Entradas etiquetadas como “Superman

Batman v. Superman: El amanecer de la Justicia. La mejor película de superhéroes hasta la fecha

Este articulo no va a comenzar como en un principio, no va a ser la reseña que debió ser. No, porque me veo obligado a hacer una defensa además de una reseña de esta película. Y como futuro jurista, estoy encantado de llevar a cabo dicha defensa, porque considero que bien la merece, porque no es justo la cantidad de criticas negativas que está recibiendo. Detallo que, la película, en menos de una semana consiguió recaudar 424 millones de dólares en todo el mundo, de los cuales más de 170 millones vendrían de la taquilla en USA. Desde luego, el acoso y derribo por parte de la critica “especializada” hacia esta película nada concuerda con lo que reflejan las taquillas de medio mundo, unas criticas a mi modo de ver muy desproporcionadas y sobre todo sospechosas. Bien es cierto que a lo largo de los años, los cinéfilos, hemos visto cómo películas bastante mediocres, o malas directamente, han sido todo un éxito en taquilla. La taquilla jamás debe ser usada como barémo para saber si una película es buena o no, pero visto lo visto, la crítica profesional, o la que proviene de aquellos que se las dan de profesionales, desde luego que tampoco. Y es que, curiosamente, son los seguidores de este tipo de género cinematográfico, y sobre todo, los más acérrimos al mundo de los cómics, los que se muestran complacientes tras haber visto Batman v. Superman: Dawn of Justice. Fui el día de su estreno a verla con mis amigos de Madrid, pasé un día estupendo con todos ellos pero no quise escribir nada sobre ella hasta no haberla visto mínimo una vez más. Pues bien, ya he visto la película tres veces y me veo en condiciones para poder escribir sobre la película. Además de haberla visto varias veces, he querido dejarla reposar, dejar pasar unos días para poder ser lo más objetivo posible.

(más…)


Batman v. Superman. La película de superhéroes definitiva

La Trinidad

Ya ha pasado un tiempo considerable desde que se emitiera el tráiler de esta película que tantísima expectación está levantando. No es para menos. Estamos ante los dos superhéroes más legendarios, los dos se dan cita por primera vez en una misma película y todo apunta a que además, se van a dar de hostias. Como decía, ya ha pasado el tiempo, y un segundo tráiler de la película fue emitido a principios de diciembre. Ambos ya los tengo más que digeridos y ahora es cuando me veo en mejor posición para hablar sobre ellos. Recuerdo que incluso actores de la franquicia Marvel, como el actor que encarna a Loki en las películas de Thor expresó en sus redes sociales que el tráiler de El Hombre de Acero era el tráiler más épico que había visto en el cine de superhéroes. Yo el tráiler lo vi después de ver la película, aguanté y conseguí llegar a la sala del cine tan sólo viendo los dos pequeños teaser que la precedieron. Quería llevarme la sorpresa sentado en mi butaca. Quería que fuera toda una experiencia y vaya si lo fue. Por si a alguien le interesa, en este enlace dejo la critica que escribí sobre la primera película de Henry Cavill como Superman.

Pensaba hacer algo parecido con esta nueva película, pero es tanto el nivel de hype que siento en mis entrañas que me ha sido imposible. Y tengo que reconocer, que no he podido evitar verlo más por Batman que por Superman. Aun siendo un friki fan del kriptoniano desde que era niño, sentía una exacerbada curiosidad por ver de una vez por todas al Batman de Ben Affleck en movimiento. Pobre Affleck, la que le cayó encima cuando se supo que sería él el nuevo Caballero Oscuro. ¿Y ahora?

