Entradas etiquetadas como “Cristiano Ronaldo

¡La Décima ya es REAL!

[Publico ahora este post que ya tenía casi terminado pero que por la falta de tiempo debido a los exámenes del mes de mayo no pude blogearlo antes]

2014-05-25 10.36.01

¡Mi querido Real Madrid sigue agrandando su leyenda!

Los madridistas llevábamos años esperando este momento, volver a ver a nuestro Real Madrid en una Final de Champions y por supuesto, ver al club blanco volver a levantar una Copa de Europa. ¡Y así ha sido, amigos míos! Un partido de infarto en el que el Real Madrid tiró de casta, raza, fuerza y mucho orgullo y consiguió la ansiada Décima. Doce años han pasado desde aquella irrepetible bolea de Zidane en Glasgow. Más de una década de trabajo y esfuerzo, sobre todo en estos últimos años, en los que el Madrid se quedaba a las puertas de llegar a la gran Final una y otra vez.

La noche del pasado sábado, en el estadio Da Luz de Lisboa, Sergio Ramos acabó por convertirse en todo un mito para el madridismo. Al igual que ya hiciera Mijatovic en Ámsterdam o Zizú en el año de la novena, el de Camas fue el héroe de la noche, dejando un gol para la historia de este deporte, el gol que jamás olvidaremos los madridistas. A lo que a mí respecta, a mis 28 años, jamás un gol había provocado en mí tanta euforia y alegría. Y es que sólo el Real Madrid puede ganar de esta manera, llevando a cabo una hazaña más, otra remontada histórica para agrandar aún más la leyenda de este equipo.

Para todos era un partido muy especial. Dos equipos españoles enfrentándose en una final de Champions. El Atlético de Madrid ha tardado cuarenta años en regresar a una final y tras ganar la Liga de una forma valiente y con coraje, los colchoneros ansiaban ganar su primera Copa de Europa. Pero frente por frente no tendrían a un rival cualquiera. La Champions es la competición fetiche del Real Madrid, una competición creada por el club de Chamartín y el diario deportivo francés L’Equipe. La Décima se había convertido ya en una obsesión para el Madrid, y por fin, llegó la hora de ganarla.

¡Una final de Champions muy flamenca!

Jamás imaginé vivir una final de Champions así, y mucho menos vivirla rodeado de grandes amigos en la Feria de El Puerto de Santa María. Desde bien pequeño, la fiesta que más me ha gustado del año ha sido siempre la Feria, y poder ver un partido de esta índole allí con todos, en un lugar que siempre ha sido sinónimo de fiesta y alegría, era algo que me embriagaba de ilusión. Además, la final la vimos en la caseta que monta la Peña Madridista Portuense, una de las casetas más populares. Porque sí amigos, el Puerto es madridista y el pasado fin de semana quedó demostrado una vez más al ver a tantísima gente disfrutar de la histórica victoria del Real Madrid. La caseta estaba desde primeras horas de la tarde a reventar, el ambiente no podía ser mejor.

Feria 2014 (39)

Un partido de infarto

Jamás he sufrido tanto con un partido de fútbol. Reconozco que lo mío con este tipo de partidos no es normal, me pongo demasiado nervioso, pero es algo que no puedo controlar. La Décima estaba en juego y ni más ni menos que contra uno de sus eternos rivales, el Atlético de Madrid, un equipo liderado por el Cholo Simeone, una leyenda viva de los rojiblancos que ha llevado al equipo hasta lo más alto en estos últimos años. No podíamos perder La Décima ante el Atléti, ¡imposible! Que el Atlético de Madrid ganara su primera Champions quitándole la ansiada Décima Copa de Europa al Real Madrid, era algo que no podríamos aguantar los madridistas. Pues tendríamos recochineo por parte de los colchoneros durante todas nuestras vidas. Por suerte no fue así. Pasaban los minutos y minutos, el partido llegaba a su fin y el Real Madrid no lograba remontar ese gol que Godín en el minuto 36 de la primera parte. Esto es fútbol, y en el fútbol puede pasar cualquier cosa. Así que los que pensábamos que la Champions ya estaba adjudicada, nos mordíamos las uñas, resoplábamos, no nos podíamos quedar quiero. El corazón a mil por hora, la ansiedad haciendo estragos, y no lo niego, las ganas de llorar afloraban a cada momento.

