Deportes

Surf después del confinamiento

Y llegamos al 2 de mayo y ya todos pudimos volver a salir. Eso sí, respetando un horario establecido. Así que todos deseábamos que fueran las ocho de la tarde para poder salir a desinhibirnos tras semanas confinados en casa. Los paseos y los parques se llenaban de gente y, las distancias de seguridad, bueno, digamos que a veces se respetaba. En las ciudades costeras, sin duda, la playa era, comprensiblemente, el escenario deseado por todos para oxigenarse. Eso sí, el baño sólo estaba reservado para practicar deporte, por lo que sólo se veían en el agua a personas haciendo Surf. Y ahí que llegué yo, con la misma ilusión que un niño en Día de Reyes. Porque hacía mucho tiempo que no surfeaba y, si antes del confinamiento y toda esta crisis del coronavirus ya tenía previsto vérmelas de nuevo con mi tabla en el agua en primavera, tras pasar un mes y medio encerrado en casa, ya ni os cuento. El problema era el esperado, lo oxidado que me encuentro. Me costó bastante hacerme a mi tabla y no sólo por haberme llevado tanto tiempo sin hacer Surf, sino por lo desentrenado que me encuentro a nivel físico. Si a eso le sumamos el nulo ejercicio que he hecho últimamente y que durante el confinamiento no me he privado de nada, vamos, que he comido como un cerco vietnamita, el resultado no podía ser otro que el de encontrarme de lo más torpe y lento con mi tabla en el agua. Por suerte las olas se hacían de rogar, las series no fueron continuas, de ser así hubiera durado menos en el agua, me habría salido más rápido. Pero las olas daban tiempo a respirar y reponerse. Como sabrán, es evidente que tras escupirte una ola, tienes que remar hacia dentro para hacerte con otra, y la remada, más aún para un tipo tan en baja forma como yo, se hizo durísima. Tras salir del agua, y sobre todo al llegar a casa, me encontraba molido. Pero esta etapa post-Covid, como ocurre cada primeros de enero, donde todos comenzamos a hacernos propósitos de año nuevo, me he propuesto no desengancharme tanto del surfing. No fue una buena tarde de Surf, pero sí una muy buena tarde, porque todos volvíamos a salir, daba gusto ver a la gente disfrutar, a todos se nos notaba en el rostro el alivio y la alegría. Fuimos muchos aquella tarde en el agua, conmigo, éramos 41 los surfistas. Y a mí favor diré que no era, ni mucho menos, el más torpe. Ya nos encontramos en Fase 1 y ya hay una libertad de horarios para entrar y salir, hacer deporte o incluso ir a una terraza a tomar algo con los amigos. En unos días tengo pensado coger de nuevo mi tabla y lanzarme al agua. Por lo pronto ya estoy haciendo más ejercicio en casa para tonificarme más y estar en mejor forma. Ya os contaré.

Un abrazo a todos, mucho ánimo, ¡y buen surfing!


Comienza el Mundial de fútbol de RUSIA 2018

Supongo que será porque es uno de los mayores acontecimientos deportivos y porque se celebra cada cuatro años, porque creo que jamás se me ocurriría dejar de hacer cualquiera de las cosas que me encanta hacer en mi tiempo libre para ver un Egipto-Uruguay o un Rusia-Arabia Saudita. Pero es lo que tiene el Mundial cada cuatro años, que este tipo de partidos pasan de convertirse en insignificantes para mí a desear verlos acomodado en el sofá rodeado de patatas, chuches y refrescos. Para mí el Mundial tiene ese no se qué que qué sé yo que me encanta. Cada Mundial lo recibo con los brazos abiertos, como ocurre con la Eurocopa. Y la nostalgia, amigos míos, como siempre en mi vida, tiene mucho que ver. Recuerdo mi primera Copa del Mundo: la de USA 94 que ganó Brasil ante Italia. Comenzó en junio de 1994 y yo acababa de hacer mi primera comunión, tenía 8 añitos. Me acuerdo perfectamente lo que me impactó ver a Luís Enrique con la nariz partida por el codazo de Tassotti. El 9 de julio de ese año, en el estadio de Foxboro, en Massachusetts, el colegiado Sándor Puhl, no pitó ni penalti ni expulsión, lo que puso a Luís Enrique como un miura. El dorsal 21 del equipo español increpaba al árbitro que hacía oídos sordos. El cabreo del asturiano era titánico, y todos nos quedábamos pasmados al verle con el rostro lleno de ira y de sangre y con la camiseta blanca (la segunda equipación) totalmente manchada. A mí me impactó, como a todos. Es de esas imágenes históricas que nos deja el fútbol que nadie jamás olvidará. Para mí aquél Mundial fue toda una experiencia la mar de molona. Verano, mucho tiempo libre, la valiosa compañía de mi hermana Desi, culpable de que me pirre el fútbol, y una Copa del Mundo que acababa de empezar. Ver los partidos de la competición en el porche de casa, sacando la tele afuera y cenando al aire libre viendo a la Selección Española jugar, sí, si para un adulto eso es todo un gustazo, para un niño ya os podéis imaginar. Además, corrían los años 90, la mejor década, con un encanto inigualable.

Cuatro años después comenzaba la Copa del Mundo de Francia 98 y ahí estábamos nuevamente mi hermana y yo pegados a la tele. Si el Mundial de 94 lo recordaré por el codazo a Luís Enrique, el Mundial celebrado en Francia en 1998 lo asocio al videojuego FIFA 98: Road to World Cup 98 de la primerita Play Station. ¡La de horas que pasamos jugando a ese videojuego! El juego, además de ser un vicio, presentaba una batería de canciones que todo niño y adolescente conocía a la perfección, sobre todo ese tema de Blur titulado Song 2 (Woo Hoo), que fue utilizada como la intro del FIFA 98. Pero no era la única, creo que la canción preferida de todas las que traía este videojuego era la de Chumbawamba, Tubthumping, una canción totalmente adictiva. Por la mañana jugábamos los partidos de aquél día, aunque luego éstos acababan con un resultado totalmente distinto. Principalmente porque mi hermana solía reventarme a goles en el FIFA. Entre el juego de Play Station y el Mundial, largas horas frente al televisor sin duda. Aquel Mundial lo ganó la anfitriona, la Selección Francesa lo hizo realmente de maravilla y más en esa Final contra Brasil. Zizú daba una clase magistral en cada partido. Qué barbaridad…

Para el Mundial de Corea y Japón en 2002 ya era un adolescente. Y la imagen que tengo asociada son dos: la del profesor llevando la tele a clase para ver a la Selección Española, y eso molaba un puñao, porque era la primera vez y la única que en mi vida como estudiante un profesor metía una tele en clase para ver el fútbol. Parecerá una tontería, pero era algo que me impactó de veras. La otra imagen fue la del robo descarado que supuso ese Mundial para nuestra Selección. Recuerdo como si fuera ayer aquel gol anulado a Morientes a pase de mi paisano Joaquín en el España-Corea. Los colegiados de ese partido fueron el egipcio Gamal Al-Ghandour, acompañado por el ugandés Tomusange y el trinitense Ragoonath, todos ellos con nula experiencia en partidos internacionales y en el caso de Al-Ghandour, un tipo con una poca vergüenza a la altura del campeonato. Eran continuas las faltas no pitadas y los goles injustamente anulados, todas fueron acciones que perjudicaron al equipo español. Lamentable. Todo un país indignado para que encima, años después se descubrieran las pruebas de que los partidos se amañaron en favor de los anfitriones. El Mundial de la vergüenza. Brasil se disputó la Final de este Mundial con Alemania y la selección carioca se proclamó pentacampeona. Tendríamos que esperar hasta el 2010 para ver por primera vez a nuestra Selección hacerse con el título. Fue desde luego algo hermoso lo que vivimos ante los holandeses aquella noche en la que Andrés Iniesta, con su gol en el minuto 116 nos hizo campeones del Mundo ante la atenta mirada de millones y millones de personas. Por supuesto, aquellos días recogí lo vivido en esta antigua entrada de blog. Pincha en el enlace si quieres recordar algo bonito : )

No quiero hacer un recorrido de todos los mundiales que he vivido hasta la fecha. Tan sólo he querido tirar de bonitos recuerdos para dejar en evidencia de alguna manera lo que significa para mí la llegada de un Mundial de fútbol. El Mundial para mi es ilusión, anhelo, alegría, deportivismo y una excusa perfecta para pasar buenos ratos rodeado de tu gente. Este jueves comienza y todos los partidos, absolutamente todos, se retransmitirán en abierto tanto en Canal Cuatro como en Tele5. España se la jugará contra Portugal este viernes a las 20:00. Espero y deseo que este Mundial nos deje recuerdos bonitos y a ser posible, que volvamos a ser campeones. Sería maravilloso y marcaría aun más esta nueva etapa en mi vida que apenas acaba de comenzar. Pero esto es cosa para otra entrada de blog.

¿Y tú? ¿Te gusta el Mundial? ¿Qué buenos recuerdos tienes de La Copa del Mundo? 


¡Gareth Bale nos trae La13!

Fuente: Antena3. com

Fuente: Antena3.com

Anoche Gareth Bale fue el protagonista de otra noche histórica para el Real Madrid, otra noche de gloria, otra noche de fiesta para la familia madridista. Nadie daba un duro por Karim Benzemá ni por Gareth Bale, los dos tenían el cartel de transferibles. Ni la prensa, ni la afición, ni si quiera los directivos del Real Madrid apostaban por ellos dos. Su rendimiento a lo largo de esta temporada ha sido insuficiente. Karim no puede ser el delantero centro del Madrid y marcar sólo seis goles. Ese no es el delantero centro que necesita un equipo como el Madrid. Karim no puede vivir de hacer una o dos buenas jugadas al año. Es un futbolista que desde hace muchos años presenta una irregularidad que al madridismo ya ha hartado. Con Bale no sucede lo mismo. Las veces que ha jugado no lo ha hecho bien, pero eso se ha debido a sus lesiones y a los pocos minutos que Zidane le ha dado. Pero anoche Gareth Bale demostró que estando a su mejor nivel, es imparable. Y así ha sido, tras jugar a un buen nivel en los últimos partidos de Liga, tanto que hasta abrió el debate de si debía ser él o Isco el titular en la Final de Kiev. Isco, también tocado por una leve lesión, era objeto de especulación entre la prensa y la afición. Bale ante el Celta y el Villareal lo hizo sensacional, por eso los madridistas, muchos de ellos, apostaban por que el galés fuese titular. Yo entre ellos. También en estos días previos a la final hubo otra opinión generalizada: Karim debía estar en el banquillo. Nada de eso sucedió. Anoche Zidane apostó una vez más por la BBC para el ataque y reforzó el medio del campo con Isco.

Y qué cosas. Los dos futbolistas más señalados, más cuestionados y hasta despreciados, son los que nos han regalado una nueva Copa de Europa. Anoche el gato francés demostró ser un pillo del área, nos contentó a todos con sus goles en la semifinal contra el Bayern, pero nadie se esperaba el partidazo que hizo ayer en Kiev. Pero Bale…el galés. ¡Madre mía! ¡Para este se le fichó! Son jugadores que marcan la diferencia. Escribí al finales del verano pasado sobre Gareth Bale y su complicada situación en el equipo blanco. O espabilaba, o se vería fuera del Madrid. Nunca hemos visto al Gareth Bale del Tottenham, en parte por que no juega en la misma posición que jugaba en los Spurs. Si bien es cierto que la primera temporada de Bale en el Madrid fue muy buena, dándonos con sus magníficos goles la Copa del Rey ante el Barça en la Final de 2014 (Barta, ¿te acuerdas?), y La Décima en Lisboa, los años siguientes han sido algo mediocres. Las lesiones, la poca continuidad, la falta de confianza. Todo hacía que Bale no estuviera ni física ni mentalmente al cien por cien. Hasta anoche. Una increíble chilena, mucho más complicada que la de Cristiano Ronaldo frente a la Juventus pero estéticamente no tan bella, nos dejó a medio mundo con la boca abierta. Por si fuera poco que con ese gol acariciáramos nuevamente el título más deseado por los clubes, al rato nos volvía a deleitar con una de sus especialidades: un misil desde la banda derecha, un balón propulsado por su zurda que fue imparable para el portero del Liverpool, Karius, qué menuda noche para el pobre chaval. Sus errores cometidos lo dejarán estigmatizado de por vida.

Fuente: MundoDeportivo.com

Fuente: MundoDeportivo.com

El costarricense fue nuevamente protagonista anoche. Sus paradones, a lo largo de toda la competición, son los que también nos han llevado a ganar La Decimotercera Copa de Europa. No necesitamos a ningún portero este verano. Lo llevo diciendo años, Keylor Navas es el portero que necesitaba y necesita el Real Madrid y espero que siga con nosotros unos años más. Lo mismo digo de Kiko Casilla, gran portero para jugar la Copa del Rey. Deben quedarse, sin duda.

Volviendo a Bale…¿Qué queréis que os diga? Su fichaje me maravilló. Ya he comentado en Anhelarium que a este jugador lo seguía desde que comenzaba a despuntar en el Tottenham. Hacía mucho tiempo que un fichaje del Real Madrid no me ilusionaba tanto. Me daba pena verle fuera, me daba pena su situación. Me decepcionaba su desidia, las pocas ganas con las que se le veía. Pero en parte le entendía, es duro ver que no las lesiones te lastran y el tiempo que te dan no es el suficiente para demostrar tu valía. Y anoche el galés demostró lo que vale, demostró nuevamente lo que es: uno de los mejores delanteros del mundo, un gran artillero que deja goles trascendentes, pues es un futbolista que sale en los momentos importantes, un futbolista que hace historia, e historia ha hecho con el Real Madrid. ¿Se quedará? Creo que el crédito perdido anoche lo recuperó de golpe y porrazo. Debe quedarse, se lo merece. Zidane debe contar con él, ahora que vuelve a estar mejor que nunca, para afrontar la próxima temporada. Recoerdemos que en esta temporada que acaba de finalizar, Bale pasó cinco semanas de baja. Creo que se quedará, tiene que quedarse y comenzar la próxima temporada totalmente recuperado. Con él el Madrid sale ganando, y de qué manera. Si no es así, si el galés se nos marcha y regresa a la Premier, sólo me queda darle las gracias, estar eternamente agradecido por habernos dado, con sus golazos, dos Champions.

