El Hombre de Acero, de Zack Snyder y Christopher Nolan [2013]

Creo que ya he reposado la película lo suficiente como para poder hablar de ella con una mayor soltura, por decirlo de alguna manera. No quería escribir esta crítica aún con la emoción en el cuerpo tras haberla visionado. Sé que nunca seré del todo objetivo con Superman, siempre me dejaré llevar por los sentimientos que siento hacia este personaje de ficción y su historia, así que da lo mismo que tarde tres días o un año en escribir sobre este película, pero aun así, quería reposar las ideas, quería verla una segunda y una tercera vez, con más tranquilidad, para así dejar un poco de lado el factor sorpresa y poder valorar en su justa medida la que ha sido la película más esperada del año.

Desde antes que comenzara la película sabía que la tendría que ver dos o tres veces más antes de escribir algo sobre ella, incluso para poder dar una breve opinión consistente. Pero todo hay que decirlo, desde el primer minuto hasta el último, estuve expectante, emocionado. Horas antes de entrar a ver la película en la sesión de las diez y media, en los cines del Diversia, en La Moraleja (Madrid) el pasado viernes 21 de junio, día de su estreno en España, ya estaba demasiado inquieto, ilusionado. Ahí me di cuenta de que sigo siendo un niño a pesar de mis 27 años. Estaba como un niño a punto de abrir sus regalos de Navidad. Después, tras verla, seguía con esa cara de felicidad, seguía siendo ese niño que ahora estrenaba juguetes nuevos. Fue una noche especial, y no sólo por la nueva y espectacular película de Superman que habíamos visto, sino porque además la compañía era insuperable. No hay nada mejor que compartir los pequeños y buenos momentos, los más especiales, con la gente a la que más quieres. Ahí estábamos, todos juntos, con nuestras camisetas azules con el logotipo de Superman que semanas antes había comprado ilusionado para la ocasión. Aquella noche, tan esperada por mí durante tanto tiempo, fue lo que deseaba y esperaba, una noche muy especial e imborrable en mi recuerdo.

¿Cómo entrar a valorar esta película? ¿Es posible hacerlo sin tener en cuenta lo que lleva detrás? ¿Me llamarán carcamán por seguir teniendo presente al Superman que allá en 1978 enamoró a todo el mundo? ¿Es justo compararla con las películas clásicas o es inútil hacerlo? En mi opinión, el carácter icónico de este personaje, la tremenda repercusión que ha tenido y tiene desde siempre, hace que sea muy difícil entrar a valorar esta película de forma aislada. Si así fuera, si esta película fuera la primera toma de contacto con el personaje, si esta película fuera la carta de presentación de un hombre que viste un traje ceñido y vuela a súper velocidad con su elegante capa roja, diríamos que es una de las mejores películas de los últimos años, toda una revelación. Pero la sombra que esta película lleva atada a sus pies es larga, muy larga, y las comparaciones son inevitables, a veces odiosas, pero siempre inevitables, y eso hace que esta nueva película, El Hombre de Acero, pierda algunos puntos.

No voy a entrar a detallar escenas concretas de la película, no voy, o al menos eso intentaré, desvelar partes de la historia y su desarrollo. El mejor crítico eres tú y sólo tú sabrás valorar la película como mejor creas. Tienes que ver esta película y sacar tus propias conclusiones, algo que haré aquí, nada más que plasmar de forma general lo que a mí me ha parecido y la opinión que me merece.

El Hombre de Acero de Zack Snyder y Christopher Nolan es una gran película de ciencia ficción, una película espectacular, llamativa, espléndida, y lo más importante, una película digna de abanderar el mito que es Superman y todo lo que a este icónico y popular personaje le rodea. Ambos directores se han esmerado en ofrecer lo mejor de sí mismos. Parece que ambos se han divido la película en dos mitades y cada uno ha llevado la parte que le correspondía a su terreno.

Cuando se hizo público que Zack Snyder y Christopher Nolan serían los encargados de dar vida a este nuevo Superman, las expectativas se dispararon vertiginosamente, los amantes de este tipo de cine nos emocionamos e impacientados, esperamos con toda la ilusión el ansiado estreno de la película. Nada malo podía salir de ambos directores, y más si trabajaban juntos. El director de la trilogía del El Caballero Oscuro y el director de 300 y Watchmen, unidos para llevar a la gran pantalla al superhéroe más grande de todos los tiempos. Las esperanzas de ver algo grande eran de lo más visibles.

