Entradas etiquetadas como “Blue Tears

Blue Tears – Dancin’ On The Back Streets

 Blue Tears - Dancin' On The Back Streets f

Hace ya casi dos años publiqué en Anhelarium un artículo en homenaje a Gregg Fulkerson y su banda, Blue Tears, un artículo al que le tengo un especial cariño, precisamente por el sentimiento que deposité en él, en cada una de sus líneas, y sobre todo, por lo importante que es la música de Blue Tears en mi vida. Fue precisamente dos años atrás cuando conocí casi de casualidad la música de esta fantástica banda. Sin duda fue Blue Tears la banda que puso la música de aquel verano de 2011 y la que ha acaparado buena parte de la banda sonora de mi vida. Desde entonces, no paro de escuchar sus canciones, éstas me acompañan siempre, a todos lados.

Pocas canciones me hacen sentir igual, tan complacido, tan ilusionado, tan vivo. Lo primero que me llamó la atención de este grupo fueron sus rítmicas melodías, sus estribillos tan diáfanos y alegres, tan pegadizos, pero sobre todo, sus medios tiempos y baladas, canciones cargadas de sentimiento, melancolía, y de nuevo, acompañadas por unos ritmos claros, una armonía perfecta, pura melodía.

En este disco, titulado Dancin’ On The Back Streets, Blue Tears presenta todas esas canciones que hubieran proseguido en esos años de primeros de los 90, las que hubieran continuado la buena onda iniciada con su álbum debut, allá por 1990. Pero la suerte nunca sonrió a Gregg y su banda, el destino quiso que esas canciones vieran la luz en 2005, año en que Gregg, al ver que la pasión por el AOR volvía a resurgir, que surgían grupos nuevos y un numeroso público mostraba interés por este género musical y sobre todo por Blue Tears, decidió editar este y otro disco más, Mad, Bad & Dangerous, disco que igualmente recoge todas esas canciones que la banda tenía preparadas pero que durante más de una década no vieron la luz. Según leí una de las veces que buscaba información sobre Blue Tears, Gregg comprobó cómo muchos amantes de esta música, tanto los más veteranos como los más jóvenes, buscaban como locos canciones de la banda en servidores de música y en foros. Fue Gregg quien subió él mismo los temas a la red y los compartió, y al ver el éxito y la crítica que todos estos temas tenían, la gran aceptación que asomaba, tanto él como la banda decidieron publicar estos dos discos.

En el primer artículo de Blue Tears hacía un breve repaso sobre la historia de Gregg y la banda y recomendaba sus mejores temas. Ahora quiero sólo centrarme en este disco, Dancin’ On The Back Streets, porque por supuesto, más adelante podréis disfrutar en Anhelarium de más artículos dedicados a Blue Tears.

En este álbum volvemos a encontrar auténticos temas, de una grandísima calidad. Siempre me preguntaré, qué hubiese sido si Blue Tears hubiera recibido la atención que se merecía, el apoyo mediático que otras bandas norteamericanas, y de muchísima menos calidad, tenían. No era de extrañar que las bandas norteamericanas tuvieran más prioridad en la MTV durante la eclosión del Hard Rock y Heavy Metal en la década de los 80 y 90. Bandas como Poison, Motley Crüe, Warrant, disfrutaban de una posición envidiable en los más importantes canales musicales tanto en televisión como en radio, pero Blue Tears, una humilde banda procedente de Tennessee, no tuvo lo que merecía. No quiero entrar en comparaciones, porque son odiosas, o eso se dice, pero quien tenga un criterio musical decente y objetivo, sabrá apreciar la música de esta banda y comprobará que nada tenía que envidiarle Blue Tears a grupos como los antes mencionados o incluso grupos de mayor repercusión como los primeros Bon Jovi. Y es que precisamente, si Bon Jovi hubiera sacado como singles algunos de los temas de Blue Tears, éstos hubieran sido todo un éxito mundial.

Hablo de temas como Forever Yours o Small Town Dreams. Canciones que denotan tanta índole, tanta garra y energía, que no entiendo cómo no han tenido una mayor notoriedad, porque muchas bandas matarían por haber compuesto temas como estos. Livin’ In The Movies, Loud Guitars, Fast Cars & Wild, Wild Women, o Summergirl son temas más tópicos del Hard Rock americano de la época, temas clónicos ya que salían grupos con canciones así por un tubo, era la moda, pero aun así, son temas que de haber tenido su hueco en las radios y en aquellos programas de la MTV, fijo que hubieran calado en la sociedad del momento, una sociedad volcada en este género musical que durante más de una década reinó contundentemente como nunca un estilo musical ha hecho.

