Literatura

American Gods, de Neil Gaiman

Neil Gaiman es uno de mis autores de cómics favoritos, pero también es uno de mis autores literarios favoritos. Me embarqué en su mundo de fantasía hace ya algunos años con su Obra Maestra, The Sandman, uno de los cómics de culto más importantes y venerados. Tengo pendiente hablar de ese cómic en Anhelarium, pero es de tantas cosas de las que quiero hablar que en ocasiones me siento algo desbordado. Pero pronto llegará el día en que Sadman tenga su sentido homenaje en esta página. Como decía, Neil Gaiman también es uno de mis literatos favorito. De hecho es, junto a Patrick Rothfuss, mi escritor favorito. Y no es solamente por la manera de narrar que estos dos autores me tienen tan embelesado con sus obras, es por cómo muestran lo que quieren mostrar. Explicarlo no es tarea fácil. Pero si tengo que definirlo en una frase, Neil Gaiman y Patrick Rothfuss no exponen algo, sino que te lo muestran. No te describen una tarta de queso, te la hacen probar. La saboreas. Y te das cuenta de que es la tarta de queso más deliciosa que puedes degustar. La manera que tienen de relatar está desbordada de matices, es delicada, muy astuta, y por supuesto, la palabra original se les queda bien pequeña. Hay personas que nacieron para contar historias. Hay escritores que nacieron para ser escritores. Es el caso de estos dos grandes del la literatura moderna. Si no los conoces, ya estás tardando.

Pero vamos a lo que vamos. American Gods es uno de los libros para adultos más reputados de Neil Gaiman. Este autor británico es de lo más polifacético. De ser autor de cómics a dirigir episodios de Dr.Who?, a pintar cuadros y a escribir libros, guiones, y cuentos para niños. Su novela para adultos, American Gods, fue publicada en 2001 y fue galardonada al año siguiente con el Premio Hugo, el premio Premio Nébula, el Premio Locus y el Bram Stoker, todos a la mejor novela.  Casi nada. También fue nominado al Premio BSFA (en inglés British Science Fiction Asociación).

American Gods narra la historia de Sombra, que justo al salir de la cárcel, conoce casi por casualidad al Señor Wednesday. Un tipo extraño al que se encuentra poro todos lados y que le acaba proponiendo a nuestro protagonista que trabaje para él, que sea su guardaespaldas, su chico de los recados. Sombra, que no tiene nada ni a dónde ir, aceptara y viajará a lo largo y ancho de todo Estados Unidos con este tipo que se hace llamar Sr. Wednesday. Estamos ante un roadbook en el que acompañaremos al protagonista y su extraño nuevo jefe a conocer varios sitios de Norteamérica que como bien indica el autor, existen de verdad, como Rock City. Lugares que el lector puede realmente visitar si decide viajar hasta USA. En su viaje, Sombra conocerá a gente más extraña aún que le irá presentando el Sr.Wednesday, personas que guardan algo en común y que ocultan mucho más aún. Y es que Sombra, que vio cómo al salir de la cárcel se derrumbaban todos sus planes, se ve envuelto en una guerra de dioses. Sí, Sombra se ve sin comerlo ni beberlo, en mitad de un campo de batalla entre los antiguos dioses y los nuevos. Los antiguos dioses se ven desprotegidos, olvidados por aquellos que los crearon, no tienen la fuerza de antaño, la gente ya no cree en ellos y ahora por si fuera poco, se ven amenazados por los nuevos dioses, esos que rebosan de tecnología y 2.0.

La obra está cargada de personajes que rebotan entre el folklore americano y mitología escandinava, todo ello avezado por una rica y esculpida fantasía que sólo puede tener forma si son lo dedos de Gaiman los es se mueven. Algunos de los personajes que vemos en American Gods provienen de otra obras del autor. Como el viejo Nancy, personaje de otra de sus obras literarias, Los Hijos de Anansi, libro que actualmente estoy disfrutando. O como es también el caso de la niña mendiga que describe y su perro, que son Delirio y Barnabás, personajes de The Sandman. Gaiman pretende introducirte siempre en su particular mundo de fantasía, y siempre lo consigue.

Sin pretender desvelar más de la obra, pues mi intención siempre que reseño un libro es presentarlo como merece y dar mi opinión sobre él de manera que sea suficiente para que tú, querido lector, quieras tenerlo entre tus manos, tengo que decir lo mucho que me ha gustado la manera en que Gaiman consiguió tejer la relación que nuestro protagonista, Sombra, tiene con cada uno de los  dioses que conoce a lo largo de su viaje. Cómo éstos dialogan con él y cómo Sombra, siempre con algo de perplejidad, reacciona y conversa con ellos intentando siempre mantener la cordura. La última edición de American Gods incluye un pasaje hasta ahora excluido por el autor. Se trata de una pequeña conversación entre Sombra y Jesucristo. Si bien esperaba mucho más de esa escena eliminada, igualmente no deja de ser curiosa. Pero lo que sí que no esperaba, es que este libro fuera tan bueno, entretenido y más adictivo por cada página que pasas. Recomendadísimo.


Bosque Mitago, de Robert Holdstock 

Aviso a navegantes de que este libro es algo complejo, nada fácil de entender y que puede llegar a defraudar si lo que buscas es la típica historia de fantasía épica. Llegué a este libro por estar considerado una joya del género, una rareza de la literatura fantástica que todo fiel amante de este tipo de lectura debe disfrutar. El escritor inglés Robert Holdstock comenzó esta aventura en forma de relato, pero gracias a la expectación que levantó, decidió presentarla como novela en 1984, ganando un año después el Premio Mundial de Fantasía a la mejor novela. Antes de comenzar su lectura busqué información sobre su autor y me entristeció saber que falleció en 2009 a la edad de 61 años. Y más me entristeció saber que de la gran cantidad de obras publicadas por este escritor londinense, pocas podemos encontrar traducidas al español a pesar de que muchas de ellas fueron galardonadas como mejor novela de Ciencia Ficción y Fantasía. Esto, sumado a lo mucho que me ha gustado este Mythago Woods, convierte a este autor y sus obras en toda una mina de la literatura más underground. Sumergida la obra en una atmósfera al más puro estilo Lovecraft, en Bosque Mitago nos encontramos con una aventura que no solamente va más allá de la literatura fantástica partiendo con todos sus repetitivo esquemas, sino que nos adentra en los rincones más oscuros e inaccesibles de nuestra mente.

Steve Huxley ha pasado mucho tiempo fuera de casa, ha batallado en la Segunda Guerra Mundial y tras pasar un largo tiempo en Francia decide regresar a su vieja Inglaterra. Steve vuelve a casa, una casa que nos describe a la perfección su autor, de esas cobijadas en densos campos donde abunda el verde y la humedad, el bucólico paisaje inglés. Al llegar, vuelve a sentir esa mística presencia del bosque Ryhope, en su Refugio del Bosque, como así llaman a su propiedad, en la ciudad inglesa de Herefordshire. Su padre, George Huxley, falleció pocos años antes y ahora en su casa sólo está su hermano menor Christian, al que sorprendido, encuentra demacrado y viejo. Steve no tarda en darse cuenta que su hermano Christian sufre la misma desesperación que llevó a su padre a la locura. Su hermano Christian está obsesionado con el bosque Ryhope y lo que él entraña. Su mujer, Guiwenneth, ha desaparecido en su interior y Steve termina convencido de todo aquello que su hermano le cuenta y que su padre escribía en sus diarios. Steve está dispuesto a ayudar a Christian, quiere entrar en ese bosque. Ambos saben que al bosque sólo se entra por escondidas comisuras y que llegar a su centro es prácticamente imposible. El bosque Ryhope es una fortaleza inexpugnable, un laberinto incongruente que alberga en su interior, como si de un cajón de sastre se tratara, todo lo que el hombre ha significado desde que descubierta el fuego.

Precisar más sobre la obra sería restarle la magia que muy pocos libros poseen. Sería privarte a ti, querido lector, del placer de respirar el misterio y expectación que cada pagina de este libro suscita. Esta obra es un homenaje al Hombre, aquel que estimulaba a sus iguales contando historias bajo un manto de estrellas y en torno a una hoguera. Así empezó todo. El bosque guiará a nuestros protagonistas a una aventura sin igual, y mezclando la fantasía con las viejas leyendas celtas, Robert Holdstock crea un escenario casi onírico que repasa todo aquello que un día fuimos e inventamos y que se cobija entre la frondosidad su Bosque Mitago.


Danza de Dragones. Quinto libro de la saga Canción de Hielo y Fuego, de George R.R. Martin

Danza_de_DragonesHan pasado ni más ni menos que seis años de la última vez que escribí sobre la saga de Canción de Hielo y Fuego en este blog. Fue allá por el verano de 2009, cuando devoré como un loco todos los libros publicados por la editorial Gigamesh sobre esta truculenta saga. Ha pasado mucho tiempo desde entonces. Y es ahora, cuando esta saga se ha convertido en toda una franquicia que arrasa a nivel mundial y tras estar actualmente en rodaje la que será la sexta temporada de la serie emitida por la prestigiosa cadena norteamericana HBO, cuando me dispongo a reseñar su quinto título, Danza de Dragones. Créanme, no es fácil, y más sabiendo todo lo que arrastra esta serie de televisión. Recuerdo con cierta nostalgia aquellos días de verano, cuando solía leer en la playa todos esos libros de la saga titulada Canción de Hielo y Fuego, una serie de libros que sólo conocíamos los más frikis de la literatura fantástica. Pero ahora el escenario ha cambiado, y Juego de Tronos, como así ha quedado el título de su versión en la pequeña pantalla, se ha convertido en la serie más demandada, la serie referencia de toda la fandom y que más éxito tiene en la parrilla televisiva junto a The Walking Dead. Ahora todo el mundo, en mayor o menor nivel, está familiarizado con esta enredada y tremebunda historia.

Todo un fenómeno televisivo

En abril de 2011 comenzó a emitirse la serie Juego de Tronos y en un principio cada temporada de la misma abarcaría un libro de la saga Canción de Hielo y Fuego. David Benioff y D. B. Weiss serían sus guionistas y productores ejecutivos y contaría con un reparto por lo general lleno de caras jóvenes que a día de hoy, y tras el tremendo éxito de la serie, componen el elenco de actores más demandados. Porque a la veteranía de actores como Sean Bean (El Señor de los Anillos) y Lena Headey (300), se sumaron un catálogo de nuevas caras como la de Emilia Clark, que daría vida a la mismísima Daenerys Targaryen y que es toda una sex simbol del momento. Ni que decir tiene Kit Harington, actor que encarna el papel de Jon Nieve. Son los actores estrella de esta serie televisiva. Sin olvidarnos, cómo no, de Sophie Turner (Sansa Stark), Richard Madden (Rob Stark) o Peter Dinklage (Tyrion Lannister) entre otros. La serie es todo un fenómeno. Personas que nunca le han prestado la más mínima atención a la literatura fantástica (y quizás a los libros en general) se vuelcan con esta serie. Juego de Tronos ha calado hasta los huesos a un público de lo más heterogéneo, teniendo una acogida casi sin precedentes. En su palmarés cuenta con un Globo de Oro y 26 premios Emmy, dos de los cuales fueron para el actor Peter Dinklage como mejor actor de reparto al enfundarse en la piel del avinagrado Tyrion Lannister.

Dedicarle más líneas a la serie de televisión sería alargar mucho e ineficazmente esta reseña. Así que a partir de ahora me centro de lleno en este quinto libro, Danza de Dragones, un libro mucho más satisfactorio para el lector que Festín de Cuervos y más eficaz de cara a esta vil historia de traiciones, sangre y sexo. Si en algún momento tengo la tentación de spoilear, avisaré llamativamente, pero no suelo tirar de spoilers a la hora de reseñar un libro.

El principio del fin de una batalla épica sin igual

Antes de empezar, subrayo un detalle importante. Los acontecimientos que surgen en el cuarto libro de la saga, Festín de Cuervos, son contemporáneos a los de Danza de Dragones. Lo que brota de cada uno de los dos libros sucede en un mismo tiempo. Y si líneas atrás dijera eso de que este, por ahora, quinto libro, satisface más al fiel seguidor de esta saga, es porque en Festín de Cuervos, George Martin decretó centrarse en personajes secundarios, dejando lo más gordo para esta, su danza de dragones. Así, es en este quinto libro donde volvemos a encontrarnos en el camino con personajes tan importantes como la hermosa Daenerys, el incuestionable Tyrion y el atrevido Jon Nieve. Estos tres personajes llevaran el peso de este volumen, vertebrarán el que es por ahora el punto más álgido de la saga. Tras la publicación de Festín de Cuervos, los adeptos a esta maquiavélica odisea tuvimos que esperar seis años para disfrutar de esta quinta entrega. Por lo que fueron seis años de cierta inquietud por el desasosiego suscitado del cuarto libro que dejó, os lo aseguro, a muchos insatisfechos.