La aportación que ha hecho cada director se nota abiertamente. La primera mitad de esta película está llevada a cabo bajo la batuta del señor Nolan, que ha llevado a su estilo la historia que lleva detrás este superhéroe. Nolan ha cogido el pasado de Kal-El y ha creado una mitología, ha cogido la historia de este personaje y la ha dado forma de una manera insólita y elegante, ha tratado con justicia el pasado del joven Clark Kent como ningún director ha hecho jamás, ni tan siquiera, el venerado Richard Donner. Es aquí, a mi modo de ver, donde la película gana por enteros. En ninguna de las versiones cinematográficas anteriores se le ha dado un trato así a la historia que encierra detrás este personaje, ni tan siquiera en la primera película de Superman de 1978. Y ojo, porque esta película la sigo considerando a día de hoy la mejor película que se pueda ver del hombre de acero. Pero hay que ser justos, y dudo mucho que a un amante de Superman le haya decepcionado cómo han desarrollado en esta nueva versión la historia del nacimiento de Clark, el exquisito trato que se le ha dado a sus padres biológicos, Jor-El –interpretado por el gran Russell Crowe– su madre LaraAyelet Zurer-, y sobre todo, cómo se ha representado el Planeta Krypton y sus habitantes, el mundo al que pertenece Superman y sus gentes. La iconografía, las vestimentas, los escenarios futuristas dignos de otros mundos, la escueta muestra de sus costumbres y sus modos de convivencia. Esta es la parte de la película que más emociona y emocionará a los fieles seguidores de Superman. Esta primera mitad es el principal motivo por el cual le doy una buena nota a esta nueva película.

La película sigue su curso y se nos muestra a Clark Kent, la relación que tiene con sus padres adoptivos y aquí entra otro factor a destacar. La caracterización de los personajes es muy buena. Henry Cavill hace mejor su papel de Clark Kent que de Superman. Cavill nos muestra a un Clark Kent atormentado por lo ocurrido a su padre, inseguro de sí mismo, anhelante, pero que no duda un instante a la hora de ayudar a los que lo necesitan. En mi opinión, borda el papel de Clark pero deja un tanto que desear cuando se enfunda el traje del héroe, aquí le falta carisma, la personalidad encantadora e irresistible que muestra Christopher Reeve. Aunque esto puede tener una expliación: en esta nueva película, no logramos ver a Superman hasta el final del film. Es ahí, al final, cuando Clark realmente asume ese papel, el del héroe del mundo. La razón por la que la película no se llama “Superman” es precisamente porque no es Superman hasta el final. Toda la película es una evolución constante del personaje. Vemos a un joven Kal-El un tanto perdido, susceptible, inseguro. En la primera película de 1978, Superman se presenta al mundo con total seguridad y con absoluta normalidad la gente lo acepta. Eso no sucede en esta cinta. Nada es tan fácil. Quizás, en las siguientes secuelas, Zack Snyder nos presente a un Clark Kent seguro de su papel como Superman, y de nuevo, encontremos una nueva evolución en la personalidad del superhéroe.

Henry Cavill, en unas declaraciones previas al estreno de la película, comentó, y no para el agrado de los fans, que en las pruebas iniciales a la producción de la nueva cinta, tuvo que probarse una traje réplica de los que llevaba Reeve en sus películas y manifestó sentirse ridículo, y que, textualmente, jamás había sentido tanta vergüenza. Para mí Superman es Christopher Reeve y Christopher Reeve siempre será Superman. Reconozco que estas palabras hirieron mi sensibilidad y al momento, llevado por el orgullo, exclamé imaginándome que tenía a Cavill frente a mí: hace falta tener mucha clase y elegancia para vestir ese traje, algo que tú no tendrás jamás. Quizás un enfado ridículo, pero crecí con Christopher  Reeve, admirándole atónito a cada instante, él refleja mi infancia, me trae a la mente recuerdos maravillosos, así que, cuidado con lo que dices de él delante de mí. Quiero creer, por supuesto, que esas palabras de Cavill no eran malintencionadas y que realmente tienen que ser tomadas como algo sin importancia. Además, es cierto que en la última década se han hecho varias películas de superhéroes y en éstas, todos han visto sus trajes modernizados, y esto hace que el traje mítico de Reeve a día de hoy resulte demasiado anticuado y no vaya para nada con lo que se pide en la actualidad.