De Cristiano Ronaldo no voy a decir nada más que, como no fue protagonista durante el partido, lo quise ser tras él. No se le vio, estuvo desaparecido, pero ha sido decisivo en este campeonato, es un grandísimo futbolista y es importantísimo para el Madrid. Pero su ego le puede, y justo al ganar una nueva Copa de Europa no puedes ponerte a insinuar que te vas y que te estás despidiendo. Un error por el que pidió disculpas a los pocos minutos, pero de nada sirvió, la magia, en parte, la había partido. Se habla cuando se tiene que hablar, y anoche sólo había que ser feliz y disfrutar. Si CR7 decido irse: GRACIAS Cristiano. El Madrid era grande antes de tu llegada y lo seguirá siendo tras marcharte. Pero Cristiano sabe que pierde más el que el Madrid si decide irse. Sabe que en ningún otro club podrá ganar tantos títulos, que en ningún otro club podrá seguir agrandando su leyenda. Cristiano tiene las mismas Champions que el Fútbol Club Barcelona en toda su historia, si quiere tener más, igual que si quiere seguir ganando el Balón de Oro, sabe de sobra que debe quedarse.

Días antes del la la Gran Final de Kiev, fuimos campeones de Europa con nuestro equipo de Baloncesto! (¡Dončić, Dončić!), ¡estamos en la Gloria! No hay duda. Estoy loco de contento. Los dos equipos se coronan en Europa juntos. Mi queridísimo Real Madrid, por tercera vez consecutiva, es campeón de la Copa de Europa. ¡Real Madrid 3 – Liverpool 1! ¡Cuatro Champions en cinco años! Sólo el Madrid puede acercarse a sus propios récords. En décadas pasadas ya el Madrid ganó cinco seguidas. Quién sabe si pueden rebatir su propia marca. Ojalá así sea. De todos modos:

¡SOMOS CAMPEONES, SOMOS HISTORIA, LA HISTORIA DEL FÚTBOL LA HACE EL REAL MADRID!

¡HALA MADRID SIEMPRE, AMIGOS MÍOS!

No entiendo cómo aún hay gente que no es del Real Madrid. Las alegrías que nos da este equipo con pocas cosas son comparables. Gracias por tantos y tantos años de alegría e ilusión. 


¡Desde chiquitito!

Primavera de 1992. Ahí estaba yo con mi equipación del Real Madrid. Bueno, equipación…Ese escudo, además de parecer que lo había bordado una manca, era más falso que los penaltis a favor del Barça, o que el doctorado en termodinámica de Kiko Rivera. ¡O más falso que los besitos que te da tu suegra! Pero yo era feliz de mostrar mi madridismo. Lo que nunca entenderé es por qué estaba yo tan doblao en esa foto, que parece que me había hincado una botella de Fino Quinta yo solito. Pero yo no podía ser más feliz de mostrar mi madridismo. Las calzonas desde luego me las colocaba cual torero, hasta los sobacos, aunque, ¿y esas piernas? Con esas piernas que tenía tan escuchimizadas poco fútbol iba yo a mostrar. Me iba a desmontar más rápido que una pieza de Lego, ¡ni Prosinecki oiga! Pero qué feliz estaba de mostrar mi madridismo. Por aquél entonces no tenía ni idea de cuántos títulos tenía el Real Madrid ni del prestigio que ostentaba, pero sí sabía deciros de memoria la alineación de aquél Madrid de Buyo, Zamorano, Míchel, Hierro…

Hoy, a mis 31 años, disfruto de ver jugar al Madrid como cuando era pequeñito. Sigo llorando de emoción cuando veo a los blancos levantar un título, como también lloro de rabia cuando soy testigo de sus derrotas, de esas que duelen, aunque por suerte, de esas hay pocas. En estos últimos años los madridistas hemos podido emborracharnos de alegría al ver a nuestro equipo levantar tres Copas de Europa, las dos últimas seguidas. El Real Madrid es el club con más copas europeas, doce. Fue el único en ganarla en cinco ocasiones consecutivas (1955-56, 1956-57, 1957-58, 1958-59, 1959-60) y ya en el formato actual de la Champions League, es el único equipo en conquistar el título dos años consecutivos (2015-16, 2016-17). Llevamos unos años donde el Real Madrid sigue marcando a fuego su sello en la historia del deporte. Qué afortunado somos de vivir momentos tan únicos. Me vuelve loco ver jugar a mi Madrid, y qué os voy a contar cuando lo veo hacer historia. Historia que tú hiciste, historia por hacer… Ni si quiera sabría deciros por qué me hice del Real Madrid. Quizás me viera influenciado por la gran cantidad de madridistas que hay en mi querida ciudad, pero sinceramente, no lo siento así. Sí recuerdo el sentirme enamorado de ver a los jugadores lucir el color blanco como nadie, me encantaba imaginarme jugar al fútbol ante la atenta y vehemente mirada de miles de personas que no paran de animar. Aún hoy, cuando cierro los ojos antes de quedarme dormido, me gusta imaginarme vestido de corto jugando en el Santiago Bernabéu, marcando goles y celebrándolos con la afición. Sigo siendo ese niño que, sin tener hechuras de futbolista, sigue soñando que es uno de ellos.

¡HALA MADRID SIEMPRE, AMIGOS MÍOS!

 


Buena mañana de Surf

Playa de Las Redes (Santa Catalina), El Puerto de Santa María, Cádiz.

Playa de Las Redes (Santa Catalina), El Puerto de Santa María, Cádiz.

Ansiaba vivir un momento así desde hacía tiempo. Es lo que más echo de menos a lo largo de mis días en Madrid, poder sentir esa playa, la que me vio crecer. De hecho, alejarme de ella era lo único que me hacía sentir recelo cuando hace años tome la decisión de irme a vivir a Madrid. Son muchas las veces que durante estos años he sentido la falta de pasear por esa arena, de entretener mi mirada frente a ese horizonte, ante esas olas. Hoy ha sido otro de esos días para el recuerdo, de los que no se olvidan jamás. Hacía más de un año que no coincidía con mi hermana en El Puerto, y estas vacaciones ha sido posible estar todos juntos disfrutando de unos días muy agradables. El pasado viernes anduvimos toda la mañana en la playa. El día estaba precioso, soleado, lleno de personas disfrutando de ese idílico escenario. En una misma mañana pude dar rienda suelta a mis anhelos. Me divertí con mi hermana jugando con ella en la playa, como esos dos niños que un día fuimos y no dejamos de ser. Hice que mi mente se perdiera entre los rincones de Santa Catalina, la playa de mis amores, medité y viví ese momento presente como si no existiera otra cosa y, cómo no, me alivié ese ansia de volver a surcar olas.

Volví a dar rienda suelta a ese alma aventurera y henchido de ilusión me vi de nuevo jugando con esas olas, las que tanto echaba de menos y que resultaron ser mejor de lo que esperaba ese día. Estando ahí en el agua no pude evitar emocionarme, y de mi rostro no desapareció una sonrisa incontrolable en toda aquella mañana. Me sentía muy feliz.


El último partido de Raúl, el adiós de una leyenda del deporte. Gracias, eterno capitán

La otra noche te vi jugar, querido Raúl, el que sería tu último partido como futbolista. La pasada madrugada del 16 de noviembre me encontraba pegado a la televisión, totalmente emocionado, expectante, viéndote levantar tu último título. ¡Qué merecido lo tenías! Conseguiste meter a tu equipo, el New York Cosmos en la final de la NASL. En el minuto 61 del pasado día 7 de noviembre, contra los Strikers de Fort Lauderdale, metiste el gol que os daba la victoria y el pase a la final. Menuda manera de retirarte Rulo, luchando por otra final, otra nueva gesta en tu envidiable trayectoria. Desde ese mismo momento, contaba los días para poder disfrutar una última vez de tus jugadas, esas tan inesperadas e imposibles para muchos, de esas triquiñuelas, como tú siempre las has llamado, esas que tan bien se te dan y que nos han dado tantas alegrías a los que siempre te hemos seguido con admiración, ya lucieras la camiseta de nuestro querido Real Madrid, o la del Schalke 04, Al-Saad, o por último al del NY Cosmos.

Celebré los tres goles de Cellerino, uno gracias a un gran pase tuyo, como si el Cosmos fuera el equipo de mis amores de toda la vida. Cuando la verdad es que sólo he visto sus partidos por ti, porque de nostalgia nadie me curará nunca, y sigo siendo aquél niño que se deleitaba viéndote, viendo al más listo de la clase hacerle esos quiebros a los porteros, dejándoles en ocasiones sentados y es que, ¿a cuántos equipos les has hecho goles, querido Raúl? ¡Cuántos chirlazos se han comido los porteros que te ponían en frente! El 7 del Madrid, el eterno capitán. Nuestra referencia en ataque durante todos los años que estuviste en el Real Madrid. Ya hiciera el club el fichaje que hiciera para la delantera, los madridistas sólo ansiábamos verte marcar a ti los goles de la victoria. El equipo nos emocionaba, nos ponía los nervios a flor de piel, pero tú eras el que nos ponías el vellito de punta, el que nos hacías llorar de la emoción.

 

La otra noche te vi jugar, querido Raúl, tu último partido. No voy a entrar a detallar tu trayectoria, pues de perdurable y de triunfante me quedaría un artículo sumamente largo. Pero tampoco mencionaré tus números, no hace falta Raúl, tus estadísticas las conocemos bien los que amamos este deporte, no hay nada que nadie no sepa a estas alturas. Yo, el adulto que ahora soy, y el niño que fui y que sigue dentro de mí, tan sólo queremos que estas líneas que escribo tengan como único fin el trasmitirte nuestra entera y por siempre eterna gratitud. Y es que aún sigo viendo a ese niño que brazos en alto gritaba y celebraba aquél gol con el que mandaste a callar a todo el Camp Nou que quedó silenciado por esa garra que siempre has demostrado en los terrenos de juego. Te recuerdo siendo ya un imberbe adolescente levantando la Novena Copa de Europa y ahora, a mis casi treinta años, soy testigo de cómo ganas la North American Soccer League. Te marchas levantando nuevamente un trofeo y con lágrimas en los ojos veo cómo tus compañeros de equipo te mantean y celebran especialmente contigo la victoria, tu última victoria.

Querido Raúl, llevo años anhelando volver a ver en el Madrid a un futbolista como tú. Desde que te fuiste no hemos vuelto a ver a alguien mínimamente parecido a ti. Por tu manera de tratar a tus compañeros y a tus rivales, no sólo echamos en falta tu manera de jugar, no sólo nos faltas como futbolista sino que también nos faltas como capitán. Eres el futbolista que más clase y elegancia ha demostrado en el césped. Por eso, querido capitán, considero que aún tienes mucho que ofrecerle al fútbol. Este deporte te necesita. Has colgado las botas pero tus valores no desaparecen, esos van contigo allá donde vayas. En estos días, donde en muchos vestuarios no se respeta la figura del capitán como antes, donde se le cede el brazalete a quien sea, y las instituciones deportivas se vienen abajo por la corrupción y los partidos están más politizados que nunca, necesitamos a gente como tú. Los que adoramos este deporte, necesitamos que te mantengas cerca. Y es que no sólo eres leyenda viva de nuestro adorado club, el Real Madrid, eres un grande de la historia de nuestro deporte. El buen futbolero, sea del equipo que seas, sabrá reconocer tu saber estar, tu trabajo y sacrificio, y tu pasión por el balón, valores que te han hecho llegar a lo más alto en la historia del fútbol mundial.

Querido Raúl, ¿sabes lo que más me gustaba de ti? Que entre todas esas estrellas y fichajes millonarios, de entre todos esos futbolistas colmados de fama y ego, el que acababa siempre destacando eras tú, porque la pasada madrugada del 16, a tus 38 años, todavía podíamos ver a aquél joven que debutó en la Romareda con 17 años y que durante dos décadas ha disfrutado del fútbol de élite jugando como el que juega en su barrio con los amigos. Has disfrutado del fútbol con toda la humildad y sencillez.

Gracias, eterno capitán.


Dos tiburones blancos en la J-Bay Open de Sudáfrica

El surf no es como montar en bici, que por mucho tiempo que lleves sin montarte en una bicicleta nunca te olvidas de cómo se hace y a la primera que la pillas pedaleas tranquilamente. Lo malo de tirarse tanto tiempo sin surfear es que cuando vuelves a hacerlo te sientes oxidado, nada ágil, y durante las primeras horas pareces ser el principiante que un día fuiste. Espero que la torpeza me dure poco cuando regrese a mi tierra a finales de la sema próxima.

Pero el motivo de este nuevo post es para escribir sobre algo que ha acaparado la atención –y no es para menos- de medio mundo en estos últimos días. Hablo del ataque de dos tiburones blancos al surfista australiano Mick Fanning, ex campeón del mundo. Fanning milagrosamente salió ileso del ataque de dos tiburones blancos que sufrió el pasado domingo en el campeonato J-Bay Open de Sudáfrica. Han leído bien, ¡dos tiburones blancos! A pesar de que uno de ellos no se deja ver en las imágenes, si la sola idea de verte atacado por uno de ellos aterra, imaginaos si son dos.

“Me sentí tan insignificante. Esa cosa se movía de forma tan poderosa y tan rápido” M. Fanning

Dos son las conclusiones que saco de este suceso. En primer lugar, y aclarando que soy un completo ignorante en esto de los tiburones blancos, creo que ambos escualos no tendrían mucha hambre o mejor aún, no tendrían mucho interés en atacar al surfista. De ser así, Fanning no hubiera salido vivo de allí. ¿Quizás los tiburones sólo pasaban por allí por mera curiosidad? Puede ser. Porque, y repito, desde mi completa ignorancia, estoy seguro que si a dos tiburones blancos les da la vena de atacar a un bañista lo hacen en un santiamén. Una suerte como pocas es la que tuvo el señor Fanning en el agua aquel día.

“Cuando perdí la tabla pensé que ya estaba acabado. Escapar del ataque de un tiburón sin un rasguño, eso es un auténtico milagro”M. Fanning

Por otra parte. Este tipo de hechos sólo aviva aún más la fobia, en mi opinión, desorbitada, que la gente tiene respecto a los tiburones. Desde lo ocurrido a Mick, las redes sociales se han volcado en ello y son muchos los comentarios de personas que a uno le llama más la atención que lo realmente sucedido. Hay personas que, independientemente de que vivan cerca o lejos del mar, sienten pavor a la hora de meterse al agua por si les ataca un tiburón. Es respetable y ciertamente comprensible que cada persona tenga sus miedos, fobias y demás. Pero veo exagerado que por noticas como esta la gente extreme sus miedos al agua. Seamos un poco más racionales. Muere mucha, muchísima más gente por accidentes de coche y no veo a tanta gente con fobias a montar en ellos. No poseo ahora mismo la estadística ni me molestaré en buscarla porque estoy segurísimo de que el número de gente que muere por ataques de tiburones es enormemente inferior al número de muertes por accidentes automovilísticos, domésticos, etcétera. Mantengamos la calma. Meternos al agua no es ni de lejos lo más peligroso que podamos hacer.