Con Danza de Dragones es un verdadero placer volver a disfrutar de personajes como Daenerys o Arya Stark. El autor nos muestra su situación y refleja la evolución de estos personajes, y de manera más destacable con los hijos de Invernalia, Arya y su hermano bastardo Jon Nieve. El problema para mí, es que en esta entrega George da demasiado protagonismo a personajes que lo único que hacen es distraer tontamente al lector, haciendo que este pueda descentrarse fácilmente y perder el hilo de la historia. No ocurre lo mismo con otros personajes, a los que Martin les hace dar un paso al frente, como el entrañable ser Barristan Selmy, Theon Greyjoy, Davos Seaworth o Quentyn Martell. Estos personajes secundarios cobran mayor entidad para conducir directa e indirectamente a los principales actores de esta saga, y sobre todo, son los que mejor ubican a lector en las distintas tramas que acontecen.

game_of_thrones-HD

Pero otro problema que le veo es que Martin ha abusado mucho de querer presentar al lector demasiados enredos del pasado, esto sí que nos ha disipado muchas veces perdiendo un tanto el hilo principal, pues en su afán de crear una novela rica y cargada de personajes repartidos en distintas generaciones familiares, provoca una red engorrosa de personajes que no sabes ni dónde salen ni qué pintan ahí. Y es que George Martin peca en demasía con este quinto libro de dedicarle tiempo a eventos que poca trascendencia tienen en los sucesos que verdaderamente importan en esta historia. Si Tolkien se tomaba su tiempo para detallarte las ramas de un árbol o el arroyo de un río, Martin se queda a gusto dedicándole páginas a asuntos verdaderamente nimios. Todo esto, claro, es mi opinión. Seguro habrá seguidores que opinen lo contrario y hayan disfrutado con la lectura de cada palabra. Lo que no les hace por supuesto más adeptos a esta obra. Pero este tinglado tiene su aquél. Y es que dicen las malas pero inteligentes lenguas que todo esto es cosa de HBO, saben que Juego de Tronos es la gallina de los huevos de oro, y es que cuanto más duren los libros, más audiencia, cuanta más audiencia, más dinero. Y poderoso caballero es Don Dinero. Por cierto, antes mencioné tontamente al señor Tolkien y, para mí, la continua comparación de Martin con el profesor británico es, para este que os escribe, toda una memez. Nadie ha conseguido crear una obra de la magnitud de El Señor de Los Anillos y todo lo que esta epopeya de la Tierra Media engloba. Pero sigamos con Danza de Dragones.

George Martin, en cuanto a su prosa y manera de presentar la historia sigue en su línea. El lector no notará en esto nada nuevo. Pero hay algo a destacar aquí que llamó mi atención. Martin se ha vuelto más explícito, más si cabe. Indiscutiblemente Canción de Hielo y Fuego es de esas obras de fantasía épica directo a un público adulto, nada que ver con la fantasía de R.A. Salvatore o Christopher Paolini. Por lo que si George Martin ha elevado las escenas de sangre y sexo, dudo que sea por dotar de más seriedad o madurez a esta obra. Sus intenciones serán otras. Pero tampoco voy a quejarme de lo perverso que pueda resultar alguna que otra escena porque a estas alturas nadie debe asustarse de nada y por otra parte, él hace lo que le da la gana con su libro. A quien no le guste que no lo lea. Y es que, este ratón de biblioteca que os escribe, ya ha escuchado a alguna que otra adolescente avinagrada quejarse de tanta explicitud por parte de Martin en este último libro publicado. Bobadas.

url

Volviendo a la historia, la trama avanza a trompicones y el invierno se acerca, y Jon Nieve y Samwell Tarly son testigos de cómo el Muro, Desembarco del Rey y el Mar Angosto se están convirtiendo en el escenario de la mayor guerra que se haya conocido jamás en los Siete Reinos. Ramsay, el bastardo de los Bolton, es el sádico hijo de puta más grande que pueda haber y Stannis Baratheon no cesa en su empeño de sentar su huesudo culo en el Trono de Hierro tentado por la implacable Melissandre. La Madre de Dragones en Mereen se enfrentará a una guerra civil, cada noche se verá bañada en sangre y sus dragones crecen, crecen y se impacientan. Theon Greyjoy se gana por méritos propios el cariño del lector, haciendo que cada uno de sus capítulos sean un regalo. La transformación de Arya Stark invita a cuestionar si es esa la verdadera edad de la niña, pues no solamente su impecable actitud sino cada una de sus palabras no es habitual en una adolescente. Estamos ante uno de los personajes que junto a su hermano Bran, darán mucho que hablar más adelante. La taimada y astuta Cersi Lannister no toma mucho protagonismo en este volumen, pero su breve paso por Danza de Dragones es digna de heroína. Todos colocan sus fichas en el tablero. Danza de Dragones es pues el principio del fin de una batalla épica sin igual.

No me quedo del todo a gusto si no termino este reseña señalando lo mucho que gusta levantarle los cuartos a los consumidores. Cuando este humilde bloguero empezaba con la apasionada lectura de estos libros, los mismos tenían un precio en el mercado de veinte euros como mucho. Seis años después de Festín de Cuervos y tras el imponente éxito de la serie comandada por HBO, veinte euros es lo que acabó costando la edición de bolsillo de Danza de Dragones, costando el doble, cuarenta euros, su edición normal. Tela marinera.

Canción de Hielo y Fuego, una saga que resulta obligada de leer si de verdad te gusta disfrutar de la lectura. Fin de la reseña. Y mira tú por donde, ¡sin spoilers!

–>Quizás le pueda interesar:

Resultado de imagen de tormenta de espadas
Juego de Tronos de George Martin
Choque de Reyes de George Martin
Festín de Cuervos de George Martín
Tormenta de Espadas de George Martin
Leer articulo Leer articulo Leer articulo Leer articulo

Trilogía del Vatídico: Aprendiz de asesino, de Robin Hobb

9788490623114Un libro de una narración impecable, una historia trepidante y llena de intriga y emoción. Desde hacía tiempo tenía en mente aventurarme con estos libros de Robin Hobb, seudónimo de la novelista Margaret Astrid Lindholm. En sus primeras ediciones en España, las aventuras del joven Traspiés, como así se llama nuestro protagonista, se extendían en seis libros cuando a mediados de la década de los 90 la editorial La Factoría de Ideas se hizo cargo de su distribución. Ni pajolera idea del porqué de esta gilipollez. Pero en ediciones posteriores de la misma editorial y también a cargo de la editorial Plaza y Janés, los libros volvían a formar el tándem de su versión original, pasando así y como debe ser, a formar una trilogía: Aprendiz de asesino (Assassin’s Apprentice), Asesino real (Royal Assassin) y La búsqueda del asesino (Assassin’s Quest). Y es que de cada uno de estos libros se llegaron a editar dos volúmenes: Aprendiz de asesino se dividió en Aprendiz de asesino y La diplomacia del asesino; Asesino real en Asesino real y La fragilidad del asesino y por último, La búsqueda del asesino en La búsqueda del asesino y La senda del asesino. Dejo claro esto porque en librerías y sobre todo, en ferias del libro aún pueden adquirirse las seis partes y puede dar lugar a confusión. Por lo general, estos seis libros están descatalogados y es la trilogía la que suele encontrarse a la venta.

Un “must have” de la literatura fantástica

Titulada originalmente como “The Farseer trilogy (La trilogía del Vidente), en España se le decidió llamar la trilogía del Vatídico (que viene de vaticinar, pronosticar o adivinar). Y es que en esta historia los personajes cuentan con particulares habilidades que los harán aún más interesantes. Pero vamos a lo que verdaderamente importa. ¿Por qué leer estos libros es algo que debería hacer todo amante de la buena lectura? Pues en primer término, porque su lectura es relumbrante. Este que os escribe solamente se ha leído el primero de estos tres libros y como es evidente no puedo decir nada de los dos restantes, pues desconozco cómo se presentan en cuanto a prosa, contenido y ritmo, pero os puedo asegurar que esta primera entrega es una verdadera maravilla. Su narración es enriquecedora y cargada de matices. Por lo que he podido leer con posterioridad por Internet, su autora se caracteriza precisamente por eso mismo, por poseer una prosa admirable. Para los que ya hayan leído por aquí sobre mis gustos literarios sabrán que mi escritor favorito en cuanto a narraciones fantásticas es Patrick Rothfuss (El nombre del viento, El temor de un hombre sabio, La música del silencio) y la señora Margaret, sin encandilarme como lo hace el barbado de Rothfuss, me ha recordado a éste con su delicada narración.

Vatidico1ColucciDestacado

¿De qué trata Aprendiz de asesino?

A nuestro querido protagonista le llaman Traspié y es el hijo bastardo del noble príncipe Hidalgo y heredero al trono de los Seis Ducados. Rechazado por su familia, es llevado a la corte real donde casi malvivirá y se criará bajo los cuidados de Burrich, el malhumorado caballerizo de su padre que es quien le puso semejante mote. Traspiés es considerado poco menos que un paria por todos, menos por su abuelo, el taimado rey Artimañas quien será quien ordene a instruir al muchacho en las oscuras y más que cuestionables artes del asesinato. Como comentara anteriormente, hay personajes que poseen ciertas habilidades mágicas y Traspié será uno de ellos. Quizás en él se encuentre la clave para encontrar la estabilidad en un reino en decadencia.

Como libro que vertebra la saga, en él encontramos una clara descripción del mundo que rodea a nuestro protagonista y su instrucción, por la que pasa de ser un niño abandonado que apenas sabe expresar palabra a un adolescente con la madurez de un adulto. Y llegados a este punto, deciros que personalmente me ha encantado esta transformación, tanto que por momentos me quedaba algo desconcertado con la edad del personaje, pues es tal la metamorfosis del joven Traspiés que por momentos creía que la historia había avanzado sin apenas haberme dado cuenta.

Este es el libro perfecto se te sugiere algo las intrigas palaciegas y los dones sobrenaturales descritos en un ambiente sombrío, misterioso, de personajes impredecibles a los que odiar como a otros más lirondos como Burrich a los que tomar verdadero cariño.


El faro del fin del mundo, de Julio Verne

Verne-majak-frontiEste fin de semana he disfrutado leyendo este libro que ya leyera en mi añorada infancia, pues recuerdo cuando nos lo mandaron a leer en el colegio. Pasando sus páginas, me he sentido como aquel chavalín que entusiasmado leía una de sus primeras novelas. Y es que, no hay nada mejor que empezar por los clásicos, ¿verdad? Como acabo de decir, ha sido todo un deleite poder disfrutar de esta lectura. Reconozco que apenas me acordaba de nada, y volver a tenerlo en mis manos a significado para mi poder redescubrir un libro apasionante. Qué os puedo yo decir de Julio Verne que no se haya dicho. Qué podría decir de uno de los más prestigiosos escritores de nuestra historia. Todo un símbolo de la literatura. El padre de la ciencia ficción.

Me apasiona la sencillez con la que este autor te envuelve en sus historias, en esos viajes extraordinarios. Con una redacción asombrosamente natural, Julio Verne presentó una de sus más míticas obras, El faro del fin del mundo. Con esta obra tenemos ante nosotros una trepidante historia de piratas y valerosos marinos. En quince capítulos, Julio Verne nos adentra en La Isla de los Estados, una isla desierta, ubicada en la Patagonia argentina, entre dos bastos océanos como son el Atlántico y el Pacífico. Allí, tres son los torreros que se encargan de velar por la seguridad de los barcos que pasan por el archipiélago magallánico, un lugar muy solicitado por los navíos que pasan de uno a otro océano, sea cual sea la dirección, tras pasar por el cabo de Hornos. La Isla de los Estados mide 75 kilómetros de este a oeste, desde el cabo San Bartolomé hasta el cabo San Juan, por 20 de ancho, entre los cabos Colnett y Webster. Su litoral es extremadamente accidentado y forma una sucesión de golfos, bahías y radas, cuya entrada es a veces defendida por cordones de grandes islotes y arrecifes. Es por ello que los naufragios son continuos en aquel extremo del mundo. Sin duda, el escenario perfecto para un emocionante relato. Vázquez, Felipe y Moriz, los tres torreros al cuidado del faro y de la vigilancia de los navíos, pasan sus días atendiendo sus quehaceres y esperando el relevo que los llevará de vuelta a casa. Adoran su trabajo, son los más cualificados para ello, pero el tiempo allí es duro y por más afables charlas que amenicen sus días entre el humo de sus pipas y el canto de las gaviotas, por mucho que se sientan abrumados por el portentoso paisaje que les rodea, la soledad pesa, y el cansancio hace mella. Hasta que una mañana, su rutina cambia, y ni ellos mismos saben hasta cuánto. Vázquez, Felipe y Moriz, sorprendidos, se dan cuenta de que no están solos. En la Isla de los Estados hay alguien más y Vázquez pronto descubrirá que nada bueno le depara.