Para presentar al espectador la evolución de Clark a lo largo de su infancia y adolescencia y los últimos años más cercanos a los acontecimientos, son constantes algunos flashbacks que si bien nos muestran cómo fue el pasado de Clark, éstos se centran en momentos dramáticos, dejando de lado los buenos momentos y dejando, al menos en mí, claro está, una sensación de querer ver más. En definitiva, esos flashbacks se me quedaron cortos, anhelaba ver algo más de su pasado. Ayudan a introducirte en la historia y conocerla un poco mejor, pero me resultaron un tanto insustanciales y pienso que podrían haber quedado mucho mejor. Algo que por supuesto hubiera aumentado el metraje de la película y seguramente debido a eso no lo llevaron a cabo.

El papel de Kevin Costner y Diane Lane son de lo mejor de la película. Aquí sí que de nuevo, reconozco que esta nueva película gana nuevamente. Nunca hemos visto a unos Kent tan amables y emotivos, destacando sobre todo la figura de Martha Kent, un papel muy conseguido, un papel que se involucra y coge más peso en esta ocasión. No diré lo mismo de Loise Lane, papel interpretado por la atractiva Amy Adams, de la cual destaco a su favor la ausencia de ese toque femenino y absurdo que en varias ocasiones se le ha dado al personaje, pero que le falta de nuevo un toque más personal, un carisma que quizás tenga en las siguientes secuelas ya que en esta primera película de la nueva etapa de Superman, carece en mi opinión de mayor identidad. Con Laurence Fishburne y su papel como Perry White quizás hayan pecado de ir demasiado lejos. Siempre se nos ha presentado a un Perry White delgado, canoso, de pelo corto, continuamente enfadado y fumando puros constantemente, y aquí se nos presenta como un hombre enorme, gordo, casi calvo, amable y condescendiente y lo mejor de todo, negro. Su papel me gustó, pero vuelve a faltarle esa personalidad que en anteriores películas y cómics ha tenido el personaje. No me quiero ni imaginar cómo será la caracterización del por todos conocido villano, Lex Luthor. Pero para eso habrá que esperar un poco más.

Ya la sorpresa fue mayúscula al ver al general Zod y a Faora. Ambos papeles son de sobresaliente, quizás más el segundo que el primero. En Zod, interpretado por Michael Shannon, vemos a un villano que en ocasiones inspira verdadero miedo, cruel, despiadado, loco. Ahí se nota de nuevo la mano de Christopher Nolan, quizás tomó como modelo a seguir a Bane, el terrorista de The Dark Night Rises, otro papel espectacular. FaoraAntje Traue-, es una grata sorpresa, me encantó su papel, la frialdad y la brutalidad de una asesina impalcable mezclada con la sensualidad y el atractivo de una preciosa señorita venida de otro planeta.