El partido estaba a punto de acabarse. El Real Madrid estaba a punto de hacer un ridículo histórico al perder su ansiada Décima. Ante millones de personas, al Real Madrid se le escapaba la Champions. Todo el mundo estaba pendiente de este partido. Lo que mueve el Real Madrid a lo largo y ancho del mundo es algo incluso difícil de imaginar, millones eran los ojos que estaban pendiente de esos minutos de infarto, esos minutos que estaban por acabar con la final soñada por todos los madridistas durante años. Eran momentos dolorosos, de mucha impotencia, y rabia, bastante rabia, porque veíamos cómo los jugadores del Cholo perdían tiempo de forma descarada, como Filipe Luís, tirándose al suelo para lograr que pasara el tiempo y el partido acabara. Y así fue, amigos míos, como en el minuto 93, en tiempo añadido, Sergio Ramos marcaba el gol de su carrera, quizás el gol más importante del Real Madrid en muchos años. Con su cabezazo metía al Madrid en la prórroga. Ahora sí, La Décima no se nos escapaba.

2014-05-25 10.36.49

¿Por qué? Porque los jugadores del Atlético de Madrid no podían con su alma. Y esto no lo digo a modo de recochineo ni regocijo alguno. Ahí es donde se vio la calidad individual de los jugadores de cada equipo y sobre todo, la garra y el coraje que siempre ha mostrado tener el Real Madrid. Durante la segunda mitad, y sobre todo casi finalizando el partido, los blancos tenían constantemente la posesión y no paraban de llegar arriba, una y otra vez, con la mala suerte de no acertar en sus disparos. Cristiano Ronaldo, lesionado, no lograba marcar gol, ídem con los demás. Pero estaban ahí, controlando el balón en todo momento, encerrados en la portería del Atlético. Por eso, cuando Ramos consiguió marcar, ahora sí, los madridistas volvíamos a estar esperanzados, ¡muy esperanzados!

Ese gol nos metía de nuevo en el partido, tanto, que sucedió lo que todo el mundo esperaba. El Real Madrid estaba muy afilado, y así fue como llegó el gol de Gareth Bale en el minuto 110 de la prórroga, un gol que nos daba la soñada victoria. ¡De nuevo fue el expreso de Cardiff el que nos daba otro título! ¡Como ya hiciera en la Final de la Copa del Rey ante el F.C. Barcelona! ¡Gareth Bale volvía a escribir con letras bien grandes en la historia del Real Madrid! Muchos se reían de su fichaje. Que si era caro, que si se había fichado a un lesionado, que era un timo. Pues ahí está. Gareth Bale ya le ha dado dos títulos al Real Madrid en su primer año como madridista, sin haber hecho pretemporada y estando lesionado durante semanas. A esto sumémosle la cantidad de goles y asistencias que ha dejado registrados.

Pero mención especial debo hacer a Ángel Di María. Su actuación en este partido fue estelar. Un jugador que siempre pone los huevos donde y cuando hay que ponerlos.

Ocho minutos después, y para mayor sorpresa de todos, Marcelo marcaba un auténtico golazo que el mismo se gestionó. Controló y definió de maravilla. ¡Llevaba dos años sin marcar para el equipo de Chamartín y en qué momento volvió a hacerlo! Pero la cosa no acabaría ahí, pues en el minuto 120, el árbitro holandés Bjorn Kuipers, pitó penalti a favor de los blancos. Un penalti que ya se encargó Cristiano Ronaldo de convertirlo en un disparo que daría el cuarto gol para el Real Madrid y que celebró con euforia. ¡Nadie, absolutamente nadie esperaba que el partido fuera a acabar de esa manera! ¡4 a 1 para el Real Madrid!

Otra remontada más para la historia madridista

Los que sabemos de fútbol, sobre todo los que somos fieles seguidores del Real Madrid, bien conocemos las históricas remontadas de este equipo. “Somos una leyenda”, decía Florentino Pérez al finalizar el partido. No es para menos. El Real Madrid dejaba claro ser el mejor equipo del mundo. Y es que su trayectoria lo avala. Como prueba de su prestigio y grandeza, me permito insertar en esta entrada uno de los tantos vídeos que demuestran la pasión que arranca este equipo en todo el mundo. A continuación, en este vídeo podréis un ejemplo (hay muchos más en Youtube) de cómo se vivió la victoria del Real Madrid en distintas partes del mundo.