No podría recomendar más la lectura de este libro. Considero que su narración es totalmente distinta a la de los libros que podemos encontrar hoy día. Sus descripciones son didácticas y la manera de contar la historia es asequible, siguiendo un ritmo fino, directo. Un magistral  ejemplo de cómo contar de forma clara y breve una convulsa crónica de piratas saqueadores y valientes marineros.


El temor de un hombre sabio, de Patrick Rothfuss

La prosa de Patrick Rothfuss es un continuo halago al lector.

Álvaro R.

Anoche terminé de leer esta apasionante aventura, y cuando cerré el libro y lo deposité con cariño en la estantería, supe que pocos volvería a leer que fueran tan hermosos como éste, que pocos libros me atraparían en su historia de esta manera y que menos aún me transmitirían el entusiasmo y devoción que trasmite la crónica del asesino de reyes, de este segundo día en la historia de Kvothe en El temor de un hombre sabio. Cuando sostenía entre mis manos El nombre del viento, primera entrega de esta exitosa y palpitante trilogía, sabía que estaba ante un relato excitante. Seguí leyendo, caí seducido por las aventuras del legendario Kvothe, por todo ese halo de misterio y esa radiante belleza que rodea esta aventura, y así fue como Patrick Rothfuss acabó convirtiéndose sin esperarlo, en uno de mis escritores favoritos.

“He robado princesas a reyes agónicos. Incendié la ciudad de Trebon. He pasado la noche con Felurian y he despertado vivo y cuerdo. Me expulsaron de la Universidad a una edad a la que a la mayoría todavía no los dejan entrar. He recorrido de noche caminos de los que otros no se atreven a hablar ni siquiera de día. He hablado con dioses, he amado a mujeres y he escrito canciones que hacen llorar a los bardos. Quizá hayas oído hablar de mí.”

Kvothe ha accedido a contar su historia, la verdad tras la leyenda, pero con una sola condición, lo contará una vez y en tres días consecutivos. Con El temor de un hombre sabio comienza el segundo de los tres días elegidos por Kvothe para narrar su historia a Cronista en la taberna Roca de Guía, lugar en el que Kvothe se oculta tras un nombre falso y finge ser un simple posadero. Para esta ocasión Rothfuss nos muestra un mayor desarrollo de los acontecimientos, en esta segunda parte apreciamos cómo el escritor toma por completo las riendas de su obra, toma toda la confianza que podía precisar y con un cuidado exquisito y sobre todo con una bella y elegante narrativa, nos vuelve a adentrar no sólo en las historias que rodean al mito, sino en la verdad que hay tras él.

“Dominaba todo tipo de magias secretas…sabía seis palabras que, susurradas al oído de un caballo, le hacían correr ciento cincuenta kilómetros sin parar. Podía convertir el hierro en oro y atrapar un rayo en una jarra de litro para utilizarlo más tarde. Sabía una canción que abría cualquier cerrojo, y podía romper una puerta de roble macizo con una sola mano…”  

Amanece en Roca de Guía y Cronista y Bast están deseando volver a escuchar la historia del joven y misterioso Kvothe que comienza donde acaba El nombre del viento, en la Universidad. Pero esta vez, ese lugar sólo será el punto de partida, pues en esta segunda entrega de la Crónica del asesino de reyes, Kvothe dejará la Universidad aconsejado por sus amigos y viajará a diversos lugares, como al reino de Vintas, un reino lleno de enredos y maquinaciones; a las áridas tierras de Ademre, conocidas por sus escuelas, donde forjan a temidos mercenarios poseedores de un misterios arte marcial conocido como el Ketan y que basan su modo de vida en una filosofía muy particular, el Lethani; sobrevivirá a la inmortal Felurean con la que conocerá de primera mano el reino de los Fata y por supuesto, se acercará más y más al misterio que rodea a los Chandrian, objetivo principal de Kvothe. Nuestro protagonista conocerá en sus largos viajes a numerosas personas. En esta nueva narración vuelven a tener cita figuras importantes en la vida de Kvothe, hablo aquí de figuras como Denna, con la que nuestro protagonista guarda una íntima y especial relación, en ocasiones complicada de entender. O como Tempi, un tímido y huraño mercenario adem, del cual adquirirá conocimientos de gran valor. Todos esos personajes influirán en la vida de Kvothe, unos guiarán su camino y otros le perturbarán haciéndolo más arduo. Pero todos le influirán en mayor o menor medida, de todos aprenderá y todos colaborarán directa o indirectamente en agrandar la leyenda de nuestro joven pelirrojo.

Kvothe es uno de los personajes que más me han gustado de todos los que he conocido. Como apunté hace años en mi reseña sobre El nombre del viento, Kvothe rompe con los patrones siempre establecidos para cualquier protagonista de novela heroica y de fantasía. Kvothe es un personaje cargado de emociones que desde temprana edad ha tenido que sobrevivir a numerosas calamidades de las que ya está más que curtido. De una profunda personalidad, Kvothe es un joven que ha tenido que aprender a comportarse en casi un tiempo récord en el hombre que es. En este libro apreciamos la evolución del personaje y comprobamos que poco tiene que ver con el joven Edena Ruh que un día fue.

“A veces es un buen tipo, una especie de Príncipe Azul […] pero en otras historias […] no le pusieron el apodo de Kvothe el Asesino de Reyes por lo bien que tocaba el laúd”

Como fiel amante de la música, no puedo pasar por alto la importancia que tiene en esta historia. La música juega un papel fundamental en la vida de Kvothe y suele estar siempre presente en todo el libro y es hasta tal punto tan importante, que en los pocos momentos en los que no lo está, la ausencia de música puede llegar a influir en nuestro personaje cambiando su estado anímico. Destacar también la admirable labor y dedicación de Patrick por poner palabras a esa música que nos acompaña en toda la novela, pues con ella nos muestra aún más la importancia que ésta tiene en el desarrollo de la historia.

Por si fuera poco, además de disfrutar de una historia apasionante y sensacional, e ir acompañada de cantinelas, leyendas al abrigo de una hoguera y baladas, la narración está envuelta en un aura de exquisitez delicada y de gran fascinación. Y me aventuro a decir que este factor ha sido básico en el éxito de esta obra. Su narración es única en la literatura moderna, no quiero parecer que exagero cuando afirmo que si te haces con este libro, estarás ante una de las mejores narraciones que puedas poner ante tus ojos. Este barbudo escritor consigue seducirte y enamorarte con cada frase y encandilarte página tras página. La prosa de Patrick Rothfuss es un continuo halago al lector.

Y hablando de desarrollo, notará el lector que la magnitud de este libro supera al anterior considerablemente, superando las mil páginas. Pero como si de la mitad de páginas se tratase, su lectura es fluida, es cómoda y agradable, y en ningún momento el lector puede perder por ello el hilo de los acontecimientos. Al igual que en el primer libro, nuestro protagonista a medida que cuenta su historia, volverá a hacer pausas durante la narración, trayéndonos al momento presente, en Roca de Guía, y donde esas pausas servirán de interludio mostrándonos todo lo que en el presente surja además de dejarnos con la incertidumbre de qué pasará luego y cuál será el desenlace de lo que sea que esté contando.

Kvothe es músico, mendigo, ladrón, estudiante, mago, y es el héroe y villano de miles de historias que trae consigo el viento por todos los rincones. Kvothe es un personaje legendario y en Roca de Guía, los dos hombres que están a su lado, Cronista, con sus papeles y pluma y Bast, inseparable pupilo de Kvothe, lo saben. Ha amanecido, el sol ilumina la espaciosa estancia que durante el día acoge a viajeros de todo tipo y a los vecinos del pueblo. Es la mañana del segundo día y Kvothe seguirá contando su historia.

¿Y tú, has oído hablar de él?

 


La Torre Oscura I, de Stephen King

26920

A mí parecer es un libro difícil de leer, de una lectura un tanto rara, pero sin embargo, es un gran libro que da lugar de manera inmejorable al comienzo de una de las sagas más misteriosas y atractivas de nuestra literatura contemporánea. La Torre Oscura es una de las obras más afamadas del célebre escritor norteamericano Stephen King. Muchos hablan de que es su mejor obra, algo de lo que no estoy totalmente de acuerdo. Porque a pesar de que esta saga denota una calidad excepcional por su recóndita historia y el enigmático modo de contarla, opino que algunas de sus novelas como Apocalipsis, La Cúpula, Misery y por supuesto, It, están un tanto por encima.

Stephen King abarca en este libro varios géneros que combinan de una forma muy atractiva. En la Torre Oscura se mezcla la fantasía, el terror y el viejo western. La novela nos sitúa en el viejo oeste americano, un viejo oeste un tanto especial, ya que está rodeado de magia y misterio y sobre todo, de ocultos reliquias de una sociedad tecnológicamente mucho más avanzada.

Roland Deschain es un hombre atormentado por su pasado, es el último superviviente de una enigmática orden de caballeros denominada “los pistoleros” que persigue sin cesar al hombre de negro por todo el vasto desierto ya que éste posee el conocimiento de los secretos que alberga la mística Torre Oscura, un lugar que es el centro de todos los universos y que encierra una sabiduría única. El pistolero recorrerá una larga y dura travesía, llena de inciertos y dificultades (como si dificultoso paso por Tull) para seguir adelante en su incansable persecución. Por el camino conocerá a diversas personas, y entre ellas está el Jake Chambers, un joven muchacho que le acompañará en la dura empresa.

Como dijera en un principio, considero que es difícil de leer e incluso es fácil que el lector pueda incluso perderse en la lectura. Los que conocemos bien los libros de Stephen King, bien sabemos la de volteretas que este hombre le da a la novela. Ya os digo que por momentos parecerá que habéis perdido el hilo argumental, pero sólo por momentos muy breves. Pero la historia atrapa, creedme, y será difícil que te desprendas de este libro. Esta serie se compone de ocho novelas, todas ellas de considerable extensión, y una vez que ésta fuer terminada, se editaron una serie de cómics a modo de precuela.

HBO, el conocido canal de televisión que tantas buenas series nos ha dado, es actualmente la única interesada en llevar las aventuras del pistolero a la pequeña pantalla, pues han sido numerosos los intentos de trasladar esta historia tanto al cine como a la televisión, pero todos ellos quedaron sólo en el intento.

Una novela muy recomendada, amigos míos, sobre todo, porque lo que viene a posteriori es muchísimo mejor.


Estás aquí. La magia del momento presente, de Thich Nhat Hanh

libro_estas_aquiEste libro que traigo en esta ocasión es, hasta la fecha, el libro que más me ha ayudado de todos aquellos que a mis veintisiete años he leído. Leerlo ha sido tremendamente enriquecedor para mí. Tanto ha sido, que sigo leyéndolo, no me separo de él, extraigo de entre sus páginas lo que considero más valioso, lo apunto en un cuaderno y lo estudio. Leer este libro ha mejorado mi vida.

Este libro te invita a entrar en contacto contigo mismo. A través de la respiración consciente y la meditación, sentir y cultivar esa energía que mora en nuestro interior. Sentirnos aliviados, serenos, sentirnos vivos. Deja de atormentarte, el dolor es inevitable, pero el sufrimiento es opcional. Piensa en ti, vuelve a ti. Estás aquí, vivo, estás completamente vivo, disfruta cada día pues cada día es un regalo. Vive atentamente, y siéntelo todo con los sentidos que se te han dado. Contacta con la verdadera realidad y no esa realidad turbia que muchos nos creamos en nuestra mente. Este libro nos enseña que con tan sólo respirar, algo tan sencillo y cotidiano, y que practicamos todos nosotros, podemos hacer que nuestra mente, a veces tan distante, regrese a nuestro cuerpo, y así es como sentimos y vivimos el aquí y el ahora. Entramos en contacto con todo lo que nos rodea, con nosotros mismos y con los nuestros.

Seguro habrás visto a personas a tu alrededor que se hayan sumidas en la angustia, en la depresión, personas que andan ancladas al pasado y atormentadas por el futuro. Y lo que es peor aún, personas desbordadas de ira, celos, envidia, rencor. Esas personas no están vivas, o al menos, no aparentan estarlo o no quieren estarlo. No quieren vivir la vida, no quieren aprovechar el mayor regalo que jamás podrá alguien tener, la vida.

La vida está para vivirla y algunos parecen no saberlo, algunos parecen no saber vivir. Si quieres conectar con la vida, debes volver al momento presente. Respira conscientemente, tómate el tiempo que necesites. Serénate, respira, medita, y cultiva en ti, como si de unas semillas se tratase, la comprensión y la compasión hacia ti y hacia las personas que te rodean. Sólo así, regando esas semillas a diario, alcanzarás la alegría, la felicidad. La vida es y siempre será sufrimiento, y en nosotros está saber reducir ese sufrimiento.