En la segunda mitad de esta película ya podemos comprobar cómo Zack Snyder toma las riendas y despliega su característico estilo. Grandes efectos visuales e impactantes escenas de acción, destrucción y caos. Y es que es en esta mitad de la película donde los seguidores comienzan a dividirse, donde la opinión ya no es unánime y comienza a fragmentarse en distintos puntos de vista, es aquí donde la película baja puntos y la crítica comienza a ser afilada. No a todo el mundo le ha contentado tanta escena de acción, tanta desolación. Por lo general, esta parte de la película ha satisfecho a los espectadores, ha cumplido su labor, la de sorprender, la de fascinar a la audiencia, pero es aquí donde se nota el descontento de una parte de los espectadores que han visto no con muy buenos ojos el desarrollo de la historia en esta mitad. He escuchado y leído opiniones en base a distintos aspectos, a las escenas de lucha, demasiado rápidas y poco apreciables, a la acción sin emoción y la destrucción desmesurada en las escenas de lucha. Quien haya visto la película comprenderá que para muchos resulte un tanto impactante la tremenda demolición que montan los kryptonianos, tanto en Metrópolis como en un pequeño y apacible pueblo. Entiendo perfectamente estas críticas porque nunca hemos visto a un Superman que causara (directa o indirectamente) tanto daño. Quien haya visto la película seguro se habrá preguntado en algún momento: ¿cuánta gente ha muerto ahí? Porque vemos cómo, en mitad de la acción, los daños colaterales son descomunales. Tremendos impactos en los edificios que posteriormente se derrumban, explosiones en medio de las calles, todo es apocalíptico. Este punto lo defiendo argumentándolo con un ejemplo quizás un tanto burdo: cuando Cleant Eastwood u otros actores del cine western como John Wayne o Charles Bronson peleaban en alguna taberna del viejo oeste, ésta quedaba destrozada, sillas y mesas tiradas por el suelo, botellas reventadas y espejos fracturados. Si esto pasaba entre una pelea de vaqueros, ¿qué pasaría entonces si los dos seres más poderosos del universo se pelearan a matar? Quizás es una respuesta estúpida para justificar de alguna manera tanto caos, pero así lo veo yo.

Con respecto a esto, aquí vemos a un Superman al cual se le da el trato que presuntamente recibiría en la Tierra un extraterrestre, un ser todopoderoso venido de las estrellas. Es en este punto donde la película vuelve a ganar considerablemente. Si se presentara un ser de dichas características, se armaría un gran revuelo en la sociedad, habría mucho recelo y eso es exactamente lo que muestra esta cinta. La desconfianza inicial hacia este superhéroe. Aquí no vemos a un Superman adorado por todos desde el primer momento, tampoco vemos a un Superman que se encarga de rescatar gatitos de los árboles o a detener a ladrones de bancos. Aquí, Superman entra en escena cuando el mundo realmente lo necesita. Superman interviene cuando el ser humano es incapaz de controlar la situación. El hombre de acero se da a conocer cuando el general Zod y su hueste aterrizan en nuestro planeta con la intención de eliminarnos a todos.

Este nuevo Superman está envuelto de una comercialidad fastuosa. Han hecho que Henry Cavill sea un Superman que guste a los más jóvenes, a niños, adolescentes y por supuesto también a los mayores, y sobre todo, han creado un nuevo sex symbol para el deleite de muchas y muchos. Han dado forma a una película gigantesca, que llega a los espectadores desde el primer segundo. No es de extrañar que sea la película más taquillera en estos días, alcanzando la primera posición en las taquillas de medio mundo. Snyder y Nolan han dado con la fórmula perfecta que seguramente sabrán aprovechar con las próximas películas donde el trato al personaje será mejor sin duda.

El cambio más significante ha sido el traje. El nuevo traje que luce el superhéroe da una mayor sensación de alienígena, de otro planeta. Durante 75 años Superman ha lucido con orgullo esos calzoncillos rojos hasta hoy. Es innegable que el traje actual posee mucha más fuerza y excitación, dejando sólo a los nostálgicos como yo la añoranza por las finas mallas que formaban el traje de antaño. Muchos se quejan de que las rápidas escenas de acción no dejan ver el traje con facilidad, algo en lo que difiero. Hay escenas muy buenas en las que se aprecia bien el nuevo traje. Sobre todo, escenas donde la capa, mucho más grande e imperiosa en esta nueva película, ha sido retocada digitalmente precisamente para darle ese toque de distinguida presencia y aspecto elegante.