Ya tenemos nuevo grito, amigos, ahora, ¡a por la UNDÉCIMA COPA DE EUROPA! ¡HALA MADRID SIEMPRE, AMIGOS MÍOS! ¡HASTA EL FINAL, VAMOS REAL!


¡BALE POR UNA COPA! ¡El Real Madrid, vuelve a ganarle al Barça otra final!

SatelliteOtra noche para la historia, amigos míos. Una historia que comenzó a escribirse gracias a un espléndido y portentoso gol, un gol sólo al alcance de unos pocos. Gareth Bale, el fichaje estrella del Madrid del pasado verano, un fichaje que la mayoría de anti madridistas cuestionaron, aun habiendo el galés sido nombrado en dos ocasiones mejor jugador de la Premier League y dejando con su ex equipo, el Tottenham Hotspur, innumerables asistencias y espectaculares goles, consiguió la victoria para el Real Madrid de una manera que jamás se olvidará: fabricándose un gol él solito, galopando casi sesenta metros desde su campo, superando a los centrales del Barça y llegando a la portería contraria, donde haría un cara a cara con Pinto, colándole el balón entre las piernas, consiguiendo así una proeza, una extraordinaria proeza que daba a los blancos la ansiada y esperada victoria.

Gareth Bale, debido a lo engorroso de su fichaje, no tuvo pretemporada. Desde que dio comienzo la Liga, además, Bale sufrió algunos percances físicos donde se llegó a hablar hasta de una hernia. ¡Bendita hernia! Por esos días, todos elogiaban a Neymar, el fichaje estrella del Barça, el jugador que Sandro Rosell se empeñó en llevarse a toda costa para Barcelona, queriendo arrebatárselo a Florentino Pérez, el cuál se retiró de la puja por el brasileño al considerar la cifra que se pedía por él demasiada alta (en entrevistas posteriores, el presidente del Madrid afirmó que a la entidad blanca, el fichaje de Neymar, le salía por casi 170 millones de euros, una cifra escandalosa para un jugador que sólo conocía la liga brasileña) Y es que para la directiva del Barça y la mayoría de los culés, era todo un éxito arrebatarle este fichaje al Real Madrid. ¡Y qué caro les ha salido a los culés este fichaje, amigos! Sin saber aún cuánto ha costado, su contratación por el F.C. Barcelona ha provocado la dimisión de su presidente por los problemas con Hacienda (igual que la familia Messi con anterioridad), haciendo que el club catalán soltara a Hacienda Pública más de 19 millones de euros y dejando una imagen lamentable del club en todo el mundo. Si tan inocente se es, ni se dimite ni se pagan multas…

El Barça y el entorno culé se empeñaban durante una y otra vez en hacer ver que Neymar era mejor que Bale, y que éste, el galés, no era más que otro pufo. Que sólo habían fichado a un jugador lesionado. Parece que los números de Bale en Inglaterra no les convencían. Ciegos por el fanatismo, durante esta temporada que a punto está de acabar (y a saber quién se la lleva, que ese es otro tema, jamás se ha visto una Liga tan reñida), han ensalzado a Neymar tanto que lo han puesto a la altura del mismísimo Lionel Messi o Cristiano Ronaldo, cuando el brasileño, a pesar de poseer bastante calidad, proviene de una liga mediocre y no había jugado antes de estar en el Barça contra equipos de máximo nivel. Y es que ya se sabe, la liga brasileña está llena de posibles promesas, de futbolistas que no dan la talla para cruzar el charco, o de esos futbolistas que ya no pueden dar más de sí en Europa y regresan allá. Y así, a media que avanzaba la Liga, y hasta la fecha, habiendo Gareth Bale jugado la mitad de partidos de Neymar, ya supera el galés al brasileño con el doble de goles y asistencias, añadiendo claro está, además, su inolvidable actuación de anoche.

Mientras unos pitan nuestro himno y muestran banderas independentistas, otros portan la bandera de España y la de Andalucía en la celebración

Mientras unos pitan nuestro himno y muestran banderas independentistas, otros portan la bandera de España y la de Andalucía en la celebración

Anoche, Gareth Bale calló muchas bocas, muchísimas bocas, y dejó claro, una vez más, que él sí que está entre los tres mejores futbolistas del mundo. Y esto sólo acaba de empezar, amigos, porque seguramente, y como ya pasó con Luka Modrić (también ex de los Spurs), Bale despliegue toda su magia en la próxima temporada, cuando ya esté perfectamente integrado. ¡Quién diría que no lo está, viéndole jugar!

