de la abuelita de Tweety, encantadora.
    ¿Juntamos todos para ir en macroexcursión una semana entera a Orlando?

    19 septiembre, 2010 en 20:34

  15. (Ups!! la del anterior comentario soy yo, no desirée)

    19 septiembre, 2010 en 20:36

  16. @ Desi

    Si me lo pasé genial con vosotras en IKEA imagínate en la Warner jajaja. Tenemos que volver a ir. Me han dicho que por cada temporada, hay espectáculos distintos. Si vamos en primavera, seguramente veamos el de Arma Letal, que es en el lago donde te heché la foto. Tiene que ser bestial.

    @ Luisa

    Luisa, no pongo nunca fotos mías ni de mi gente (lo de IKEA fue una excepción). La foto de Cristian y yo en la montaña rusa la puse porque realmente no se ven nuestras caras, sólo nuestros cuerpos.

    Tengo ya todas las fotos en un pendrive (en otro, porque el que utilicé la primera vez no lo encuentro) para llevároslo cuando suba al concierto de DARE (la segunda semana de Octubre).

    Respecto a lo de Orlando…pufff, viendo el otro día Esta Casa Era Una Ruina en antena NOVA vi que a la familia se la habían llevado de vacaciónes al parque de Orlando mientras le arreglaban la casa. Y qué decir, YO ME APUNTO jajajaja.

    Un besazo chicas.

    Álvaro R.

    20 septiembre, 2010 en 11:54

¿Te gustaría participar? Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 365 seguidores