Entradas etiquetadas como “DARE

DARE – Blood From Stone [1991]

¡Viernes noche, con un poco de tiempo libre y con ganas de escribir en Anhelarium! Podría escribir sobre cualquier cosa, porque son varias las entradas que tengo pendientes, pero aquí me tenéis, hablando una vez más sobre DARE. Si es que no lo puedo evitar, son una banda única, ¡imprescindibles!

Intentaré no enrollarme tanto e iré al grano. Con este, su segundo disco, en pleno año 1991, la banda liderada por Darren Wharton (ex teclista de Thin Lizzy) se alejaba del sonido AOR de su disco debut y junto al resto de la banda, se marcaba un auténtico discazo de Hard Rock. Es el único disco de este palo en toda su discografía, puesto que en el 98, con Calm Before The Storm, volvían a ese AOR melancólico y con ese toque que sólo DARE sabe darle.  El disco, es de principio a fin, una maravilla, como todo lo que hace Darren en este grupo. Puro Hard Rock con estribillos y melodías muy pegadizas, un Hard Rock que te arranca las ganas de saltar y bailar desde la primera canción. Y si no me crees, enchufa bien los altavoces, ponlos a todo volumen,  y alucina con Wings of Fire, el tema que abre este Blood From Stone. Con este tema el disco comienza de una forma inmejorable, el tema posee fuerza y garra, un canción totalmente hímnica. Pero, amigos míos, agarraos porque aún queda mucho más. La siguiente ese We Don’t Need a Reason, un tema que no se queda atrás con respecto al anterior. Incluso aquí me gusta mucho más la voz desgarrada de Darren y los duelos de guitarras de Vinnie Burns y Brian Cox, ¡alucinantes! La banda trasmite con esta canción las ilusión y las ganas que le han puesto a este su segundo disco de estudio.

Pero Greg Morgan, con un breve pero intenso aporreo en sus parches, da comienzo a mi canción favorita de Blood From Stone, ¡Surrender! Para mí es sin duda el plato fuerte de este disco, y la canción más enérgica que tienen en toda su discografía. Las guitarras en este tema son bestiales, el solo de Vinnie es sensacional, la voz de Darren en estado puro, y el estribillo, un prodigio del Hard Rock melódico, con unos coros pegadizos, bailables, es un tema que no puedes dejar pasar si te gusta el Rock más armonioso, más dinámico. Esto es Rock puro Rockm amigos míos. ¡Y que nunca pare!

Chains es el siguiente tema, un tema con aires sureños, con unas guitarras muy a lo country y que en ningún momento baja el listón, pues estamos de nuevo ante un tema intenso, emocionante. La power ballad no ser haría esperar, y por eso la banda nos regala a continuación una canción preciosa, conmovedora, titulada Lies. Aquí sacaré a relucir mi vena fanática y os diré que muchas son las bandas de Hard Rock que hacen auténticos baladones, pero pocos o ninguno tiene la magia que desprenden estos músicos, y sobre todo, esta voz, la voz de Darren Wharton. ¡A qué buena hora decidió dejar los teclados y ponerse a cantar! La letra de esta enamoradiza canción es preciosa, sentida y verdadera.

Nos pasamos ahora al Hard Rock más puro, aquél al que mejor acompaña un Whisky a palo seco, con el tema Live to Fight Another Day, con un riff descomunal y un ritmo tenaz y poderoso. A continuación, otro tema súper pegadizo, Cry Wolf, con más intensidad y melodía, un tema perfecto para los directos, de esos que hacen vibrar al público. Poco tiene que envidiar los dos temas que le siguen, Breakout y Wild Heart, unos temas coreables y rockeros a todo poder. Estando ya en la recta final del álbum, habrás comprobado que no tiene un tema flojo, y ni mucho menos malo. ¡Todos son pura maestría! Es curioso que no volvieran a hacer un disco así, porque seguro que podrían igualarlo o incluso mejorarlo, porque sólo ellos sabrían cómo hacerlo. De los dos, sin duda me quedo con Wild Heart, y es que donde estén unos coros así en un estribillo melódico y pegadizo… ¡A mí eso me pierde la cabeza!

