Una juventud envejecida y una lección de dignidad

Cuando nuestros mayores deberían estar en casa, calentitos, con sus nietos, y sin apenas preocupaciones y disfrutando de su vejez, los tenemos en las calles de toda España pasando frío y dejándose la voz por salvaguardar sus más que merecidas y dignas pensiones. Mientras, nosotros los jóvenes, los que aún nos queda vergüenza, abochornados miramos y aplaudimos lentamente la lección que nos han dado nuestros abuelos. Una lección de lucha, una lección de dignidad. No voy a demonizar a la juventud de hoy día, hay de todo, no hay que generalizar. Pero que nuestros mayores, que son los que encima más ayudan a nuestros padres a mantenernos a flote compartiendo gran parte de sus pensiones (o en muchísimos casos, ofreciéndola en su totalidad) estén en las calles defendiendo lo que deberíamos defender todos, es algo que me sonroja. La juventud debería estar en todas esas calles, acompañando sus gritos.

Nuestra juventud sí que está envejecida, aletargada, y ya hemos podido comprobar en estos días quiénes son los jóvenes. Todos estos mayores que se han echado a la calle demuestran tener un espíritu alegre pese a la adversidad y un espíritu joven para luchar. Luchar por lo que es justo. El motivo, la defensa del sistema público de pensiones que parece tambalearse gravemente. El Ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha manifestado que incluirá en los Presupuestos una deducción en el IRPF para mayores de edad “muy avanzada”. No soy un experto en la materia, es más, no tengo ni idea, la economía no es mi fuerte, pero entiendo lo suficiente para saber que esto que plantea el señor Ministro no es la solución. En todo caso, esa medida sólo afectaría a las pensiones más altas. Pero no puedo dar lecciones de cómo ha de llevarse el sistema de pensiones en España, repito, no tengo pajolera idea. Y menos aún después de la lección que nos han dado nuestros mayores. Llevo días muy emocionado viéndolos a todos, con sus pancartas, recorriendo las calles, exigiendo lo que les pertenece. Han cotizado durante años para mantener sus pensiones, han aportado a las arcas del Estado pagando una infinidad de impuestos para contribuir al mantenimiento de la Sanidad, la Educación, sus propias familias que se echan a cuestas, ¿y así les tratamos? Esto hay que combatirlo. El sistema de pensiones debe de ser el tema primordial en la política española.

Salgamos fuera, acompañemos a nuestros abuelos y abuelas. A la próxima manifestación convocada asistiré, no pienso dejar que ellos solos pasen frío. Esto es cosa de todos, nos afecta a todos. Ellos al menos tienen una pensión por la que luchar, nosotros quizás el día de mañana no tengamos ni eso.

¡ACOMPAÑEMOSLOS! ¡Por el presente de nuestros mayores, por nuestro futuro!

4 comentarios

  1. ¡Totalmente de acuerdo contigo! Atañe a jóvenes y a ancianos… ¡Unidos alzar las voces! Con el esfuerzo de toda una vida no se juega… ¡Es prioritario! Un abrazo, Álvaro… 🙂 😉

    28 febrero, 2018 en 3:13

    • Muchas gracias por pasar y comentar, Luz. Con nuestros abuelos, no se juega. ¡Así es!

      28 febrero, 2018 en 15:53

    • ¡¡Con gusto, Álvaro!! 🙂 Hay que hacer énfasis en esas cosas para que todos tomemos conciencia y nos pellizquemos al respecto… ¡Abrazote! 😉 :*

      28 febrero, 2018 en 20:55

  2. Alzar la voz con conciencia y sin violencia , puede ser buena opción para ser escuchados 🎈

    1 marzo, 2018 en 20:29

¡Participa! [NO ES NECESARIO RELLENAR EL FORMULARIO PARA COMENTAR]

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s