Entradas etiquetadas como “DC

Batman v. Superman: El amanecer de la Justicia. La mejor película de superhéroes hasta la fecha

Este articulo no va a comenzar como en un principio, no va a ser la reseña que debió ser. No, porque me veo obligado a hacer una defensa además de una reseña de esta película. Y como futuro jurista, estoy encantado de llevar a cabo dicha defensa, porque considero que bien la merece, porque no es justo la cantidad de criticas negativas que está recibiendo. Detallo que, la película, en menos de una semana consiguió recaudar 424 millones de dólares en todo el mundo, de los cuales más de 170 millones vendrían de la taquilla en USA. Desde luego, el acoso y derribo por parte de la critica “especializada” hacia esta película nada concuerda con lo que reflejan las taquillas de medio mundo, unas criticas a mi modo de ver muy desproporcionadas y sobre todo sospechosas. Bien es cierto que a lo largo de los años, los cinéfilos, hemos visto cómo películas bastante mediocres, o malas directamente, han sido todo un éxito en taquilla. La taquilla jamás debe ser usada como barémo para saber si una película es buena o no, pero visto lo visto, la crítica profesional, o la que proviene de aquellos que se las dan de profesionales, desde luego que tampoco. Y es que, curiosamente, son los seguidores de este tipo de género cinematográfico, y sobre todo, los más acérrimos al mundo de los cómics, los que se muestran complacientes tras haber visto Batman v. Superman: Dawn of Justice. Fui el día de su estreno a verla con mis amigos de Madrid, pasé un día estupendo con todos ellos pero no quise escribir nada sobre ella hasta no haberla visto mínimo una vez más. Pues bien, ya he visto la película tres veces y me veo en condiciones para poder escribir sobre la película. Además de haberla visto varias veces, he querido dejarla reposar, dejar pasar unos días para poder ser lo más objetivo posible.

(más…)


Las Crónicas de Wormwood. Un cómic lo suficientemente retorcido que no querrás dejar de leerlo

Ya hace tiempo que lo leí, pero me apetece darle su hueco en Anhelarium y más cuando palpita en mí esa vena tan friki que me invita además a escribir sobre cómics. En esta breve entrada intentaré hacerle justicia a este gran cómic que espero, llegue a tus manos y los disfrutes tanto como yo. La Crónicas de Wormwood narra la historia de un magnate de la televisión por cable, Danny Wormwood, un excéntrico multimillonario, todo un playboy, infiel hasta la médula, que tiene como mascota a un conejo que habla y que, por si fuera poco, es el anticristo. Bueno, no está nada mal para empezar, ¿no? La cosa no queda ahí, promete bastante, os lo aseguro. Las Crónicas de Wormwood es obra del gran Garth Ennis, creador de uno de los mejores cómics que he leído en toda mi vida, y que es obra de culto para todos los amantes de las viñetas, Predicador. Ya os hablé de este cómic hace unos cuantos años en Anhelarium. Si ya conoces al genio de Ennis y su Preacher, sabrás lo hilarante que es este tipo en sus cómics. Por lo tanto, otro motivo más para leer la igualmente divertida historia del Danny Wormwood. Éste no se lleva muy bien con su padre, ya sabéis de quién hablo, ¿no?. Sí, el demonio. Danny quiere ser un tipo normal, pasa de malos rollos, del Apocalipsis y esas cosas. Él sólo quiere serle fiel a su chica y demasiado tiene con intentarlo, porque le es muy difícil. Es todo un follarín. Y lo sabe. Vive de lujo, dirige una cadena de TV y tiene todo el dinero y las comodidades que podría desear. ¿Para qué ir andando con cosas del demonio? Pero no, su padre tiene otros planes, él va a lo suyo.