Thich Nhat Hanh es uno de los maestros zen más conocidos y queridos en todo el mundo. Este monje budista fue nominado para el premio Nobel de la paz y es presidente de la Delegación Vietnamita de Paz Budista. Ha escrito numerosos libros y creedme, merece mucho la pena leerlos, porque como dijera antes, sus libros sólo intentan mejorar tu vida, y en ti está que eso suceda.


Aventuras del Mundodisco #2. La Luz Fantástica, de Terry Pratchett

la-luz-fantastica

“— ¿Eztá loco? [COHEN]

—En cierto modo. Pero es un loco con mucho dinero. [RINCEWIND]

—Ah, entonces no está loco. Yo he vizto mucho mundo. Zi un hombde tiene mucho dinedo, no está loco, sólo ez excéntrico.”

¡Humor, aventuras y magia! ¡Qué mezcla! ¡Así es el Mundodisco amigos! Os traigo con todo el gusto del mundo una nueva entrada sobre Terry Pratchett, en esta ocasión, para hablaros de su segunda y divertidísima novela, La luz fantástica. Este segundo libro continúa donde El color de la magia, su primer libro, terminó. No son muy habituales las secuelas en Pratchett, pero es de entender que, debido al éxito que tuvo el primer libro del Mundodisco, sobre todo gracias a sus personajes, Rincewind y Dosflores, Terry optara por dar una nueva continuación a las aventuras, o mejor disco desventuras, de estos dos amigotes, uno, el mago más torpe y zopenco que pueda existir y el otro, el primer turista del Mundodisco.

Rincewind y Dosflores, un mago demasiado torpe y un turista ingenuo que además, viene acompañado como buen turista que es, de su inseparable equipaje, ¡y tanto que es inseparable! Tanto como que es un baúl que guarda mil y un tesoros y cosas varias y que por si fuera poco, acompaña y defiende de manera fiel a su dueño allá donde va gracias a las cientos de patitas que posee y por su temible tapa, sí sí, un baúl cuya tapa puede tragarse (¿de un bocado?) al más fiero de los guerreros.

¿Pero…en qué barullo se meten éstos dos ahora? En esta nueva historia, Rincewind averigua que si los ocho hechizos del Octavo no son leídos antes de tiempo, todo lo que conocen acabará destruido y el Mundodisco se verá sucumbido. Para su desgracia, él contiene el hechizo que falta escondido en su cabeza y que no tiene la más mínima ida de pronunciar, un hechizo que parece tener vida propia y que a veces se deja ver en la despistada mente del mago. Otros magos querrán hacerse con ese hechizo, el más poderoso de todos, y por supuesto, para ello tendrán que acabar con el pobre de Rincewind.

Por si todo esto no le fuera suficiente, añadiremos que en esta historia se avecina algo peor. Gran A’Tuin, la gran tortuga estelar que en cuyo caparazón se apoyan los cuatro elefantes que sostienen a su vez el mundo plano conocido como el Mundodisco, se acerca poco a poco a una estrella roja con la que parece colisionar si no se le pone remedio alguno. Según Muerte (quizás el personaje más querido por los amantes de esa saga literaria), es necesario que los ocho hechizos se reúnan para así evitar la catástrofe.

“Se dice que en una fiesta alguien preguntó al famoso filósofo Ly Tin Malahierb “¿Qué hace aquí”, y que la respuesta duró tres años”.

Rincewind y Dosflores emprenderán una nueva desventura, y para la ocasión, estarán acompañados del que es sin duda alguna el personaje estrella de este libro, Cohen El Bárbaro, un secundario que parodia la vejez del archiconocido Conan de Cimmeria. Y es que con Pratchett tenemos asegurado el hecho de disfrutar con personajes secundarios que en ocasiones son los que realmente provocan en el lector esa risa tonta que se desencadena poco a poco con la lectura.

Terry Pratchett posee un más que refinado estilo a la hora de escribir sus obras. Escritores que te hagan reír habrá muchos, pero pocos o ninguno tendrán esa capacidad de ingenio como la que el escritor de Beaconfield alardea, creando esos tronchantes diálogos que por lo que he podido leer por ahí, en los siguientes libros se hacen mucho más graciosos. Algunos amantes de esta lectura declaran que las más recientes novelas de Pratchett son sin duda las más cómicas y divertidas. Pero de lo que no hay duda, es que todos y cada uno de los libros que dan vida al Mundodisco, son de los más agradables y absorbentes que hay. Una grata lectura que recomiendo con mucho aprecio.

“…Pero los Dioses no tienen la costumbre de mirar hacia el cielo, y además estaban enzarzados en un litigio contra los Gigantes del Hielo, que ponían la radio muy alta”.

–>Quizá también le interese:



El traje del muerto, de Joe Hill

Antes de leer Fantasmas, su primer libro y del cual ya os hablé en Anhelarium hace un tiempo, deseaba hacerme con esta, su primera novela, El traje del muerto. Por su excelente crítica, por lo mucho que me gustó Fantasmas, lo primero que leí de él, y sobre todo, por su forma de narrar, por su manera de meter al lector en la historia, sea cual sea la que cuente. Por eso deseaba hacerme con esta obra de Joe Hill.  No esperaba leer el mejor libro de terror, simplemente quería leer un buen libro de terror.  Así ha sido. Hace unos meses mi querida hermana me lo regaló y con todo el placer del mundo lo leí en prácticamente un santiamén.

Fue publicado en 2007 y desde entonces ha ganado varios premios, agrandando así la figura del escritor, otorgándole una mayor proyección internacional, y haciendo que Joe Hill pueda sin problema alguno, dedicarse a lo que más le gusta: escribir historias de ficción. Normal si tenemos en cuenta que su padre es Stephen King. Intento imaginarme por unos instantes cómo tiene que ser que tu propio padre sea uno de los escritores más afamados y prestigiosos de todos los tiempos. Cómo tiene que ser crecer al lado de una persona así. Debe ser algo realmente maravilloso. Pero Joe Hill nunca se ha aprovechado de ello, y una muestra es que él nunca ha querido usar su apellido paterno, Joe Hill es la abreviación de Joseph Hillstrom King, y no fue hasta un tiempo después del éxito de su primera novela cuando decidió hacer público su identidad. Con esto evitó no sólo que lo relacionaran con él, sino que además lo compararan. Muchos lectores leyeron su novela sin la pretensión de querer compararlo con su progenitor. De todas formas, se sepa quién es o no, creo que es caer en un error, y bastante tonto, el compararlo con su padre. Son dos escritores, dos buenos escritores, y los dos aportan grandes historias. Es con eso con lo que nos debemos quedar. Entrar en ese debate es perder el tiempo.

El traje del muerto nos adentra en la vida del excéntrico Judas Coyne, una millonaria estrella del Rock ya entrado en los cincuenta que adora coleccionar objetos relacionados con el ocultismo y lo sobrenatural. Es así como, entre otras cosas, compra por Internet un fantasma. El usuario que lo vende dice que ese fantasma, el fantasma de su padre, está aferrado al traje que le pertenecía, y que allá donde esté el traje, estará él, su antiguo dueño, Craddock McDermott, un espiritista fallecido tiempo atrás. Cuando Jude recibe el traje, comienzan los problemas, comienza su peor pesadilla. Craddock comenzará a perturbar a Jude, muestra ser un fantasma hostil e intentará hacer daño al famoso rockero, querrá matarlo. ¿Por qué? Esa es la pregunta que se hace nuestro protagonista. Jude no podrá escapar del fantasma.

La historia a priori parece rocambolesca y simplona. Y quizás sea demasiado rocambolesca, pero nada simple. No me dejé llevar por los exagerados adjetivos que se utilizan en las contraportadas de los libros, algunos de verdad que me parecen muy exagerados y ridículos. Y para ser justos, los adjetivos que muchos críticos utilizaron para describir este libro de Joe Hill así me lo parecen. En ningún momento sentí un miedo horroroso y ni tan siquiera me pareció un libro sobrecogedor. Por lo contrario, sí me pareció un libro muy entretenido, inteligente, muy interesante y bastante absorbente. Empiezas a leerlo y no quieres dejarlo.

El trato que el autor le da a los protagonistas es excelente, y sobre todo, lo que más admiro de esta obra, y lo que creo que le da la importancia que se merece y que necesita cualquier novela ya sea de ficción o no, es la forma de relatar los situaciones, desde las más triviales a las más inquietantes, las más enardecedoras. Lo más fascinante de este libro son los momentos en los que Craddock, el espíritu que contiene el traje, aparece en escena. Joe Hill narra esos encuentros con el fantasma de manera que sientes estar ahí, frente a él, llegas a notar su sed de venganza, su crueldad, su adversidad. Este es el punto a destacar de El traje del muerto, es exactamente esa manera de intimidarte con sus palabras lo que la convierte en una novela necesaria para todo amante de este tipo de literatura.


Rafael Alberti – Sobre los ángeles [1927-28]

Un sentimiento especial siempre recorre mi interior cuando menciono a Rafael Alberti. Y digo yo que todo portuense sentirá lo mismo, o al menos debería. Rafael Alberti es y será siempre el orgullo del Puerto de Santa María, su amada tierra, mi querida ciudad. Como gaditano y portuense, no me puedo sentir más orgulloso de que una figura tan universal como es Rafael Alberti, forme parte de nuestra historia, de nuestra comunidad. Él pregonó sin cansancio y a los cuatro vientos lo orgulloso que se sentía de provenir de un lugar tan maravilloso como es la Bahía gaditana. Hasta sus últimos días, siempre estuvo muy ligado a su tierra, a su sitio, a la mar que le vio nacer y de la que nunca quiso separarse. No hay mayor orgullo para El Puerto de Santa María, que haberte tenido a ti, Don Rafael Alberti.

Marinero en Tierra o El Alba de Alheli son sus obras más características, recomendadísimas, sobre todo la primera, una de las obras más elegantes y emotivas de nuestra literatura. Pero hoy os traigo en Anhelarium este poemario, Sobre los ángeles, donde nos encontramos con una poesía onírica, surrealista, pero igual de personal y emotiva. Rafael Alberti se distancia de la métrica tradicional y se sumerge en el verso libre para regalarnos poemas como: Los ángeles bélicos, Invitación al aire, El ángel de la ira, o mi favorito, El ángel bueno, entre otros muchos.

Os dejo con mi poema favorito de esta bonita obra, y con todo el cariño del mundo, os la recomiendo.

EL ÁNGEL BUENO

Vino el que yo quería,
el que yo llamaba.

No aquel que barre cielos sin defensas,
luceros sin cabañas,
lunas sin patria,
nieves.
Nieves de esas caídas de una mano,
un nombre,
un sueño,
una frente.

No aquel que a sus cabellos
ató la muerte.

El que yo quería.
Sin arañar los aires,
sin herir hojas ni mover cristales.

Aquel que a sus cabellos
ató el silencio.

Para, sin lastimarme,
cavar una ribera de luz, dulce en mi pecho,
y hacerme el alma navegable.

Rafael Alberti

Sobre los ángeles [1927-28]

 


Aventuras del Mundodisco #1. El color de la Magia, de Terry Pratchett

Definitivamente no le he hecho justicia a la literatura de Terry Pratchett. Y esto lo digo porque a pesar de conocer a este fantástico – y nunca mejor dicho – autor y de sobra saber que sus libros, sobre todo los que tratan del Mundodisco, son mundialmente populares y extremadamente ingeniosos, no ha sido hasta ahora cuando de una vez por todas me he decantado por meterme de lleno en sus páginas. Y después de haberme leído este primer libro del Mundodisco, no se cómo no he leído antes un libro de Terry Pratchett. Más de un compañero bloguero me recomendó la lectura de sus historias y siempre decía los leería, porque realmente me llamaban la atención, pero siempre pasaban los años y nunca me hacía con uno. Pero más vale tarde que nunca, o eso dicen, y tras leer el primero de los libros de esta agradable saga fantástica, ya estoy deseando sacar un poco más de tiempo para leer el siguiente libro de Mundodisco.

Veo que he nombrado unas dos o tres veces la palabra Mundodisco y, como es comprensible, aquellos que hayan leído nada sobre estas historias o sobre este autor, no se estará enterando de nada y seguramente, si tienen un poco de interés por saber un poco más de estos libros, quieran conocer qué es exactamente el Mundodisco.

Una auténtica rayada digna de la mayor fumada, eso es el Mundodisco. Porque sí amigos, no sé qué tipo de hierba estaba fumando el señor Pratchett para idear tal cosa. Y si siguen leyendo, entenderán por qué esto es lo primero que uno piensa cuando por primera vez sabe qué es el Mundodisco. El Mundodisco es un mundo imaginario, muy imaginario, es el escenario donde tiene lugar las obras de Terry Pratchett. Lo peculiar de este mundo, aunque sí, todos los mundos pertenecientes a historias de fantasía tienen evidentemente sus particularidades, pero no todos como el Mundodisco, creedme. Aquí se habla de un mundo completamente plano, sostenido por cuatro elefantes que a su vez, éstos asientan sus patas en el gigantesco caparazón de una titánica tortuga estelar llamada Gran A’Tuin. ¡Toma ya!