Haters, vayan regresando a sus cuevas por favor

Y es que todos los que se rieron cuando la noticia de que Ben Affleck sería Batman han tenido que comerse sus palabras, todos regresan a sus cuevas. Porque nadie esperaba que Ben Affleck fuera a ser el Batman más auténtico de todos los que se han visto en la gran pantalla. Affleck es Batman como ninguno otro lo ha sido. Es idéntico al Hombre Murciélago de los cómics. Su complexión física y sobre todo, ese mentón. ¡Es el mentón del Batman! No voy a desmerecer al Batman de Christian Bale, sería una locura y una injusticia. Pero físicamente Bale no daba la talla aunque sí lo hiciera y de sobra, interpretativamente. Pero el Batman de Christian Bale se veía bajito, demasiado menudo para el Batman que estamos acostumbrados a ver en las viñetas. Porque no lo olviden, el Batman de las grapas es el Batman que tiene que ser.

Éramos pocos los que en las redes sociales se tomaban muy en serio la noticia y apoyábamos a Ben. Pero desde que fueron saliendo casi a ritmo de cuentagotas las distintas imágenes promocionales de Affleck enfundado en el traje de Batman, la cosa cambiaba bastante, la opinión ya era otra. Y es que desde esas primeas fotos, cuando aún nadie había visto a este nuevo Batman en movimiento, ya comprobamos que, estéticamente, el Batman de Affleck superaba considerablemente al de Christian Bale, el Batman que hasta la fecha, mejor crítica y éxito ha tenido. No mencionemos al de George Clooney o al de Val Kilmer. Ni falta que hace.

Batman v. Superman. Primer Tráiler. La cosa pinta como nunca

El mundo necesita saber. Y saber en qué cree. Así comienza el primer tráiler de Batman v. Superman. Y es que con Man Of Steel se veía venir. Kal-El y Zod la liaron bien parda. Por cada hostia que se daban moría gente, a saber cuánta. La aparición de estos dos dioses que volaban y lanzaban rayos mortíferos por los ojos encabronó a mucha gente, y no es para menos. Menudo caos. Dejaron la ciudad destrozada. Recuerdo que al ver la película me preguntaba a mí mismo, ¿pero cuánta gente está muriendo ahí? Y claro, entre esa gente estaba Bruce Wayne. Un Julio Iglesias de día pero un auténtico Chuck Norris de noche. Los kriptonianos destrozaron su edificio, la Torre Wayne, y no es de extrañar que a Bruce se le hincharan las pelotas. Ahora, Batman quiere zurrar a Superman por todo lo ocurrido. Los Estados Unidos de Norteamérica lo tratan como un alien peligroso, que sólo puede traer la devastación a la Tierra. Otros, sin embargo lo ven como un salvador. Sin embargo tenemos varios frentes abiertos. Clark Kent, reportero de prestigio del Planet, va tras la pista del Caballero Oscuro. Digamos que no está muy de acuerdo con los métodos que el hombre murciélago pone en práctica para luchar contra el mal. Y luego, Batman está deseando endiñarle, pero bien, a Superman, pues es un maldito extraterrestre que está cayendo demasiado gordo. Por cierto, ¿no fue Superman el primero de los superhéroes? O sea, que antes de su llegada, ya estaba Batman. Eso es lo que uno deduce al ver estos tráileres. Me descuadra. Me quedo sin duda con las palabras de Ma Kent, la preciosa Diane Lane. Kal-El no le debe nada a este mundo.

Superman luce mucho más intimidante y fausto en esta nueva entrega. Modificando ligeramente su indumentaria y favoreciéndolo muchísimo. Vemos a un Superman más maduro, con mayor carácter, más esplendoroso. Noto a Henry Cavill más sólido en su personaje. Pero lo que sí noto son que los diálogos están mejor elaborados, más enriquecidos, no tan planos como así, al menos en mi opinión, lucían en Man Of Steel. Aunque aún es pronto para afirmarlo con rotundidad.