La Final pintaba desde un principio algo insólita. Sin Cristiano Ronaldo en el terreno de juego, y sin los principales centrales del Barça. A priori, los dos equipos andaban bastante cojos. Pero los culés seguían teniendo a Lionel Messi, un jugador que siempre puede crear peligros, aunque debería hablar en pasado. Porque, y esto lo reconoce hasta el propio entorno barcelonista, Messi anda borrado de los partidos desde hace ya tiempo. A Messi sólo se le ve pasear por el campo, haciendo senderismo, sin pelear un solo balón. Que Messi ha perdido la ilusión de seguir triunfando con el Barça es algo evidente, como evidente es y también que éste sólo piensa en el Mundial de fútbol y en coronarse con su selección como ya lo hiciera Maradona. Pero eso ya es otra historia, y aquí no voy a darle más palos de los que ya le están cayendo desde Cataluña o Argentina. Parece que se han olvidado de todas las alegrías y proezas que el argentino les ha brindado. Hipocresía.

La lata la abrió Di Maria, con un golazo. La delantera del Madrid es la más peligrosa del mundo. Para esta ocasión no estaba Ronaldo, pero Di María hizo de él, y el Madrid volvió a lucir dos cañones por banda. Gareth tuvo varias ocasiones desde el comienzo. El Barça apenas llegaba al campo del Madrid, no presentaba ocasiones de gol, y el Real Madrid desperdiciaba varias. Al gol de Di María, ya en la segunda mitad, contestó Bartra, una gran perla de la cantera blaugrana, que con un magistral cabezazo puso el empate. Ahí los nervios estaban ya a flor de piel, aún más si cabe. Con ese empate, y a punto de llegar al minuto noventa, el partido era de infarto. Pero el Madrid seguía teniendo más ocasiones de gol, presentaba mayor intensidad, mayor potencia. Tenía controlado el partido.

Ver a Pepe y Cristiano con banderas de España en la celebración de anoche y ver que hay jugadores de nuestra selección que ni se atreven a cogerlas y reniegan de ellas...

Ver a Pepe y Cristiano con banderas de España en la celebración de anoche y ver que hay jugadores de nuestra selección que ni se atreven a cogerlas y reniegan de ellas…

Así fue, amigos míos, como en el minuto 84, Gareth Bale, el expreso de Cardiff, como aun le siguen llamando en Inglaterra, deleitó a los más de 350 millones de espectadores que anoche veían expectantes tal evento deportivo. Gareth Bale marcó ayer su gol número 20 y demostró el porqué de su fichaje, y que da igual que fuera por 90 o por 110 millones, pero que su fichaje ya estaba más que amortizado. Porque todos nos llevamos las manos a la cabeza, hasta los del bando culé. Nadie en ese preciso momento se esperaba algo así. No es de extrañar que el gol del galés esté dando a vuelta al mundo. ¡Precisamente para esto se le había fichado! Desde bien pequeño, Gareth soñaba con jugar y triunfar en el Real Madrid. Anoche se hizo realidad su sueño. ¡Ya ha hecho historia!

Todo el mundo era testigo de una jugada histórica. Incrédulos los culés y pletóricos y emocionados los blancos, el gol de Gareth Bale ponía a todos boquiabiertos, con la piel de gallina. Bale acababa de protagonizar una de las jugadas más impactantes de los últimos años. Una carrera memorable, hasta por fuera del campo, dejando a Bartra atrás, atropellado por la brutal galopada del galés, con una brillante ejecución y un gol histórico que lanzaba a mi queridísimo Real Madrid, de nuevo, al éxito, a la conquista de otro título. ¡Disfrutar de esta perfección! Decir fascinante, es poco.

 

Me permito poner aquí uno de los tantos y buenísimos comentarios de Internet que leí acerca de este gol. Desconozco el autor del mismo, así que espero me permita ponerlo: Mi TV no tiene 3D pero juro que Gareth Bale se ha salido de la pantalla, ha corrido por mi salón, ha entrado de nuevo.