Para despedir este trabajo, no podría ser menos, y la banda nos regala otra power ballad, Real Love, a mi parecer, mucho mejor que la anterior, ¡y ya es decir! Puedes preguntarle a cualquier fan de la banda y estoy seguro que sacará a relucir este tema. Estoy seguro que si se hiciera una encuesta entre los amantes de DARE, este tema sería uno de los más votados. ¿Por qué? Porque, y sin pretender sonar demasiado fanático, es perfecto. Tiene todo lo que un amante de este estilo anhela. Tiene muchísima pasión, una letra verdaderamente enamoradiza y sensible, y musicalmente logra alcanzar esas melodías que sólo grupos como este saben concebir.

DARE crea una música irresistible, de un talento desbordante, y como solemos decir mucho los andaluces, la banda continuamente muestra tener muchísimo poderío.

Ya son más de veinte años ofreciéndonos buena música, y qué música…

Thank you, DARE!

–>Quizás le pueda interesar otros artículos sobre DARE y otros conciertos:

Sin título
DARE – Calm Before The Storm (1998)
DARE – Belief (2001) Bella armonía…
Conciertazo de DARE en Madrid
AC/DC Mágina noche en Sevilla!
Leer articulo Leer articulo Leer articulo Leer articulo

Concierto de DARE en Madrid. Un sueño hecho realidad

Desde el primer momento que conocí a DARE ya ansiaba el poder verles en directo. Fue un amor a primera vista, o mejor dicho, a primera escucha. Jamás olvidare aquella madrugada, en la que casualmente me di de bruces con uno de los mejores temas de este grupo, We Were Friends perteneciente a su mejor trabajo, BeliefLa armonía de ese disco penetró hondo en mi interior, atravesando todos mis sentidos y haciéndolos vibrar como nunca. DARE había tocado mi alma y ésta bailaba al son de su música.

Contábamos los días que faltaban para el concierto, el ansia se hacía cada vez más exorbitante y no era para menos, sabíamos que esa noche, sería una noche inolvidable para todos nosotros. Poder escuchar en vivo y en directo esas canciones que tanto han hecho huella en nuestras vidas era algo que nos embelesaba a cada momento. Y así fue como Erik, Sandra y yo, estábamos expectantes casi en primera fila esperando ávidamente el inicio del concierto. Por cierto Erik, por un momento llegué a pensar que no veríamos juntos el concierto, estabas peor que Wally, ¡lo que me costó encontrarte jodío!

(más…)


DARE – BELIEF (2001) – Jamás mis sentidos apreciaron tanta armonía

Antes de nada, y con permiso de mis lectores, quisiera dedicarles este humilde artículo a dos personas que bien se lo merecen y que son grandes amantes de la música de DARE.  A ti Erik, por tus agradables palabras y a ti Sandra, por ofrecerme la amistad que nunca tuve.

¿Mi disco favorito? Sí, definitivamente, este es mi disco favorito, el que más ha marcado mi vida y el único que ha conseguido tocar todos mis sentidos y rociarlos de tan bella armonía. Conocí a DARE con esta obra y tal fue lo fascinado que quedé, que ansiaba conocer todo sus trabajos. Y así ha sido. Hoy por hoy, DARE es de mis grupos favoritos, el grupo que esperaba conocer. Y es que, desde hace unos dos años, estoy totalmente entregado a los ángulos más melódicos del rock, como el Hard Rock, Melody Hard y por supuesto, el mejor AOR.

Imaginaos por un instante, lo que supuso para mí, escuchar este disco por primera vez. Lo mejor del AOR mezclado con música Celta, y de la manera más elegante y emotiva.

Silent Thunder, la canción con la que estos galeses nos presentan Belief, es una buena prueba de ello. En su inicio, este tema brilla por su maravillosa consonancia y por la apasionante voz de Darren Warthon, el cual, personalmente, tiene el timbre de voz más adecuado para interpretar temas de este género musical. El final del primer tema, eriza la piel, arrancando con ritmo tan indoeuropeo. Excelente.

Dreams On Fire es el segundo tema del disco. Si es la primera vez que oyes este trabajo, te darás cuenta que estás ante una verdadera obra maestra. Un precioso estribillo con una atractiva sonoridad. Otro magnífico corte.

Sin que parezca algo macabro y lúgubre, pero el siguiente tema, White Horses (Lions Heart) deseo que sea puesto en mi futuro funeral. Corren lágrimas en mis ojos mientras escucho este tema y escribo estas líneas. No creo que haga falta que explique lo que esta canción me hace sentir. Con sólo decir que quiero que la pongan en mi réquiem, sobran las palabras ¿no creen?