Y con todo. Aparece en escena la que para mí es la nota discordante de esta película. El señor Lex Luthor, interpretado por Jesse Eisenberg. ¿No había otro? ¿No había uno que se pareciera más al magnate villano? ¿Tiene que ser un muchacho con pintas de estudiante de Grado Medio de Informática? ¿Acaso Jesse Eisenberg hará el mismo papel en esta película que en La Red Social? No me termina de convencer. Sólo espero que en el transcurso de la película cambie drásticamente. Su papel, como no podía ser de otra manera, es la de atizar a Superman. No lo quiere ni en pintura. Lo ve una amenaza para la humanidad, opinión que comparte Batman, y por eso él, el joven Lex, se convertirá en una amenaza mayor. Pues como se puede ver en el segundo tráiler, es peor el remedio que la enfermedad. Pero ahora llegamos a eso. Sigamos con este primer tráiler que aún guarda su sorpresa final.

Gal Gadot es Wonder Woman. Muchos se quejaron cuando se supo. Se decía que era demasiado delgada, que una modelo no pintaba interpretando a la amazona. ¿Qué quieren? ¿Poner a una jaquetona? ¿A una muscle-woman? Me parece una decisión la mar de acertada. Wonder Woman siempre ha sido muy femenina, la más bonita de todas las heroínas del cómic junto a Felicia Hardy, la Gata Negra de Marvel. Todos nos hemos puesto palote alguna que otra vez viendo a estas dos bellezas luchar, saltar y volar en las viñetas. Gal Gadot no puede ser más atractiva y como se ve en el tráiler, enfundándose el traje de Wonder Woman está radiante.

Este tráiler, rebosante de epicidad y hype por los cuatro costados, acaba en una escena de pura tensión. Superman encarándose a Batman, destrozándole el batmóvil y, el Caballero Oscuro, como era de esperar, echándole cojones. Sencillamente, este tráiler lo vi una veintena de veces seguidas. Me impresionó tanto que no me lo quitaba de la cabeza. Esta cinta es sin duda uno de los mejores regalos que nos depara este 2016. No me puedo olvidar de esas indirectas hacia el Joker, y por supuesto, obligada mención a Jeremy Irons, el nuevo Alfred. Otra de las sorpresas del casting. Si Michael Caine lo bordó en la trilogía de Nolan, estoy seguro que Irons no dará para menos. Tan sólo su voz en este primer tráiler ya te pone los bellos de punta. La cosa pinta como nunca con esta película. Jamás se había presentado así una película de superhéroes. En poco más de una semana este adelanto logró más de cincuenta millones de visitas en YouTube. Madre mía que la se va a liar.

Batman v. Superman. Segundo tráiler. Todos rendidos ante DC

Este segundo y último tráiler desató literalmente la locura. Las redes sociales se caían de todo lo que se hablaba de esta película. Este tráiler arrancaba tranquilo, demasiado tranquilo. Todo el mundo esperaba verlo comenzar repleto de acción. Pero su inicio resultó atípico para lo que a una película de superhéroes se refiere. Clark Kent, Bruce Wayne y Lex Luthor coinciden en un cóctel. Kent se presenta ante Bruce y le pregunta qué opinión tiene sobre el murciélago vigilante de Gotham. Conversación breve pero tensa. Kent desconfía del Caballero Oscuro, y Wayne del alienígena que tanto adora el Daily Planet. Uno que podría acabar con la humanidad en un santiamén. Wayne le suelta mirándole fijamente a los ojos que está harto de chiflados disfrazados de payaso. ¡ZAS! En toda la boca. Me pareció sensacional. Y a continuación…

Este Lex Luthor me pone de los nervios. Espero que con el señor Eisenberg se guarden un as bajo la manga y me callen la boca, pero lo dudo. Realmente me turba ver esta versión de Luthor. Y para más colmo. Aparecen en escena dándole el toque cómico. Como el típico personaje secundario chistoso de serie de televisión. Lo destacable de su aparición en este tráiler es cómo presenta a los dos legendarios superhéroes como si de gladiadores se tratara. El hijo de Kriptón contra el murciélago de Gotham…Luthor mantiene todas sus esperanzas en que Batman acabe con Superman. Pero, si el hombre no mata a Dios, el hombre lo hará. Y entonces…De verdad que ansío que Lex Luthor evolucione a lo largo de la cinta y se convierta en un villano a temer y respetar.