La ambientación del Mundodisco se centra en un mundo medieval totalmente fantástico. Y es aquí donde Terry Pratchett deja escapar su más que desmesurada imaginación para liarla parda, nunca mejor dicho. Porque las Terry Pratchett son puramente cómicas y es que desde un principio, la intención de sus obras son las de parodiar obras de género fantástico tan conocidas como Dungeons and Dragons,  El Señor de los Anillos, y a autores como Lovecraft o William Shakespeare.

El Color de la Magia se publicó en 1983 y desde entonces, son más de treinta las novelas que componen la saga de Mundodisco. Estas historias de fantasía se han convertido en auténticos libros de culto, con millones de seguidores por todo el mundo, llevando las historias que hay en ellos a series de dibujos animados, relatos cortos, videojuegos, adaptaciones televisivas con personajes reales, etc. Toda una gran franquicia este Discoworld. Estas novelas cortas están llevas de ironía, picaresca y mucho paralelismo con la realidad.

En esta primera novela, Pratchett nos presenta el Mundodisco, nos muestra con detalles cómo es y qué hay allí. Pero sobre todo, nos pone en escena a los dos protagonistas de esta primera aventura del Mundodisco, Rincewind y Dosflores. El primero, un mago bastante mediocre y el segundo, un turista con ganas de juerga y de gastar dinero. Ah, que no se me olvidaba, también les acompaña un baúl que guarda una gran cantidad de dinero, pero no sólo eso, el baúl anda, corre, come – y esto último que se lo digan a los que han intentado meter la mano en él para atrincar algunas moneditas de oro – y hasta parece a veces incluso razonar. Fijo que los de IKEA están detrás de estos baúles tan…peculiares.

Dosflores es el primer turista que llega a Mundodisco, viene cargado de oro y pretender vivir todas y cada una de las batallitas que se cuentan sobre Ankh-Morpork, una agitada ciudad de Mundodisco. Sin querer dar muchos detalles de esta agradable novela, sobra decir que los dos acaban metidos en un fregao que ni ellos mismos saben cómo se han metido ni cómo salir. Pero es ahí donde aparecen una gran variedad de personajes muy carismáticos, entre ellos La Muerte, uno de los personajes que más aparece en los libros del Mundodisco y que es bastante cachondo, siendo uno de los protagonistas favoritos por parte de la gran mayoría de los fans de la saga. Además, otros personajes se dan cita alrededor de Mundodisco, dioses, semidioses, trolls, reyes y reinas, taberneros, ladrones, putas, mendigos, un sinfín de personalidades raras, propias de este tipo de literatura.

Por lo que tengo entendido, los demás libros del Mundodisco son más cómicos que este primero, aunque El Color de la Magia te arrancará más de una sonrisa, os lo aseguro. Una lectura divertida, alegre, entretenida, para nada infantil y muy pero que muy irreal y fantástica. Pratchett hace gala de su tremenda imaginación, agudeza e ingenio, y pone en tus manos unos libros que realmente merecen la pena. No se si me leeré todos los libros que componen la saga fábula del Mundodisco, porque como he dicho, son más de treinta lis libros que hay publicados, pero estoy seguro que este no será el único.


Y pese a todo… de Juan de Dios Garduño

Haciendo un breve guiño a su autor favorito, Stephen King, Juan de Dios Garduño nos sitúa en la ciudad de Bangor, Maine, y nos muestra un mundo post apocalíptico donde tan sólo existen tres supervivientes: Peter, su hija y Patrick, su odiado vecino. La Tercera Guerra Mundial estalló, y con ella nació una nueva forma de hacer la guerra, los muertos se cuentan por millones y es que en esta última batalla se han utilizado bombas para acabar con el enemigo recodificando el ADN humano. Garduño nos sumerge en una atmósfera fría, oscura y extremadamente solitaria. Hasta que aparecen ellos y todo se convierte en un frío infierno. No saben que son exactamente, pero están ahí y quieren acabar con la poca vida que apenas queda. En un clima de continua tensión, los dos hombres que tanto se odian y que antaño fueron buenos amigos, tendrán que aunar sus fuerzas para combatir a esos extraños y tenebrosos enemigos que cada noche, cuando todo está silencioso, se posan con sus inertes ojos frente a la vivienda de ambos con la única intención de arrebatarles lo único que les queda, la vida.

Me ha parecido realmente un gran libro. Al contener pocos personajes, éstos son tratados con grandeza, analizados y profundizando en lo más hondo de cada uno de ellos. Puedes confraternizar con quien más te enternezca, o al que mejor entiendas. Porque entre los dos principales personajes, Peter y Patrick, no hay una relación entre el bueno y el malo, puedes terminar de leer esta novela sintiendo una gran admiración por los dos. Además de esto, lo que más destaco es el cuidado y el gran detallismo a la hora de narrar los momentos de soledad o terror que viven los personajes de este libro, Garduño, con maestría, te introduce de lleno en la obra, y aunque esto suene a tópico, creedme no lo es, eso no lo consiguen verdaderamente todos los escritores. Te sentirás dentro de la historia.

Juan de Dios Garduño representa lo que es un sueño para muchos de nosotros. Este joven sevillano, nacido en la gloriosa década de los 80, apasionado de las buenas novelas y películas de ciencia ficción y terror, ha conseguido poder dedicarse de lleno a lo que más le gusta, la escritura. Ha recibido numerosos y merecidos premios por sus relatos y obras y recientemente ha visto publicada la que seguramente es sin duda su obra más importante, Y pese a todo… la obra que le alza como ya reconocido escritor y le abre paso entre tantos autores. Por si fuera poco, al joven sevillano le sonríe aún más la suerte, y es que por si fuera poco, la productora de la afamada película Celda 211, Emma Lustres, ha decidido llevar su libro a la gran pantalla. Así, los que hemos tenido la oportunidad de disfrutar de este buen libro, podremos también tener la oportunidad de verla en el cine. Desde Anhelarium, me gustaría darle mi más sincera enhorabuena a este joven escritor, porque como he dicho en un principio, él representa el sueño de muchos, los que amamos la escritura, de todos aquellos que soñamos con poder ver publicada alguna vez nuestra ansiada novela. ¡Mucha suerte Juan de Dios!


El Hobbit, de J.R.R. Tolkien

Portada de John Howe para El Hobbit

Portada de John Howe para El Hobbit

Creo que no es necesario presentar esta grandísima obra, porque estoy seguro que todos aquellos que entren en Anhelarium la conocerán de sobra. Me pregunto si es necesario recomendar este libro o escribir un artículo sobre el. ¡Quién será el insensato que no la conozca! La mayoría de las obras aquí reseñadas las hago a modo de recomendación, para mostrar de alguna forma buenas obras literarias a los demás y así difundir algo que, al menos yo, considero que merece la pena. ¿Pero que hago yo ahora aquí recomendado El Hobbit? ¡Hasta me siento tonto haciéndolo! Es como si escribiera un artículo recomendando a los Led Zeppelin o a los Guns N`Roses, parecería ridículo. Pues bien, no os toméis este artículo como una recomendación más de Anhelarium, porque no lo hago con ese fin, este artículo no es para recomendar la lectura de esta trepidante novela, sino para homenajearla. Quiero desde Anhelarium, rendir homenaje a la que es probablemente la aventura más fantástica y original jamás escrita. Este verano volví a disfrutar con Bilbo Bolsón una vez más, ¡y es que ya son cuatro las veces que me he leído este excelente libro! Y dudo mucho, muchísimo, que haya sido la última vez que lo haga.

The Hobbit fue una obra escrita por John Ronald Reuel Tolkien, y en un principio esta historia sólo fue creada para divertir a los hijos de éste. Que por cierto, qué maravilloso ¿verdad? Escribir una novela como regalo para tus hijos, sin duda algo bello. Pero la obra no podía quedarse sólo en eso, una obra de tal envergadura no debía ni podía quedarse ahí. Este es el primer libro que explora la Tierra Media, es el primer libro que te adentra en la majestuosa mitología creada por Tolkien, la obra que te abre camino hacia la mayor historia fantástica que se ha escrito. Eso si no contamos La Sagrada Biblia como novela de ficción, aunque tengo mis dudas. Como dato curioso déjenme decirles, ya que viene al caso, que la saga de El Señor de Los Anillos son los libros más vendidos después de la Biblia precisamente, algo que te hace tener una mínima idea de la tremenda popularidad de estas épicas historias llenas de enanos, elfos, orcos, hobbits, dragones, magos, valientes doncellas e intrépidos caballeros y un sinfín de esperpentos.

En esta historia se narra las aventuras de un hobbit, Bilbo Bolsón, que junto con un numeroso grupo de enanos y con la compañía del mago Gandalf, ponen rumbo a la Montaña Misteriosa, donde un despiadado y gigantesco dragón rojo llamado Smaug, guarda un codiciado tesoro. El camino será largo, y el camino estará lleno de numerosos contratiempos y dificultades, de dilemas y enigmas –¡maldito Gollum y sus acertijos!- de disgustos y situaciones de vida o muerte.

Una visita inesperada. lustracion de John Howe
Una visita inesperada. lustracion de John Howe

¿Por qué confías en él para esta misión? Le preguntaron a Gandalf, a lo que él sin pensarlo contestó: porque tengo miedo.

Y es así como comienza esta intrépida aventura. Bilbo Bolsón, sentado tranquilamente en su agujero hobbit, recibe la extraña visita de un enano, no, ¡de dos!, ¡NO, NO!, de tres, cuatro, cinco seis… ¡Bilbo Bolsón recibe la visita de trece enanos nada más y nada menos! Balin, Glóin, Bifur, Bofur, Bombur, Dwalin, Ori, Dori, Nori, Óin, Kíli y Fíli y Thorin, Escudo de roble. ¡Ah! Sin contar a Gandalf El Gris, que también llegó por último a la inesperada visita, aunque éste tuvo que agacharse bien para entrar en la acogedora casa Bolsón. El pobre Bilbo se vio, sin comerlo ni beberlo, en medio de una reunión, rodeado por trece enanos y un mago que no paraban de aprovecharse de la generosa hospitalidad del hobbit y que, sin parar de beber, comer, cantar y reír y comer, beber, reír y cantar mientras el pobre de Bilbo los atendía histérico, conspiraban sobre cómo llegar a Smaug, matarlo y apoderarse de su grandioso tesoro y recuperar lo que por honra y herencia les pertenecen.

El reino enano de Erebor, también conocido como la Montaña Solitaria, fue fundado en el año 1999 de la Tercera Edad del Sol, por el rey Thráin I, quien acababa de huir con parte de su pueblo de Khazad-dûm tras la aparición de un balrog. Siete siglos después, el dragón Smaug llegó a Erebor y, tras expulsar a los enanos, se apoderó del tesoro que éstos habían acumulado. Y como dragón que era, adoraba los tesoros, no les daba uso, pero los dragones son así, acumulan tesoros en sus profundas cuevas y pobre de aquél que quiera adentrarse en ellas y coger una moneda si quiera.

Gandalf El Gris, por John Howe
Gandalf El Gris, por John Howe

Historia de una ida y una vuelta

El desarrollo de esta obra va mucho más allá de una simple historia de aventuras. Este viaje, esta historia de una ida y una vuelta nos muestra más que eso, nos muestra una enseñanza, una lección, una experiencia con la que aprender a crecerse y obtener confianza en uno mismo, porque aunque parezca algo fácil, no lo es. Son muchas las personas, como este humilde que os escribe, que tiene, muy de vez en cuando, notables dilemas propiciados por la inseguridad y, creedme cuando os digo que esta vibrante historia, hace mucho más que entretenerte, te alecciona. Al menos así la he percibido yo, y os aseguro que no exagero cuando os cuento que el coraje de Bilbo Bolsón, un hobbit asustadizo y aprensivo, que se encuentra sin esperárselo con una gran responsabilidad cuyo peso siente constantemente encima de sus hombros y no para de perturbarle hasta llevarle incluso a los límites de la desesperación, lucha, aguanta valiente y sin dejar de pensar en sí mismo y pensando en los que le rodean, con brío y determinación y siempre prudente y reflexivo, sale adelante. Porque en El Hobbit, como buena historia de fantasía, ganan los buenos, los valientes, y los que le plantan cara la vida, con audacia y mucha osadía. Porque ya lo dijo aquél, es siempre mejor pedir perdón que pedir permiso.

Mi más humilde y sincera admiración hacia esta obra. Mi más modesto homenaje a esta historia de una ida y una vuelta, a este gran libro, El Hobbit.