Ah, creo que se me ha olvidado comentároslo. ¿Os he dicho ya que el mejor amigo de Danny es Jesucristo? Ah, pues eso mismo. Jay es un hombre afroamericano, de largas rastas, la mar de colgao y sí, es el mismísimo Jesús. Lo que le pasó la misma mierda de siempre. Regresó a la tierra, ya sabéis, su Segunda Venida y eso, pero la policía de Los Ángeles, haciendo bien su trabajo, le endiñó una paliza que lo dejó sin memoria. Ahí anda el pobre Jesús. Desde luego, su vida siempre ha sido dolor y sacrifico, y al pobre ya empieza a estar harto del dolor. Por eso cuando su padre lo envía a la Tierra de nuevo para que muera por Todos Nosotros, como que él pasa de eso. Prefiere luchar por los derechos sociales y olvidarse de tanta mierda adventista. Vamos, que Jay ahora es todo un Pablo Iglesias. Pero tranquilos, aquí no hay Inigo Errejón ni quién se le parezca. Pero hay otro personaje del que, si no lo presentara en esta pequeña reseña, la misma no valdría una mierda. Me refiero ahora al representante de Jay en la Tierra. ¿Quién? Joder, pues el Papa, quién si no iba a representar al Yisus en la Tierra. Lo que pasa es que el Papa Jakob, como así se llama interpreta (o mejor dicho, interpretó) las palabras de Jesús a su manera. De hecho el lo trasmite tal que así:

“Que te jodan gilipollas. Después de aquel cabeza de chorlito y del cabrón alemán que vino después, tenéis suerte, maricones […] ¿No hace todo el mundo lo que le ordenamos? ¿No vivimos en este pedazo palacio? ¿Y no tenemos toda la priva, las drogas y el chocho que deseamos?”

Papa Jakob dixit.

cronicas-de-wormwood-03A este percal se suma Juana de Arco, la Puta de Babilonia y cómo no, nuestro querido Dios. Con este cóctel explosivo Garth Ennis vuelve a hacer lo mismo que con Predicador, engendra en estas Crónicas de Wormwood una historia retorcida, desbordada de originalidad, en la que con sus idas y venidas, hace que dicha historia despierte algunas carcajadas al lector. Disfrutarás de este cómic muchísimo, fíate de mí, porque aunque no seas un aficionado a leer cómics, es imposible que esta loca aventura te aburra.

¡Ah, por cierto! Os hablé antes de que Danny tiene un conejo que habla. Y si por si acaso creéis que es una adorable mascota,  el gatito de Shrek a su lado no es más que una nenaza. Por la razón que sea, a Danny le apeteció dotar a su mascota de inteligencia, o algo de inteligencia, pero sobre todo, le dotó con la capacidad de hablar. Quizás para que fuese su voz de la conciencia, esa que Danny a veces no tiene. Pero el experimento le salió un poco mal. Su diminuto compañero de piso, de orejas y paletas grandes, se dedica a grabar a Danny fornicando con su novia, o a meneársela delante de éste, y es el terror de todas las conejitas a las que persigue cual pervertido. El dibujo de Jacen Burrows es el mejor que podría tener esta obra, el mejor para dar forma a semejantes personajes. Sencillamente genial.

Lo dicho, un cómic muy divertido. Buen inicio de semana a todos 😉


Kingdom Come y el majestuoso Superman de Alex Ross

535511

El origen de uno de los mayores cómics de la historia

Cada viñeta de este cómic es un cuadro a venerar. Una verdadera muestra de arte en el mundo del cómic. Que no resulten exageradas mis palabras. Compruébalo tú mismo. Ningún fan de este arte puede perderse un cómic así, y menos si te apasionan los cómics de superhéroes. Pero no es sólo el dibujo lo que hace que esta obra sea un must have de cualquier coleccionista de cómics. Es también por su gran guion, por la historia tan elaborada que encierra sus viñetas.

Corrían los años 90, poco tiempo atrás Alan Moore había triunfado como las bellotas con sus peculiares héroes de Watchmen y en un primer momento él sería el encargado de poner argumento a esta obra. Pero por causas que al menos yo desconozco y de las cuales nada oficial he encontrado por la red, se rechazó esta primera idea y el guion pasó a manos de Mark Waid conocido guionista estadounidense de cómics de superhéroes. Muchos se preguntan si esta obra sería más notoria a día de hoy si finalmente Moore hubiera sido el encargado del guion. Puede ser. Pero yo no cambio nada de este cómic. Para mí es perfecto tal y como es. Desde la primera hasta la última página, sólo veo un cómic soberbio, de lo más atrayente y horrorosamente imprescindible

Como he dicho, corrían los años 90 y los cómics habían evolucionado hacia derroteros un tanto insulsos. Parecía que en los cómics de aquellos días lo único y verdaderamente importante era dibujar corpulentos superhéroes repartidores de hostias a diestro y a siniestro. Verdaderamente la trama la dejaban en un segundo plano. Una moda que no tardaría mucho en desaparecer. Así, en 1996 y bajo el sello de Elseworlds, la editorial DC Comics publicó la obra que hoy os presento en Anhelarium, Kingdom Come.