Go surfing!


F.C. Barcelona. Sobre la falta de coherencia y la tremenda poca vergüenza

Aviso desde ya a todo culé, que este artículo no es fruto del resquemor por ver de nuevo al Barça ganar el triplete (mi más sincera enhorabuena). En absoluto. Sé que muchos saltáis a la primera de cambio con que es por envidia madridista cuando comentamos algo que no nos gusta de este més que un club. Y tanto que es más que un club, de ahí el motivo de este escrito. No señores, no es envidia madridista la que me lleva a escribir estas líneas, tan sólo es el sentido común, algo que parece no haber por los aledaños de Can Barça últimamente.

Cortijo Barça

2341897

Fuente: Antena3.com

 

Que los presidentes del F.C. Barcelona han dado siempre el espectáculo eso ya lo sabemos todos. No es nada nuevo y más si tenemos en cuenta la historia más reciente del club catalán. El recién elegido nuevamente presidente, Josep María Bartomeu, imputado junto a Rossel, quien terminó dimitiendo del cargo por ser uno de los principales protagonistas del bochornoso ‘caso Neymar’, es en mi opinión el presidente moderado que necesitaban. Porque si hablamos del señor Laporta, que de señor tiene bien poco y que ha tenido la osadía de querer presentarse de nuevo a las elecciones a la presidencia del Barça, ha intentado sin éxito y para suerte de los culés, seguir utilizando al club como un cortijo en el que hacer todo lo que le viniera en gana. Laporta ha regresado para seguir haciendo política y para seguir llenándose los bolsillos a costa del Barcelona. Para seguir hostigando y provocando con esos aires que más recuerdan al del típico macho ibérico español al más puro estilo chulo playa de pecho palomo que al de un aburguesado catalán independentista. Laporta venía de fracasar en política y ahora fracasa en lo deportivo. Espero, acepte su derrota, comprenda que pocos confían en él y deje a los demás hacer lo que para él resulta un juego de niños grandes. La política es para gente inteligente y la presidencia del F.C. Barcelona es para alguien con más clase y elegancia. No entraré ahora en hablar de otros presidentes como Joan Gaspar, con esa actitud tan victimita y conspiranoica que tanto le caracterizaba ni a otros como José Luís Núñez, el cual se encuentra en la actualidad cumpliendo condena en prisión junto a su hijo por el ‘caso Hacienda’. Tela del telón, amigos.

Mezclar política y deporte, el cóctel favorito en el F.C. Barcelona

Porque son ellos los primeros en mezclar la política con el deporte y a raíz de lo sucedido en estas recientes elecciones a la presidencia del Barça, en el que no sólo los candidatos mostraron su acuerdo en vincular y comprometer al F.C. Barcelona con el movimiento soberanista de Cataluña, sino que además alegaron sin tener la más mínima vergüenza alguna, su deseo de seguir participando en la Liga española a pesar de lograr la ansiada independencia y convertir a Cataluña en un Estado propio, me decido a publicar esta entrada de blog porque creo que no podrían reírse más de nosotros de lo que ya lo están haciendo. La ANC (los mismos que cada seis meses de inventan y reescriben la historia de Cataluña para dar un tono más épico al proceso soberanista) presionó hace unos días a todos los candidatos a la presidencia del Barcelona a firmar un manifiesto en el que se declaran partidarios del proceso independentista de Cataluña.

Una independencia a la carta, es lo que parecen querer algunos. Como aquél treintañero que se independiza pero que luego va a casa de sus padres para comer y que le laven la ropa. Pero esta falta de coherencia por parte de los partidarios de la independencia de Cataluña es algo habitual. Si no, miren los jugadores como Gerard Piqué, Fábregas o Puyol, declarados independentistas pero que no dudan en aparcar sus sentimientos catalanistas y sus ideales políticos por el prestigio y el dinero que supone participar con la Selección Española de Fútbol. Eso, con todos mis respetos, es de ser hipócrita y vendido. Me parece totalmente lícito y la mar de respetable que algunos no se sientan españoles y anhelen separarse de España. Lo que no me parece lógico ni sensato es que aun con todo, quieran seguir chupando del bote. Unos vistiendo la camiseta nacional y otros lucrándose de la prestigiosa Liga española. Claro, Francia en su día ya comunicó a la entidad barcelonista que ni en sueños jugarían la Liga francesa y la pela es la pela. Y es que como se dice en mi tierra, no se puede estar en el plato y en la tajá. No se puede estar en misa y repicando al mismo tiempo. Si piensas de una determinada manera y lo predicas a viva voz, qué menos que actuar en consecuencia. De ahí que piense que no pueden reírse más de todos los españoles como ya lo están haciendo. Pero claro, es que no es lo mismo jugar una hipotética Liga catalana, no saldría nada rentable tener únicamente como máximos rivales al Martorell, Hospitalet, Sabadell, Nastic, San Andreu… con todos mis respetos a estos clubes. Desde luego los hay que tienen más cara que espalda.

Alergia a todo lo que sepa, huela y suene a España

ultras-separatistas-catalanes-de-ANC-y-Prselecciones-Catalanas-en-Berlín-odiando-España

Fuente: Stern.de


Transgreden las normas y las leyes sin importarles las consecuencias
y prueba de ello es que según los principales dirigentes políticos de Cataluña como son Oriol Junqueras y el presidente Artur Más, tras el 27 de septiembre y en un plazo no superior a 18 meses, este último proclamará unilateralmente la independencia de Cataluña. O al menos eso es lo que él cree. Y con todo, habiéndose convertido el F.C. Barcelona en una de las plataformas más importantes del independentismo catalán, no es de extrañar que desde el sector blaugrana tenga lugar cada dos por tres todo tipo de detalles que pasan de lo radical y que tan sólo denotan odio y hostilidad hacia todo lo español. Hablo del modo de proceder de este club para con todo lo que sepa, huela o suene a España. Si ya se ha convertido en un clásico que la afición culé, esa que parece olvidarse que hay también aficionados del Barcelona que no son catalanes, pite al himno español siempre que tiene oportunidad, ahora y como bien quedó demostrado en la última Copa del Rey jugada ante el Athletic de Bilbao, pitaron al castellano cuando el speaker de Mestalla iniciaba la presentación de ambos equipos en dicha lengua.

Pero la animadversión hacia todo lo relacionado con España no queda ahí y son abundantes y continuas las declaraciones de antiguos mandatarios del club, presidente, directivos, futbolistas, periodistas y aficionados que sólo significan radicalismo y menos cero en prudencia, respeto y sensatez. Que quitaran la bandera de España del Camp Nou es algo que ni discuto, pues cada uno hace lo que quiere con su propiedad privada, pero prohibir a David Villa llevar la bandera de España en sus botas como venía haciendo desde que jugaba en el Sporting de Gijón nada más pisar la ciudad condal por no herir la sensibilidad del pueblo catalán (!?); prohibir a aficionados de otros equipos entrar con banderas españolas al estadio (cuando nadie prohíbe a los independentistas lucir sus esteladas allá donde van); declarar reiteradamente que el Barcelona no es un equipo español; los cánticos de boti boti boti español qui no boti; eliminar los colores de la bandera de España en el logotipo oficial de la Copa del Rey cuando el Barça juega dicha competición; utilizar un acontecimiento infantil como medio para hacer una absurda e inútil propaganda política, pues en el Torneo del Algarve de 2012, los pequeños futbolistas del Barça no salieron ya que el conjunto catalán se negó a verse representado por el himno español en aquella final infantil; no son más que unos pocos ejemplos de cómo está el patio. Por cierto, gracias a Google podrán comprobar que nada de lo anterior es falso. Todo está contrastado en fuentes de fácil acceso para el que se moleste en buscarlo.

A los aficionados del Barça no catalanes les invito a la reflexión

afp_campnou--644x362

Fuente: ABC.es

 

Si bien es cierto que cada día el F.C. Barcelona despierta más y más antipatía entre los españoles, y como prueba de ello es que desde primera hora del 6 de junio de 2015, fecha de la Final de la Champions entre el Barça y la Juventus, durante todo el día fue primer trending topic en España el hashtag #ForzaJuve en el que todo el mundo en este país se volcaba en apoyar al equipo italiano, aun así son muchos los aficionados culés de fuera de Cataluña. Y me parece totalmente respetable por mucho que me cueste en ocasiones comprenderlo. Sé del equipo que quieras, pues el futbol es un deporte espectacular y el Barcelona, como equipo, que no como club, participa en dar espectáculo y aporta como pocos al futbol una calidad asombrosa. Como equipo, como hito del deporte, el Barça tiene toda mi admiración y respeto. Me deleita ver jugar a Leo Messi y no por reconocer que es el mejor futbolista de la historia junto con Di Stefano, soy menos madridista, pues en mi opinión, ambos revolucionaron el fútbol, cada uno en su época.

Pero aun con todo, tengo que confesar que cuando conozco o veo a algún seguidor del Barcelona no catalán, es algo que me llama la atención. Porque ya no es cuestión de patriotismo rancio ni ideal político alguno, sino es ya por una cuestión de IDENTIDAD. No podría confraternizar con ninguna entidad (llámese Fútbol Club Barcelona o asociación de amigos de los tucanes) que despreciara todo lo que simboliza a mí país, España. Amo a mi país en el sentido más puro y poético, olvidándome de izquierdas y de derechas, y sólo teniendo consideración que mi país, como cualquier otro, merece un respeto. Porque no puedes pedir respeto para tu himno, bandera o lengua, despreciando la de los demás. Y esto no sólo va por los independentistas catalanes, va por todos.

El club catalán parece no tener en cuenta que igual respeto y atención merece el culé que es de Gerona que el que es de un pueblecito de Sevilla. Desde el pequeño país de ahí arriba, como decía Guardiola, no parece que les importe que muchos culés se puedan llegar a sentir excluidos por esta actitud que tienen los que rodean y dirigen el Barcelona. Por eso me resulta un tanto ridículo si se me permite la expresión y sin acritud alguna, ver a españoles no catalanes defender a este club que con tanta altanería y arrogancia desdeña y arrincona todo lo que tenga que ver con España. Sobra decir que no todos los culés catalanes son así, pero si una gran parte de ellos. Es algo triste. Y más triste aún en mi opinión es apoyar o seguir a un club y a una afición que en su mayoría se comportan de manera tan soberbia. Creo que el Barça no merece el cariño y el interés de estos seguidores que andan repartidos por toda España y menos sabiendo que esta tendencia a politizar el club y crear desunión no cesa, sino todo lo contrario.

Y es que ya lo dijo el gaditano y poeta callejero, Juan Carlos Aragón: Ser español y del Barça es como ser homosexual y del Opus Dei. No se enfaden, no se sientan ofendidos. Sea o no culé, catalán, o ambas cosas. Pero es tal el percal que tienen montado los de arriba, que no casa absolutamente nada ser español y sentirte orgulloso de tu tierra, tus colores, tu cultura, tu lengua y tu gente y fraternizar con un club y su afición a las que parece provocar urticaria todo lo español. No es algo muy lógico. ¿La culpa? Los malos políticos que tenemos en este país. Pues si los que pululan por Madrid y calle Génova son malos, los que transitan por la Generalitat los son aún peores. Malos políticos que durante años han enervado a la sociedad, que sólo la enfrentan en pos de alcanzar sus propios intereses. Y nuevamente, lo triste y el error está en ver cómo hay gente que se creen sus mentiras y les siguen ciegamente.


GRACIAS, LEYENDA

iker-casillas-wallpaper-001Hoy se ha despedido el que es hasta la fecha el mejor portero de la historia de este deporte. Iker Casillas, tras 25 años en el Real Madrid, se despide entre lágrimas y solo. Ha sido una despedida fría, en la que ha salido a rueda de prensa completamente solo y sin conceder preguntas a los periodistas. No es la primera leyenda de la Casa Blanca que se marcha de esta manera. Pero no culpo de esto al Club, ni tampoco a Iker, pues la culpa la han tenido ambos y quién sabe cuál de las dos partes la ha tenido más. En mi humilde opinión, Iker Casillas debió de haberse ido del Madrid la pasada campaña, cuando levantó la ansiada Décima Copa de Europa. Estos años no han sido nada fáciles para el guardameta blanco, sobre todo esta última temporada, donde cada vez que salía al Bernabéu, éste se enfrentaba a un plebiscito continuo, que si ahora pitos, que si ahora aplausos, que si ahora más pitos que aplausos…Así no se puede tratar a un futbolista que lo ha dado todo por el Real Madrid. Desde aquella lesión de Iker por culpa del mal despeje de Arbeloa en un partido de Copa del Rey contra el Valencia de hace ya tres años, su trayectoria cambió radicalmente, cuesta abajo y sin frenos. Pasó con Mou más tiempo en el banquillo que en el terreno de juego y aunque con Ancelotti parecía que su suerte cambiaba de nuevo y esta vez para mejor, lo cierto es que ya no volvimos a ver al portero que fue.

Estos dos últimos años Iker ha bajado mucho su nivel aun teniendo el apoyo incondicional del técnico italiano. Concretamente, esta última temporada había veces en las que el Madrid parecía jugar sin portero. Y ni qué decir tiene la su actuación en el Mundial de Brasil del pasado verano. Y es ahí donde considero que Iker se ha comportado un poco testarudo. Hay que saber decir basta, uno mejor que nadie sabe calibrarse y saber cuándo ha llegado a su límite. Por eso reparo en que la ocasión de retirarse por todo lo alto fue ahora hace más de un año, cuando volvió a triunfar en Lisboa ante la mirada de millones de personas. La presión mediática ha podido con él, pero sobre todo la insistente presión que ha ejercido el Bernabéu en cada partido. Yo soy de los que están a favor de que la afición pite puntualmente a alguno de sus jugadores. ¿Por qué? Por la sencilla razón de que es la manera en la que la afición puede comunicarse con los futbolistas. Nadie puede llamar por teléfono o enviar un mail a los jugadores mostrándoles su punto de vista. Si un futbolista está haciendo malos partidos y de manera reiterada, no veo con malos ojos que la afición le dé un toque de atención. Esto ha pasado en todos los estadios, y el Bernabéu ha llegado a pitar a leyendas de la talla de Zidane. Por supuesto siempre que no se llegue al abucheo injusto, a los insultos. Soy el primero en condenar la manera en que se ha llegado a vilipendiar a esta figura legendaria del Madrid como es Iker Casillas.

