Hemos perdido a Cataluña

Me da sentimiento ver a todo el pueblo catalán en la calle e incluso me duele algunas de las cosas que dicen muchos independentistas. De veras me da pesar ver cómo parece que no hay catalán que quiera seguir en España después de tantos años juntos. Pero también me da pena ver cómo se está intentando solucionar esto desde el Gobierno de Rajoy. Me da vergüenza ser testigo de cómo todo un pueblo se echa a la calle para denunciar las medidas represivas que están sufriendo cuando sólo quieren ser escuchados. En 2005 el independentismo en Cataluña no llegaba ni al 15%. Ni siquiera el federalismo era algo que se plantearan los catalanes. Hace poco más de diez años, el Centre d’estudis d’opinió de Cataluña resaltaba estos datos añadiendo además que más del 40% eran partidarios de seguir con la vigente autonomía. Estos datos hacen que me lleve las manos a la cabeza, estupefacto, por cómo han evolucionado las cosas, por cómo están las cosas en estos momentos. Qué desastre, qué pena. Y todo por los malos gobernantes, de uno y otro lado. Todo comenzó con aquél tripartito y su Estatuto de Autonomía. Con Rodriguez Zapatero de presidente se apoyó la reforma, o eso decía él y su endiablada ceja. Parecía que todo iba a ir bien, las relaciones entre Cataluña y el Gobierno de España parecían viento en popa. Y así fue, el Estatut quedó aprobado, pero con el tiempo, y como si fuera una margarita, el Gobierno comienza a desojarlo. Y es ya en 2006 cuando el independentismo comienza a despegar, tanto que en 2009 los partidarios a la independencia superan el 21%. Pero será en 2010, cuando el Tribunal Constitucional resuelve el recurso interpuesto por el Partido Popular contra el Estatuto, cuando el clima comenzará a enconarse, más y más, hasta el punto de que Cataluña es noticia todos los días. La sentencia del Tribunal Supremo acortó más aún el texto de autonomía, tanto que hasta eliminó el concepto nación para Cataluña. Los catalanes vieron su dignidad dañada y las protestas se intensificaron en las calles. No hay duda, la negociación del Estatut fue la chispa que encendió la mecha. Para el Partido Popular, que llegó a recoger más de cuatro millones de firmas en contra del Estatut, el mismo era un despropósito, todo lo que albergaba en su interior era una suerte de bomba de relojería para España. El Estatuto, aprobado en referéndum y cada vez más trasquilado, era ahora una amenaza para  la unidad de España.

En 2010 CiU, con Artur Más a la cabeza, se hace con el Govern y se empecina en conseguir un nuevo acuerdo fiscal para Cataluña. En plena crisis era aún más inviable. Zapatero se vió atado de manos y ya en 2012, con Rajoy en la Moncloa, los catalanes se encontraron con un muro de hormigón armado. El choque de trenes se avistaba. Y llegó el día de la gran Diada. El 11 de septiembre de 2012 éramos testigos de una enorme manifestación por la independencia, el único camino posible que veían Más y los demás nacionalistas. España ens roba y tal. Desde entonces la máquina independentista y su propaganda han sido imparables. No quiero parecer que estoy victimizando a los catalanes, no les estoy dorando la píldora, tan sólo estoy siendo lo más imparcial que me sale ser. Desde el Govern, pasando por la televisión pública catalana y muchas instituciones independentistas, avivaban el fuego, creando un clima anti españolista. Para ellos España era y es el causante de todo mal. Tampoco vamos a negar que desde las aulas, la educación autonómica ha influido mucho, y no crean que caigo en el tópico de que a los niños catalanes les han lavado el cerebro, pero aquí ha habido perversidad por ambos lados. Cataluña sí ha sido humillada en muchas ocasiones desde la Meseta y desde Cataluña se ha incentivado muchísimo, durante décadas, el sentimiento más anti español.