72329-dc-kingdom-come

Su argumento: la ausencia de valores

Su historia nos muestra a un Superman ya retirado, apartado de todo y de todos. Tras su marcha, se abrieron paso al mundo una nueva ola de héroes encabezados por Magog. Unos héroes que tienen una especial visión de la justicia, impartiéndola de la manera más violenta y amenazante. La sociedad no miró con malos ojos a estos nuevos justicieros, pero con el tiempo el miedo se apodero de todos. Nadie sabía lo que serían capaces de hacer y dónde estarían sus límites. Tal es la falta de escrúpulos de estos nuevos salvadores y tantas las víctimas inocentes que dejan a su paso, que hasta villanos de la talla de Lex Luthor, entre otros, lideran el Frente de Liberación de la Humanidad, para así, en esta ocasión, poder acabar con el predominio de los súper poderosos.

Los valores que encarnaban los superhéroes de días pasados han desaparecido. Es por ello que la Liga de la Justicia se ve forzada a regresar, Superman, Batman, Wonder Woman se ven obligados a salvar al mundo una vez más. La historia tiene notorias reminiscencias bíblicas ya que toda la trama se ve encuelta en una atmósfera apocalíptica. Es por eso que el libro de de las Revelaciones, último libro del Nuevo Testamento, hace de partitura en los acontecimientos de Kingdom Come.

Así, alejándose del estereotipo de los superhéroes que se veían en los cómics de la década de los 90, en 1996, el dibujante Alex Ross y el guionista Mark Waid presentaron este comic, cuyos superhéroes lucían de manera más realista y con un claro aire vintage. Nada que ver con los ciclados y corpulentos personajes que tanto bregaban en las viñetas por aquél entonces. Pero no por ello encontrarás unos superhéroes vulnerables o menos poderosos, nada más lejos. Precisamente Superman con el tiempo, al estar sometido durante años y de manera ininterrumpida a la exposición del sol, se ha vuelto más poderoso, tanto que llega a ser inmune a la kryptonita.

Un cómic convertido en obra de culto al instante y que no puedes dejar pasar.

La historia trata de manera bastante profunda la existencia de los superhéroes. Personajes como Batman o el mismísimo Superman recibirán una cura de humildad, pues éstos nunca han estado exentos de errores. Impartir justicia no se consigue sólo con lucir un traje y una máscara. Nadie dijo que fuera fácil y mucho menos que no trajera graves consecuencias.

El Superman de Alex Ross

rosscreacion

Alex Ross tiene una peculiar forma de trabajar. Este artista se inspira en amigos y familiares para crear sus dibujos. Para la ocasión, contó con su viejo amigo, Frank Kasy, tomándolo como modelo para inspirarse en su sensacional e imponente Superman. Lo que más destaco de este cómic es su dibujo. Es para mí una de las mayores expresiones artísticas dentro del género del cómic. Son muchos los dibujantes de cómic que realizan un trabajo espectacular en sus viñetas, como Jim Lee, Frank Miller o Neal Adams. Pero considero que Alex Ross da un paso más. Con sus dibujos, Ross eleva a una potencia este admirable arte de dibujar.

Como habrás podido comprobar con tan sólo haber echado un vistazo, esta versión de Superman refleja una imagen del Hombre de acero que se escapa de la primera que te llega a la mente al pensar en el kryptoniano. En esta obra el señor Ross nos presenta a un Superman bien entrado en años, curtido en mil batallas y afligido por la traumática muerte de Lois Lane. Además, la indulgencia y afabilidad han desaparecido de su fuero interno. En Kingdom Come vemos a un Superman más apático, un tanto desidioso, inexorable e intransigente por momentos. Un Superman que, ahora que podemos disfrutar de su última versión en las películas de Zack Snyder, me resulta mucho más imponente y monumental, uno que inpira mucho más respeto y esto es precisamente por la veteranía que los lápices de Ross han sabido reflejar.