No seré un hipócrita, yo no me pongo ninguna careta. Y hoy, en el día de su despedida, no voy a hacer como si nada y me voy a mostrar compungido. No soy de los que tira la piedra y esconde la mano. Yo he sido muy crítico con Casillas sin llegar por supuesto a faltarle al respeto como muchos se han hartado en las redes sociales. No. Yo me siento orgulloso y muy agradecido de este portero, el mejor que ha tenido el Real Madrid y la Selección Española. Pero hay cosas que no me han gustado de él. A su falta de autocrítica (pues incluso al final de algunos partidos, consciente o inconscientemente le ha llegado a echar la culpa a algunos compañeros de errores que sólo él ha propiciado bajo palos), y su cerrazón en no aceptar que ya no está al nivel de otros años, permítanme que le sume que a mi juicio, no ha sido el capitán que el Madrid necesita. Salvo en momentos puntuales como en la temporada 2011, donde se vio a un Iker enojado y que daba la cara cuando los árbitros parecían fallar sólo a favor del F.C.Barcelona en los clásicos, por lo general y sobre todo en estos últimos años, se ha visto a un Iker poco comunicativo, manteniéndose en un segundo plano, dejando todo el peso de la capitanía en Sergio Ramos, que para mí, sí ha sido junto con Pepe, los verdaderos capitanes de este equipo.

“Donde vaya, seguiré gritando ¡Hala Madrid!” – Iker Casillas

Real goalkeeper Iker Casillas, centre, lifts the Champion League trophy, as he and teammates, celebrate winning the Champion League title, against Atletico Madrid, in Lisbon, Portugal, Saturday, May 24, 2014.  (AP Photo/Andres Kudacki)

Pero quedémonos con lo que realmente importa. Y lo que importa realmente es que este señor ha protagonizado grandes gestas con nuestro querido Real Madrid. Su curriculum es impresionante. Desde que Iker debutara con el primer equipo el 12 de septiembre de 1999 en el estadio San Mamés, este portero ha ganado 19 títulos: 3 Champions League, 1 Mundial de Clubes, 2 Intercontinentales, 2 Supercopas de Europa, 5 Ligas, 2 Copas del Rey y 4 Supercopas de España. Sin olvidar las dos Eurocopas y el Mundial ganados con la Selección Nacional. A título individual, Iker ha sido incluido en 5 ocasiones en el Once Mundial FIFA FIFPro y elegido 5 veces mejor portero del mundo por la IFFHS, y en este, su palmarés individual, también figuran 1 Trofeo Bravo y 1 Trofeo Zamora. Además, su trayectoria deportiva ha sido reconocida con el Premio Príncipe de Asturias, la Medalla de Oro de la Real Orden del Mérito Deportivo y la Medalla de Oro de la Comunidad de Madrid.

Nunca nos olvidaremos de El Santo. Aquél que lograba realizar paradas imposibles. Paradas como la que le hiciera a Robben en la final del Mundial de Sudáfrica. Paradas que tantas y tantas glorias ha dejado para la memoria del amante de este deporte y sobre todo en la del fiel madridista. Ahora, Iker, comienzas una nueva andadura en el Porto, un equipo que ha ganado más de veinte Ligas y dos Copas de Europa. El mejor equipo de Portugal. Volverás a estar en Champions la campaña próxima y seguirás demostrando ser un grandísimo portero en un equipo que no sufre la presión y el nivel de exigencia que impone el Real Madrid. No es fácil llevar el escudo blanco en el pecho y lucirlo como lo has lucido tú, no es fácil estar a la altura del equipo más laureado del deporte y darle todo lo que le has dado tú. Has dedicado toda tu vida a este Club y nadie nunca te olvidará.

Gracias, leyenda. ¡HALA MADRID SIEMPRE!



Crónica del último día de olas

Sabía que serían las últimas del verano, las miraba atónito, las contemplaba con admiración y asombro, como si las hubiera visto por primera vez. Esa era una mañana especial, y tanto que lo era. Esa misma mañana me despedía de mi playa, hasta no sabía cuándo. Era casi mediodía, y se notaba que estábamos bien entrados en septiembre. La playa se presentaba sin esa multitud de veraneantes y volvía a recobrar esa estampa majestuosa que cada verano se enturbia por la burda presencia de forasteros y turistas que la colapsan y la ensucian. Las olas eran enormes. Como gigantes que aporrean sus tambores, esas olas partían en la dorada orilla y su estruendo anunciaba el fin del verano. Volvía a ser el fin, la melancolía comenzaba a brotar por mis venas y emborrachaba mi mente de no sé cuántos recuerdos. Porque mi vida entera está allí, estaba allí. La sentía como nunca. Montaba a lomos de esas olas que todo amante del surf anhela y dejaba que me llevaran, sin pretender nada más, ni giros, ni técnica alguna, sólo quería surcarlas, que mi cuerpo y mi mente se ensimismaran ante tal esplendor, y sentirme por un instante formar parte de ellas. No sé cuánto tiempo pasó, cuánto estuve dentro del agua, sólo salí cuando me sentí exhausto. Me senté en la suave y cálida arena, y contemplaba con delicadeza la belleza que me rodeaba. Mis lágrimas se mezclaban con el agua salada en la que me había bañado. Soy feliz, me decía, y daba gracias por vivir aquello.

28092011341

Le hice esta foto a mi tabla mientras esperaba el autobús. Cargar con ella y meterla dentro me ha hecho vivir alguna que otra anécdota muy graciosa.


¡El expreso de Cardiff lo llaman! 

Fuente: Marca.com

Fuente: Marca.com

Aunque El Correcaminos también es uno de sus motes. Y si no, que se lo pregunten a Marc Bartra, que aún debe de estar buscándole por esa banda derecha tras marcar un histórico gol en la Final de Copa del Rey de esta pasada temporada ante el F.C. Barcelona. No era la primera vez que hacía algo así. Con el Tottenham Hotspur, su anterior equipo, logró anotar goles de esa forma. Corriendo como alma que lleva el diablo y lanzando un balón imparable a la portería contraria. Vistiendo la camiseta de los Spurs, Gareth Bale también logró grandes gestas, como aquella vivida ante el Inter de Milán del gran Rafa Benítez, donde Gareth Bale, con tan sólo 21 años, le endosó un grandioso hatt-trick al vigente campeón de la Champions en esos momentos.

Aquél miércoles 20 de octubre del 2010, Gareth Bale, vistiendo la camiseta del Tottenham, deslumbró a toda Europa y despertó la admiración de todo el mundo. Su equipo cayó, no logró vencer a un Inter de Milán que en los 35 minutos de la primera parte logró hacer cuatro goles a los Spurs. El primer gol lo logró Zanetti. El segundo, Eto’o de penalti. El meta de los Spurs Heurelho Gomes fue expulsado siendo sacrificado del partido para que entrara el meta suplente (Cudicini) Luka Modric. El tercer gol lo hizo Dejan Stankovic y el cuarto de nuevo Samuel Eto’o. Todo apuntaba a que para la segunda mitad, el Inter golearía de manera abrumadora al Tottenham Hotspur. Pero no fue así, en el segundo tiempo el equipo inglés se vino arriba y fue el momento estelar para Gareth Bale. El galés, logró anotar tres goles en los minutos 52, 89 y 91, a una velocidad escandalosa. Desde ese momento, ya nadie se ovidaría de Gareth Bale.

Visto lo visto, no es de extrañar que Bale consiguiera ser nombrado en dos ocasiones como el mejor jugador de la Premier League y sea considerado como uno de los más grandes talentos emergentes de la Premier League. Como he dicho, fue nombrado en dos ocasiones mejor jugador de la Liga inglesa, uniéndose así a la lista de bicampeones formada por Mark Hughes, Alan Shearer, Thierry Henry y Cristiano Ronaldo.

También tiene en su haber otras distinciones como Premio Carwyn James de la BBC galesa, el premio al Mejor Jugador Joven de la Premier o el haber sido elegido en tres oportunidades como Jugador galés del año, entre muchas otras. En 2011 integró el Equipo ideal de la UEFA, y en 2013 la FIFA le incluyó en la lista de los 23 candidatos al Balón de Oro.Además, ese mismo año, la FIFA publicó un listado con los diez futbolistas más rápidos del mundo, ocupando Gareth la segunda posición al alcanzar una velocidad de hasta 37,7 km/h.

La temporada antes de fichar por el Real Madrid, en la Premier de la temporada 2012/13, el galés realizó 26 goles en 44 partidos con los Spurs, a los que hay que sumar 5 goles con la selección galesa. Esto sumado al deseo del jugador desde pequeño por vestir la camiseta del Madrid, hizo que Florentino deseara por todos los medios que Gareth Bale terminara siendo la guinda del pastel, el broche de oro a un nuevo proyecto madridista.

Y es aquí donde quiero llegar exactamente. Para los que ya conocíamos a Gareth y su forma de jugar en la Premier, nos ilusionaba la idea de poder verle haciendo lo mismo pero con el Real Madrid. En más de una entrevista Bale comentaba su ilusión por jugar en el equipo de Chamartín. Eso hacía que las ganas verle jugar en el Santiago Bernabéu no cesaran nunca.

Muchos criticaron su elevado coste. Casi 100 millones de euros. Durante esos días, teníamos que aguantar demasiadas tonterías. Muchos decían que sería un nuevo Kaká, que Florentino sólo había fichado a otro lesionado y que sería un fiasco. Lo peor de todo es que le comparaban con Neymar, el fichaje estrella de los culés el pasado verano. Aunque más que un fichaje estrella, diríamos un fichaje estrellado, pues su contrato con el Barça sólo ha traído disgustos en las oficinas del Camp Nou.

¡Lío en Can Barça!

Desde la prensa deportiva catalana y la afición culé, se repetía una y otra vez el argumento de que Neymar había optado por una propuesta deportiva, y que por eso había rechazado la oferta de Florentino Pérez. Además, haciendo gala de sus ya conocidos valors, se rasgaban las vestiduras criticando sin cesar la elevada cantidad de dinero que Florentino había pagado al Tottenham para hacerse con los servicios del galés. Pero en esta vida nunca se puede escupir para arriba, amigos míos. Porque todos han quedado retratados. A los pocos meses del fichaje de Neymar por el F.C. Barcelona, y tras escuchar sin cesar que el brasileño había costado la mitad de Bale y que sería mucho mejor que éste, que era una vergüenza el dineral que el Real Madrid se había gastado en Bale, incluso llegamos a oír al Tata Martino, entrenador recién llegado a Can Barça en esos días, criticar el fichaje del galés, diciendo que El precio de Bale me parece casi una falta de respeto”, el propio presidente del Barcelona, Sandro Rosell, dimitía de su cargo al ser denunciado por un socio del club, Jordi Cases, cuando éste envió un burofax al club de sus amores para preguntarle por las cifras del contrato de Neymar, alarmado por la cantidad que podría haber percibido el padre del jugador. Y es que tan sólo el padre de Neymar se había llevado tras la operación más de 40 millones de euros. Que por cierto, es de ser muy hipócrita que un rico se haga el humilde e intente hacer quedar mal a otro rico. Lo digo por la actitud que tomaron desde Barcelona con respecto al fichaje de Bale y por las declaración del Tata Martino, que en un alarde de peloteo innecesario a los suyos, criticaba el fichaje del galés. Una persona que cobra casi cinco millones de euros por entrenar un año a un equipo de futbol no puede hablar de humildad.

Neymar-95-millones-Barcelona

Según medios catalanes, todo era una confabulación, todo provenía de los poderes facticos de Madrid. Hasta se hablaba de Gallardón y Aznar, que según los iluminados, también andaban metidos en medio. Y por supuesto, la culpa de todo la tenía Florentino Pérez, que rojo de la envidia que le daba que el brasileño fichara por el Barcelona, había movido los hilos para denunciar el fraude del club catalán. Y es que al igual que ya pasó con el problema de la familia Messi con hacienda, toda la culpa proviene de Madrid. Cuando realmente fue la propia Audiencia de Barcelona la que abrió el caso. Pero ya sabemos todos que los catalanes se han grabado a fuego la idea de que todos los males de Cataluña son culpa de España.

Ya comentó el presidente del Real Madrid en una entrevista, que a los de Chamartín les salía el fichaje de Neymar por más de 150 millones de euros. O sea, ¿que al Real Madrid le salía el fichaje de Neymar por una dinerada, y al Barcelona solamente por 47 millones? De nuevo, se escuchaban risas, todos ser reían de que en el Real Madrid sólo se despilfarraba el dinero tontamente.

Lo que son las cosas, amigos míos. Después de tanto cachondeo, los barcelonistas han visto dimitir a su presidente y ver cómo el club ha tenido que desembolsar 9 millones a Hacienda por el fraude tan vergonzoso que ha supuesto el fichaje de la joven promesa brasileña. Y digo joven promesa porque a día de hoy, tras haber pasado prácticamente un año del fichaje de ambos futbolistas por sus correspondientes equipos, Neymar aún no ha alcanzado las expectativas. Tras el escándalo de su fichaje, haciendo que la imagen del F.C. Barcelona se viese enturbiada ante todo el mundo, el Barça se ha quedado en blanco. El fichaje de Neymar no ha servido nada más que para disgustos. Todo lo contrario a lo que proferían antes de comenzar la temporada. Este ha sido sin duda el peor año para el barcelonismo. Con Neymar no han conseguido ni ganar una Liga que la tenían regalada y prácticamente en sus manos, ni la Champions, y ni mucho menos la Copa del Rey, arrebatada por el mismísimo Gareth Bale en los últimos minutos de partido.


El que ríe último ríe mejor

O al menos eso dicen. Creo que es una frase que se ajusta a toda esta historia. Aquél fiasco de fichaje, aquél jugador lesionado que había venido por un dineral al Real Madrid, ya le ha dado dos títulos importantísimos a su equipo. Gareth Bale ha sido el jugador que ha conseguido para los madridistas la Copa del Rey, quitándosela de las manos una vez más al mismísimo F.C. Barcelona en una trepidante final y lo que es mejor, fue él quien tras el gol histórico de Sergio Ramos, conseguía la ansiada Décima para el Real Madrid, matando un partido agónico para los blancos pero que acabaría convirtiéndose en una noche mágica, de la que nunca nos podremos olvidar.

Los más coherentes decían que habría que esperar a final de temporada para saber qué fichaje había salido más rentable. Juzguen ustedes mismos. Gareth Bale ha dado grandes alegrías al madridismo, y sobre todo, ha tapado muchas, muchas bocas.

El Príncipe de Gales

Gareth Bale destaca por su tremenda velocidad y golpeo de balón. En sus inicios, con el Southampton Football Club, Gareth actuaba como lateral izquierdo con una tremenda capacidad para sorprender a los rivales. Incluso así fueron sus primeros años en los Spurs, donde progresivamente fue transformándose en un excelente extremo. Bale aumentó su presencia en ataque, siendo muy vertical y sobretodo implicándose mucho más en el gol.