Fantasmas, de Joe Hill

Hacia tiempo que anhelaba leer otra obra de terror, por fin llegaron las vacaciones y mis ansias por devorar todos los libros posibles no cesan. El último libro de terror que leí y que reseñé en Anhelarium fue La Casa, de Fran Peretti y Ted Dekker. Siempre intento ir variando en cuanto a la temática de los libros que escojo, para no estancarme en un solo género y hacer más amena la lectura de libros. Tras informarme por internet de qué libros de terror eran los más alabados por los internautas, uno de los autores que más aparecía era el hijo de Stephen King, Joe Hill, que al igual que su padre, se dedica desde hace varios años a publicar relatos de terror. Su obra más galardonada ha sido El Traje del Muerto, de la cual se está rodando actualmente una película. Posteriormente leí que Cuernos era también de sus obras más votadas y por último, Fantasmas, una colección de relatos de terror y ficción que al igual que sus otras narraciones, se ha llevado una buena crítica. Quise en un primer instante hacerme con el Traje del Muerto, era de sus libros, el que más me llamó mi atención. Pero por pura casualidad mientras paseaba vi en un escaparate de una librería una edición bastante rebajada de precio de Fantasmas. No lo dude y me hice con él.

Bien, la lectura de este libro os la recomiendo, pero o bien la gente es muy exagerada o realmente yo soy muy valiente, algo que de antemano os digo que no, porque esta colección de realtos de Joe Hill en ningún momento te hace sentir miedo, aunque si varios de ellos te inquietan y algunos llegan a ser delirantes y bastante angustiosos. Es difícil encontrar un libro que te haga pasar verdadero miedo, si ya es de por sí dificilísimo encontrar una película que lo haga, mucho más una obra literaria, aunque las hay. Fantasmas no es el caso, por mucho que algunos en sus reseñas así pretendan hacerlo ver. Pero Joe Hill sí que consigue crear un conglomerado de relatos dignos de leer y que no te aburrirán bajo ningún concepto. Además, si eres de los que te gusta escribir relatos en tu tiempo libre, este libro te aseguro que es muy didáctico porque de él aprendes como crear verdaderas atmósferas para sumergir así a tus lectores en tus narraciones. A mí personalmente me ha servido de mucho y de él he aprendido varias cosas, entre ellas, el sentimiento que reflejan sus cuentos, la intensidad con la que están hechos y la manera en la que te envuelven.

Todos los relatos que encontrarás en esta obra son bastante dispares, no teniendo absolutamente nada que ver los unos con los otros. Hill hace gala de una imaginación desbordante y por ello encuentras relatos tan magníficos como El teléfono negro, alguno demasiado surrealista pero muy alucinante como Oirás cantar a la langosta, u otro bastante enloquecedor como La máscara de mi padre, un cuento que me llego incluso a angustiar por lo majareta que resulta. La capa es otro de los relatos más sorprendentes que puedes encontrar, como también lo es El último aliento, un relato, quizás el más corto del libro, que personalmente me sorprendió bastante. Un fantasma del siglo XX es otro de los relatos que más destaco pero si tuviera que quedarme con uno sólo de ellos, por su genialidad y por la forma en la que te atrapa en su lectura, es sin duda Reclusión voluntaria, hasta la fecha, el mejor relato que he leído. Una lectura muy recomendada para estas vacaciones de verano.


El Elfo Oscuro. Exilio y Refugio

¡Casualidades de la vida! Tal día como hoy, hace justo un año, escribía el artículo sobre La Morada, la primera entrega de la -primera- trilogía de El Elfo Oscuro de R.A. Salvatore. Hace tiempo que terminé con estos libros pero, como he dicho, casualidades de la vida esta tarde me apetecía escribir brevemente una reseña sobre el desenlace de Drizzt Do’Urden. Al revisar un momento el post donde os hablaba sobre la primera entrega me he llevado la sorpresa al comprobar que lo escribí justo un 13 de agosto, así que no hay mejor manera de cerrar el círculo.

No pretendo enrollarme demasiado en esta reseña, no como en otras donde me dejo llevar por la emoción de la lectura y me salen verdaderos ladrillos. Eso si, nunca he destripado ningún libro y si así ha sido, siempre os he avisado. El caso es que a mi pesar, la lectura de la primera trilogía de El Elfo Oscuro ha ido decrescendo a medida que avanzaba la obra. El primer libro como ya bien reseñé, me pareció muy bueno, una novela entretenida, con un comienzo fabuloso y que prometía bastante. Y para mí, ahí termina lo bueno. En Exilio, vemos a un Drizzt amargado, huyendo de su sanguinolenta y vengativa familia, un Drizzt que personalmente deja a su raza, los drow, a la altura del betún. Y no precisamente porque éste no fuera o fuese igual de violento o despiadado que el resto de los oscuros miembros de su estirpe, sino porque jamás he sabido de un protagonista (porque vamos a obviar la palabra “héroe”)  más amedrentado y temeroso. En la segunda entrega de la saga, nuestro drow no para de lamentarse por las esquinas, recibiendo palos de todo el mundo, trayendo la desgracia por donde pasaba sin apenas solucionar nada. Exilio, como su propio nombre indica, no es más que el intento de Drizzt de escaquearse como buenamente pueda de su ciudad natal, Menzoberranzan, y de sus oscuros pasadizos. Drizzt quiere marcharse de la Antípoda Oscura bajo cualquier circunstancia. Mientras sus familiares, rotos de ira y sedientos de venganza por la traición de Drizzt hacia la Reina Araña, nuestro protagonista conoce al muy honorable capataz, Belwar Dissengulp, en otras palabras, lo más destacable de la obra hasta ahora. Un personaje secundario que es capaz de llamar mucho más la atención del lector que el propio protagonista. Además, Drizzt también mantendrá una ligera amistad con Clark, un pek al que no le podría haber venido pero juntarse con Drizzt, quizás el personaje de ficción más gafado que he conocido jamás.

No crea que Refugio es muy distinto, la temática es la misma, salvo que ya nuestro protagonista está a las afueras de la Antípoda Oscura. Pero Drizzt Do’Urden sigue amedrentado, incapaz de blandir como es debido sus apagadas cimitarras (lo de apagadas lo entenderá quien haya leído la historia) y llevando la tragedia consigo y hacia los que le rodean. A medida que seguía leyendo, rezaba para que nadie se acercara a Drizzt y éste se quedara sólo toda su triste y duradera vida. En Refugio, el “sustituto” de Belwar será Montolio, otro personaje secundario que realmente merece mucho la pena saber de él. Desconzo si existe una historia paralela exclusivamente sobre el guardián Montolio, si es así, estaré encantado de leerla. Será cuestión de investigar y preguntar a los fans de Los Reinos Olvidados. Parece ser que Salvatore tiene especial interés en dotar de gran valor a los personajes secundarios y así ha sido con Montolio, un entrañable anciano cuya vida resulta mas interesante que toda la primera trilogía de El Elfo Oscuro.

Comprendo que la obra esté dirigida a adolescentes, amantes del roll y las historias de ficción más simples, por eso tampoco voy a meterme mucho con la forma en la que ésta está narrada, pero de veras os digo que a veces pensaba brevemente que leía un libro para menores de 10 años. Lamento si mis palabras hieren a algún aguerrido fan de las antípodas, no es mi intención ofender a ningún seguidor de esta saga, pero aclaro que en ningún momento me hice ideas preconcebidas, no puse el listón alto ni nada por el estilo, y de la forma más educada y objetiva os digo que la obra cae en picado. Tal y como os recomendé la lectura del primer libro, en esta ocasión os recomiendo no seguir leyendo esta historia. Hay que ser honestos y justos, existen libros mucho mejores que este y que merecen mucho más vuestra atención.

Se muy bien que la historia de Drizzt, sus aventuras, están recogidas en varias trilogías y, a pesar de que dudo mucho que vuelva a leer algo sobre nuestro afable drow, si se da el caso, seré el primero en elogiar tales obras que igualmente vienen de la mano de R.A. Salvatore. Pero mucho tiene que mejorar la cosa. Las otras entregas tienen muy buena pinta. Por lo que tengo entendido, después de todos esos libros sobre las hazañas de Drizzt, Salvatore decidió crear una precuela, un origen para dar a entender al lector los inicios del personaje y quizás e ahí la falta de acción y emoción. Confío en que los libros antes escritos por el autor -cronológicamente posteriores a esta trilogía- sean de mayor embergadura.

Por orden cronológico:

   1.- Trilogía: “El Elfo Oscuro” (La Morada, El Exilio, El Refugio)

   2.- Trilogía: “El Valle del viento Helado” (La Piedra de Cristal, Ríos de Plata, La Piedra del Halfing)

   3.-Colección: “El Legado del Drow” (El Legado, Noche Sin Estrella, Cerco de Oscuridad, Luz en las Tinieblas)

   4.- Colección: “Sendas de Tinieblas” (El Estigma de Errtu, La Columna del Mundo)

   5.- Trilogía: “Los Mercenarios” (El Siervo de La Piedra, La Promesa del Rey Brujo, El Camino del Patricarca)

   6.- Trilogía: “Las Espadas del Cazador” (Los Mil Orcos, Los Senderos de la Muerte, Las Dos Espadas)

   7.- Trilogía: “Transiciones” (El Rey Orco, El Rey Pirata, El Rey Fantasma)

–> Quizás le pueda interesar:


Alberto Vázquez Figueroa – Siete vidas y media

Un autentico visionario, es lo primero que pensé cuando terminé de leer este más que interesante libro, biografía de uno de los mejores periodistas y escritores de este país, Alberto Vázquez Figueroa, nacido en Canarias en 1936. Aunque como inventor -sí, como leen, inventor- no tenga el mérito reconocido, es cierto que sus invenciones han sido tomadas en cuenta a priori aunque acabaran casi siempre desechadas o mejor dicho ignoradas. Y es que este libro además de mostrarnos las experiencias, aventuras, idas y venidas y más de una anécdota de este profesional, nos muestra de manera breve pero muy clara algunas de las posibles soluciones a problemas como el del agua, nuestro bien más preciado y que tan mal administrada está su difusión y utilización.

Alberto Vázquez Figueroa nos relata la historia de su vida, sus años como corresponsal de guerra, momentos cruciales en los que peligraba en cada momento su vida, épicos reportajes de investigación en lugares apenas conocibles de la más profunda Latinoamérica, alguna que otra anécdota graciosa con Paquita Rico y un tal periodista que en vez de estar en México de corresponsal le estaba tirando los tejos a la modelo. Ay Alberto, si es que no te perdías una…

Pero lo que más destaco de este inolvidable libro son los momentos vividos por Alberto Vázquez Figueroa en África, lugar donde pasó su infancia y aprendió a apreciar el sentido de la vida. No sería justo acabar este artículo y no destacar los métodos que este inventor en sus ratos libres ha planteado desde hace años como la desalinización y posterior utilización del agua y su famoso y extrovertido proyecto, Babilonia 2000 pero, ¿por qué mejor no lo descubren ustedes mismos? Prometo que esta agradable y complaciente lectura no les dejará indiferentes.


El elfo Oscuro I. La Morada

Hacía tiempo que pretendía hacerme con esta saga. La trilogía del Elfo Oscuro llamó mi atención hace ya un tiempo y debido a los estudios, la falta de tiempo que eso conlleva y que tenía de por sí algunas lecturas pendientes, no ha sido hasta este bendito verano cuando por fin puedo disfrutar entre otras cosas de la que hasta ahora es la historia más aplaudida de Los Reinos Olvidados, El Elfo Oscuro de R.A. Salvatore.

Primeras impresiones

Siempre que me han hablado de la historia de Drizzt Do´Urden, protagonista de esta saga literaria, todas han sido buenas críticas tanto para el personaje como para la historia, así que las primeras impresiones sobre estos libros ya estaban preconcebidas en mi cabeza. Pero en ningún momento esas primeras ideas se han venido abajo ya que la obra presenta todo lo que pretendía encontrar en ella: una historia interesante, una oscura trama que por sí sola se va enredando más y más en un mundo nuevo para los lectores (como así es Menzoberranzan)  y cuyos protagonistas, por suerte en este caso, se salen de los típicos clichés dados en este tipo de literatura en cuanto a carisma y personalidad se refiere.

Menzoberranzan. El lugar en el que nunca querrías estar

Si hay algo en esta primera entrega de la saga que más me ha llamado la atención es sin duda su lúgubre pero a la vez, atractiva ambientación. Salvatore ha dado vida a un mundo oscuro, lleno de odio, donde no hay cabida a los valores humanos que al menos en teoría, todos conocemos. La sociedad en Menzoberranzan se rige por la traición y el engaño. Así es la vida de los drows, los elfos oscuros, una vida llevada a cabo en una subterránea sociedad en la Antípoda Oscura.