Una obra grandiosa para un superhéroe legendario.

kingdom-come-superman


Batman. Blanco y negro

batman_blanco_y_negro_tomo_2_20120418_1162647401

Un demonio de la noche, que se cuela cuando menos te lo esperas, un demonio que hace aterrar a los malvados, que se convierte en la peor pesadilla para un mortal. Con su enorme capa negra intimida a todo aquel que deambule con malas intenciones por las oscuras calles de la ciudad gótica. Ese demonio que nunca descansa, el demonio que hace que la noche sea suya. Batman, el caballero oscuro, siembra justicia cuando ésta parece haber desaparecido.

Siempre es un placer para mí leer cómics de Batman, pero hacía tiempo que no disfrutaba tanto como con Batman. Blanco y negro. No es de extrañar que uno disfrute tanto de esta lectura, pues los dos tomos que componen esta obra albergan diversas historias realizadas por grandes autores del cómic. Todos ellos, a su manera, rinden tributo a uno de los superhéroes más aclamados de la historia del cómic. Autores de la talla de Ted McKeever, Joe Kubert, Andrew Helfer, Dennis O`Neil o Bill Sienkiewicz entre otros.

Todas y cada una de estas historias cortas que podrás encontrar en ambos números te harán sentir algo, ninguna te dejará indiferente. La que más me ha impactado sin duda fue Dejar y tomar guionizada y dibujada por Dennis O`Neil, una historia corta pero intensa, desgarradora, como también lo es Luto Perpetuo de Ted McKeever (guión) y John Workman (dibujo), un pequeño relato contando en primera persona, de forma muy sentida, empática, muy conmovedora. Batman sufre continuamente por aquellos a los que no puede salvar, es el espejo donde se reflejan aquellas víctimas que para él, nunca caerán en el olvido.

Uno de los relatos más espectaculares es Buenas noches, media noche, cuyo guión y dibujo se presentan de la mano de Klaus Janson. Otra historia, en este caso, muy inteligente, es En sueños, de Andrew Helfer, quizás la más sorprendente.

Otras historias como Heroes, de Archie Goodwin y Gary Gianni o Una navidad mortal, de Dennis O`Neil hacen de esta obra un auténtico must have para los fans del hombre murciélago.

 Podéis disfrutar de algunos relatos de esta obra realizados en Motion Comic por DC pinchando en este enlace.


Superman. Último Hijo

Me compré este comic sin pensarlo al ver que el mismísimo Richard Donner, el director de la primera película de Superman (1978) colaboraba con el joven Geoff Johns en él. No me había llegado a enterar de ello antes, así que cuando miré la cubierta del cómic y vi su nombre quedé gratamente sorprendido. Para quien no lo sepa, Richard Donner además fue el director de películas como Los Goonies, La Profecía, las cuatro películas de Arma Letal, Lady Halcón o Timeline entre otras. Pero ahí no quedaba todo, porque si ya de por sí me sorprendió ver el nombre de Richard Donner en la portada, más aún cuando vi que Eric Powell también participaba en este tomo. Powell es el creador de unos de las novelas gráficas más divertidas de los últimos tiempos y de la cual os hablé hace unos años en Anhelarium, El Bruto (The Goon), es uno de los cómics que más recomiendo a los seguidores de este tipo de lecturas. Concretamente, Powell no trabaja en Superman Último Hijo, sino que lo hace creando una historia aparte, Huida de mundo Bizarro, y que queda recogida al final de esta nueva edición.

Para mí, comprar un cómic de Superman es siempre algo muy gratificante, pero jamás he sentido tanta ilusión como con este tomo, fue comprarlo y desear llegar a casa para leerlo lo antes posible. Sabía que no podría defraudarme con tal elenco de artistas, el cual se cierra con el excelente el dibujo de Adam Kubert.

Antes de entrar a reseñar brevemente este cómic, un apunte: hasta la fecha, Richard Donner ha sido el único director que ha hecho justicia al mito. Este director no pudo reflejar mejor al hombre de acero en la gran pantalla. Reconozco que no puedo ser del todo objetivo cuando hablo sobre esta película, porque es de las películas que más me emocionaron cuando era niño, y lo sigue haciendo como el primer día. Con un reparto de lujo y con el mejor actor que se ha enfundado la capa roja, Christopher Reeve, millones de personas pudieron, y pueden seguir disfrutando por siempre, de una película extremadamente épica, conmovedora, emocionante, tierna. Y es que desde 1978, no se ha tratado al mejor héroe de todos los tiempos con justicia. Porque las secuelas de Richard Lester, Sidney J. Furie y Bryan Signer son un auténtico desastre. Ahí ya no me ciega mi pasión por Superman, y es por eso que se me hace imposible defender proyectos tan insípidos como el de Superman Returns, de 2006.