Bale fue fichado por el Real Madrid el verano pasado sin haber hecho pretemporada y estando lesionado. Si en esas condiciones Bale ha logrado hacer una temporada de en sueño con el Madrid, dando dos títulos y marcando más de una veintena de goles, no me quiero imaginar cómo será la próxima temporada que el próximo agosto comienza. Se suele decir que cuando un jugador llega nuevo a un equipo, su segunda temporada en él suele ser la más completa, donde ya el futbolista se siente más integrado y adaptado al juego del equipo. Si tenemos en cuenta que Gareth Bale no está jugando el Mundial de Brasil que a día de hoy se está disputando, esto nos hace mirar la próxima temporada con mayor tranquilidad. Mientras que Cristiano ha acabado el Mundial más tocado de lo que estaba, y contando que jugadores como Benzema o Di María siguen jugando la Copa del Mundo, Gareth lleva desde que acabó la Champions descansando, tranquilo, sin desgastarse y preparándose para la Supercopa de Europa y España.

Son sus Supercopas, él es quien nos ha dado la oportunidad de poder jugarlas y el de Cardiff está totalmente motivado. “Estoy feliz en el Madrid y seguro que el año que viene estoy mejor comenta en una reciente entrevista. Además, la Supercopa de Europa se disputará precisamente en Cardiff, su tierra, el 12 de agosto. Vi que la Supercopa sería en Cardiff y fue un presagio de ganar la Champions. “Espero con ganas ese partido en el Cardiff City Stadium, en mi ciudad natal y poder jugar enfrente de mi familia y mis amigos. La ciudad ha cambiado en los últimos años, ha organizado varios eventos deportivos de alto nivel y esta Supercopa será una oportunidad más para mostrar la capital de Gales”, dijo el madridista.


¡La Décima ya es REAL!

[Publico ahora este post que ya tenía casi terminado pero que por la falta de tiempo debido a los exámenes del mes de mayo no pude blogearlo antes]

2014-05-25 10.36.01

¡Mi querido Real Madrid sigue agrandando su leyenda!

Los madridistas llevábamos años esperando este momento, volver a ver a nuestro Real Madrid en una Final de Champions y por supuesto, ver al club blanco volver a levantar una Copa de Europa. ¡Y así ha sido, amigos míos! Un partido de infarto en el que el Real Madrid tiró de casta, raza, fuerza y mucho orgullo y consiguió la ansiada Décima. Doce años han pasado desde aquella irrepetible bolea de Zidane en Glasgow. Más de una década de trabajo y esfuerzo, sobre todo en estos últimos años, en los que el Madrid se quedaba a las puertas de llegar a la gran Final una y otra vez.

La noche del pasado sábado, en el estadio Da Luz de Lisboa, Sergio Ramos acabó por convertirse en todo un mito para el madridismo. Al igual que ya hiciera Mijatovic en Ámsterdam o Zizú en el año de la novena, el de Camas fue el héroe de la noche, dejando un gol para la historia de este deporte, el gol que jamás olvidaremos los madridistas. A lo que a mí respecta, a mis 28 años, jamás un gol había provocado en mí tanta euforia y alegría. Y es que sólo el Real Madrid puede ganar de esta manera, llevando a cabo una hazaña más, otra remontada histórica para agrandar aún más la leyenda de este equipo.

Para todos era un partido muy especial. Dos equipos españoles enfrentándose en una final de Champions. El Atlético de Madrid ha tardado cuarenta años en regresar a una final y tras ganar la Liga de una forma valiente y con coraje, los colchoneros ansiaban ganar su primera Copa de Europa. Pero frente por frente no tendrían a un rival cualquiera. La Champions es la competición fetiche del Real Madrid, una competición creada por el club de Chamartín y el diario deportivo francés L’Equipe. La Décima se había convertido ya en una obsesión para el Madrid, y por fin, llegó la hora de ganarla.

¡Una final de Champions muy flamenca!

Jamás imaginé vivir una final de Champions así, y mucho menos vivirla rodeado de grandes amigos en la Feria de El Puerto de Santa María. Desde bien pequeño, la fiesta que más me ha gustado del año ha sido siempre la Feria, y poder ver un partido de esta índole allí con todos, en un lugar que siempre ha sido sinónimo de fiesta y alegría, era algo que me embriagaba de ilusión. Además, la final la vimos en la caseta que monta la Peña Madridista Portuense, una de las casetas más populares. Porque sí amigos, el Puerto es madridista y el pasado fin de semana quedó demostrado una vez más al ver a tantísima gente disfrutar de la histórica victoria del Real Madrid. La caseta estaba desde primeras horas de la tarde a reventar, el ambiente no podía ser mejor.

Feria 2014 (39)

Un partido de infarto

Jamás he sufrido tanto con un partido de fútbol. Reconozco que lo mío con este tipo de partidos no es normal, me pongo demasiado nervioso, pero es algo que no puedo controlar. La Décima estaba en juego y ni más ni menos que contra uno de sus eternos rivales, el Atlético de Madrid, un equipo liderado por el Cholo Simeone, una leyenda viva de los rojiblancos que ha llevado al equipo hasta lo más alto en estos últimos años. No podíamos perder La Décima ante el Atléti, ¡imposible! Que el Atlético de Madrid ganara su primera Champions quitándole la ansiada Décima Copa de Europa al Real Madrid, era algo que no podríamos aguantar los madridistas. Pues tendríamos recochineo por parte de los colchoneros durante todas nuestras vidas. Por suerte no fue así. Pasaban los minutos y minutos, el partido llegaba a su fin y el Real Madrid no lograba remontar ese gol que Godín en el minuto 36 de la primera parte. Esto es fútbol, y en el fútbol puede pasar cualquier cosa. Así que los que pensábamos que la Champions ya estaba adjudicada, nos mordíamos las uñas, resoplábamos, no nos podíamos quedar quiero. El corazón a mil por hora, la ansiedad haciendo estragos, y no lo niego, las ganas de llorar afloraban a cada momento.

El partido estaba a punto de acabarse. El Real Madrid estaba a punto de hacer un ridículo histórico al perder su ansiada Décima. Ante millones de personas, al Real Madrid se le escapaba la Champions. Todo el mundo estaba pendiente de este partido. Lo que mueve el Real Madrid a lo largo y ancho del mundo es algo incluso difícil de imaginar, millones eran los ojos que estaban pendiente de esos minutos de infarto, esos minutos que estaban por acabar con la final soñada por todos los madridistas durante años. Eran momentos dolorosos, de mucha impotencia, y rabia, bastante rabia, porque veíamos cómo los jugadores del Cholo perdían tiempo de forma descarada, como Filipe Luís, tirándose al suelo para lograr que pasara el tiempo y el partido acabara. Y así fue, amigos míos, como en el minuto 93, en tiempo añadido, Sergio Ramos marcaba el gol de su carrera, quizás el gol más importante del Real Madrid en muchos años. Con su cabezazo metía al Madrid en la prórroga. Ahora sí, La Décima no se nos escapaba.

2014-05-25 10.36.49

¿Por qué? Porque los jugadores del Atlético de Madrid no podían con su alma. Y esto no lo digo a modo de recochineo ni regocijo alguno. Ahí es donde se vio la calidad individual de los jugadores de cada equipo y sobre todo, la garra y el coraje que siempre ha mostrado tener el Real Madrid. Durante la segunda mitad, y sobre todo casi finalizando el partido, los blancos tenían constantemente la posesión y no paraban de llegar arriba, una y otra vez, con la mala suerte de no acertar en sus disparos. Cristiano Ronaldo, lesionado, no lograba marcar gol, ídem con los demás. Pero estaban ahí, controlando el balón en todo momento, encerrados en la portería del Atlético. Por eso, cuando Ramos consiguió marcar, ahora sí, los madridistas volvíamos a estar esperanzados, ¡muy esperanzados!

Ese gol nos metía de nuevo en el partido, tanto, que sucedió lo que todo el mundo esperaba. El Real Madrid estaba muy afilado, y así fue como llegó el gol de Gareth Bale en el minuto 110 de la prórroga, un gol que nos daba la soñada victoria. ¡De nuevo fue el expreso de Cardiff el que nos daba otro título! ¡Como ya hiciera en la Final de la Copa del Rey ante el F.C. Barcelona! ¡Gareth Bale volvía a escribir con letras bien grandes en la historia del Real Madrid! Muchos se reían de su fichaje. Que si era caro, que si se había fichado a un lesionado, que era un timo. Pues ahí está. Gareth Bale ya le ha dado dos títulos al Real Madrid en su primer año como madridista, sin haber hecho pretemporada y estando lesionado durante semanas. A esto sumémosle la cantidad de goles y asistencias que ha dejado registrados.

Pero mención especial debo hacer a Ángel Di María. Su actuación en este partido fue estelar. Un jugador que siempre pone los huevos donde y cuando hay que ponerlos.

Ocho minutos después, y para mayor sorpresa de todos, Marcelo marcaba un auténtico golazo que el mismo se gestionó. Controló y definió de maravilla. ¡Llevaba dos años sin marcar para el equipo de Chamartín y en qué momento volvió a hacerlo! Pero la cosa no acabaría ahí, pues en el minuto 120, el árbitro holandés Bjorn Kuipers, pitó penalti a favor de los blancos. Un penalti que ya se encargó Cristiano Ronaldo de convertirlo en un disparo que daría el cuarto gol para el Real Madrid y que celebró con euforia. ¡Nadie, absolutamente nadie esperaba que el partido fuera a acabar de esa manera! ¡4 a 1 para el Real Madrid!

Otra remontada más para la historia madridista

Los que sabemos de fútbol, sobre todo los que somos fieles seguidores del Real Madrid, bien conocemos las históricas remontadas de este equipo. “Somos una leyenda”, decía Florentino Pérez al finalizar el partido. No es para menos. El Real Madrid dejaba claro ser el mejor equipo del mundo. Y es que su trayectoria lo avala. Como prueba de su prestigio y grandeza, me permito insertar en esta entrada uno de los tantos vídeos que demuestran la pasión que arranca este equipo en todo el mundo. A continuación, en este vídeo podréis un ejemplo (hay muchos más en Youtube) de cómo se vivió la victoria del Real Madrid en distintas partes del mundo.

Ya tenemos nuevo grito, amigos, ahora, ¡a por la UNDÉCIMA COPA DE EUROPA! ¡HALA MADRID SIEMPRE, AMIGOS MÍOS! ¡HASTA EL FINAL, VAMOS REAL!


¡BALE POR UNA COPA! ¡El Real Madrid, vuelve a ganarle al Barça otra final!

Satellite

Fuente: Marca.com

Otra noche para la historia, amigos míos. Una historia que comenzó a escribirse gracias a un espléndido y portentoso gol, un gol sólo al alcance de unos pocos. Gareth Bale, el fichaje estrella del Madrid del pasado verano, un fichaje que la mayoría de anti madridistas cuestionaron, aun habiendo el galés sido nombrado en dos ocasiones mejor jugador de la Premier League y dejando con su ex equipo, el Tottenham Hotspur, innumerables asistencias y espectaculares goles, consiguió la victoria para el Real Madrid de una manera que jamás se olvidará: fabricándose un gol él solito, galopando casi sesenta metros desde su campo, superando a los centrales del Barça y llegando a la portería contraria, donde haría un cara a cara con Pinto, colándole el balón entre las piernas, consiguiendo así una proeza, una extraordinaria proeza que daba a los blancos la ansiada y esperada victoria.

Gareth Bale, debido a lo engorroso de su fichaje, no tuvo pretemporada. Desde que dio comienzo la Liga, además, Bale sufrió algunos percances físicos donde se llegó a hablar hasta de una hernia. ¡Bendita hernia! Por esos días, todos elogiaban a Neymar, el fichaje estrella del Barça, el jugador que Sandro Rosell se empeñó en llevarse a toda costa para Barcelona, queriendo arrebatárselo a Florentino Pérez, el cuál se retiró de la puja por el brasileño al considerar la cifra que se pedía por él demasiada alta (en entrevistas posteriores, el presidente del Madrid afirmó que a la entidad blanca, el fichaje de Neymar, le salía por casi 170 millones de euros, una cifra escandalosa para un jugador que sólo conocía la liga brasileña) Y es que para la directiva del Barça y la mayoría de los culés, era todo un éxito arrebatarle este fichaje al Real Madrid. ¡Y qué caro les ha salido a los culés este fichaje, amigos! Sin saber aún cuánto ha costado, su contratación por el F.C. Barcelona ha provocado la dimisión de su presidente por los problemas con Hacienda (igual que la familia Messi con anterioridad), haciendo que el club catalán soltara a Hacienda Pública más de 19 millones de euros y dejando una imagen lamentable del club en todo el mundo. Si tan inocente se es, ni se dimite ni se pagan multas…

El Barça y el entorno culé se empeñaban durante una y otra vez en hacer ver que Neymar era mejor que Bale, y que éste, el galés, no era más que otro pufo. Que sólo habían fichado a un jugador lesionado. Parece que los números de Bale en Inglaterra no les convencían. Ciegos por el fanatismo, durante esta temporada que a punto está de acabar (y a saber quién se la lleva, que ese es otro tema, jamás se ha visto una Liga tan reñida), han ensalzado a Neymar tanto que lo han puesto a la altura del mismísimo Lionel Messi o Cristiano Ronaldo, cuando el brasileño, a pesar de poseer bastante calidad, proviene de una liga mediocre y no había jugado antes de estar en el Barça contra equipos de máximo nivel. Y es que ya se sabe, la liga brasileña está llena de posibles promesas, de futbolistas que no dan la talla para cruzar el charco, o de esos futbolistas que ya no pueden dar más de sí en Europa y regresan allá. Y así, a media que avanzaba la Liga, y hasta la fecha, habiendo Gareth Bale jugado la mitad de partidos de Neymar, ya supera el galés al brasileño con el doble de goles y asistencias, añadiendo claro está, además, su inolvidable actuación de anoche.

Mientras unos pitan nuestro himno y muestran banderas independentistas, otros portan la bandera de España y la de Andalucía en la celebración

Fuente: Marca.com. Mientras unos pitan nuestro himno y muestran banderas independentistas, otros portan la bandera de España y la de Andalucía en la celebración

Anoche, Gareth Bale calló muchas bocas, muchísimas bocas, y dejó claro, una vez más, que él sí que está entre los tres mejores futbolistas del mundo. Y esto sólo acaba de empezar, amigos, porque seguramente, y como ya pasó con Luka Modrić (también ex de los Spurs), Bale despliegue toda su magia en la próxima temporada, cuando ya esté perfectamente integrado. ¡Quién diría que no lo está, viéndole jugar!