No puedo terminar esta entrada sin hablar de Casillas. Su ángel de la guarda evitó un gol de Neymar que podría haber provocado la prórroga. Casillas, campeón de campeones. Capitán de capitanes. Las primeras palabras que le escucho al celebrarlo son para acordarse de Jesé. El primer abrazo, con Diego López. Que digan lo que quieran pero este tío es una leyenda.

¡ETERNO CAPITÁN!

¡ETERNO CAPITÁN!

¡QUÉ NOCHE, AMIGOS MÍOS! ¡HALA MADRID SIEMPRE!

 


¡Bendita Champions! Como la orejona, ¡ninguna!

imagen-champions-semifinales

La Champions más intensa y emocionante que he visto en muchos años. El pasado miércoles vibré como un colchonero más, me dejé la voz apoyando al Atlético de Madrid, y es que no debía hacer otra cosa, porque todo amante del buen fútbol, aquél que se deja de fanatismos, debe reconocer que este Atlético de Madrid merecía pasar a las semifinales de Champions. Pero es que por merecer se merece absolutamente todo, porque lo que está demostrando en estos últimos años el Atlético del Cholo Simeone, es digno de ver. Por otra parte, y a pesar de que colchoneros y culés manifiestan día tras día su animadversión por el que es el equipo de mis sueños, el Real Madrid, yo defendí la pasada noche del 9 de abril, y como el que más, al equipo rojiblanco. Y no, no lo voy a negar, no sólo por el merecido reconocimiento que merecen, también porque reconozco disfrutar viendo cómo el Barça perder hasta el autobús. Esto no pasaría si el F.C. Barcelona no fuse un club tan tremendamente politizado, y sobre todo, tan hostil a todo lo que representa mí país, España. Pero eso es otro tema, porque no me gusta mezclar política con deporte, algo que precisamente hacen allí por Cataluña diariamente y parece haberse convertido en parte de su idiosincrasia. En fin, lo importante en este asunto es que el club colchonero eliminó, en un partido que ya ha pasado a formar parte de la historia de nuestro fútbol, al mismísimo Barça, en un partido en el que su máxima estrella, Lionel Messi, andaba por el campo haciendo senderismo parece ser. Y no lo digo yo, amigos, preguntad por ahí o ver el partido en diferido, no miento. El F.C.B ha sido eliminado de forma aplastante de la Copa de Europa por un Atleti henchido de fuerza e intensidad, y es que los del Cholo saben defender y mantener la presión como muy pocos actualmente.

ronaldo3Sí, el Real Madrid hizo un partido de vuelta en Dortmund deleznable. ¡Suerte que en la ida supo hacer las cosas bien! ¡De lo contrario el Dortmund nos hubiera echado de nuevo de la Champions! Pero hablando de suertes, ¿qué tipo de suerte ha tenido mí querido Real Madrid con los equipos alemanes? ¿Acaso el Madrid está jugando la Copa Alemana o algo por el estilo? Primero ante el Schalke 04, luego el Borussia Dortmund, y ahora nos ha tocado el coco en semifinales, ¡el equipo más fuerte y peligroso de todos! ¡El actual campeón de la Bundesliga y campeón de Europa! ¡El Bayern de Múnich! Si ganamos la Champions eliminando a Schalke, Dortmund y Bayern que nos convaliden también la Bundesliga, ¿no? Por si esto fuera poco, dicha apisonadora de equipo está dirigida por un hombre que sabe bien lo que hace, un auténtico genio del fútbol, el señor Pep Guardiola. ¡Amigos madridistas! ¡Agárrense que vienen curvas!

No lo vamos a negar, el Real Madrid lo tiene muy difícil ante este equipazo, y más si el equipo blanco juega como lo viene haciendo en esto últimos partidos. Porque anda que el partidito en el que perdió el liderato ante el Sevilla, o el último partido de Champions en Alemania… ¡Vaya tela! Este mismo mediodía ha sido el sorteo para la semis de Champions, al Atlético de Madrid le ha tocado contra el Chelsea de José Mourinho. Reconozco que hubiera preferido el equipo de Mou para el Madrid, hubieran sido dos partidos de lo más morbosos. Aunque quién sabe, quizás estén los dos para la Final. Es algo difícil, siendo sincero. ¡Pero esto es fútbol, y esto es la Champions!