Es ahora, 35 años después, cuando Chiristopher Nolan y Zack Snyder, se han propuesto llevar a Superman a lo más alto. Sólo hay que ver el tráiler de Man Of Steel para darse cuenta que estamos ante el proyecto más ambicioso de ambos directores, y todo un nuevo reto para DC Cómics y Warner Bros. Deseando estoy de poder verla. No quise ver el tercer tráiler recientemente publicado porque quiero que cuando me siente en mi butaca, en apenas un mes, sea toda una sorpresa para mí. Será algo totalmente emocionante.

¿Entendéis ahora por qué tanta emoción al comprar este cómic?

Richard Donner ayuda a Geoff Johns en las labores de guion para traernos esta nueva historia de Superman. En esta encontramos como principal protagonista a un joven muchacho, cuya nave se ha estrellado en mitad de Metrópolis y que sólo habla kryptoniano. Al principio me pareció muy poco original, ¿otra vez otro kryptoniano que llega a la tierra y muestra sus extraordinarios poderes? Y, ¿cuántos sobrevivieron al apocalipsis de Krypton?  Tengo que reconocer que siempre me ha parecido muy cutre el hecho de que cuelen como si nada a supuestos supervivientes de la masacre del planeta de Kal-El. La prima de éste, Supergirl, el perro del mismo, Krypto, luego uno después el otro, y ahora un preadolescente es el que de nuevo, sobrevivió a la colosal explosión y llega la Tierra, concretamente a Estados Unidos, cómo no. No digo que este argumento me defraudara, pero sinceramente, esperaba algo más, y aún más sabiendo quién estaba tras este cómic. Pero quitando ideas preconcebidas y dejándolas a un lado, os digo con toda objetividad que estamos ante un buen cómic. En él, encontramos a los protagonistas intachables en el mito de Superman, personajes como el General Zod, que para esta ocasión, me ha gustado mucho cómo se ha llevado a cabo su papel en la trama, o el insaciable Lex Luthor. No quiero entrar en detalles sobre el argumento y el desarrollo de la historia, pero os podéis imaginar el pifostio que se monta.  Los peores enemigos de Superman, con  todas sus artimañas para acabar con el hombre de acero y un niño recién llegado del espacio, acosado por los medios y por el gobierno norteamericano, el cual  le quiere para hacerle pruebas como a un ratón de laboratorio, algo que Superman intentará evitar. Una trama enredada, emocionante y en ocasiones divertida. Un cómic lleno de acción y que no decae en ningún momento.  Me ha gustado mucho ver cómo Superman realmante las pasa canutas para poder solucionar todo el tinglado que se monta. El dibujo, espectacular, no se podría esperar menos de Adam Kubert, y es que para mí, y supongo que para muchos seguidores de este superhéroe, es imprescindible el dibujo en Superman, para mí, es siempre lo que más me embelesa de los cómics de este personaje, ver cómo tratan su traje, su capa, cómo lo plasman en los momentos en los que surca los cielos, la presencia todopoderosa del héroe, es lo que, como mínimo, pido en estos cómics.

La parte más entrañable de este tomo sin duda la lleva a cabo Eric Powell. Nos introduce de  nuevo en el esperpéntico clima de Bizarro, el personaje más surrealista de Superman, el villano más absurdo y divertido que se pueda ver en las historias gráficas, Bizarro, el copia mal hecha de Superman, vuelve a hacer de las suyas. Lo más destacable de Huida de mundo Bizarro es ese toque único de Eric Powell, su dibujo y esa forma de llevar las historias a cabo, con esa bizarrería, nunca mejor dicho, esos gags tan extremos como simples e incoherentes, pero que como ocurre con Eric Powell, siempre llevan a algo emocionante y conmovedor, aunque no siempre, claro. Esto lo digo por cómo trata este artista al mítico y entrañable Jonathan Kent, aunque para saberlo tendrás que leerlo tú mismo.