La Final pintaba desde un principio algo insólita. Sin Cristiano Ronaldo en el terreno de juego, y sin los principales centrales del Barça. A priori, los dos equipos andaban bastante cojos. Pero los culés seguían teniendo a Lionel Messi, un jugador que siempre puede crear peligros, aunque debería hablar en pasado. Porque, y esto lo reconoce hasta el propio entorno barcelonista, Messi anda borrado de los partidos desde hace ya tiempo. A Messi sólo se le ve pasear por el campo, haciendo senderismo, sin pelear un solo balón. Que Messi ha perdido la ilusión de seguir triunfando con el Barça es algo evidente, como evidente es y también que éste sólo piensa en el Mundial de fútbol y en coronarse con su selección como ya lo hiciera Maradona. Pero eso ya es otra historia, y aquí no voy a darle más palos de los que ya le están cayendo desde Cataluña o Argentina. Parece que se han olvidado de todas las alegrías y proezas que el argentino les ha brindado. Hipocresía.

La lata la abrió Di Maria, con un golazo. La delantera del Madrid es la más peligrosa del mundo. Para esta ocasión no estaba Ronaldo, pero Di María hizo de él, y el Madrid volvió a lucir dos cañones por banda. Gareth tuvo varias ocasiones desde el comienzo. El Barça apenas llegaba al campo del Madrid, no presentaba ocasiones de gol, y el Real Madrid desperdiciaba varias. Al gol de Di María, ya en la segunda mitad, contestó Bartra, una gran perla de la cantera blaugrana, que con un magistral cabezazo puso el empate. Ahí los nervios estaban ya a flor de piel, aún más si cabe. Con ese empate, y a punto de llegar al minuto noventa, el partido era de infarto. Pero el Madrid seguía teniendo más ocasiones de gol, presentaba mayor intensidad, mayor potencia. Tenía controlado el partido.

Ver a Pepe y Cristiano con banderas de España en la celebración de anoche y ver que hay jugadores de nuestra selección que ni se atreven a cogerlas y reniegan de ellas...

Fuente: Realmadrid.com Ver a Pepe y Cristiano con banderas de España en la celebración de anoche y ver que hay jugadores de nuestra selección que ni se atreven a cogerlas y reniegan de ellas…

Así fue, amigos míos, como en el minuto 84, Gareth Bale, el expreso de Cardiff, como aun le siguen llamando en Inglaterra, deleitó a los más de 350 millones de espectadores que anoche veían expectantes tal evento deportivo. Gareth Bale marcó ayer su gol número 20 y demostró el porqué de su fichaje, y que da igual que fuera por 90 o por 110 millones, pero que su fichaje ya estaba más que amortizado. Porque todos nos llevamos las manos a la cabeza, hasta los del bando culé. Nadie en ese preciso momento se esperaba algo así. No es de extrañar que el gol del galés esté dando a vuelta al mundo. ¡Precisamente para esto se le había fichado! Desde bien pequeño, Gareth soñaba con jugar y triunfar en el Real Madrid. Anoche se hizo realidad su sueño. ¡Ya ha hecho historia!

Todo el mundo era testigo de una jugada histórica. Incrédulos los culés y pletóricos y emocionados los blancos, el gol de Gareth Bale ponía a todos boquiabiertos, con la piel de gallina. Bale acababa de protagonizar una de las jugadas más impactantes de los últimos años. Una carrera memorable, hasta por fuera del campo, dejando a Bartra atrás, atropellado por la brutal galopada del galés, con una brillante ejecución y un gol histórico que lanzaba a mi queridísimo Real Madrid, de nuevo, al éxito, a la conquista de otro título. ¡Disfrutar de esta perfección! Decir fascinante, es poco.

 

Me permito poner aquí uno de los tantos y buenísimos comentarios de Internet que leí acerca de este gol. Desconozco el autor del mismo, así que espero me permita ponerlo: Mi TV no tiene 3D pero juro que Gareth Bale se ha salido de la pantalla, ha corrido por mi salón, ha entrado de nuevo.

No puedo terminar esta entrada sin hablar de Casillas. Su ángel de la guarda evitó un gol de Neymar que podría haber provocado la prórroga. Casillas, campeón de campeones. Capitán de capitanes. Las primeras palabras que le escucho al celebrarlo son para acordarse de Jesé. El primer abrazo, con Diego López. Que digan lo que quieran pero este tío es una leyenda.

Fuente: Realmadrid.com

¡QUÉ NOCHE, AMIGOS MÍOS! ¡HALA MADRID SIEMPRE!

 


¡Bendita Champions! Como la orejona, ¡ninguna!

imagen-champions-semifinales

La Champions más intensa y emocionante que he visto en muchos años. El pasado miércoles vibré como un colchonero más, me dejé la voz apoyando al Atlético de Madrid, y es que no debía hacer otra cosa, porque todo amante del buen fútbol, aquél que se deja de fanatismos, debe reconocer que este Atlético de Madrid merecía pasar a las semifinales de Champions. Pero es que por merecer se merece absolutamente todo, porque lo que está demostrando en estos últimos años el Atlético del Cholo Simeone, es digno de ver. Por otra parte, y a pesar de que colchoneros y culés manifiestan día tras día su animadversión por el que es el equipo de mis sueños, el Real Madrid, yo defendí la pasada noche del 9 de abril, y como el que más, al equipo rojiblanco. Y no, no lo voy a negar, no sólo por el merecido reconocimiento que merecen, también porque reconozco disfrutar viendo cómo el Barça perder hasta el autobús. Esto no pasaría si el F.C. Barcelona no fuse un club tan tremendamente politizado, y sobre todo, tan hostil a todo lo que representa mí país, España. Pero eso es otro tema, porque no me gusta mezclar política con deporte, algo que precisamente hacen allí por Cataluña diariamente y parece haberse convertido en parte de su idiosincrasia. En fin, lo importante en este asunto es que el club colchonero eliminó, en un partido que ya ha pasado a formar parte de la historia de nuestro fútbol, al mismísimo Barça, en un partido en el que su máxima estrella, Lionel Messi, andaba por el campo haciendo senderismo parece ser. Y no lo digo yo, amigos, preguntad por ahí o ver el partido en diferido, no miento. El F.C.B ha sido eliminado de forma aplastante de la Copa de Europa por un Atleti henchido de fuerza e intensidad, y es que los del Cholo saben defender y mantener la presión como muy pocos actualmente.

ronaldo3Sí, el Real Madrid hizo un partido de vuelta en Dortmund deleznable. ¡Suerte que en la ida supo hacer las cosas bien! ¡De lo contrario el Dortmund nos hubiera echado de nuevo de la Champions! Pero hablando de suertes, ¿qué tipo de suerte ha tenido mí querido Real Madrid con los equipos alemanes? ¿Acaso el Madrid está jugando la Copa Alemana o algo por el estilo? Primero ante el Schalke 04, luego el Borussia Dortmund, y ahora nos ha tocado el coco en semifinales, ¡el equipo más fuerte y peligroso de todos! ¡El actual campeón de la Bundesliga y campeón de Europa! ¡El Bayern de Múnich! Si ganamos la Champions eliminando a Schalke, Dortmund y Bayern que nos convaliden también la Bundesliga, ¿no? Por si esto fuera poco, dicha apisonadora de equipo está dirigida por un hombre que sabe bien lo que hace, un auténtico genio del fútbol, el señor Pep Guardiola. ¡Amigos madridistas! ¡Agárrense que vienen curvas!

No lo vamos a negar, el Real Madrid lo tiene muy difícil ante este equipazo, y más si el equipo blanco juega como lo viene haciendo en esto últimos partidos. Porque anda que el partidito en el que perdió el liderato ante el Sevilla, o el último partido de Champions en Alemania… ¡Vaya tela! Este mismo mediodía ha sido el sorteo para la semis de Champions, al Atlético de Madrid le ha tocado contra el Chelsea de José Mourinho. Reconozco que hubiera preferido el equipo de Mou para el Madrid, hubieran sido dos partidos de lo más morbosos. Aunque quién sabe, quizás estén los dos para la Final. Es algo difícil, siendo sincero. ¡Pero esto es fútbol, y esto es la Champions!

No tenemos las cosas muy a nuestro favor. Reconozco que Ancelotti es el peor entrenador de los cuatro. Y es que el Cholo, Pep y Mou, hacen un tándem inmejorable. ¡Pero para ganar la Champions hay que ganar a los mejores! ¡Tenemos que intentarlo! ¡A por todas! Para que todo vaya bien, hay que ganar en el Bernabeu 2-0 o 1-0 mínimo sin encajar ningun gol, de esa forma tendremos muy cerca la grandiosa Final. El Real Madrid puede verngarse de lo ocurrido en la semifinal de Champions de hace ya dos temporadas. Sí, esa en la que Ramos mandó el balón a la Luna en ese penalti. Podemos quitarnos esa espinita, ¡ya lo hemos hecho con el Dortmund hace pocos días y podemos hacerlo contra el Bayern! Con Cristiano, Gareth Bale, Isco, Módric, Alonso, Di María, y con Iker Casillas en la portería, ¡todo es posible!

Si ganamos la Champions eliminando a Schalke, Dortmund y Bayern que nos convaliden también la Bundesliga, ¿no?

Como era de esperar, todos los culés están preparando el cava para descorcharlo la noche en la que su queridísimo Pep, elimine al Real Madrid en el partido de vuelta que se celebrará en el Allianz Arena. Bueno, mal de muchos consuelo de tontos dicen. La prensa catalana ya se frota las manos, ya están deseando ver tropezar al Madrid ante su idolatrado (y no es para menos) Pep Guardiola. Es lo que tiene, amigos míos, se contentan con las derrotas de otro, algo que los hace eternamente acomplejados. Creo, que el F.C.B ha crecido enormemente en estos últimos años, pero su afición, la prensa deportiva que le rodea, y sobre todo sus directivos, parecen no hacer. Ellos parecen aún vivir en los años de Joan Gaspar. Los que rodean al club, aún siguen teniendo esa manía de ir de víctimas y corderitos degollados, porque, y aunque esto es otro tema que tiene su miga, todos los males ocurridos en Can Barça, cómo no, son todos culpa de España y sus poderes fácticos, y por supuesto, de Florentino Pérez y el Real Madrid. Véase todas las sandeces que se han dicho por mor del caso Neymar, Messi y Hacienda (que eso sí que manda cullons…) ¡España les roba todo, amigos! Lo de siempre.

champions-league-schedule-2014

Pero no olvidemos tampoco un dato importante, y esto va para los más antimadridistas del lugar: mi queridísimo Real Madrid aún sigue vivo en las tres máximas competiciones, Liga, Copa y Champions. En Sevilla desperdició una oportunidad enorme al tirar el liderato, un liderato importantísimo porque desde hacía décadas, no se veía una Liga tan ajustada, tan complicada y emocionante, en la que los tres equipos, Atleti, Barça y Real Madrid, se aferran con uñas y dientes hasta el último momento.

Pero el partido Atléti-Chelsea, tiene su tomapanymoja, pues mi más que admirado Fernando Torres, el que nos hizo con su gol campeones de Europa por primera vez con La Roja, se enfrenta al que es el club de su vida. ¿Cómo recibirá el Calderón al niño Torres? ¿Cómo se le dará a éste el partido? En poco más de una semana, lo vemos. Primero, está el partido de este miércoles, la Gran Final de la Copa de Su Majestad el Rey, donde Barça y Madrid se vuelven a ver las caras en Mestalla. Un partido en el que Cristiano Ronaldo es duda por lesión, haciendo que los madridistas andemos un poco desangelados, pues sabeos que Cristiano es un activo importantísimo para el equipo. Sin él, no es lo mismo. Sin Cristiano, el partido ya está desequilibrado y la balanza favorece a los blaugranas. Pero no quiero convertir esto en una excusa en caso de perder la Final. Hablamos del Real Madrid, un equipo que de garra y casta sabe, pues es algo que tiene y de sobra, y nunca, pero nunca, se le puede subestimar, algo que muchos osadamente suelen hacer. Nunca aprenderán.

Con respecto a las semifinales contra el Bayern de Múnich, digo absolutamente lo mismo. El Real Madrid lleva años ansiando su décima Champions, y este año mientras otros tiran la oportunidad de luchar por su quinta, el Real Madrid sigue en lucha por su décima Copa de Europa. ¡Admirable es poco!

¡Disfrutemos del buen fútbol, amigos míos! ¡Estamos ante lo mejor de esta temporada!


Vuelta a los inicios

 

 

Mi primer contacto con esto del surfing fue hace ya muchos años, a finales de los años 90, cuando entre los más jóvenes se pusieron de moda los boogies y como ya os explicaba en la entrada de blog que dediqué al bodyboard, raro era no ver mínimo a una docena de niños en la playa cogiendo olas con sus tablas de corcho. Fue el deporte que más me cautivó en esos años de mi niñez, largas eran las horas que pasaba con mi primo y otros chavales la surcar esas pequeñas olas que tanto nos hacía divertir. Nos daban las tantas de la tarde…

Pasaron los años y sin motivo alguno, dejé de lado esta práctica. Mi adolescencia me volvió medio idiota y, entre una cosa y la otra, entre los nuevos amigos, la primera novia, y esa inmadurez que no te hace valorar las cosas como se merecen, dejé mi tabla arrinconada en un rincón de mi armario y ahí se quedó, prácticamente olvidada, siendo injusto con un deporte que tan buenos momentos me hizo pasar.

Quedando la adolescencia atrás, la idea de meterme de lleno con el surf se iba fraguando poco a poco en mi cabeza hasta que por fin di el paso, y con total decisión me adentré en este fascinante mundo del surf. Y así fue como hace unos años me compré mi primera tabla de surf y me entregué en cuerpo y alma, con toda seguridad e ilusión, a surcar las olas y de qué manera. Ahora que el surf es una parte importantísima en mi vida, no pienso en otra cosa que en mejorar y disfrutar de ello lo más que pueda, vivir todo lo bueno que pueda ofrecerme este grandioso deporte.

Y sin duda, con más ilusión aún, y después de tantos años, decido volver a surcar las olas como en aquellos días. Regreso con todo el ánimo y anhelo a la modalidad con la que me inicié en el surf, al Bodyboarding.

Un abrazo, ¡y buenas olas a todos!