Pero sin duda unos de los aspectos que más llamó mi atención es ese rasgo mesiánico que le han dado. En varias ocasiones Kal-El extiende sus brazos haciendo la posición de la cruz, su padre habla de él como un dios al que adorarán los humanos, un dios que nos guiará, que nos salvará. Pero sobre todo, una escena en concreto, donde aparece justo detrás de Clark la imágen de Jesucristo cuando éste habla de entregarse a la humanidad sin saber las consecuencias,  A esto le añadimos, claro está, que en la película Clark Kent cuenta con 33 años de edad. Son demasiadas pinceladas que intentan hacer un símil entre la figura de Jesús y Superman que no sabemos con qué intención está hecha. Tampoco me puedo olvidar de la magistral banda sonora que posee esta película, una banda sonora que viene de la mano del Hans Zimmer, autor de grandes bandas sonoras como Gladiator, Piratas del Caribe, The Pacific, etc. Se echa de menos escuchar el tema compuesto por John Williams, un tema por todos conocidos, ya sean o no amantes de Superman. Para los que crecimos viendo volar a Superman junto a ese tema tan épico y emocionante, notamos su ausencia. Pero Hans Zimmer vuelve a crear una banda sonora impactante y que no deja indiferente a nadie.

El Hombre de Acero es una película muy seductora, fascinante, y que gusta al instante. A mí me ha encantado. Decidí despegarme de más información sobre la película meses antes de su estreno. Tan sólo vi el primer tráiler que salió y dejé de ver los siguientes, no quise leer ninguna crítica antes de verla, apartaba la mirada y cambiaba de canal cuando salía algo de la película en la televisión, rehuía a ver nuevas imágenes sobre el film, quería que la sorpresa fuese mayor cuando me sentara en mi butaca y me dispusiera a verla. Y así fue. Durante años he ansiado ver una película así de Superman. Creo que se ha tratado con justicia a este mítico personaje. A excepción de la primera película de Richard Donner, el resto de películas de Superman son bastante descafeinadas y algunas, como Superman IV (1987) o Superman Returns (2006), rozan el absurdo. El Hombre de Acero me ha entusiasmado, me ha deslumbrado por su excelente montaje y su intrepidante acción y sobre todo, por esa primera parte donde se nos muestra tan brillantemente los inicios del primer superhéroe de la historia. Pero no sé si será porque soy un nostálgico patológico o no, pero Superman de 1978, sigue siendo para mí la mejor película, la más carismática y entrañable, la que muestra al más autentico Clark Kent y por supuesto, al más solemne e impecable Superman de todos los tiempos. No es cuestión de ser un carcamán, como dijera antes, ni de ser purista, pero a pesar de que me ha agradado mucho esta nueva versión, no me deslumbra ni me emociona como la primera.

16 comentarios

  1. Qué buen análisis. Sin duda alguna, la película que ya la he visto dos veces es maravillosa y épica que nunca perfecta. Una obra de arte en el cine de héroes.

    25 junio, 2013 en 0:51

  2. Luis Galán

    La película no sé si me gustará, tengo que verla, pero tu análisis me ha encantado. Enhorabuena por tus descripciones sin revelar el tronco del argumento. Un abrazo.

    25 junio, 2013 en 7:12

  3. Peliculón!

    Nunca he sido muy fan de Superman, la verdad, (aunque las dos primeras pelis de Christopher Reeve siempre me gustaron) supongo que por ser un superhéroe que tiene toda clase de superpoderes y que solo se le puede poner en peligro usando cryptonita. Pero he de decir que esta peli me ha parecido muy, muy buena, especialmente por la actuación del señor Russell Crowe, que en mi opinión, destaca sobre todos los demás, aunque M. Shannon y Cavill también tienen una muy buena actuación. Los primeros 20/30 minutos son brutales, y las escenas de acción fascinantes, lo que pasa es que estamos acostumbrados a ver en acción a Batman usando sus artes marciales y rompiendo algún que otro hueso y no a dar ostias como panes. Quizá si es sorprendente la destrucción que hacen con sus peleas y más conociendo el carácter protector de Superman. Solo se me hizo un poco pesada la pelea con Zod, aunque el final es muy bueno.

    En cuanto a comparar esta película con la de 1978, es algo bastante complicado, las separan 35 años de diferencia, e infinitas nuevas técnicas de hacer cine con efectos especiales, por muy buen papel que hiciera Reeve en su época, en mi opinión no hay color, la de 2013 es bastante superior.

    En cuanto al comentario de Cavill sobre el traje de 1978, me parece lógico (aunque no acertado), han pasado 35 años y estamos viendo constantemente peliculas de superhéroes con trajes similares a los comics pero con modificaciones que los hacen más molones (Spiderman, Iron Man, Batman…), el traje de Reeve ahora sería muy cutre xD

    Por cierto, me parece increíble que no hayas comentado nada de la BSO, que en mi opinión, Zimmer hace un trabajo muy notable (como casi siempre), aunque eché en falta un giño al tema principal que compuso Williams.