Muchos, muchísimos catalanes, desde 2012, sobre todo cada 11 de septiembre, han pedido la independencia. Y hasta antes de ayer, no lograban ser mayoría. Como se vio en el 9N de 2014, los votos por el sí a la independencia alcanzaron  casi el 48%, un 52 % quería seguir perteneciendo a España. Pero no fue un referéndum legal, vinculante. ¿Por qué no haberlo hecho en ese momento? ¿Por qué no haber mejorado las relaciones desde entonces? No, como dijera Michael Kane en la piel de Alfred en Batman Begins, hay gente que sólo quiere ver el mundo arder. El inmovilismo del PP y la cerrazón de la Generalitat escenificaban un choque de trenes. Y los trenes ya han colisionado. No me gustó la manera en la que el Parlamento de Cataluña aprobaba la ley del 1O y la de transitoriedad. Con la legitimidad que las urnas han dado a los políticos de Junts Pel Sí y la CUP,  quisieron derogar de facto el Estatuto, han aprobado unas leyes sectarias, de la forma más opaca. No me parece bien que los partidos independentistas hayan desdeñado a la oposición. Entiendo la frustración de pedir años y años un referéndum que no llega, uno como ya se hiciera en Reino Unido con los escoceses, donde Cameron no pudo ser más elegante. Pero de ahí a querer realizar un referéndum partidista, hecho por y para los del sí, dejando a la otra mitad de Cataluña incapaz y con la intención de realizar una declaración unilateral de independencia, no es lo más correcto. El referéndum que intentarán celebrar los independentistas dentro de ocho días no es trasparente, no es el referéndum que necesita Cataluña ni ningún país que quiere lograr su ansiada independencia. Se necesita un referéndum pactado, efectivo, que de cabida y mucha voz tanto a los del sí como a los del no. Las reglas hay que respetarlas y ambas partes han de ceder. Cataluña merece más y España también.

Pero esto es intolerable e insostenible. El Gobierno central ha decidido dar un trato judicial y policial a un tema político. Es un verdadero error y es sonrojante a más no poder ver cómo se están enviando a policías y guardias civiles a toda Cataluña. Ahora que el independentismo parecía disminuir, pues la actitud de los secesionistas no estaba dando buena imagen entre los catalanes e incluso la última Diada no ha presentado tanta magnanimidad como años anteriores, el Gobierno toma medidas represivas, encarcelando a cargos electos catalanes, enviando a la Guardia Civil y a los anti disturbios a las calles de las principales ciudades catalanas. Lo que estamos viviendo estos días y presenciando a cada momento, es bochornoso. Hemos perdido a Cataluña. Quizás no en este referéndum del próximo 1 de Octubre, pero sí en el que ha de hacerse más temprano que tarde. Mujeres y hombres, de todas las edades, están inundando las calles de Cataluña. Hasta unos niños, como ha sucedido en Manresa, han aprovechado esta mañana el recreo para presentarse ante las puertas de una comisaría de la Policía Nacional y mostrar su rechazo y sus ansias de independencia. Qué lástima. Ahora sí que parece que toda Cataluña quiere despedirse de España para siempre. Las generaciones de catalanes de hoy y más aún las que están por llegar no querrán ni oír hablar de España. Sólo hay que ver las imágenes, a poco que ninguna de las personas que están en las calles de Cataluña quiera nada con este país, ya podemos darlos por perdidos. En está última década muchos catalanes han desconectado emocionalmente de España, han hecho a pico y pala un país. Muchos de ellos, una gran mayoría, viven como si en ellos nada de España hubiera ni quisieran. No me quiero ni imaginar a partir de ahora.

No hemos sabido hacer las cosas.

Hemos perdido a Cataluña.

 

13 comentarios

  1. Como catalana nacida en Toledo y de familia castellana antes no sabía que pensar de la situación que hace años estamos sufriendo aquí,pero ahora estoy totalmente convencida de que lo mejor es separarnos. No siento odio ni por unos ni por otros por haberlo llevado tal mal, solo una profunda tristeza. Hay una gran mayoria silenciosa que ama a España pero a la que España no escucha y que no entiende por qué no la dejan hablar. Estoy convencida de que tarde o temprano esto se arreglará aunque intenten arrasarnos estos días. En el fondo es un problemade de sentido común y de justicia. Si puedo votaré. Nunca hubiera pensado en expresar mi opinión desde aquí, pero me he sentido entendida con tu reflexión. Muchas gracias.