No me gustaría entrar en un salpicadero de spoilers llegados a este punto y os prometo que no encontraréis ninguno aquí, pero en esta breve reseña no puedo relevar el tema de la comuna drow, puesto que es lo que más me ha cautivado. ¿Es Menzoberranzan el lugar idílico para las más radicales feministas? Ahora en serio, personalmente, no he visto ni en cómics, ni en libros ni en las miles de pelis que he visto en mi corta vida una sociedad ni tan siquiera parecida a la de los elfos oscuros.

En esta historia, la figura de la mujer es lo más importante en la escala jerárquica de la sociedad en Menzoberranzan. Una escala en la que para poder ascender debes acabar con los que están por encima de ti, y no importa si son miembros o no de tu familia. Las sacerdotisas de Lloth, la diosa araña, son despiadadas, crueles, intransigentes, que no conocen la tolerancia y carecen completamente de sentimientos. Así son las mujeres drows, todas aspiran al poder máximo en su oscura comuna. Es sorprendente ver como en esta apasionada novela, los hombres, que ni por asomo son unos santurrones que se diga y que independientemente del poder y la importancia que éstos tengan, viven en extrema sumisión para con las mujeres drows. Hasta los más poderosos magos de Menzoberranzan temen cuando sienten cerca la presencia de una de las sacerdotisas.

Drizzt Do`Urden

Convertido en uno de los mejores guerreros de la Antípoda Oscura, es un personaje atormentado por la idea de tener que convivir durante toda su larga vida (un elfo puede durar más de cuatro siglos) rodeado de gente que a pesar de ser incluso miembros de su misma familia son capaces de apuñalarlo por la espalada para conseguir todo tipo de aspiraciones personales. Drizzt no dudará y se inmiscuirá en una batalla consigo mismo, con sus sentimientos, luchará por deshacerse de la cruel vida que le ha tocado vivir. Rechaza por completo el modo de vida de la sociedad drow, por supuesto, eso es algo que le costará muy caro.

Y es ahí donde quiero llegar. Drizzt no es un simple héroe fantástico, no es ningún hoja verde, todo lo contrario, en esta historia el personaje no sólo tiene que blandir sus afiladas espadas, tiene que desprenderse de todo lo que es en sí mismo y sobre todo, de lo que le rodea.

El Elfo Oscuro es una buena historia que mezcla lo mejor de la fantasía con enredadas tramas y giros argumentales dignos de películas como El Padrino. A día de hoy, sigo con esta saga, concretamente con la segunda entrega, El Exilio, y sigo pensando que ha sido todo un acierto el haberme metido de lleno en esta lectura, la cual recomiendo de sobremanera.

 

–>Quizás le pueda interesar:


Antología Z. Vol.1La mar de coplas, qué diga, ¡de zombis!

Hace ya bastante que encargué este libro en uno de mis pedidos por internet y no ha sido hasta estas vacaciones cuando he podido disfrutarlo (bendito tiempo libre…) Lo crean o no, lo leí en un caluroso pero relajante día de playa. La cosa no podía pintar mejor, ahí recostado en la tumbona, ligeramente bronceado, bajo la atenta mirada de un irradiante sol y para mayor gozo, viendo pasar a esas hermosas chicas que dejan ver sus encantos con esos bikinis cada vez más minúsculos o esas que sólo llevan un tanguita y que van mostrando esos firmes pechos… ¡bueno bueno!, pero ¿esto qué es? ¡Que me estoy desmadrando!

El caso es que era lo que anhelaba desde hacía tiempo, concretamente durante todo este pesado invierno en el que me he dejado la piel estudiando (luego en las notas, me vi recompensado) Sol, playa, chicas y un buen libro de zombis, ¡no podía pedir más!

A medida que me iba tostando más y más por el Sol, desde por la mañana que llegué a la playa hasta bien entrada la tarde, pude disfrutar de una más que notable recopilación de relatos de género Z.

Los relatos están escritos por amantes de los muertos vivientes que hasta ahora son desconocidos, y digo esto porque algunos escriben que da gusto y fijo que en un futuro dan la sorpresa y publican algún que otro buen libro ya que muchos de ellos deberían de plantearse seguir escribiendo, porque algunas de esas mini historias son tremendamente buenas. Cada relato es una pesadilla, cada relato te sumerge en una situación crítica y dramática. Algunos son realmente agobiantes como ¡Clonk! o Floro, el perro y otras muy conmovedoras, Tiene mensajes nuevos, para escucharlos pulse…, Marchitas por dentro o Declaración de un superviviente.

Los escenarios en los que te sitúan cada historia son muy diversos, con protagonistas desemejantes entre sí pero todos envueltos en climas alarmantes y penosos y que comparten un miedo común, el de ser devorados por sedientas ordas de muertos vivientes. En cada una de estas narraciones se plantea un modo de superviviencia distinto, un modo de vivir cara a cara con el horror y la agonía y cómo el destino no trata a todos por igual.

Un libro muy intenso a la vez que atrayente -incluso para aquellos que no sean seguidores de este género- y a la vez, ligero, de fácil y entretenida lectura. Éstos y otros más son los relatos recogidos por Álvaro Fuentes y que componen el que es el primer volumen de esta saga de historias sobre muertos vivientes. Hasta la fecha, hay ya publicados cuatro de estos volúmenes y ya estoy con muchas ganas de hacerme con ellos. Me gustaría participar en alguno, pero según he podido leer, la segunda entrega está realizada por miembros de Nocte, la asociación española de escritores de terror, así que, muy a mi pesar, dudo poder participar con uno de mis relatos, aunque nunca se sabe.

 


Capitán de las sardinas de Manuel Manzano

Y a mí que los ciegos siempre me habían inspirado mucha ternura, ahora no me voy a fiar ni un pelo de ellos. Es una desgracia muy grande perder el sentido de la vista, el sentido más importante, una gran desventaja el carecer de visión, pero tras leer este libro, os puedo asegurar que ser ciego, implica tener muchas ventajas.

Gabriel Saviela, invidente desde los doce años (merece la pena leer el libro tan sólo por conocer el motivo de su ceguera, os lo aseguro) decide poner fin a la amargada vida que comparte con su madre, su perro, de nombre tamagochi y un canario que padece de obesidad. ¿Y qué mejor manera de acabar con esa vida que matándolos a todos verdad? Y es que Gabriel Saviela, aparte de ser ciego, también está loco, tan loco que ya de paso, también acabó con la vida de su vecina y su amante (ya listos…).

En esta historia se verá involucrado un más que cuestionable investigador policial y su extraño acompañante y un periodista fracasado. ¿Correrán éstos la misma suerte que las anteriores víctimas de Gabriel Saviela?

Manuel Manzano nos presenta esta agradable y entretenida comedia, presentada en una ligera y sencilla narración acompañada de extrovertidos diálogos entre los personajes, cada cual, más pintoresco. Leí Capitán de las sardinas en una tarde, es una novela breve, de apenas 230 páginas y os prometo que lo pasé genial. Una lectura más que recomendada.

 


La Cúpula, de Stephen King. La Ciencia-Ficción, a un segundo plano

Vuelve El Rey

Sin duda, Stephen King es uno de los mejores y más prestigiosos escritores y para muchos, éste es el más creativo e ingenioso de entre todos. Hay personas a las que no les hace falta conocer demasiado la sinopsis de la obra y mucho menos, las criticas que conlleva. Tan sólo con ver el nombre y apellido del autor en cuestión impreso en la portada, no les falta tiempo para hacerse con un ejemplar. Es lo que suele suceder cuando estos libros son creados por mentes tan poderosas como la de Stephen King y es lo que a un servidor le pasó cuando se percató de que ya había salido a la venta la última obra de este gran novelista. Desde el primer instante que, en la sección de libros de un conocido centro comercial del que soy asiduo, vi La Cúpula, no lo dudé ni un segundo, el libro ya estaba en mis manos.

Cuando el paraíso se convierte en un infierno

Amanece otra dulce y apacible mañana en Chester’s Mill, un pueblo de esos que parece que pertenece a otro plano de nuestra realidad, un pueblo que, estando en plena conexión con el resto de la sociedad, parece que tienen una vida aparte, una vida paralela a este nuestro estruendo mundo. Tranquilidad, sosiego, eso es lo que se respira en Chester’s Mill, un lugar que no conoce la contaminación, el exceso ruido, las trifulcas y reyertas diarias de una ciudad en constante brote de violencia. Caminar por la calle principal de Chester’s Mill, aunque sea para dirigirte al trabajo, es como dar un tranquilo paseo respirando aire puro, ese aire que baja de las altas montañas que abrigan el apacible pueblo. Apacible al menos de puertas para fuera, ya que cualquier pueblo, esconde oscuros secretos que muy pocos saben.

En una mañana, todo cambiaría, se invertirían las cosas y los habitantes de Chester’s Mill se verían envueltos en un caos irrefutable, en una serie de catastróficas desdichas que  asomaría a cada segundo y que provocaría una anarquía absoluta donde saldrá a relucir la autentica maldad del ser humano, aunque para algunos, esta desgracia los hará afrentarse de la forma más solidaria posible a una lucha por encontrar solución a los problemas y sobre todo, deseos de sobrevivir.

Una transparente y brillante cúpula de más de seis mil metros de altura, mantiene aislado a todo un pueblo y a los habitantes que en él habitan. La Luz, el agua, la comida, todo escasea, todo se va acabando, aumenta la demanda pero no existe oferta alguna. Crisis de ansiedad, accidentes, enfermedades, suicidios, enfrentamientos masivos y todo esto, mientras están aislados esta vez, y literalmente, del mundo entero.

Pasarás a ser un habitante más de Chester’s Mill

Con la excelente narración de Stephen King, te sumergirás de lleno en el conflicto, sentirás que es a ti a quién le suceden todas esas adversidades, te meterás de lleno en esta historia, pasaras a formar parte de la situación. Serás un habitante más de Chester’s Mill. Y es que Stephen King centra su obra, en casi toda su totalidad, en los conflictos internos que se dan dentro de la cúpula. Mientras tanto, el resto del planeta, está pendiente de lo que sucede allí dentro, como si Chester’s Mill fuese una bola de cristal, en la que dentro, se libra una tremenda batalla por la supervivencia. Así, la Ciencia-Ficción a la que nos tiene acostumbrados Stephen King, queda relegado a un segundo plano que poco a poco va acercándose más y más, hasta hacerse más evidente.

Una obra densa, que por momentos llegará parecerte un poco pesada, pero que nunca provocará que tu lectura se hastíe. Un libro que merece la pena leer.

 


ZOMBI – GUÍA DE SUPERVIENCIA de Max Brooks

Zombie - Guia de supervivencia

Ahora lo entiendo, ya no tengo ninguna duda. Al principio creí que eran simples borrachos. Menudo pedal que llevan esos, pensé. Era de madrugada e iba caminando por una oscura y solitaria calle camino a casa. A medida que me iba acercando más hacia ellos, vi que de borrachos nada, eso no lo hacía una borrachera, esos tipos estaban endrogaos perdíos. Esa manera de andar no era normal y esos gemidos, por favor, pero, ¿qué se han metido estos para estar así? Me pregunté.

Fue cuando ya me encontraba a la altura de los afligidos muchachos cuando empezó mi calvario. De pronto, uno de ellos, alertado por mis pasos, se giró bruscamente, tenía la boca llena de sangre, me llamó la atención su color de piel, tenía una piel grisácea, oscura, con tonalidades verdosas. El otro chaval se giró también, en cuestión de segundos, los tenía encima, uno de ellos me agarró por la camisa con fuerza, consiguió  desgarrármela entera. Me asusté, grité y de un golpe pude librarme de sus putrefactas manos. Me alejé de ellos, y a pocos metros me di la vuelta, me perseguían, a paso lento, aunque no lo suficiente. Si me quedaba allí parado, seguramente me volverían a coger. A medida que avanzaban hacia  mí, yo seguía alejándome sin dejar de mirarlos y de insultarlos a viva voz (por la adrenalina supongo).

No me atreví a ir a comisaria, tampoco me habían hecho nada. Se lo comenté a varios amigos, pero si bien me creían, no le ponían mucho empeño en lo que les contaba. No vi ningún titular al respecto en los periódicos ni en las noticias locales. Parece ser que nadie más observó  a esos extraños individuos. Durante mucho tiempo estuve dándole vueltas a la cabeza.

¿Qué les pasaba a esos tíos? ¿Qué fue de ellos? Ahora, ya lo tengo muy claro. Esa noche, tuve un encuentro con un par de zombis, lo que vi, fue un brote de Clase 1.

zombis

Este libro ha sido todo un éxito mundial. Para muchos intelectuales, esta obra no será más que una tontería para frikis del género, pero ya quisieran muchos autores, tener la habilidad que ha demostrado poseer el autor de esta guía, para enganchar a tantísima gente a esta su obra.

Con una lectura tremendamente adictiva, cada página del libro absorberá toda tu atención, mantendrá la emoción y sustentará el anisa por saber más sobre cómo sobrellevar tal amenaza zombi.