    En fin, es muy probable que este Hombre de Acero esté en mi Top 5 de pelis de superhéroes.

    Un saludo y enhorabuena por la gran crítica!

    25 junio, 2013 en 7:13

  4. Me gusta tu perspectiva. Creo que concuerdo en muchos aspectos, excepto en dos:

    El peso que le das a Nolan.

    Su influencia se siente, del mismo modo en que se puede sentir de modo general en películas recientes, pero de ahí a que haya trabajado mucho en “Man of Steel” pues no. Para empezar, estaba ocupado con TDKR. Luego, no visitó un set de filmación una sola vez. Además, Snyder no es nuevo, y ha probado tener tino para trabajar con material similar. Su versión de “Watchmen” lo prueba.

    La complejidad del personaje y el desarrollo de los elementos

    En “Superman. The Movie” está todo eso. 1) Jor-el enfrentado al Consejo y a Zod; 2) Clark sufriendo porque no puede mostrarse al mundo y hay matones en su escuela que lo humillan; 3) Clark haciendo demostraciones que asombran; 4) Jonathan Kent aconsejándolo sobre su razón de ser; 5) Clark en busca de su origen encuentra a Jor-El, quien lo educa; 6) lo vemos como Superman por primera vez.

    Saludos

    25 junio, 2013 en 16:08

  5. Salva

    Aún no la he visto, pero tengo un montón de ganas como bien sabes. Muy buen articulo Álvaro y no entro en disquisiciones precisamente porque no la he visto. Pero a o que dices de Christopher Reeve siempre será Superman, los que tuvimos el placer de poderla ver cuando salió en 1978, pensamos igual. Lo mismo que Tarzán siempre sera Johnny Weissmüller y El Zorro Tyrone Power. A la espera de ir al cine me deleitaré de nuevo con tu articulo que tiene mucho jugo.

    25 junio, 2013 en 18:17

  6. Joder que gran analisis ( tochazo ), tendre que verla en cuanto tenga un rato pese a que yo soy mas de Marvel que de DC, ademas lei que ya estan pensando en su secuela debido al taquillazo que ha sido en las salas sobre todo en Usa… Total no puede ser peor que Superman Returns. Me encantan cuando hacen un Reboot de otro Reboot

    27 junio, 2013 en 17:43

  7. @ Andrés Roa

    ¡Muchísimas gracias Andrés! ¡Bienvenido a Anhelarium! La verdad es que junto con El Caballero Oscuro, es la mejor película de superhéroes que se puede ver. Gracias por pasar y comentar, Andrés.

    @ Luis Galán

    ¡Luís! ¡Qué alegría verte por Anhelarium! ¡Me ha hecho mucha ilusión verte por aquí! Gracias por tu comentario. Espero que te guste la película, está genial. Aunque no creo que entre en tus gustos cinematográficos, ¿o sí? Nunca he sabido si este tipo de cine te gusta verlo. Yo soy de los que piensa que hay que ver de todo un poco, y este tipo de películas no están nada mal para verlas de vez en cuando.

    Un abrazo Luís, muchas gracias 😉

    @ Isaac

    Isaac, amigo. ¿Qué tal? Gracias por tu comentario. Justo al leer tu comentario edité rápido y veloz para destacar la excelente BSO de la peli 😀

    Como bien dices, aunque el traje de Reeve sea adorado pro mi y por millones de seguidores, a día de hoy se haría un tanto “ridículo” para la gran mayoría y más si vemos cómo han lucido los demás superhérores en sus películas (Batman, los últimos Spidermans, Iron Man, etc)

    Un abrazo quillo 😉

    @ Asterion

    Hola Asterion, gracias por tu comentario. Bienvenido igualmente a Anhelarium, espero que la visita le haya parecido agradable. Con respeto a lo de Nolan, bueno, yo le doy el peso que el mismo director -Zack Snyder- le da al mismo. Sé que el gran peso de la película lo ha llevado Snyder, pero se nota mucho la mano de Nolan y hasta Zack lo reconoce en sus entrevistas.