El día que surqué mi primera ola

Playa de Santa Catalina, Las Redes. El Puerto de Santa María (Cádiz)

Me dejé caer en la arena, estaba agotado. Desceñí el neopreno, aunque sólo me lo quité por la parte de arriba, dejando mi torso al descubierto, en ese momento no tenía fuerzas ni ganas de cambiarme, sólo quería sentir ese instante, recrearme en él. Entre jadeos, ahí sentado, sonreía mientras miraba aquellas traviesas olas, esas que me llevaron al límite. Me desesperé, sabía que aquello no era coser y cantar, pero tampoco que pudiera resultar tan arduo. El esfuerzo era tremendo, mis brazos los tenía engarrotados de tanto remar hacia ellas, ¡tenía que hacerme con alguna! Era una y otra vez, una y otra vez. El cansancio hizo mella, demasiado, pero mi testarudez era mucho mayor, aquella pasión que sentía lograba superarlo.  Ya habían pasado varios días y del mar nunca salía victorioso, siempre acababa fatigado y con cierto sentimiento de frustración, así que ese tenía que ser el día, lo intuía, tenía que serlo, necesitaba una tregua. Cada ola me volcaba, pero todas me envalentonaban, me incitaban a seguir y engallado siempre regresaba adentro, porque en algún momento yo sería quién las dominara.

Sentado en aquella fina y suave arena, mi cara bañada por la luz de aquel hermoso día, mostraba la mayor de mis sonrisas, la mayor de las alegrías. Toda mi conciencia se impregnaba de aquel momento. Nunca lo olvidaría. Estaba agotado y débil, pero satisfecho y feliz, pues del mar salí triunfador. Aún recuerdo perfectamente lo que sentí al surcar mi primera ola, aquella visión desde su cresta, esa ligereza, la vivacidad de aquél instante, era mi primera ola y jamás la última. Aún me veo ahí sentado en esa dorada tierra, con el alma gozosa, complacido, deleitándome en casa suspiro. Era un mes de marzo, y aquel viernes a mediodía surqué mi primera ola, sintiéndome así un verdadero surfista.


Gareth Bale, el broche final a un proyecto que ilusiona

GARETH BALE

Fuente: Marca.com

Durante todos estos meses ha sido un secreto a voces, es más, durante estas últimas semanas ya era un hecho que Gareth Bale acabaría este verano en el Real Madrid. Pero ahora, ya es oficial. Oficialmente, el galés es ya jugador del Real Madrid. Por fin ya se ha acabado el culebrón que tanto dio que hablar el pasado invierno y principalmente este verano. En un principio los madridistas no nos queríamos ilusionar a pesar de que los medios de comunicación, tanto ingleses como españoles, alimentaban una y otra vez esa esperanza de que Bale fichara por el equipo blanco para la próxima temporada. Eran rumores, como tantos y tantos rumores que aparecen durante los últimos meses de temporada y que relacionan a tal y cual jugador con uno u otro equipo, la mayoría, falsos. Pero a medida que entraba el verano, el caso Bale cogía una mayor transcendencia. El galés pasó de decir que su sitio estaba en el Tottenham, a guardar silencio ante tanta avalancha de noticias que hacían mención a su salida de los Spurs. Y es ahí cuando los madridistas comenzamos a ilusionarnos. Porque cuando un jugador no desmiente los rumores, ni manifiesta su deseo de seguir en su equipo y encima tenemos como presidente a Florentino Pérez, ardiendo en deseos de ficharle… Ya la cosa pinta de maravilla. Noticas y más noticias, algunas reflejadas en las portadas de los diarios deportivos más prestigiosos y que anunciaban la inminente salida de Gareth Bale y su fichaje por el Real Madrid. Y silencio. El jugador seguía guardando silencio. Eso hacía presagiar que Bale, siempre respetuoso con el club inglés, no quería forzar su salida pero dejaba claro con su actitud que su mente ya estaba puesta en el Real Madrid.

Pero Levy, presidente de los Spurs, tomó el rol del malo de la película y han sido en estas últimas semanas cuando ya estaba más que claro que Gareth Bale acabaría en Madrid. Levy, incumpliendo la promesa que le hizo al galés de dejarle marchar si el Tottenham no se clasificaba para la Champions, y rechazando importantes ofertas de los directivos del Real Madrid, junto con alguna que otra declaración donde se mostraba reticente con la salida del galés, provocó que Gareth Bale comenzara a rebelarse contra el club inglés, como ya hiciera Luka Modric el pasado año en las mismas circunstancias. Daniel Levy ha hecho alarde de su fama, la de un presidente férreo en sus negociaciones. Pero hasta la familia de Gareth Bale, incluso Keith Mills, miembro de la directiva del Tottenham Hotspur, apoyaron al jugador en su decisión de pertenecer al Real Madrid para esta temporada que justo acaba de comenzar. “Nosotros queremos que Bale se quede, pero si un jugador está desesperado por salir, es muy difícil obligarlo a permanecer en el equipo. Lo hemos visto en otros clubes. Incluso si un jugador tiene contrato, no se puede obligar a alguien a jugar para ti”, afirmó Keith Mills en declaraciones a London Evening Standard.

La situación era tan tensa que Gareth Bale tuvo que retirarse de los entrenamientos alegando una sospechosa lesión, incluso se negó a viajar a Mónaco con la plantilla para jugar un amistoso contra el nuevo equipo de Radamel Falcao. Su silencio, y la actitud de él y su ambiente cercano, dejaban claro una vez más, y esta vez con más rotundidad, que el deseo del jugador era ser del Real Madrid. Gareth Bale daba un golpe en la mesa. Sabe que no hay mayor escaparate para un futbolista que el Real Madrid, y eso es precisamente lo que quiere, ser jugador del Real Madrid y seguir creciendo en el club madrileño como futbolista.

Para los que nos gusta disfrutar del tremendo espectáculo que ofrece este deporte cada año, Gareth Bale es un nombre bastante sonado. Si eres de los que no sólo se centra en el fútbol español y también gustas de disfrutar de la Premier League, sabrás que Gareth ha sido nombrado durante dos años como mejor jugador de la liga inglesa. Se le conoce como el Cristiano zurdo, por la tremenda velocidad a la que embiste y regatea, por la cantidad de goles que anota y por supuesto, por esos goles de falta tan idénticos a los del portugués, provocando en la trayectoria del balón ese efecto tan imposible de conseguir para la mayoría de tiradores. Grandes clubes como el Manchester United o el PSG ofrecían importantes sumas de dinero por el galés, que desde hace ya más de un año, ha visto cómo su caché aumentaba considerablemente, pasando a ser, ya no solo uno de los mejores del mundo sino también, un futbolista con un gran poder mediático, siendo la imagen de los Spurs y de numerosas y populares marcas. Gareth Bale se convierte en el segundo fichaje más caro en la historia del fútbol (91 millones) por detrás de Cristiano Ronaldo (96 millones). Así, los dos jugadores más caros de siempre compartirán desde ahora la camiseta del Real Madrid.

Fuente: Marca.com

Gareth Bale es el último galáctico de Florentino Pérez. Es la guinda del pastel, el broche final a este nuevo e ilusionante proyecto. Es el jugador que sin duda provocará un salto de calidad al equipo. Y es que, ¿os podéis hacer una idea de lo que tiene que ser ver a Cristiano Ronaldo y a Gareth Bale corriendo como caballos desbocados por las bandas mientras Isco e Illaramendi reparten balones a mansalva? ¡Impresionante!

Este nuevo Real Madrid es sorprendente, y sin duda alguna, han dado forma a una de las mejores plantillas de la historia del equipo blanco, una plantilla que dará muchas alegrías a la afición.

Gareth Bale es la guinda del pastel, sí, pero… ¿qué hay de los demás?

ISCO

Fuente: Marca.com

Fue presentado justo el día en el que se cumplía una década de la presentación de David Beckham en el Bernabéu y además, el malagueño lucirá su mismo dorsal, el número 23. Galardonado con el Golden Boy la pasada temporada (equivalente al Balón de Oro pero para menores de 21 años), Francisco Román Alarcón, Isco, firmó por cinco temporadas. Ya dejó de ser una promesa, ahora este joven malagueño ya es el diamante en bruto del fútbol español, y con el paso del tiempo se convertirá en toda una referencia a seguir. Ya ha demostrado su talento en el terreno de juego, ha deslumbrado a prensa y público, nos tiene ganados a todos. Ahora tocaba dar un paso de gigante en su carrera profesional y así ha hecho yendo a formar parte del mejor equipo del mundo, el Real Madrid. Todos los madridistas y aficionados a este deporte sabemos de sobra que nos dará noches de gloria este jugador, que serán épicas sus intervenciones, que formará parte importante e imprescindible en el equipo y seguro, pasará a ser un jugador de leyenda para el madridismo.  Ya ha marcado tres goles en esta temporada, siendo todos ellos decisivos para la victoria. En los tres partidos ligueros que ha jugado el Madrid hasta la fecha, Isco ya ha puesto en pie a todo el Bernabéu.

ILLARRAMENDI

Fuente: Marca.com

Pieza clave en la selección española que conquistó el pasado junio la Eurocopa Sub-21 y titular indiscutible en la Real Sociedad, Asier Illarramendi, el centrocampista guipuzcoano de 23 años de edad, ya es nuevo jugador del Real Madrid. Pocos creían que este fichaje se fuera a llevar a cabo, nadie, tanto del entorno madridista como de la Real Sociedad, se imaginaba que en tan poco tiempo, el jugador más aclamado del equipo vasco fuera a terminar en el Real Madrid. Y es que ya lo dijo Asier en rueda de prensa: “Se han dicho muchas cosas y quiero aclararlo. Yo estaba de vacaciones cuando me llegó el interés del Madrid. He hablado con mi entorno y hemos llegado a una conclusión, que es una oportunidad única e irrechazable”. Se le conoce como el nuevo Xabi Alonso, y no es para menos. Su labor en el centro del campo es magistral, muestra tener una clase excepcional y no es de extrañar que un equipo como el Madrid se haya fijado en él y haya pagado por su traspaso más de 35 millones de euros. Quien lo haya visto jugar sabrá el enorme talento que desprende este chico. Tenemos una prueba más de que la nueva generación de jugadores españoles viene arrasando.

Florentino como presidente ha sido siempre intachable, pero este año, se ha coronado. Ha apostado por un proyecto sensacional y que ilusiona no sólo a los madridistas, sino a todo aquel que admire este deporte. Ha rejuvenecido a la plantilla, y de qué manera. Jugadores jóvenes, españoles, y de una energía sorprendente. Hacía tiempo que Florentino no confeccionaba una plantilla como ésta. Y por supuesto, en esto ha tenido mucho que ver Zinedine Zidane. Él ha sido el gran ojeador, el que ha recomendado el fichaje de todos estos jugadores. Recordemos que fue Zidane quien quiso a Varane en el equipo de Chamartín. Raphael Varane, otra perla del Madrid. Capaz de parar a Messi y hacerle goles al mejor Barça con tan sólo 19 años.

CARVAJAL

FBL-ESP-LIGA-REALMADRID-CARVAJAL

Fuente: Marca.com

Dani Carvajal, de 21 años, dejó de ser filial del Real Madrid el verano pasado para fichar por el Bayer Leverkusen alemán, un equipo con el que fue titular indiscutible y consiguió merecidamente figurar en el once ideal de la Bundesliga, siendo además nombrado como el mejor jugador en su posición en la liga alemana. Carvajal vuelve para suplir a Álvaro Arbeloa, el cual ha ido desmejorando paulatinamente en estos últimos años. Carvajal en esta pretemporada ya ha demostrado por qué es jugador del primer equipo y por qué va a ser titular indiscutible. A diferencia de Arbeloa, un jugador muy señalado y cuestionado últimamente tanto por la prensa como por la afición por sus enormes errores, Carvajal sube a atacar, tiene un gran toque de balón y confecciona unos excelentes pases a sus compañeros. Si ya de por sí el Real Madrid tenía una buena defensa, con la recuperación de Marcelo y Pepe y ahora con la incorporación de Dani, el salto de calidad se hace notar al momento. Entre sus logros con la selección destaca el campeonato logrado en el Europeo Sub 19 de 2011 celebrado en Rumanía y la reciente Eurocopa Sub 21 en Israel.

NACHO

“Pretendo ser importante para el equipo y dar seguridad a la línea defensiva” Nacho es un canterano que sube al primer equipo. Capaz de sacar el balón jugado, Nacho demuestra tener una gran madurez dentro del terreno de juego, es un jugador rápido y el hecho de que haya pasado a formar parte del primer equipo hará que el jugador perfeccione aún más esa destreza y rapidez que tanto mostró en su etapa en el Real Madrid Castilla.

CASEMIRO

Llegó cedido al filial blanco el pasado mercado invernal después de varios meses en el Sao Paulo. El club logró una opción de compra de 6 millones por el jugador que acabó ejerciendo a comienzos del verano. Carlos Enrique Casemiro es uno de los mediocentros más prometedores del fútbol carioca y varios clubes como el Inter, el PSG, Arsenal, Chelsea o el Barcelona,  mostraron su interés por el jugador que ha pasado a ser nuevo jugador de la primera plantilla del Real Madrid. Con Casemiro, y regresando Kaká al Milan, el Madrid ya cuenta con siete centrocampistas: Xabi Alonso, Illarramendi, Isco, Khedira, Modric, Özil y Di María. Ancelotti tendrá que apañárselas para saber compaginar a tremendos jugadores en la mitad del campo.

JESÉ

Explosividad y rapidez. Otro canterano que en el Real Madrid Castilla demostró ser todo un killer en el ataque. Ofrece una multitud de recursos, rapidez, competitividad y mucha fuerza. Sus espectaculares goles han hecho levantar del asiento al mismísimo Florentino Pérez que en más de una ocasión ha disfrutado del juego de los canteranos en muchos de sus partidos con el Castilla.

MORATA

Sin duda, es el canterano que más tiene ilusionado al madridismo. Álvaro Morata es un delantero centro muy completo, habilidoso, con una gran capacidad de regatear. La pasada temporada tuvo sus minutos en el primer equipo pero no jugó los minutos que merecía. Ahora, todo es distinto, el Madrid apuesta por sus jóvenes y Morata será pieza indiscutible en el ataque blanco. Llegó en 2008 al Real Madrid procedente del Getafe para jugar en el Juvenil C. Desde entonces se ha convertido en uno de los valores de La Fábrica, lideró a la selección española en la conquista del campeonato Europeo Sub-19 y recientemente se proclamó campeón de Europa con la selección Sub-21 siendo, además, el máximo goleador del torneo.