Superman: Tierra Uno

O lo odias o lo amas

Este es uno de esos cómics que son amados y odiados al mismo tiempo. Muchos te dirán que Superman: Tierra Uno es una pérdida de tiempo y dinero. ¿Qué digo yo? Digo que depende. Si eres un gran amante de los cómics, te recomiendo que no adquieras esta novela gráfica y te decantes por otra dentro de la infinidad de cómics que existen en el mercado. Pero si eres un gran amante de los cómics y además eres un fiel seguidor de este superhéroe, sí, en ese caso sí te lo recomiendo. Este cómic no es una proeza, no es un cómic imprescindible, es más, este cómic se ha quedado en un intento de lo que supuestamente iba a ser. Pero tampoco es que haya que crucificar a los que están tras él ni haya que quemar esta obra y tacharla de lo peor de lo peor. A pesar de no cumplir con las expectativas, este cómic simplón hará las delicias de todo fiel amante de Superman. Y con esto no estoy llamando simplones a los amantes del kryptoniano, en absoluto, porque yo soy uno de ellos, llevo toda mi vida siéndolo. Lo digo porque si eres de los que se deleitan tan sólo con ver una imagen de Superman, como un servidor, y en este caso bien hecha, al menos por eso, este cómic merece la pena.

¿Por qué Tierra Uno?

Como ya hicieran los de Marvel con la línea ULTIMATE, DC se puso las pilas para hacer lo mismo. En ambos proyectos, se pretendía reiniciar a los personajes más emblemáticos, retomarlos desde su origen y darles un enfoque distinto al que estamos acostumbrados. Y así  se hizo, al menos DC lo ha hecho con Batman y Superman. Por eso en este Superman: Tierra Uno, nos encontramos con un nuevo comienzo, donde se cuenta la historia de Clark Kent desde bastante antes de enfundarse en ese traje espacial y surcar los cielos con esa elegante capa roja.

supermantuno02

El cómic

Con un guion de J.M. Straczynski y un dibujo de Shane Davis, la editorial Planeta nos trae esta novela gráfica, donde se nos muestra a un Clark Kent recién llegado a Metrópolis y que intenta buscar su sitio, un lugar donde encajar y hacer una vida normal, algo que ha ansiado desde pequeño. Y aquí el fallo, lo que prometieron ser algo espectacular, algo nunca visto, algo que sorprendería a los lectores y amantes de Superman, se queda ahí, en una buena idea no llevada a cabo. El argumento es muy simple, demasiado, no tiene mucha emoción, no te engancha, te deja totalmente indiferente. Otra historia más del origen del superhéroe, otra más del montón. Lo más destacable de este cómic, eso sí, es su dibujo. Para muchos el dibujo está a la altura del guion elaborado por J.M. Straczynski, pero ahí yo no estoy nada de acuerdo. Es lo mejor de esta novela, el dibujo. Aunque en algunos momentos resulta un dibujo demasiado normal, me parece que muchas escenas que aparecen en la obra están llevadas a cabo con un dibujo bastante notable y que es lo único que le da un toque de emoción a Superman: Tierra Uno. Considero que Shane Davis ha realizado un trabajo más que respetable, sobre todo en lo que a la caracterización de Superman respecta. Ha dado vida a un Clark Kent más oscuro, no a lo tan boy scout, como suele suceder siempre, y moldeado bien a un Superman, con un traje que respeta al tradicional pero que le da un toque moderno y que personalmente me ha gustado bastante. Largos han sido los minutos que me he llevado mirando y remirando el dibujo de este cómic. En 2011 se publicó la segunda entrega, Superman: Tierra Uno vol.2, pero no he tenido el palcer de leerla, aunque lo que sí sé, es que tanto un volumen como el otro, han triunfado en indice de ventas, pero eso es lo que tiene el llevar el nombre Superman por delante, que siempre triunfa allá donde va.

Sin más que añadir, termino diciendo que recomiendo este cómic sólo a los que son muy amantes de Superman, el resto, pueden abstenerse.