El friki-orgasmo definitivo

Aparece Doomsday en escena. Entendiéndose que ha sido gracias al cadáver de Zod, Luthor pone en el tablero una pieza nueva, una que nadie se esperaba ver. Juicio Final, el único villano en acabar con la vida del Hombre de Acero. Ni el Pirri se esperaba ver algo así en este segundo tráiler. Creo que nadie acabó de ver este tráiler con la boca cerrada. ¿Pero ese que vemos en pantalla es verdaderamente Doomsday? Por los cómics lo recordaba más alto, más impresionante. ¿Será realmente él? Porque a mí me recordó a lo orcos Uruk-hai de El Señor de los Anillos. Se especula en Internet que no, que tan sólo es una modificación del General Zod. A mí desde luego me desconcertó mucho y me pareció muy raro que metieran a Juicio Final tan pronto en este nuevo Universo que presenta DC. Pero el tráiler no podía acabar así, y reaparece la bellísima Gal Gadot como Wonder Woman. Metiéndose en medio de la que puede ser la mayor pelea vista en una peli de superhéroes. Lo más gracioso de todo es que según comenta algún que otro pez gordo que anda tras la producción de Batman v. Superman, nos esperan más sorpresas cuando tengamos nuestros culos pegados a la butaca. ¿Aparecerá en pantalla otro personaje más? ¿Quizás el Joker? ¿El Aquaman de Momoa? No podría ser más épico. ¡No podría!

¿Qué más falta en esta puñetera película para terminar de dejarnos histéricos? Hasta marzo tendremos que esperar para disfrutarla, para deleitarnos con La Trinidad en una película llena de acción. La película es indiscutiblemente un prodigio visual. La estética está cuidada al detalle y la historia luce de lo más atractiva y morbosa. Sólo que hay atender a la frase de Batman: ESE HIJO DE PUTA NOS HA TRAIDO LA GUERRA A NOSOTROS. ¡Cuento los días para su estreno!

¡FELIZ AÑO NUEVO, JÓVENES!


Kingdom Come y el majestuoso Superman de Alex Ross

535511

El origen de uno de los mayores cómics de la historia

Cada viñeta de este cómic es un cuadro a venerar. Una verdadera muestra de arte en el mundo del cómic. Que no resulten exageradas mis palabras. Compruébalo tú mismo. Ningún fan de este arte puede perderse un cómic así, y menos si te apasionan los cómics de superhéroes. Pero no es sólo el dibujo lo que hace que esta obra sea un must have de cualquier coleccionista de cómics. Es también por su gran guion, por la historia tan elaborada que encierra sus viñetas.

Corrían los años 90, poco tiempo atrás Alan Moore había triunfado como las bellotas con sus peculiares héroes de Watchmen y en un primer momento él sería el encargado de poner argumento a esta obra. Pero por causas que al menos yo desconozco y de las cuales nada oficial he encontrado por la red, se rechazó esta primera idea y el guion pasó a manos de Mark Waid conocido guionista estadounidense de cómics de superhéroes. Muchos se preguntan si esta obra sería más notoria a día de hoy si finalmente Moore hubiera sido el encargado del guion. Puede ser. Pero yo no cambio nada de este cómic. Para mí es perfecto tal y como es. Desde la primera hasta la última página, sólo veo un cómic soberbio, de lo más atrayente y horrorosamente imprescindible

Como he dicho, corrían los años 90 y los cómics habían evolucionado hacia derroteros un tanto insulsos. Parecía que en los cómics de aquellos días lo único y verdaderamente importante era dibujar corpulentos superhéroes repartidores de hostias a diestro y a siniestro. Verdaderamente la trama la dejaban en un segundo plano. Una moda que no tardaría mucho en desaparecer. Así, en 1996 y bajo el sello de Elseworlds, la editorial DC Comics publicó la obra que hoy os presento en Anhelarium, Kingdom Come.

