Comienza el Mundial de fútbol de RUSIA 2018

Supongo que será porque es uno de los mayores acontecimientos deportivos y porque se celebra cada cuatro años, porque creo que jamás se me ocurriría dejar de hacer cualquiera de las cosas que me encanta hacer en mi tiempo libre para ver un Egipto-Uruguay o un Rusia-Arabia Saudita. Pero es lo que tiene el Mundial cada cuatro años, que este tipo de partidos pasan de convertirse en insignificantes para mí a desear verlos acomodado en el sofá rodeado de patatas, chuches y refrescos. Para mí el Mundial tiene ese no se qué que qué sé yo que me encanta. Cada Mundial lo recibo con los brazos abiertos, como ocurre con la Eurocopa. Y la nostalgia, amigos míos, como siempre en mi vida, tiene mucho que ver. Recuerdo mi primera Copa del Mundo: la de USA 94 que ganó Brasil ante Italia. Comenzó en junio de 1994 y yo acababa de hacer mi primera comunión, tenía 8 añitos. Me acuerdo perfectamente lo que me impactó ver a Luís Enrique con la nariz partida por el codazo de Tassotti. El 9 de julio de ese año, en el estadio de Foxboro, en Massachusetts, el colegiado Sándor Puhl, no pitó ni penalti ni expulsión, lo que puso a Luís Enrique como un miura. El dorsal 21 del equipo español increpaba al árbitro que hacía oídos sordos. El cabreo del asturiano era titánico, y todos nos quedábamos pasmados al verle con el rostro lleno de ira y de sangre y con la camiseta blanca (la segunda equipación) totalmente manchada. A mí me impactó, como a todos. Es de esas imágenes históricas que nos deja el fútbol que nadie jamás olvidará. Para mí aquél Mundial fue toda una experiencia la mar de molona. Verano, mucho tiempo libre, la valiosa compañía de mi hermana Desi, culpable de que me pirre el fútbol, y una Copa del Mundo que acababa de empezar. Ver los partidos de la competición en el porche de casa, sacando la tele afuera y cenando al aire libre viendo a la Selección Española jugar, sí, si para un adulto eso es todo un gustazo, para un niño ya os podéis imaginar. Además, corrían los años 90, la mejor década, con un encanto inigualable.

Cuatro años después comenzaba la Copa del Mundo de Francia 98 y ahí estábamos nuevamente mi hermana y yo pegados a la tele. Si el Mundial de 94 lo recordaré por el codazo a Luís Enrique, el Mundial celebrado en Francia en 1998 lo asocio al videojuego FIFA 98: Road to World Cup 98 de la primerita Play Station. ¡La de horas que pasamos jugando a ese videojuego! El juego, además de ser un vicio, presentaba una batería de canciones que todo niño y adolescente conocía a la perfección, sobre todo ese tema de Blur titulado Song 2 (Woo Hoo), que fue utilizada como la intro del FIFA 98. Pero no era la única, creo que la canción preferida de todas las que traía este videojuego era la de Chumbawamba, Tubthumping, una canción totalmente adictiva. Por la mañana jugábamos los partidos de aquél día, aunque luego éstos acababan con un resultado totalmente distinto. Principalmente porque mi hermana solía reventarme a goles en el FIFA. Entre el juego de Play Station y el Mundial, largas horas frente al televisor sin duda. Aquel Mundial lo ganó la anfitriona, la Selección Francesa lo hizo realmente de maravilla y más en esa Final contra Brasil. Zizú daba una clase magistral en cada partido. Qué barbaridad…

Para el Mundial de Corea y Japón en 2002 ya era un adolescente. Y la imagen que tengo asociada son dos: la del profesor llevando la tele a clase para ver a la Selección Española, y eso molaba un puñao, porque era la primera vez y la única que en mi vida como estudiante un profesor metía una tele en clase para ver el fútbol. Parecerá una tontería, pero era algo que me impactó de veras. La otra imagen fue la del robo descarado que supuso ese Mundial para nuestra Selección. Recuerdo como si fuera ayer aquel gol anulado a Morientes a pase de mi paisano Joaquín en el España-Corea. Los colegiados de ese partido fueron el egipcio Gamal Al-Ghandour, acompañado por el ugandés Tomusange y el trinitense Ragoonath, todos ellos con nula experiencia en partidos internacionales y en el caso de Al-Ghandour, un tipo con una poca vergüenza a la altura del campeonato. Eran continuas las faltas no pitadas y los goles injustamente anulados, todas fueron acciones que perjudicaron al equipo español. Lamentable. Todo un país indignado para que encima, años después se descubrieran las pruebas de que los partidos se amañaron en favor de los anfitriones. El Mundial de la vergüenza. Brasil se disputó la Final de este Mundial con Alemania y la selección carioca se proclamó pentacampeona. Tendríamos que esperar hasta el 2010 para ver por primera vez a nuestra Selección hacerse con el título. Fue desde luego algo hermoso lo que vivimos ante los holandeses aquella noche en la que Andrés Iniesta, con su gol en el minuto 116 nos hizo campeones del Mundo ante la atenta mirada de millones y millones de personas. Por supuesto, aquellos días recogí lo vivido en esta antigua entrada de blog. Pincha en el enlace si quieres recordar algo bonito : )

No quiero hacer un recorrido de todos los mundiales que he vivido hasta la fecha. Tan sólo he querido tirar de bonitos recuerdos para dejar en evidencia de alguna manera lo que significa para mí la llegada de un Mundial de fútbol. El Mundial para mi es ilusión, anhelo, alegría, deportivismo y una excusa perfecta para pasar buenos ratos rodeado de tu gente. Este jueves comienza y todos los partidos, absolutamente todos, se retransmitirán en abierto tanto en Canal Cuatro como en Tele5. España se la jugará contra Portugal este viernes a las 20:00. Espero y deseo que este Mundial nos deje recuerdos bonitos y a ser posible, que volvamos a ser campeones. Sería maravilloso y marcaría aun más esta nueva etapa en mi vida que apenas acaba de comenzar. Pero esto es cosa para otra entrada de blog.

¿Y tú? ¿Te gusta el Mundial? ¿Qué buenos recuerdos tienes de La Copa del Mundo? 

Una respuesta

  1. ¡Hermosos recuerdos, Àlvaro! momentos inolvidables… Un gran abrazo… 🙂 😉

    27 junio, 2018 en 23:20

¡Participa! [NO ES NECESARIO RELLENAR EL FORMULARIO PARA COMENTAR]

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.