 –> Quizás le pueda interesar otras entradas relacionadas con Superman:


Superman: Legado

Como fanático que he sido y soy de Superman, puedes fiarte de mí si te digo que este es probablemente uno de los mejores cómics que puedas encontrar de este mítico e insuperable superhéroe. Nunca he sido de coleccionar cómics de superhéroes, ni lo seré nunca, pero con Lobezno y Superman tengo que hacer una excepción. Son mis dos héroes favoritos, más el segundo que el primero, ya que Superman ha sido más significativo y relevante en mi niñez y a lo largo de mi vida. Aún recuerdo con nostalgia cuando me ponía como capa el delantal de mi madre, un delantal blanco a cuadros azules, y soñaba despierto creyendo ser Superman. Es de agradecer que mi madre con el tiempo me hiciera una linda capa roja, no era plan de ir con un delantal lleno de manchitas de aceite y grasa correteando por la casa.

Jerry Siegel y Joe Shuster, creadores de Superman, se sentirían muy orgullosos de esta obra escrita por Mark Waid, dibujada por Leinil Francis Yu, tintada por Gerry Alanguilian y coloreada por Dave McCaig. El dibujo es tremendo, de una maestría considerable y es lo que más destaco de este cómic junto con el enfoque argumental que le da Mark Waid a la historia de Superman y sus orígenes y por supuesto, que no se me olvide, la manera en la que ha dado vida a Lex Luthor, enemigo por antonomasia de nuestro héroe. Personalmente el desarrollo de la trama la he visto demasiado exagerada, muy llevada al límite, y eso es algo que no me llegó a contentar, pero no hay que ser demasiado pretencioso y cargante, que esto es un cómic y no un hay que analizarlo como un cuadro de Miró.

La historia no se hace pesada en ningún momento y eso que es un cómic denso, de 304 páginas, pero la lectura es entretenida y fluye con facilidad.

SINOPSIS: “Finalizados sus estudios universitarios, Clark Kent decide embarcarse en un peregrinaje alrededor del mundo, con objeto de lograr encontrarse a sí mismo y adquirir la experiencia y el rodaje suficientes como para terminar ejerciendo la profesión de periodista. Durante una etapa de este viaje, Kobe Asuru, líder de una tribu oprimida del África Occidental, quien terminará por influenciar enormemente al joven de Smallville. Tras esta experiencia, Clark decide tomar dos decisiones que cambiarán radicalmente su vida, y la de aquellos que le rodean: trasladarse a Metrópolis, y hacer uso de sus asombrosos poderes en beneficio del bien común.”

Clark Kent se verá renovado con este viaje a África, un viaje que le cambiará la vida radicalmente, tendrá una nueva visión del mundo, y de él mismo. Lo que Clark vive en este peligroso viaje no es más que el detonante que provoca que Clark, un periodista novel y veinteañero, decida luchar contra la injusticia utilizando los férreos valores que los Kent le han enseñado y por supuesto, sus poderes heredados de su sangre kryptoniana.

En esta obra encontramos a personajes tan míticos en las historias de Superman como multimillonario Lex Luthor,  que  desde hacía tiempo no veía un Lex Luthor tan malvado y bien hecho como el que sale en estas páginas, la conocida por todos Lois Lane, el joven fotógrafo Jimmy Olsen y el insoportable y lameculos jefe del Daily Planet, Perry White. La gran participación de estos personajes en Superman: Legado, también me sorprendió ya que leí antes de adquirir el cómic que esta obra sería una nueva versión que reiniciaría la saga del último hijo de Krypton. No ha sido así exactamente, la historia parte de las mismas bases, tan sólo se le da un enfoque más notable al origen de Kal-El, su verdadero planeta, Krypton, y su posterior destrucción (aunque no se muestra en la obra  qué o quién exactamente provocó la destrucción del planeta) Con respecto a lo demás, todo es igual. Jonathan y Martha Kent crían e inculcan una buena educación a un extraño niño que cayó del cielo en una pequeña cápsula alienígena en mitad de un campo de un pueblo llamado Smallville, un chico joven, alto y guapo que se hace periodista y viaja a Metrópolis, la gran ciudad de las oportunidades, donde comenzará a trabajar en el Daily Planet como periodista y conocerá a la insaciable de protagonismo Lois Lane, que todo hay que decirlo, en esta obra no cae tan pesada como en otras obras de Superman. Pero como dije antes, el personaje que más me ha sorprendido en este más que recomendable cómic es sin duda el personaje de Lex Luthor, más maquiavélico que en otras ocasiones, donde Mark Waid nos muestra su atormentado pasado y más que a un simple villano de cómic, nos muestra a un verdadero hombre perturbado que no sólo tiene como obsesión deshacerse de Superman, hay muchos intereses y un profundo trasfondo que seguramente te animes a descubrir entre estas páginas de Superman: Legado.