Otros temas a destacar de este gran disco son Storm In My Heart, una canción conmovedora, enérgica, que no te dejaría nunca indiferente, o Dream Of Me, uno de mis temas favoritos de la banda, todo un portento de canción, con un toque de lo más épico y melódico, y una emotiva letra. En este disco hay un tema que tiene una curiosa historia detrás. Se trata de Date With Destiny, un tema que Gregg compuso para la banda Meat Loaf y que su cantante, Marvin Lee Aday, rechazó sin más miramiento. Si os fijáis bien, la canción se nota que está claramente compuesta para esta banda, ya que el ritmo y la sintonía utilizada es totalmente Meat Loaf al 100%. ¡Marvin se la perdió! Y gracias a que éste la rechazó, tenemos una de las canciones más bonitas que he podido escuchar, ya que Gregg la versionó a piano, dándole a la canción un enfoque apasionado, mucho más emotivo. La versión a piano de Date With Destiny es de los temas más logrados de la banda.

Todos los temas que encuentras en este disco son una auténtica maravilla, y no quiero parecer que pierdo la objetividad y me dejo llevar por la pasión que tengo por este grupo. Si le dedicáis el tiempo que se merecen, veréis que no exagero en lo más mínimo. Y otra prueba de ello es el tema Strong, tema que Gregg versionaría posteriormente en su último proyecto musical, Attraction 65.

Pero volvemos a los temas más altivos, con ese sonido tan noventero y anímico que solo el Hard Rock de la época supo transmitir. She’s Not Falling In Love es otro de esos temas con un estribillo y coros bailables, como también posee Do You Want Me, Hard Rock en su pura esencia. All Cried Out, Kiss And Tell y Slip And Fall, son otros temas que destaco principalmente por esa esencia tan hardrockera de la época, canciones que te trasladan a esos años de principio de los 90 y te invitan a recordar con añoranza. Sobre todo Slip And Fall, un tema soberbio, de esos que te gusta escuchar en un bar mientras disfrutas de tus buenos amigos y unas cervezas. Siempre que escucho este tema me imagino la misma escena: yo y unos amigos, en un antro de lo más rockero, y esa chica que tanto me gusta, al fondo del bar, sentada con sus amigas y lanzándome miradas con picardía. ¡Esta canción invita a uno a lanzarse de lleno!

greggfulkerson-holding-gtr-close-fixed

Muchas son las sensaciones que tengo cuando escucho la discografía de Blue Tears. Al principio, cuando comencé a meterme de lleno en su música, me encantaba descubrir todos y cada uno de los temas, me parecía increíble que una banda pudiera publicar tantísimos buenos temas, uno tras otro, sin ningún tema de relleno, todos aportando algo distinto, era como ir abriendo regalos, primero uno, luego otro, por cada canción, una sorpresa, por cada canción, una emoción. Es ahora, dos años después de haberles conocido, dos años en los que su música ha sido esencial en mi vida, y a día de hoy sigo sorprendiendome con cada escucha, donde descubro matices nuevos, pasajes instrumentales donde me recreo mejor que antes.

Me sigo llevando las manos a la cabeza cuando veo cómo temas así han caído durante tantos años en el olvido, cuando escucho estas canciones y veo cómo podrían haber calado en tantísima gente, porque al no tener la repercusión que se mereció, las composiciones de Gregg no han llegado a todos aquellos amantes del Rock más melódico y nostálgico, y es por eso que intento dar cierta cobertura a Blue Tears desde Anhelarium, porque sé que hay muchos ahí fuera, que no conocen esta música y seguro estarían encantados de conocerla, porque ahí fuera, sé que puede haber otra persona que como yo, quede prendada de la música de Blue Tears. Nunca es tarde para deleitarse, emocionarse y sentir con los nuestros, acompañados de una música así.

Gracias y mil veces gracias Gregg, gracias por estas canciones, porque cada una de ellas nos emociona y nos hace soñar de una forma distinta pero igual de apasionada. Dicen que los viejos rockeros nunca mueren, y estoy totalmente de acuerdo, Gregg siempre vivirá gracias a esta música que nos dejó.


Blue Tears y la historia de un gran músico, Gregg Fulkerson

No quiero parecer exagerado, pero la historia de Gregg Fulkerson conmueve hasta los más duros.  No puedo evitar que se me forme un nudo en la garganta cuando oigo su música y siento con intensidad la vivacidad de las letras de este gran músico al cual la vida le ha sido de lo más injusta. Ya de por sí es injusta, pero está claro que para muchos, lo es más. Que Blue Tears haya sido desde su inicios una banda que nada le ha tenido que envidiar en cuanto a calidad y destreza a otras de renombre como Bon Jovi o Aerosmith y que por razones que escapan de nuestro raciocinio no obtuviera nunca la fama merecida, es algo que los que nos adentramos en la profunda selva que componen las miles y miles de bandas de este corte, estamos acostumbrados. Blue Tears no es ni será la primera y única banda que no obtiene el mérito y el prestigio merecido a nivel popular. Por desgracia hay bandas que a pesar de poseer potencial musical y carácter, quedan relegadas a un segundo plano de por vida.