El siguiente tema, da nombre a este portentoso proyecto, Belief (creencia). Aquí, podemos presenciar unos encendidos coros y una muy buena guitarra rítmica. Una tema, perfecto. Le sigue, Run Wild Run Free, una canción algo más rápida y entusiasta. El estribillo de este soberbio tema, se aleja un poco de la aflicción y la añoranza y es mucho más anímico y alborotado sin dejar por supuesto, de ser anhelante. Se destaca también, maravillosos coros en esta hermosa canción.

Nos encontramos ahora con We Were Friends, quizás, la canción más sobrecogedora de este trabajo. Gracias a esta canción, me enamoré de DARE. Déjenme que os cuente cómo fue. Era una larga madrugada de mayo. No tenía sueño. Demasiado despierto para dormir y demasiado cansado para ponerme a leer. Decidí hacer una de las cosas que más me gusta, escuchar música. Ni siquiera recuerdo qué canción estaba buscando por Youtube, que casi sin quererlo, acabe escuchando los primeros acordes de este fabuloso tema, que tan mágicos me parecieron, que centré todos mis sentidos en él. Tal fue la emoción que me causó, que en ese mismo instante, y siendo ya las cinco de la madrugada, me puse cuál maníaco a buscar el disco para poder descubrirlo entero. Magnífica balada.

Es impresionante lo que puede llegar hacer la música y sobre todo, si es música como la que han hecho  en este trabajo. El efecto que provoca, es asombroso. Es fascinante, saber que en unos segundos, tu corazón se vuelca y tus sentidos quedan sumergidos en un mar de calma, cubiertos e impregnados de paz, sosiego y en sólida conciliación con tus sentimientos más profundos.

Los siguientes temas son Falling y Where Will You Run To. El primero, fue de los primeros que más me gustó, el que más llamó mi atención cuando por fín, en esa larga noche, puede hacerme con el disco. Quizás sea el tema más fuerte de Belief, con una batería más marcada y unas guitarras más pesadas. Where Will You Run To sigue la senda del resto aunque más elevada. Un admirable estribillo y obligado mencionar de nuevo la genial voz de Darren Warthon.

Llegamos a la recta final de este álbum. Con Take Me Away volvemos al lado más apesadumbrado. Esta canción es de esas que vuelven a tocar tu alma. Promised Land, penúltima canción, algo más rápida y parecida a Falling, aunque personalmente, su antecesora me gusta mucho más. Fantástico sólo de guitarra. El último tema, Phoenix, cierra uno de los trabajos de AOR más exitoso y lujosamente producido de la pasada década. Con Phoenix, un melodioso y arpado tema, doy por acabado este artículo que ha sido escrito desde lo más profundo de mi corazón.

–>Quizás le pueda interesar otros artículos relacionados con DARE y el AOR:

DARE – Calm Before The Storm (1998)
DARE ¡Conciertazo en Madrid!
Regatta – Otra joya del AOR
Blanc Faces – Falling From The Moon
Leer articulo Leer articulo Leer articulo Leer articulo

DARE – Calm before the Storm (1998)

Bastante tarde, pero a tiempo, he llegado a este prodigioso grupo de AOR/Hard Melódico.  Los conocí mientras buceaba por la red a altas horas de la noche. Por simple casualidad, encontré una canción de ellos, la primera que oí, titulada We Were Friends de su más exitoso trabajo, Belief de 2001. Tal fue lo mucho que me gustó, que siendo más de las tres de la madrugada, me descargué tres de sus discos y estuve sola y exclusivamente escuchándoles hasta entradas las seis de la mañana. Su increíble música, la profundidad de sus letras, envolverán todos tus sentidos y no querrás que tan plácida sensación se aleje de ti.

Sin que parezca exagerado, conocerlos, ha sido de lo mejor que me ha pasado en mucho tiempo. Cuando escuches sus discos, supongo que entenderás lo que quiero decir.

Como siempre hago, antes de hablar de este disco, el cual he elegido al azar para escribir este artículo, ya que todos sus discos son espectaculares y de los cuales escribiré más adelante, me gustaría realizar una pequeña presentación.

Dare es una banda procedente de tierras galesas, liderada por el majestuoso Darren Wharton, (ex – Thin Lizzy) y compuesta también por Richard Dews, Andrew Moore y Kevin Whitehead.

Nace a finales de los 80 siendo Out of the silence (1989), su primer disco de género AOR que a día de hoy se puede contar como uno de los clásicos del estilo.

Dare - Calm before the Storm (1998)

Centrándonos en su trabajo, Calm Before The Storm fue editado en 1998 y es su tercer disco de estudio.