    23 septiembre, 2017 en 14:49

    • Gracies, Carme, por pararte a leer y comentar. Me encantaría que fuera verdad que existe esa mayoría silenciosa que ama a España, pero ya no lo parece, ni tan siquiera parece que haya mucha gente que piense así. En estos años se ha visto que no es así, y lo de estos días es tristísimo. Al menos podré decir el día de mañana que pudimos vivir en una época en la que los catalanes se sentían a gusto en España. Lástima que eso ya haya quedado muy atrás. Pero hay que votar, todos tenemos derecho a ser escuchados, a saber cómo queremos vivir.

      Cómo me gustaría que todo esto fuera distinto, Carme.

      ¡Visça Catalunya, y viva España!

      23 septiembre, 2017 en 18:33

    • Gracias, Alvaro.

      23 septiembre, 2017 en 20:10

  2. ¡¡Qué triste, Álvaro!! Holaaa… Muy sentida, interesante e ilustrativa tu reflexión sobre la situación con Cataluña… ¡¡Dios quiera todo se resuelva de la mejor manera!! Un abrazo… 😉 🙂

    23 septiembre, 2017 en 16:44

    • Muchas gracias, Luz. ¡Te mando un fuerte abrazo!

      23 septiembre, 2017 en 18:33

    • Con gusto, Álvaro… ¡¡Graciaaas!! Otro bien fuerte para ti… Feliz semana… 🙂 😉

      27 septiembre, 2017 en 14:56

  3. MARIA ENCARNACION ALFARO MARTINEZ

    Yo creo que más que perder Cataluña lo que hemos perdido es la cabeza. Ni se puede apoyar un referéndum que no lo es y encima es ilegal, ni se puede mirar para otro lado negando el problema que plantea en una nación, España, un gran número de sus miembros. Esto tendría que ser una cuestión política salvable, pero a muchos les interesa que no lo sea y dan caña sin más.

    Hoy puedo decir que a mi me da igual que Cataluña esté como que no esté después de todo lo que llevo visto y escuchado esta semana. Los catalanes hablan y hablan de que quieren la independencia para librarse de la opresión a la que los somete el Estado Español que a parte los sangra económicamente, vamos que quieren que les toque más dinero por cabeza ¿no? ( y esto lo apoya un partido como la CUP, anticapitalista!!!, menuda tomadura de pelo) porque en lo que se refiere al idioma y a la organización de sus instituciones, infraestructuras y servicios públicos eso lo hacen por sí solos desde hace años con la concesión de competencias.
    Entonces vamos a los de la sangría económica por parte de España. Yo soy española, trabajo y pago mis impuestos y recibo unos servicios por eso, no siempre los que me gustaría,¿ significa eso que los catalanes que trabajan y pagan sus impuestos pagan más por mí que yo por ellos?, ¿ellos trabajan más? , ¿sus impuestos no les revierten a ellos, solo al resto de España?, ¿el resto de España somos unos vagos y solo trabajan ellos para mantenernos??’, ¡venga ya!!!! pues como sea esa la base del independentismo , que para muchos lo es , repito que me da igual que se independicen o no porque ahora saco mi egoísmo y como voy a seguir trabajando y pagando igual estén o no estén ( aunque ellos se crean que no y que son imprescindibles para que el resto vivamos) me importa un bledo lo que hagan.

    Si ya pienso en tu reflexión y no miro la pela, me pasa como a ti, me resulta tremendamente triste que una parte de España le tenga tanta tirria a la otra y viceversa y solo porque unos políticos no están haciendo bien su trabajo, aunque pienso que solo hemos perdido a Cataluña temporalmente y la la cordura volverá . Ojala voten un día u otro y se sepa si verdaderamente todos los catalanes están tan hartos de España como nos quieren hacer creer los políticos y los medios de comunicación, tengo mis dudas.

    Los siguientes son los vascos, esto acaba de empezar y si la cosa se anima mucho ,la autodeterminación se extenderá como un virus , lástima que tengamos políticos de mierda que aún con el antídoto no lo saben utilizar.