Pero lo que sí es difícil, muy difícil, es acostumbrarse al hecho de que la gente desaparezca así, sin más. Personas cargadas de energía, amor que dar, personas llenas de vida y que da la noche a la mañana desaparecen, haciendo que todos los que se encuentren a su alrededor, se les venga el mundo a los pies.  Casado y con un hijo de ocho años, Gregg Fulkerson falleció el 14 de abril de 2009, a los 44 años de edad. Se me hace duro visitar su página de MySpace y ver sus fotos, fotos de su grupo, fotos de sus familiares y amigos y sobre todo, las fotos de él y su hijo Carter el cual ya empezaba desde bien pequeño a hacer sus primeros pinitos con la guitarra de papá. Fotos que demuestran lo que para Gregg tenía más importancia, su familia, en la cual se apoyaba en todo momento y se inspiraba para componer su música.

No quiero hacer de este artículo algo dramático, puesto que Gregg y los suyos, no se lo merecen. Tan sólo pretendo plasmar una realidad, y desde estas líneas en adelante, me centraré en todas esas grandes canciones que Gregg y su banda nos han dejado para hoy y para toda la posteridad. Canciones de una gran calidad y armonía, hechas con todo sentimiento y sensibilidad. No me voy a centrar exclusivamente en cada disco, todo lo contrario, quiero hacer de este articulo algo general, que envuelva y contenga la magia de Gregg y Blue Tears.

Sin duda, Blue Tears es uno de los estandartes del AOR y es pieza fundamental para todos los amantes de esta música. Aunque la banda no se diera nunca un baño de masas, bien es cierto que hasta la posteridad, todas las personas que se adentren en el armonioso mundo del Adult Oriented Rock conocerán y con toda seguridad, gozarán, de la magia que desprendían Gregg y Blue Tears. La banda sacaba su primer álbum en 1990 y sólo en ese año pudieron acariciar la fama brevemente ya que el Grunge (sobre todo el fenómeno Nirvana) se acercaba paulatinamente como una apisonadora. Poco a poco el público en general, sobre todo la nueva generación de jóvenes que se iba gestando, se separaban más de la música altiva y alegre que tanto predominó en los años 80 y principio de los 90. Me refiero al Hard Rock /AOR que durante toda la década de los 80 reinó y fagocitó toda la atención tanto de medios de comunicación y masas.  Pero en ese mismo año, estos americanos (originarios de Jackson, Tennessee) regalaron a la sociedad del momento temas como su single de presentación, Rockin’ With the Radio del cual podéis ver el videoclip a continuación.

Si bien es cierto que es la canción más animada del disco, personalmente no la considero la mejor ya que su álbum debut está íntegramente compuesto por fantásticos temas como el que da nombre al grupo, Blue Tears un fabuloso medio tiempo, Thunder In The Night, una de las canciones aoreras más poderosas que he escuchado nunca, True Romance, una maravillosa balada que te embriaga de sensaciones o las más hard rockeras como Crush, Take This Heart o Racing With The Moon. No nos podemos olvidar de otros temas que componen el disco como son Halfway To Heaven, otro melancólico tema, con grandes coros, ¡EXTRAORDINARIO!

La adecuación de los instrumentos, y esa voz, la soberbia voz de Gregg Fulkerson, dan rienda suelta a un grupo que perdurará en el tiempo por los siglos de los siglos. Como nota curiosa, a pesar de ser un grupo desconocido a  rasgos generales, es tanta la buena fama que tienen por parte de los seguidores del Hard/AOR que hacerte con un disco de Blue Tears es algo bastante complicado, todos desaparecen rápidamente cuando se ponen a la venta. Recientemente he conseguido el vinilo de su primer disco, y lo suyo me ha costado.

Tras el nimio éxito de su álbum debut, la banda no recibió el interés merecido y ello provocó que Blue Tears no siquiera adelante. Tal era la ilusión y el amor que Blue Tears ponía en su música, y sobre todo la calidad, la enorme calidad de este grupo, que a principios del año 2000, se filtraron por internet numerosos temas que la banda tenían preparados para sacar su segundo álbum en 1992 y que por los motivos explicados anteriormente, no lo hicieron. De esta forma, Gregg, líder indiscutible del grupo, decidió en 2005 remasterizar los temas e incluirlos en dos  álbumes que se pusieron a la venta ese mismo año, titulados Dancin’ On The Back Streets y Mad, Bad, and Dangerous. Todos los temas de estos discos son de esos primeros años de los noventa y están recopilados y remasterizados. Ambos recopilatorios son tremendos, majestuosos, soberbios, y aún así me quedo corto. Temas como Long Way Home demuestran la energía de este grupo. ¡LO QUE LA GENTE SE PERDIÓ!