    Un saludo, y gracias de nuevo.

    @ Salva

    Salva, ya me dirás qué te ha parecido la peli quillo, está fenomenal, de verdad, una gran película 😉

    @ Manu

    ¡Manu, este domingo estoy ya allí en El Puerto, eeeh! Así que si quieres la vemos juntos. Sería la sexta vez que la viera, jajajajaja 😀

    Un abrazo a todos y gracias por vuestros comentarios 😉

    ¡Feliz verano a todos! 😀

    28 junio, 2013 en 19:28

  8. Salva

    Bien Állvaro, ya he vistola peli y no voy a entrar en un análisis tan meticuloso como el tuyo. Coincido contigo en varios aspectos. La primera parte es genial. Tanto la ambientación de Cripton como la represantación de todos los personajes es fantastica. Dices que echas en falta otros momentos en los flashbacks, que son demasiado dramáticos. pero yo pienso que estan muy bien representados ya que lo que le atormenta es precisamente la posesión de esos poderes que no sabe a que son debidos. Coño, eso atormentaría a cualquiera. Los padres de Superman, los cuatro aunque quizas la madre biológica este un tanto desdibujada estan muy bien representados, en especial los adoptivos. El escuto papel de Kevin Costner, en el papel de hombre prudente es genial. La escena del tornado, no digo más por si alguien no la ha visto, me puso los pelños de punta. Lo que llega a hacer un padre por protejer a un hijo. Diane Lane siempre espectacular, incluso con canas.
    Quizas se nos muestra a un Superman, disfrazado demasiado humano como dices pero eso es porque aún no es consciente de todo su poder como se muestra al final de la película.
    Mención aparte tiene el general Zod. Como biem dices, da miedo de verdad.
    Las escenas de enfrentamientos, peleas y tal se me hacen siempre demasiado largas, siempre he preferido las partes más humanas que espectaculares. Me paso con la última entrega del Señor de los anillos o Hulk.
    Pero me lo pasé muy bien viendola. La volveré a ver, pero esperaré a descargrmela que bastante caro esta el cine como para repetir.
    Y el traje muy chulo, aunque el de Cristopher Reeve molaba más. pero ciertamente hoy se vería ridículo.

    30 junio, 2013 en 8:33

  9. desiree

    Genial descripción de la película. Coincido contigo en muchos puntos en especial en los personajes de Martha Kane, que fué el que más me gustó porque considero el más conseguido, y en la falta de carisma pero no por ello mal papel, de Superman y de Lois, está verdaderamente mucho más conseguido el de Clark. En mi opinion es una pelicula espectacular, que necesita más elaboración en algunos aspectos que se iran viendo en las futuras entregas,pero que no llega a igualar a sus predecesoras pero cómo hacerlo si éstas son obras de arte del cine.

    Besos.

    30 junio, 2013 en 19:46

  10. @ Salva

    Gracias por comentar qué te pareció la película, tenía muchas ganas de saber si te gustaría o no. Bueno, con respecto a lo que comentas: no estoy de acuerdo en lo de que Lara sea un personaje desdibujado, aunque según con lo que entiendas tú con desdibujado, claro. Yo lo entiendo a que no está bien profundizado su papel, aunque también tu expresión puede referirse a que no tiene mucho peso en la trama. Pero sea como sea, ya te aseguro yo que Lara siempre ha tenido un papel así, escueto, breve. En cualquier película que se haya hecho, el papel de Lara es muy breve, hasta en los cómics. Pero sin embargo, en esta película, se puede apreciar a una Lara con papel igual de breve pero más significativo, mucho más notable, más sólido. Yo vi que Ayelet Zurer, la actriz que hace de madre biológica de Kal-El, además de ser una mujer horrorosamente atractiva, le daba mayor solemnidad al papel

    En lo demás, estoy de acuerdo en todo. Deseo que la lectura que le hemos dado al papel de Cavill en Superman sea realmente que es precisamente al final de la cinta cuando es consciente de todo lo que es y de todo lo que puede hacer. Deseo que en las próximas películas veamos en Cavill un papel mucho más trascendental y e interesante en el momento en que se enfunde la capa roja.

    Un abrazo, Salva.

    @ Desi

    ¡Desi! ¡Qué alegría me da siempre verte por aquí! Cómo disfrutamos la noche en la que juntos la fuímos a ver al cine ¿eh?. Con nuestras camisetitas de Superman, jejeje. Te quiero, hermanita querida 😉

    2 julio, 2013 en 21:11

  11. Salva

    No se como será tu hermana, pero por lo unido que estas a ella, tiene que ser genial. Y por lo que intuyo un gran apoyo.

    3 julio, 2013 en 18:29

  12. Si, Salva, es la persona más importante en mi vida. Ella ha sido y es para mí más que una hermana, es mi mejor amiga, mi madre. La adoro 😉

    4 julio, 2013 en 10:54

  13. vidalmoyaperez

    Recientemente la volví a ver y he de reconocer que es una gran película, ya que yo soy de esa generación de Salva que alucinábamos viendo a tarzan en el cine del colegio y cuando fuimos a ver el estreno de superman. nos volvimos locos y nos pusimos el calzoncillo fuera del chandal para emular a este superheroe, pero los tiempos cambian y evolucionan y joder, el aspecto que lucíamos en aquella época, corriendo con esas cintas en el pelo y esos chandals de algodón, no tienen nada que ver con las ropas cómodas que se utilizan ahora para ir a correr,creo que en ese sentido entiendo que mi hija vea a este actor mucho más atractivo por su indumentaria que el Reeve de nuestra época….La única parte que se me hizo cuesta arriba de la película, fue la pelea final, creo que es exagerada y larga en metraje; por lo demás es un peliculón…..que la fuerza te acompañe…ah y quítate ese ridículo calzoncillo con el que te metes a la cama sobre el pijama…saludos

    26 abril, 2016 en 4:41

  14. ¡JAJAJAJAJA! Me ha gustado mucho leerte tío. ¡Y recordar esos chándals de yonki de los años 90! jajajaja 😀

    Claro, la estética cambia mucho. Compara al Batman de Nolan con el de Burton, puf. Cualquier personaje que compares es totalmente distinto. Yo aún me embeleso cuando veo fotos de Reeve como Superman. Ese traje siempre me enamorará más que el de ahora, aunque reconozco que el de Cavil es más “realista”, pues emula a un traje puramente extraterrestre.

    Yo tengo aquí escrito una anécdota sobre mi querida capa de Superman, esa que no me quitaba ni para cagar. Mira, te copio y pego lo que puse y así te enteras mejor de cómo era yo de friki cuando era peque…

    ” Cuando era pequeño, solía coger el delantal de cocina de mi madre y me lo colocaba a modo de capa y así, pasaba las tardes jugando a ser Superman, haciendo como el que volaba por todo el jardín de nuestra casa, imaginando que surcaba los cielos y hacía frente a los malos. Lo recuerdo con mucho cariño. El delantal era blanco y de cuadros azules y solía estar salpicado de machas de aceite o grasa. Normal, era un delantal de cocina. Pero me daba igual, era tal mi pasión por Superman que no me importaba lo más mínimo. Por suerte para mí, mi madre parece ser que se compadeció al verme y me regaló una elegante capa roja hecha por ella misma. Ya directamente ni me la quitaba, pasaba los días enteros con la capa puesta. Hasta quería llevármela puesta al colegio, algo que con el tiempo agradecí que mi madre no me dejara, sino hubiera sido el maldito hazmerreír de todos los compañeros de clase. Sentía verdadera devoción por Superman, la misma que siento ahora.”

    JAJA 😀

    Un abrazo, amigo mío 😉

    4 mayo, 2016 en 17:15

  15. vidalmoyaperez

    mUY BUENO LO DEL DELANTAL TE DEJO ESTE VIDEO PARA QUE REMEMORES ESOS TIEMPOS SALUDOS

    14 mayo, 2016 en 10:47

  16. Grandísimo el vídeo, Vidal. Un abrazo enorme, amigo mío 😉

    18 mayo, 2016 en 18:39

¡Participa! [NO ES NECESARIO RELLENAR EL FORMULARIO PARA COMENTAR]

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s