    24 septiembre, 2017 en 9:51

    • Que los independentistas en el Parlament lo han hecho fatal es algo incuestionable. Y comentarios deleznables se han escuchado muchos por parte de ambos bandos. Desde Cataluña se ha dicho varias veces que los catalanes trabajan para mantener a los andaluces, que son todos unos vagos. Por suerte esos comentarios provienen de una minoría cuyas mentes están rebozadas en estiércol. ¿Qué volverá la cordura? No sé. No pretendo parecer pesimista, pero este conflicto aún no ha llegado ni a su punto más álgido, recuerda que aún queda ver qué pasa el próximo domingo 1 de Octubre. ¿Policías impidiendo a la gente entrar a votar? Puff…

      Un beso, Encarnita.

      24 septiembre, 2017 en 14:38

  4. Interesante artículo, pronto escribiré uno sobre el referéndum en mi blog, soy un economista que escribe sobre economía y actualidad, os invito a que os paséis por mi blog y me sigáis!

    24 septiembre, 2017 en 14:06

    • Hola. En cuanto lo escribas, me lo haces saber. Encantado lo leeré. Un saludo y gracias por comentar.

      24 septiembre, 2017 en 14:10

    • Eso está hecho! Gracias a ti Alvaro

      24 septiembre, 2017 en 14:10

  5. Buenas tardes Álvaro, la verdad es que no sé qué decir… me pierdo tanto, entiendo tan poco, y es que ni me siento catalana, nací en el hospital de Tortosa (Baix Ebre, de la provincia de Tarragona) y me crie en Xerta hasta los 18 y me fui pues no era mi sitio, ahora mismo vivo en St Cugat (Vallès Occidental); tampoco me siento española, a pesar de que mi madre sea andaluza (que tampoco se siente andaluza) y mi padre de Barcelona, y mis abuelos paternos de Aragón. La verdad es que a veces me pregunto qué significa sentirse que uno pertenece a un lugar, a un país, a una ciudad, y ahora mismo me pregunto realmente que significa el concepto de país.

    Llevo bastante mal el tema de la independencia a decir verdad, básicamente porque me he mantenido tanto al margen de la política y la economía que ya no sé cómo va la cosa, y es que todos los que se hacen llamar políticos lo hacen tan mal que he preferido cerrar los ojos e intentar entender en que consiste la vida y que debo hacer yo con la mía. Parecerá bastante ridículo e inmaduro, pero simplemente detesto como funciona esta sociedad y hablar de política me pone de mal humor.

    No quiero enrollarme mucho más la verdad, solo quería decirte que agradezco que hayas escrito respecto Catalunya, no me digas porque te lo agradezco pero es así. Me entristece realmente ver como un país se divide y se viene a bajo por la estupidez y el egoísmo de un puñado de personas que han decidido sabotear la vida de tantas personas, porque lo que si sé es que de problemas desgraciadamente están en todas partes, y la mayor parte de responsabilidad la tienen todas aquellas personas que se han etiquetado como políticos y llevan el control de nuestro país, nuestro, vuestro, de quien quiera que sea. Como ya he dicho ni soy catalana ni soy española, solo soy alguien que vive en este Planeta.

    Y como digo muchas veces: Que sea lo que tenga que ser.

    Un abrazo desde Catalunya,
    (Y no me enrollo más, aunque podría seguir)
    Cristina

    PD: Y si mi preguntaras por mi voto, todavía no se si iré a votar, porque ni es Si ni es NO, simplemente las cosas deben cambiar en toda España y arreglar todo lo que han causado desde hace demasiados años.

    25 septiembre, 2017 en 16:31

    • Muchísimas gracias por tu comentario, Cristina. Llevo años diciendo que España necesita un formateo. Más concretamente desde el 15M. Ahí, yo personalmente, abrí los ojos. Se necesita ajustar y mejorar los andamiajes del régimen del 78. Yo no soy de los que le echan toda la culpa a la Constitución, porque la culpa la tienen los políticos, de uno y otro lado. Cambiemos esos políticos, mejores nuestras normas, y rejuvenezcamos esta España que tanto ha llorado y sigue.

      Yo me siento español, me siento orgulloso de ser español. Porque España, y ser español, es mucho más que la corrupción del PP, los del CiU, y todos los rancios que nos rodean a lo largo y ancho del país. En España reverberan aires de cambios, y no sólo en Cataluña.

      Un petó, Cristina, gràcies pel teu comentari.

      26 septiembre, 2017 en 11:34

¡Participa! [NO ES NECESARIO RELLENAR EL FORMULARIO PARA COMENTAR]

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s