Pues sí, lo que la gente se perdió en esos años, esta banda estaba llamada a ser una de las grandes del género. Girl Crazy, pícaro tema muy hard rockero, o With You Tonight y Misty Blue, dos de las canciones más emotivas que he escuchado en mucho tiempo. Follow Your Heart merece mención especial, es una auténtica fiesta, con unos sonidos un tanto electrónicos y mezclados con los coros característicos de bueno AOR y esos riffs suaves pero gamberros. Regresamos a la melancolía con temas como Russia Tonight, un fabuloso medio tiempo y Midnight Train donde Gregg nos encandila con su hermosa voz la cual es la principal protagonista en este corte. Pero mi tema favorito de este discazo, sin duda es Kisses In The Dark, un singular tema, con una potencia sobrenatural, y un riff final de guitarra que pone los bellos de punta, es sin duda el tema de este verano que pronto comienza y es que automáticamente, Blue Tears ha pasado a componer parte de la banda sonora de mi vida, junto a grupos como DARE, Harem Scarem, Regatta, Heartland, House Of Lords o Frontline entre otros.

Pero son más los temas que podemos destacar de Blue Tears, porque en Dancin’ On The Back Streets disfrutamos igualmente de grandes canciones como, Storm In My Heart, un conmovedor tema, Dream Of Me, sin duda de los mejores de la banda, Strong, She’s Not Falling In Love, All Cried Out, Kiss And Tell y Slip And Fall, sin olvidarnos de la fantástica versión a piano de Date With Destiny. Ambos discos, están cargados de excelentes temas, en cada uno de ellos encontrarás algo que te haga sentir algo especial, algún acorde, siempre hay algún matiz que te entusiamsa.

Tal fue la satisfacción que Gregg y los suyos sintieron con el lanzamiento de estos discos, que decidieron anunciar uno próximo, esta vez con temas totalmente nuevos. Y así fue como en 2006, Blue Tears editaba su tercer y por desgracia, último trabajo, Innocent Ones.

Conocí  la existencia de este cuarto disco cuando ya había escuchado y re-escuchado sus tres primeros una y otra vez. Sabía que, si Innocent Ones era un trabajo reciente, no sería lo mismo que antaño y así es, pero en ningún momento defrauda, todo lo contrario. Si bien es cierto que algunos temas si se asemejan a los de la vieja escuela de Blue Tears, otros son de un aire distinto. En este trabajo se orientan más hacia un AOR más serio, apuntando más a un Modern Rock. La similitud de algunas canciones de este álbum con los actuales Bon Jovi es llamativo cuanto mínimo. El disco comienza con Drive, un gran tema que sí recuerda a los primeros Blue Tears, todo lo contrario con Let it Rain, en el cual, además de comprobar que la voz de Gregg como es evidente ha madurado y tiene otros registros, la canción está envuelta en otro sonido más moderno como The Innocent Ones o Fast Times, un enérgico y excelente tema que recuerda muy mucho a los temas del Have a Nice Day de Bon Jovi. Pero Blue Tears no se olvida de los temas con los que saltaron a la palestra y nos regalan Run For Your Life, un admirable y melódico tema, puro AOR.

Save Your Self, All the Way Home y Break My Heart son los temas que más me emocionaron, dos medios tiempos seductores, llenos de emoción y que hacen vibrar todos tus sentidos. La sensibilidad y la pasión que Gregg y los suyos ponen en su música es digno de admirar. De las mejores bandas que han salido de la cantera norteamericana, indiscutiblemente.

La desgracia llegó en 2009, Gregg fallecía a los 44 años de edad a causa de un infarto. Se fue un gran músico, una gran cantante, un gran amigo y un maravilloso padre de familia. Con él, se fueron las esperanzas de volver a escuchar más temas como todos los aquí citados. Pero hay que despegarse de la tristeza, hay que levantar la cabeza, mirar al cielo y darle las gracias por tantos y tantos años de buena música, una música que jamás desaparecerá, que siempre estará en la mente y en los corazones de todos los que nos gusta la buena música, la música de verdad. Gracias Gregg, gracias chicos, gracias por todo.

Gregg, la gloria que no tuviste en vida, es la que tienes ahora. Descansa en Paz.

–> Quizás le pueda interesar otros artículos relacionados con Blue Tears: