Entradas etiquetadas como “Anathema

Weather systems, el nuevo trabajo de ANATHEMA

A pesar de que la evolución de Anathema comenzara con su tercer álbum, Eternity, donde se distanciaban del Doomdeath Metal y se acercaban a sonidos más cuidadosos y delicados, los años posteriores sin duda fueron unos años de transición para el grupo y es indudable que es ahora cuando los de Liverpool han encontrado ese punto exacto, un nuevo camino lleno de melodías atmosféricas e incluso épicas y prueba de ello es lo que llevan haciendo en estos tres últimos años.

Todo comenzaba con Were Here Becouse Were Here,  quizás el mejor disco editado por estos músicos hasta la fecha y que tuve el honor de conocer y posteriormente reseñar en Anhelarium hace casi dos años. A este majestuoso trabajo le siguió Falling Deeper, un retrospectivo disco de versiones acústicas de los primeros trabajos del grupo y que fue lanzado en septiembre del pasado año. Es aquí, con Falling Deeper, donde el grupo deja claro a sus seguidores qué es lo que quieren hacer y qué senda recorrerán los futuros proyectos de la banda. Sus temas anteriores son retocados, modificados y listos para entrar en esa nueva atmósfera espacial que envuelve la música actual de Anathema.

Ahora, los hermanos Cavanagh nos presentan, de nuevo bajo esa música etérea, un nuevo disco, Weather Systems, que sin ser superior a su anterior álbum de estudio, utilizan las mismas fórmulas para dar así lugar a otro maravilloso y refinado trabajo, un disco saciado de belleza. Con Christer-André Cederberg, que sustituye en la producción a Steven Wilson (Porcupine Tree) el disco se nos presenta cargado de temas muy ambientales pero que también poseen, aunque no de manera muy excesiva, sonidos más portentosos, pequeñas y puntuales pinceladas de Rock duro. Mención muy especial para la cantante Lee Douglas, que en este nuevo disco tiene una mayor presencia y nos regala los oídos con su preciosa voz.

El disco comienza bastante bien, siendo quizás la primera mitad más intensa y de mayor cualidad que la segunda. Los primeros temas que se nos presentan son Untouchable, Part 1 y Untouchable Part 2, de gran fuerza el primero y mucho más melancólico el segundo, donde entra a formar parte en las voces Lee Douglas junto a Vincent Cavanagh al igual que en el siguiente tema, The Gatering Of The Clouds. Pero donde más apreciamos la voz de la elegante Lee es en el tema Lightning Song, otro buen tema a destacar y que personalmente considero uno de los mejores de este nuevo disco. Sunlight es otro de los temas que más me ha gustado de este disco, lo considero incluso bastante épico, aunque a cada uno le puede transmitir de mil maneras distintas, es lo que tiene la música de Anathema. Un tema rápido, envolvente y muy espiritual.

El tema más insólito lo encontramos en The Storm Before The Calm, el tema más largo del disco, de 9 minutos y 18 segundos y virtuosamente progresivo. Su parte final es sencillamente fantástica. En la recta final de este Weather Systems nos encontramos con The Beginning And The End, el tema con más garra de este disco, el más rockero, alejado en su mayoría de esos claros pasajes musicales. Volvemos a ese cosmos mítico, esos inmaculados ritmos con The Lost Child. Para quien no esté acostumbrado a este tipo de Rock, quizás se le haga un poco pesado escuchar este tipo de música pero no este disco, ya que no resulta en ningún momento un disco denso y cargado como sí muchos del mismo género. Cierra ya el disco con otro de los mejores temas, Internal Landscapes, otro tipo de tema que te envuelve y hace que te dejes llevar a ciegas por tan magistral música.

->Quizás le pueda interesar otras entradas relacionadas con Anathema:


ANATHEMA y su nuevo disco, We’re Here Because We’re Here

Were Here Because Were Here

Con mucho cuidado tengo que realizar este articulo, primero, porque no soy ningún experimentado amante del rock progresivo y segundo, porque ante semejante belleza musical, uno debe medir bien sus palabras, no vaya a ser que deje de hacer justicia a esta magistral obra.

Este es el último trabajo de los hermanos Cavanagh, el cual atrapó todos mis sentidos y ha provocado de manera implacable, que me enamore de esta maravillosa banda. Melancolía, sentimiento, nostalgia, pasión y sobre todo, mucha sensibilidad, es lo que percibirás con esta nueva obra que nos traen estos ingleses.

Es inevitable el no comentar el rotundo giro de trescientos sesenta grados que dio la banda desde su tercer álbum. A partir de ese instante, se apartarían esmeradamente de los recodos más sólidos del Death Metal para orientarse a lo que verdaderamente anhelaban, hacer lo que a día de hoy siguen haciendo, rock progresivo y de manera excelente.

Los de Liverpool nos han dejado un trabajo cargado de grandes temas, como Dreaming Light, mí preferido, Angels Walk Among Us, donde Ville Valo de la banda HIM grabó las voces para esta canción que fue presentada junto con otras dos, Everything y A Simple Mistake antes de la salida del disco por la web oficial del grupo y las cuales requieren mención aparte. Everything, con un toque más melancólico, pero que resulta de lo más anímico, requiere de toda tu atención, un tema majestuoso. A Simple Mistake es el corte más largo de este disco, un hermoso tema, relajante al principio y exaltante en su final.

Este nuevo disco quizás se aleja un poco más del sonido atmosférico que poseía A Natural Disaster,  su séptimo trabajo, editado en 2003.  Y es que no cualquiera está facultado para escuchar la música de Anathema. Sólo aquellos que posean una mente abierta a otros recodos musicales, totalmente distintos a lo que cada cual tenga acostumbrado a escuchar, apreciaran la extraordinaria armonía y el dilatado colorido que posee esta música.