72329-dc-kingdom-come

Su argumento: la ausencia de valores

Su historia nos muestra a un Superman ya retirado, apartado de todo y de todos. Tras su marcha, se abrieron paso al mundo una nueva ola de héroes encabezados por Magog. Unos héroes que tienen una especial visión de la justicia, impartiéndola de la manera más violenta y amenazante. La sociedad no miró con malos ojos a estos nuevos justicieros, pero con el tiempo el miedo se apodero de todos. Nadie sabía lo que serían capaces de hacer y dónde estarían sus límites. Tal es la falta de escrúpulos de estos nuevos salvadores y tantas las víctimas inocentes que dejan a su paso, que hasta villanos de la talla de Lex Luthor, entre otros, lideran el Frente de Liberación de la Humanidad, para así, en esta ocasión, poder acabar con el predominio de los súper poderosos.

Los valores que encarnaban los superhéroes de días pasados han desaparecido. Es por ello que la Liga de la Justicia se ve forzada a regresar, Superman, Batman, Wonder Woman se ven obligados a salvar al mundo una vez más. La historia tiene notorias reminiscencias bíblicas ya que toda la trama se ve encuelta en una atmósfera apocalíptica. Es por eso que el libro de de las Revelaciones, último libro del Nuevo Testamento, hace de partitura en los acontecimientos de Kingdom Come.

Así, alejándose del estereotipo de los superhéroes que se veían en los cómics de la década de los 90, en 1996, el dibujante Alex Ross y el guionista Mark Waid presentaron este comic, cuyos superhéroes lucían de manera más realista y con un claro aire vintage. Nada que ver con los ciclados y corpulentos personajes que tanto bregaban en las viñetas por aquél entonces. Pero no por ello encontrarás unos superhéroes vulnerables o menos poderosos, nada más lejos. Precisamente Superman con el tiempo, al estar sometido durante años y de manera ininterrumpida a la exposición del sol, se ha vuelto más poderoso, tanto que llega a ser inmune a la kryptonita.

Un cómic convertido en obra de culto al instante y que no puedes dejar pasar.

La historia trata de manera bastante profunda la existencia de los superhéroes. Personajes como Batman o el mismísimo Superman recibirán una cura de humildad, pues éstos nunca han estado exentos de errores. Impartir justicia no se consigue sólo con lucir un traje y una máscara. Nadie dijo que fuera fácil y mucho menos que no trajera graves consecuencias.

El Superman de Alex Ross

rosscreacion

Alex Ross tiene una peculiar forma de trabajar. Este artista se inspira en amigos y familiares para crear sus dibujos. Para la ocasión, contó con su viejo amigo, Frank Kasy, tomándolo como modelo para inspirarse en su sensacional e imponente Superman. Lo que más destaco de este cómic es su dibujo. Es para mí una de las mayores expresiones artísticas dentro del género del cómic. Son muchos los dibujantes de cómic que realizan un trabajo espectacular en sus viñetas, como Jim Lee, Frank Miller o Neal Adams. Pero considero que Alex Ross da un paso más. Con sus dibujos, Ross eleva a una potencia este admirable arte de dibujar.

Como habrás podido comprobar con tan sólo haber echado un vistazo, esta versión de Superman refleja una imagen del Hombre de acero que se escapa de la primera que te llega a la mente al pensar en el kryptoniano. En esta obra el señor Ross nos presenta a un Superman bien entrado en años, curtido en mil batallas y afligido por la traumática muerte de Lois Lane. Además, la indulgencia y afabilidad han desaparecido de su fuero interno. En Kingdom Come vemos a un Superman más apático, un tanto desidioso, inexorable e intransigente por momentos. Un Superman que, ahora que podemos disfrutar de su última versión en las películas de Zack Snyder, me resulta mucho más imponente y monumental, uno que inpira mucho más respeto y esto es precisamente por la veteranía que los lápices de Ross han sabido reflejar.

Una obra grandiosa para un superhéroe legendario.

kingdom-come-superman