Gracias a Max Brooks y su guía para la supervivencia Zombie ya sé cómo enfrentarme a los muertos vivientes. ¿Y tú? ¿A qué esperas? ¿Podrías sobrevivir a un masivo ataque de zombis?

Esta completa guía consta de varios capítulos en los que el autor, de la forma más específica y detallada, instruye al lector en las distintas formas y maneras de sobrevivir a una invasión zombi.

Al inicio de esta obra, Max Brooks nos explica los mitos y realidades de los muertos andantes. Cómo son, las diferencias entre los zombis reales y los del mundo cinematográfico, qué tipo de virus convierte a los vivos en muertos vivientes y cómo se propaga la infección.

Hasta aquí, nada me sorprendía, ya que cualquier seguidor de este género se sabe a la perfección las características de los zombis. Era algo que conocía bastante bien, sin embargo, no dejada de ser interesante el leerlo, sobre todo, porque aparte de ser una narración completamente didáctica, no deja de ser simpática y entretenida, dando ligeras pinceladas de humor negro.

Tras la breve introducción a lo que son los muertos vivientes, la guía se centra en cómo sobrevivir a ellos. Mediante una serie de capítulos, absorberemos los conocimientos mínimos para mantenernos sanos y salvos en una sociedad plagada de cadáveres sedientos de sangre.

zombis

Armas y técnicas de combate

Tras la introducción, la guía nos enseña qué tipo de armas son las adecuadas para luchar contra los no muertos. Este capítulo en concreto (junto con el siguiente) es el que encontré más interesante y el cual, hizo que me enganchase a este libro de mala manera. Si en algún momento, pensaste en que una buena ametralladora o una estridente moto sierra sería lo ideal para contraatacar a los no muertos, estás muy equivocado. Lee atentamente este capítulo y lo comprenderás.

Siempre que he mantenido una conversación sobre zombis, he comentado lo mucho que me gustaría, aunque sólo fuera durante unas horas, vivir la experiencia de estar en un mundo post-apocalíptico repleto de zombis. Si, se que parece una autentica frikada, o para algunos, esto es de estar mal de la chota, pero los que amen este tipo de cine/literatura, me comprenderán. Siempre que he visto películas como El Amanecer de Los Muertos o 28 Días/Semanas Después, me quedaba completamente prendado, viendo la adrenalina que debe suponer correr delante de decenas y decenas de zombis.

Es parecido a lo que sienten los corredores de encierros en San Fermín. O mínimamente, lo que sientes cuando un perro rabioso te persigue. Pues imagínate, que en vez de toros, o perros enrabietados, son  zombis que  ocupan las calles de tu ciudad y que están deseosos de clavar sus putrefactas mandíbulas en carne fresca.

Defendiendo

En esta ocasión, aprenderemos a defendernos y a sobrevivir a los zombis permaneciendo en un lugar fijo. Esta parte del libro, es muy importante. No a todos los ciudadanos les dará por huir a otras zonas en un supuesto ataque zombi. Algunos, querrán quedarse en casa, en su casa, con sus cosas y con sus familiares. ¿Cómo asegurar tu casa para que no sea invadida? Esta parte del libro me sorprendió mucho. Pensaba que el vivir en un chalet o finca, sería lo peor, ya que los zombis entrarían fácilmente y lo mejor sería permanecer en un edificio, en un piso o estudio (o en su defecto, un local) donde solamente hay una entrada, que a su vez hace de salida. ¡¡Cuán equivocado estaba!!

Huyendo

Si eres de los que no quieren quedarse en casa encerrado y quieres buscar zonas seguras fuera o dentro de tu ciudad, este capítulo es crucial para ti. En este se te enseñará a dónde no tienes que  ir y cuales son los lugares más seguros.

Qué irónica es la vida. Los lugares más seguros en una ciudad, como las comisarias u hospitales, son los más peligrosos. Y sin embargo, un humilde e inocente colegio de primaria, es la mejor opción.  El porqué de esto, lo sabrás cuando leas este interesantísimo capitulo.

zombis

Atacando

Un capitulo para los más atrevidos. Aunque ten en cuenta, que, quieras o no, te guste o no te guste, tendrás que matar. En un mundo plagado de zombis, inevitablemente hay que matar. En un supuesto escenario caótico, donde la gente es devorada a cada segundo que pasa por cadáveres que andan arañan y muerden, no puedes simplemente huir. En algún momento, habrá una ocasión en la que te sientas amenazado, acorralado y te veas en la obligación, de reventar cabezas. Si, literalmente.

Distintos métodos de ataque se dan lugar en este capítulo dónde el objetivo principal es, matar, a cuántos más zombis mejor.

Escenarios

Porque no es lo mismo vivir un ataque zombi en Siberia que en Jerez de La Frontera, en este capítulo se nos enseña cuáles son los lugares idóneos para sobrevivir a los no muertos. Quién lo iba a decir, los interminables desiertos del Sahara forman el lugar más seguro e idóneo para sobrevivir tranquilamente. Esto puede llamar la atención, pero tiene su lógica.

¿Crees que estarías a salvo en un casco urbano (por ejemplo, el centro de Madrid) repleto de gente frenética huyendo de zombis? Caos, devastación, saqueos, histeria colectiva, entaponamientos masivo de gente que quiere huir. A todo esto añádele zombis cuyo principal hobby es devorarles las entrañas a las personas.

Tras estos capítulos explicativos, las últimas páginas del libro se centran en documentar algunos de los casos ocurridos con zombis a lo largo de la historia. Esta parte me gusto mucho, porque da una “explicación” a algunos de los sucesos históricos que conocemos y que, de manera ficticia (o no), tienen su coherencia.

La entrada más antigua es 60000 AC, en Katanga, el África central y la entrada más reciente es de 2002, en Saint Thomas, Islas Vírgenes de E.E.U.U.

Este libro es una autentica biblia para todos aquellos que son amantes de la cultura zombi como este que os escribe. Una lectura, MUY INTERESANTE.

 

 



EL NOMBRE DEL VIENTO de Patrick Rothfuss

 

Desde hacía ya tiempo le había echado el ojo a este libro pero aún tenía dos obras pendientes y soy muy estricto con el propio orden que establezco para mis lecturas.

Todos, o casi todos, tenéis la suerte de tener a alguien que os recomiende libros, resultando ser a veces unos libros muy buenos y otros unos aburridos tochos de papel. Para mi suerte o desgracia, no tengo quién me recomiende libros y siempre que deseo comprar alguna obra, tengo que fijarme en cada libro, uno por uno, cerciorándome en cada detalle del mismo para saber si llega a apoderarse de mí atención. En definitiva, saber si me lo compro o no.

Con El Nombre del Viento tuve un doble sentimiento. Al ver su título y portada, pensé por unos instantes que sería uno de los miles de libros de género fantástico que poco en calidad y originalidad pueden ofrecer. Inevitablemente me fijé en la etiqueta de la portada, la cual llevan la mayoría de los libros que son un éxito y que sirven para llamar aún más la atención del consumidor poniendo el número de ejemplares vendidos o el numero de ediciones. Y si, me llamó mucho la atención el hecho de que el libro que sujetaba en mis manos fuese la decimo quinta edición (me consta que a día de hoy, va por la decimo séptima). Automáticamente, hice lo que todos hacemos cuando vemos un libro que nos llama la atención: darle la vuelta y leer lo que pone en la contraportada. Y ahí es dónde comprendí, que no era el típico libro de fantasía dirigido a esos jóvenes que se flipan con el protagonista semi-elfo y sus proezas para posteriormente disfrazarse en cualquier salón manga del mismo o utilizar el heroico nombre de alias en cualquier juego de Rol online.

No, Patrick Rothfuss no ha escrito este libro con la intención de cautivar a roleros. Esta obra narra la atormentada vida de un desesperado chico por encontrar la razón por la cual su vida llego a pasar de una itinerante serenidad a un autentico infierno. Kvothe (pronunciado “cuouz”) como así se llama el protagonista, al paso de largos años, decide contar toda su vida, la verdadera historia de su vida. Una historia que de formas distintas, todos conocen. Kvothe ha dejado huella allí por dónde ha estado. Por todos son conocidas algunas de sus famosas hazañas.

Patrick Rothfuss, que en Norteamérica ya se le conoce como el digno sucesor de George Martín o el por todos conocido J.R. Tolkien, narra de la forma más hermosa y elegante la vida de este actor ambulante, músico, mago y héroe legendario. Esta historia formará en un futuro una trilogía. Kvothe contará en tres días (cada libro es uno de esos días) su historia, comenzando en su niñez, dónde era miembro de una familia de artistas itinerantes compuestos por acróbatas, actores y juglares. En esos años, Kvothe conocerá a Abenthy, un viejo arcanista que sorprendido de la gran inteligencia del chico pese a su corta edad, decide enseñarle gran parte de su sabiduría. De esta forma, Abenthy, será su primer maestro. Tras una serie de dramáticas circunstancias, se ve obligado a viajar sólo por lugares que nunca imaginó estar, cambiando su vida radicalmente, convirtiéndose de la noche a la mañana en un paria, un joven mendigo que vive momentos terribles que con el paso del tiempo, llega a convertirse en miembro de una prestigiosa y respetada universidad, hasta la actualidad, dónde regenta una posada llamada La Roca de Guía, de la cual es propietario.

Al saborear las primeras páginas serás presa de esta encantadora historia que no te dejará indiferente.

La emoción, el misterio y la intriga presencian la primera mitad de libro. Digo esto porque si, tengo que reconocer, que a partir de ahí, en las páginas ya no se respira con la misma intensidad esa emoción del comienzo, pero no por ello, decaerás en la lectura ya que a medida que se acerca el final, el anhelo por saber más va en aumento y el entusiasmo recobra vida.

En la actualidad, el escritor Patrick Rothfuss se encuentra trabajando en la segunda parte de esta obra que, como se comentó anteriormente, formará parte de una trilogía  “El Nombre del Viento. Crónica del asesino de reyes” consta de dos novelas más aún no publicadas llamadas “El Miedo del Hombre Sabio” y “Las Puertas de Piedra”.

 

 


LA CASA – El peor juego de tu vida

Para los amantes de las novelas de ficción este libro puede ser toda una piedra filosofal. Frank Peretti y Ted Dekker, dos de los escritores más reconocidos de este género literario, se unen para crear una novela cargada de tal ingenio y creatividad que en ocasiones te dejara enteramente delirante.

Siempre intento que mis lecturas sean de lo más variadas. Que mi siguiente libro sea de temática distinta al anterior y así sucesivamente. Por lo tanto, ahora le tocaba el turno a un libro de terror.

No crean que es fácil encontrar un buen libro de terror. Hay muchas novelas sobre asesinos en serie, crueles vampiros chupasangres, monstruos, pero…personalmente, es algo mil veces  tocado y es difícil encontrar una obra que merezca mucho la pena.

¿Qué hay con mezclar un despiadado asesino y sucesos paranormales? Esto es lo que principalmente más me atrajo a esta obra.

Todo comienza como una típica road movie. Una infeliz pareja viaja por una solitaria y desértica autopista cuando se ven obligados a parar inminentemente. Alguien ha puesto clavos en la carretera. ¿Por qué? No lo saben. Ambos no tienen otra alternativa que andar para encontrar la estación de servicio más cercana. Por el camino, encuentran una extraña casa, que a su vez hace de albergue para viajeros, bastante grande, y que muy poco tiene que ver con los típicos hogares situados en emplazamientos tan retraídos y desamparados.  Parece una casa como de otro siglo.

Al entrar, comprueban que no están solos. Otra pareja, ha sufrido el mismo percance en la carretera y buscan ayuda. ¿Qué está pasando?

Cuando los cuatro creían que estaban solos, aparecen en escena los dueños de la extraña casa. Una atormentada familia, que muy poco saben sobre educación y hospitalidad. Entre malas contestaciones y alguna que otra amenaza, todos se sientan incómodamente a cenar  casi por obligación y sucede lo más inesperado:

Un misterioso hombre, con una máscara de hojalata y una escopeta, amenaza con matarlos a todos si estos no entran en su juego. ¿Qué tipo de juego? ¿Cuáles son las reglas?

REGLAS DE LA CASA:

1.- Dios vino a mi casa y yo lo maté

2.- Mataré a cualquiera que venga a mi casa, así como maté a Dios.

3.- Si me traen un cadáver, puede que prescinda de la regla dos.

El juego termina al amanecer.

¿Va en serio? ¿Es todo una mala broma para turistas? ¿Tiene ése señor algo que ver con los dueños de la casa? Y en caso de que fuera cierto, ¿podrán salir vivos de ahí?

Una inquietante novela que a cada paso de página te magnetiza más y más y te inmiscuye en un terrorífico sin fin de angustiosos momentos que de vez en cuando, distorsionan de la realidad.

Muy recomendado.