No tenemos las cosas muy a nuestro favor. Reconozco que Ancelotti es el peor entrenador de los cuatro. Y es que el Cholo, Pep y Mou, hacen un tándem inmejorable. ¡Pero para ganar la Champions hay que ganar a los mejores! ¡Tenemos que intentarlo! ¡A por todas! Para que todo vaya bien, hay que ganar en el Bernabeu 2-0 o 1-0 mínimo sin encajar ningun gol, de esa forma tendremos muy cerca la grandiosa Final. El Real Madrid puede verngarse de lo ocurrido en la semifinal de Champions de hace ya dos temporadas. Sí, esa en la que Ramos mandó el balón a la Luna en ese penalti. Podemos quitarnos esa espinita, ¡ya lo hemos hecho con el Dortmund hace pocos días y podemos hacerlo contra el Bayern! Con Cristiano, Gareth Bale, Isco, Módric, Alonso, Di María, y con Iker Casillas en la portería, ¡todo es posible!

Si ganamos la Champions eliminando a Schalke, Dortmund y Bayern que nos convaliden también la Bundesliga, ¿no?

Como era de esperar, todos los culés están preparando el cava para descorcharlo la noche en la que su queridísimo Pep, elimine al Real Madrid en el partido de vuelta que se celebrará en el Allianz Arena. Bueno, mal de muchos consuelo de tontos dicen. La prensa catalana ya se frota las manos, ya están deseando ver tropezar al Madrid ante su idolatrado (y no es para menos) Pep Guardiola. Es lo que tiene, amigos míos, se contentan con las derrotas de otro, algo que los hace eternamente acomplejados. Creo, que el F.C.B ha crecido enormemente en estos últimos años, pero su afición, la prensa deportiva que le rodea, y sobre todo sus directivos, parecen no hacer. Ellos parecen aún vivir en los años de Joan Gaspar. Los que rodean al club, aún siguen teniendo esa manía de ir de víctimas y corderitos degollados, porque, y aunque esto es otro tema que tiene su miga, todos los males ocurridos en Can Barça, cómo no, son todos culpa de España y sus poderes fácticos, y por supuesto, de Florentino Pérez y el Real Madrid. Véase todas las sandeces que se han dicho por mor del caso Neymar, Messi y Hacienda (que eso sí que manda cullons…) ¡España les roba todo, amigos! Lo de siempre.

champions-league-schedule-2014

Pero no olvidemos tampoco un dato importante, y esto va para los más antimadridistas del lugar: mi queridísimo Real Madrid aún sigue vivo en las tres máximas competiciones, Liga, Copa y Champions. En Sevilla desperdició una oportunidad enorme al tirar el liderato, un liderato importantísimo porque desde hacía décadas, no se veía una Liga tan ajustada, tan complicada y emocionante, en la que los tres equipos, Atleti, Barça y Real Madrid, se aferran con uñas y dientes hasta el último momento.

Pero el partido Atléti-Chelsea, tiene su tomapanymoja, pues mi más que admirado Fernando Torres, el que nos hizo con su gol campeones de Europa por primera vez con La Roja, se enfrenta al que es el club de su vida. ¿Cómo recibirá el Calderón al niño Torres? ¿Cómo se le dará a éste el partido? En poco más de una semana, lo vemos. Primero, está el partido de este miércoles, la Gran Final de la Copa de Su Majestad el Rey, donde Barça y Madrid se vuelven a ver las caras en Mestalla. Un partido en el que Cristiano Ronaldo es duda por lesión, haciendo que los madridistas andemos un poco desangelados, pues sabeos que Cristiano es un activo importantísimo para el equipo. Sin él, no es lo mismo. Sin Cristiano, el partido ya está desequilibrado y la balanza favorece a los blaugranas. Pero no quiero convertir esto en una excusa en caso de perder la Final. Hablamos del Real Madrid, un equipo que de garra y casta sabe, pues es algo que tiene y de sobra, y nunca, pero nunca, se le puede subestimar, algo que muchos osadamente suelen hacer. Nunca aprenderán.

Con respecto a las semifinales contra el Bayern de Múnich, digo absolutamente lo mismo. El Real Madrid lleva años ansiando su décima Champions, y este año mientras otros tiran la oportunidad de luchar por su quinta, el Real Madrid sigue en lucha por su décima Copa de Europa. ¡Admirable es poco!

¡Disfrutemos del buen fútbol, amigos míos! ¡Estamos ante lo mejor de esta temporada!