El resto ya lo conocemos: Superman vela por la seguridad y la justicia de todos y cada uno de los habitantes de Metrópolis, porque aunque Superman dejara claro que no representa a ningún pueblo o nación, bien es cierto que la gran mayoría de sus aventuras tiene como escenario la gran urbe de Metrópolis.

Un cómic entretenido, de gran talento y muy bien elaborado. No lo puedes dejar escapar si eres uno de los incondicionales de Superman y éste tiene un fuerte valor sentimental en tu vida.


PREDICADOR – ¡Eso sí que es repartir hostias padre!

Si eres un fiel seguidor de los cómics americanos, seguramente hayas topado con esta gran obra.

El guionista Garth Ennis y el dibujante Steve Dillon dan vida a Jesse Custer un predicador  que accidentalmente es poseído por una entidad sobrenatural caída del cielo llamada Génesis que es fruto del amor prohibido entre un ángel y un demonio. En ese momento, Custer daba su particular homilía cuando todo esto tuvo lugar. La iglesia quedó en llamas y todos los feligreses allí presentes murieron.

Génesis es un ente sin voluntad propia, por lo tanto queda encerrado en el interior de Custer y éste puede controlarlo a su antojo. Que no posea voluntad individual no quiere decir que no tenga poderes, todo lo contrario. Al ser hijo de un ángel y un demonio, tiene fuerzas de ambas partes. Tal es la fuerza que posee, que podría igualar a la del mismísimo Dios.

Es por ello que el padre Jesse Custer, a día de hoy es el ser más poderoso del planeta.

La verdadera historia comienza cuando Dios, indignado por la perturbadora y prohibida relación entre el ángel y el demonio, y sobre todo por el fruto de ambos, abandona su trono en el Cielo y parte sin dar señales de hacia dónde ha ido.

Jesse Custer, que domina a la perfección sus poderes, los cuales le permite manipular a la perfección a cualquier persona que escuche Su Voz y que ésta haga lo que a él le plazca, se plantea encontrar a Dios y cantarle las cuarenta. A él se unen su novia Tulip y un alcohólico vampiro irlandés llamado Cassidy.

Como podéis observar, la historia es de lo más original y no es de extrañar el éxito de la saga. Sexo, basta violencia, drogas y un humor cargado de mordaz ironía es el cóctel elegido por Garth Ennis para atraer a todos los amantes del cómic adulto y deleitarlos con sus avispados personajes y sus perspicaces diálogos.

Preacher

Los tres personajes se inmiscuirán  en numerosos problemas con una variedad de enemigos distintos. Desde personajes venidos del cielo como el Santo de los Asesinos, un invencible homicida que responde a las órdenes de Dios o bien como los integrantes de El Grial, una organización secreta que controla los gobiernos mundiales y que protege el linaje de Jesucristo y que está liderada por Herr Starr, el cual está obsesionado por hacerse con el poder que posee el Padre Custer y así llegar a alcanzar todos sus intereses.

Obligado me siento a destacar a uno de los personajes secundarios de la historia. Me refiero a Caraculo, el cual se ha convertido en todo un ícono para aquellos jóvenes amantes de los cómics. Repugnante y a la vez encantador, es un personaje como nunca hemos visto. Y quién ya lo conozca, sabrá a qué me refiero cuando digo que su forma de cantar es…única.

La serie está compuesta por 75 números en total, con 66 números regulares, una serie limitada especial de 4 números sobre el Santo de los Asesinos y 5 números especiales dedicados a Cassidy, Caraculo, Starr, Jody y TC y Tulip y Jesse en su juventud. Actualmente se ha recopilado en 9 tomos. El último número de la serie regular se publicó en julio del año 2.000 en Estados Unidos.

La cadena HBO pretendía estrenar la serie en 2008, pero debido a su alto contenido adulto, el proyecto fue rechazado. Actualmente se rumorea que se está planeando hacer una película que abarcaría una triología, pero es algo que aún está en el aire.