Con este disco, Dare regresaba a su sonido inicial, el más puro y elegante AOR que puedas encontrar. Y es que con su anterior trabajo, Blood From Stone de 1991, se entregaron ferozmente al Hard Rock, quedándoles un trabajo fabuloso del cual, no tenga la menor duda, hablaré en Anhelarium en un futuro.

Walk on the Water da comienzo a esta calma tras la tormenta con una elegante y suave métrica de guitarra y teclado. Entra en acto la voz de Darren, la cual merece mención aparte, ya que posee una de las voces más bonitas que he oído en mi vida. Sin duda, tiene la voz perfecta para el estilo al que se dedica. El AOR, como se suele decir, le viene como anillo al dedo.

Esta maravillosa canción es curiosa, se pueden apreciar algo esmerado y es que cuando crees que estás oyendo el estribillo, acto seguido, reaparece el que es el verdadero estribillo. Y es que, realmente, es como si tuviera dos. Magnífico tema.

Some Day es el segundo tema. Algo más rápido que el anterior, este tema es una verdadera obra de arte. Jamás mis oídos percibieron tan agradable melodía. Mezclar la música celta con el AOR es más que un acierto, es autentica preciosidad que deja estupefacto a cualquier ser humano.

Para los que nos resulta encantadora ésta combinación, estamos de un deleite imparable, porque desde este disco, Dare se inmiscuirá de lleno en la música folk rock, haciéndonos disfrutar de sus profundas letras narradas con melodías de su tierra natal.

Nos encontramos con el tema que le da título al disco, Calm Before The Storm, un conmovedor medio tiempo que hará que no sea la última vez que lo oigas. Vuelvo a destacar la excelente voz de Darren, todo un auténtico privilegio tener esa voz. Excelente para temas como este.

En estos instantes vuelvo a disfrutar escuchando el siguiente tema, Rescue Me. Más duro y rockero pero sin dejar los tintes aoreros este tema nos regala un magnífico estribillo y obligado es el destacar su potente guitarra que abronca una fiera melodía que te hace amar este maravilloso instrumento y el sonido que provoca.

Dare

Volvemos con otro medio tiempo, Silence Of Your Head. Este tema en particular me recuerda al espectacular disco debout de The Storm, una de las principales joyas de este género musical. Créanme cuando digo que esta canción podría perfectamente estar en ese disco. Vuelvo a destacar el sensacional sólo de guitarra, acompañado esta vez de un emotivo pasaje a piano.

Es indignante comprobar lo infravalorada que está esta banda. Deberían ser mucho más populares de lo que ya son. Los medios deberían hacerse eco de sus trabajos, porque muy pocos grupos en este planeta hacen una música tan extraordinaria y soberbia.

Escuchando temas como Rising Sun y Ashes te entran ganas de salir a la calle y obligar a todos a escuchar dichos temas. Como ya comentara hace mucho tiempo en a saber qué artículo, es de vergüenza ajena ver cómo mucha gente, pudiendo disfrutar de una música tan fascinante, eligen escuchar otros estilos “musicales” los cuales no quiero ni mencionar aunque ya todos sabréis a los que me refiero. Lo que se pierde la gente…Aunque claro, no está hecha la miel para la boca del asno.

Desde la primera canción hasta la última, encontrarás la misma intensidad, la misma calidad y elegancia. Crown of The Thorns, quizás el tema más duro, posee un estribillo más modern rock con una batería que se hace de notar más y una guitarra más cruda.

Llegando al final de esta calma, nos encontramos con Deliverance, un medio tiempo más melancólico acompañado de unos hímnicos coros. En esta ocasión escuchamos a un Darren que utiliza una voz más desgarrada, adecuándola perfectamente a la canción.

Still in Love whith You es el último y romántico tema que cierra este soberbio trabajo. Sin duda, el tema más afligido del disco, ideal para momentos románticos con tu pareja. Precioso tema que no te dejara indiferente.

Pongo la mano en el fuego y no me quemo, si digo que volverás a escuchar este disco en cuanto lo acabes y sino conocías a Dare, entonces se convertirá en parte de esos músicos que ponen banda sonora a tu vida.

Álvaro Rojas

–>Quizás le pueda interesar otros artículos relacionados con DARE y el AOR:

DARE – Belief, su mejor disco
DARE ¡Conciertazo en Madrid!
Regatta – Otra joya del AOR
Blanc Faces – Falling From The Moon
Leer articulo Leer articulo Leer articulo Leer articulo