ANCELOTTI

Fuente: Marca.com

El técnico italiano se desvincula del PSG para afrontar el mayor reto profesional de su vida, entrenar al Real Madrid. Carlo Ancelotti es uno de los entrenadores más experimentados del fútbol actual y su palmarés así lo refleja. Una Copa Intertoto con la Juventus, dos Champions, dos Super Copas de Europa y una Copa de Mundial de Clubes con el A.C. Milán hacen un recuento de sus copas internacionales como entrenador. En cuanto a trofeos nacionales, Carlo consiguió con el A.C. Milán una Copa de Italia, la Supercopa italiana y conquistó la liga de dicho país (la Serie A) en la temporada 2003-04. En los años siguientes, esta vez en la Premier y como técnico del Chelsea, ganó una Community Shield, la FA Cup y conquistó la Premier en la temporada 2009-10. Por último, antes de fichar por el equipo blanco, Ancelotti conquistó la pasada liga francesa con el PSG, equipo en el que sólo ha estado un año como técnico.

El día de su presentación en el palco de honor del Santiago Bernabéu ya mostró más clase y educación que Mourinho en tres años. Las comparaciones son odiosas, y no me centraré en ellas, pero la mención era inevitable. Tras la crispación y el revuelo que causó el entrenador luso, ahora de nuevo técnico del Chelsea, llega un entrenador que sabrá estar a la altura de este club, porque Carlo Ancelotti es de esos tipos afables y bonachones con los que uno sabe que puede tratar sin generar polémica ni mal ambiente.

Por si fuera poco, el de Reggiolo contará con Zidedine Zidane como segundo entrenador. ¡Jamás ha habido tanta clase en los banquillos del Real Madrid! El Madrid recuperará el saber estar, ese señorío que estos años atrás pareció perder por las continuas declaraciones de José Mourinho, que por cierto, tanta paz lleve, como paz deja.

Sabiendo cómo de profesional es Carlo y esperando que Zidane sea igual de bueno como entrenador que como futbolista, ya todos sabemos que tenemos cuadro técnico para largo. Independientemente de cuántos años esté como entrenador Carlo Ancelotti, es por todos conocido que Zizú será algún día el primer entrenador de los de Chamartín, deseo que él mismo ha expresado alguna que otra vez.

Este nuevo proyecto del Real Madrid es ciertamente ilusionante. Vemos a un Madrid rejuvenecido, enérgico, oxigenado de todo lo pasado, un equipo que ya sólo mira al frente y que muestra unos jugadores esperanzados, sanamente ansiosos y con tremendas ganas de seguir alcanzando grandes gestas.

¡HALA MADRID SIEMPRE!

Fuente: RealMadrid.com


Paddle Surf. El deporte de moda este verano

url

Fuente: agustitoconlavida.wordpress.com

Considero que ha sido este verano de 2013 donde más se ha podido ver la práctica de este deporte en nuestras playas. Yo personalmente no he visto que años atrás el Paddle Surf haya tenido tanta aceptación como ahora, al menos en nuestro país. Ha sido este año, concretamente este verano, donde el Paddle Surf ha llegado a un numeroso público. Muchos creen que esto del Paddle o también llamado SUP (Stand Up Paddle) es algo nuevo, y dejadme que os diga que nada más lejos de eso. La práctica de ir encima de una tabla de surf de gran tamaño, con la ayuda de un remo, se remonta a la década de los 60. En eso años, los instructores de surf (aquellos famosos Beach Boys Surf) se montaban de forma vertical en estas tablas, con sus rudimentarios remos de canoa y sus cámaras colgadas al cuello, para fotografiar a los turistas que decidían probar el surf y por supuesto, para dar instrucciones y poder ver el oleaje mucho antes que aquellos que se iniciaban en este maravilloso deporte.

Pero la práctica del Paddle no fue a más. Precisamente los 60 y 70 fueron los años dorados del surf. Dos décadas en las que este deporte evolucionó considerablemente, las tablas se fabricaban con otros materiales, se hacían de diversos diseños, cada vez más modernos y estilizados. Incluso a lo largo de los 70 cambió la forma de surfear. El surf llegaba cada vez más a un público más numeroso. Estas dos décadas fueron los gloriosos años de este deporte, un deporte que revolucionó la sociedad de la época y que bien se merece una entrada más detallada en Anhelarium. Pero eso será más adelante. Pasaba el tiempo y se pusieron de moda la práctica de otras modalidades, como el Wind Surf, celebrándose en 1973 el primer campeonato y siendo en 1984 el año en el que fue considerado como deporte olímpico. A lo largo de los 80  y principios de los 90, ya apareció una nueva tendencia de surf, el Kite Surf. Todo esto hizo que el Paddle realmente no tuviera aceptación alguna.

BIC-SUP_Wallpaper_2013_04_1920x1200

Fuente: kiteworldlasterrenas.com

Con los años, los surfistas utilizaban estas tablas para saciar el apetito de surfear cuando no había olas. Por decirlo de otro modo, con el Paddle surf lograban quitarse el mono. Fue a principios del 2000 cuando reconocidos surfistas como Dave Kalama, Brain Keaulana, Archie Kalepa y Laird Hamilton comenzaron a experimentar con el Paddle ya que notaron cómo con su práctica conseguían una mayor estabilidad y lograban mantenerse en plena forma los días en los que no había olas que surcar.

El Paddle Surf no requiere un contacto tan directo con el agua como con el surf y por supuesto, no requiere de tanto esfuerzo físico, aunque con esto no quiero decir que el SUP sea coser y cantar. Para todas las modalidades de surf es necesario estar en forma físicamente, es un requisito fundamental. La finalidad del Paddle no es exclusivamente coger olas, el SUP es más bien una práctica orientada para realizar tranquilas travesías por aguas en calma.

Además, como ya habéis podido comprobar, el tamaño de la tabla nada tiene que ver con una de surf. Para el SUP es necesaria una tabla de mayor longitud para que la flotabilidad sea mucho mayor y la persona pueda alzarse verticalmente en ella con más agarre. Algo imposible en una tabla de surf convencional. El accesorio clave es sin duda alguna el remo, una pala que sirve para mantener el equilibrio, avanzar y controlar la dirección, como si de un pequeño timón se tratase. Por supuesto, no nos olvidemos del invento o “leash” de seguridad y el neopreno si lo decidimos probarlo en pleno invierno.


Os recomiendo que alquiléis todo el material y toméis algunas clases de iniciación para probar si de verdad os convence o no. Las tablas de surf, en especial las de SUP no son nada baratas y siempre es bueno probar antes que hacer tal desembolso. Aunque parezca una tontería, hay gente que se gasta un dinero curioso en algo que luego comprueba que no le gusta. Y pocas cosas hay más tontas que esa.

Sobre gustos no hay nada escrito y a cada persona le llamará más una modalidad u otra. Dependiendo de qué se busque en cada momento, los que amamos practicar deporte en el agua tenemos para elegir. Y eso siempre es bueno. Cierto es que con el surf convencional o el Kite Surf, que también ha tenido un enorme tirón en estos últimos años, la emoción y diversión es mayor.

Pero con el Paddle Surf logramos disfrutar de otra forma, conseguimos adaptarnos a esta práctica más rápidamente por su fácil aprendizaje, no requiere de tanto esfuerzo y habilidad, lo que hace que más gente pueda practicarlo y por supuesto, aporta otras cosas como la sensación de relajación y esparcimiento en un ambiente tan agradable como es el mar, haciendo que la persona que lo practique disfrute aún más del paisaje.

Todo ello ha provocado que podamos ver a personas de todas las edades practicarlo. Aunque, como he dicho anteriormente, no requiere de un esfuerzo físico, con el SUP se trabajan piernas, brazos, espalda y abdominales, y claro está, mejora nuestro equilibrio. El Paddle surf tonifica físicamente y estimula emocionalmente.


Consejos para principiantes del surf

vintage-surf-california-usa

Fuente: Tumblr.com

Es tal el mono que tengo de volver a hacer surf que me veo escribiendo esta nueva entrada a estas horas de la noche. Son tantas las ganas que tengo que aquí estoy, tomando una cerveza mientras tomo el fresco en el balcón de mi habitación, y me predispongo a intentar hacer un artículo que reúna los consejos más importantes que debe tener en cuenta todo aquél que quiera adentrarse en la práctica de este maravilloso deporte.  ¿Qué por qué, si estoy en mi tierra de vacaciones, no hago surf? Fácil: no hay olas. Llevo más de veinte días aquí y no hay olas. Fijaos, más de ocho meses sin hacer surf, ocho meses en Madrid anhelando surfear como loco y de pronto llego aquí, y nada. No waves, no surfing. Es por eso que desde hace unos días me siento muy atraído por el Paddle Surf. No se necesita viento de levante como así requiere para su práctica el Wind Surf, y mucho menos es necesaria la presencia de buenas olas surfeables. El Paddle quita mucho el mono de hacer Surf, es otro estilo que realmente me atrae desde hace tiempo, sobre todo por su carácter tranquilo y creo que no me vendría nada mal. Ya veremos, porque ahora no me viene bien hacer un gasto considerable comprándome una tabla de esas dimensiones (las tablas de surf en absoluto sirven para el SUP o Paddle).

Así que allá vamos. Los consejos que os dejo aquí son los que os daría cualquier surfista, son pautas esenciales a seguir cuando una persona tiene la genial idea de meterse de lleno en este mundillo del surfing.

[Primer consejo] – ¡No te agobies!

Lo primero que le diría a alguien que quisiera introducirse en este deporte, aparte de que le diría una y otra vez lo bonito y reconfortante que es y la buena decisión que ha tomado, es que para hacer surf es esencial tener una gran predisposición, una total entrega e ilusión. Es imprescindible mantenerse perseverante y entrenarse constantemente. Hay gente que decide hacer surf sólo porque es verano, está de vacaciones y le apetece probarlo, quedando ahí la cosa. Pero quien decida hacer del surf parte de su vida, tiene que tener una cosa bastante clara: el surf es un deporte que a lo primero puede llegar a frustrar bastante, y puede acabar con la paciencia de alguien. Por lo general, para una persona que mantiene un primer contacto con el surf, las primeras veces le parecerá algo un tanto arduo, pero con pasión, entrega y constancia, creedme, todo se consigue. Esto lo digo porque, a no ser que tengas un don especial para esto, antes de agarrar tu primera ola y surcarla como es debido, es muy probable que te caigas muchísimas veces. Pero, al tiempo, porque una vez  hayas surcado tu primera ola, no querrás parar.

[Segundo consejo] – La elección de la tabla

Lo siguiente que diría es la importancia que tiene el hacerse con una tabla adecuada a vuestra complexión física. Se debe escoger una tabla apta para vuestro peso y altura. ¿Por qué? Porque así tendrás una perfecta maniobrabilidad y equilibrio. Por este motivo, yo personalmente NO aconsejo que compréis tablas usadas, si de verdad queréis permanecer en este deporte, es conveniente que os gastéis un poco más de dinero y encarguéis a un buen shaper que os haga una tabla a medida. Os saldrá más caro, claro, pero os será muy rentable. Por cierto, resalto brevemente lo importante también que es elegir a un shaper. Los hay muy buenos, de reconocido prestigio, pero también puede haber shapers bastante malos que os endosen una tabla mal hecha o mal pintada y os cobren una pasta. Tened cuidado, porque malos profesionales hay en todos lados.

Con respecto al neopreno. Bueno, eso es fácil. Elige el que mejor te quede y el que más te guste. Dependiendo de dónde vayas a surfear, hay neoprenos de mayor o menor grosor. No te olvides del invento, instrumento que te une a la tabla para así no perderla nunca. No escatiméis en gastos. Comprad el mejor invento que haya. Los baratos son los más malos, son esos que se enredan y te entorpecen. Y por supuesto, la parafina. Frota la tabla con la pastilla de parafina para conseguir un mayor agarre. No te preocupes si tu tabla tiene un diseño muy molón, porque la parafina reseca puede quitarse posteriormente con el debido cuidado. Tabla, neopreno, invento y parafina. Estos son los elementos fundamentales para la práctica del surf.

[Tercer consejo] – El mar

Es el principal elemento. Es en el mar donde vamos a disfrutar de este extraordinario deporte. Si eres principiante, verás lógico que te aconseje no meterte en días de mucho oleaje. Es aconsejable que, si careces de experiencia, te entrenes los días más calmos. Las olas perfectas para principiantes son las de 1.5m, y por supuesto, debes cerciorarte de lo que hay bajo el agua. Me explico: surfear en aguas de coral es horrorosamente peligroso, ídem si bajo el agua donde surfeas suele haber muchas piedras. Eso es sólo para los más expertos. Os aseguro que a la mayoría de surferos nos gusta practicar este deporte de forma segura y a sabiendas de que todo está bajo control y no sufriremos daño alguno. Así se disfruta mucho más del surf ya que tienes todos tus sentidos totalmente centrados en surcar olas y no en estar atento a otros peligros. Lo mejor es que en el fondo del agua haya arena.

Primeros pasos

Cuando antes ya hayas precalentado tus músculos (algo primordial) y te metas por primera vez al agua con tu tabla, paciencia. Antes de aprender a ponerte de pie y surfear debes practicar la remada y la sentada. Cuando te acuestes sobre la tabla, mantén la simetría, estabiliza tu cuerpo y la tabla, como si fueseis uno. Una vez te encuentres estable, comienza a remar hacia dentro. Los brazos firmes y la cabeza levantada, esto último es muy importante, la cabeza siempre levantada. La remada es lo que más cansa físicamente de este deporte. El remar constantemente hacia dentro para agarrar las olas te deja realmente molido y con unas agujetas de mil demonios si no estás acostumbrado a ello.

Una vez domines la remada, practica ahora el sentarte sobre la tabla, como si estuvieras montando a caballo. Desarrollarás un mayor equilibrio y tu manejo con la tabla se irá incrementando. Cuando logres sentarte sobre ella, haz giros a tu izquierda y derecha, logra sentirte con soltura sobre ella. Domínala.

El último paso, y el más importante, es lo que muchos conocen como Take off, y es precisamente el momento en el que te incorporas sobre la tabla y surcas las olas. Debes conseguir realizar este movimiento de una sola vez, colocando de forma simétrica los dos pies juntos y, muy importante, debes encorvarte ligeramente. Es lo que yo llamo ‘la postura de Spiderman’. Una vez logres ponerte en pie sobre la tabla, no te estires, no te pongas recto, debes arquearte ligeramente. Como estas es la parte más difícil, he decidido que para complementar este nuevo post, os dejo con un video tutorial que explica sencillamente cómo llevar a cabo la ejecución de este movimiento, el take off. Si lo dominas, enhorabuena, ya eres un auténtico surfero.

Espero que os haya gustado, aunque sea sólo un poquito, estos consejos. Si llegas a esta entrada y estás pensando en dedicarte de lleno al surf, déjame que te de mi más sincera enhorabuena. ¡Te felicito! Queda quizás un poco feo que yo lo diga, pero es el mejor y más bonito deporte que existe.

¡Mucha suerte y buen surfing! ¡Feliz verano, amigos míos!

–>Quizás le pueda interesar otros artículos relacionados con el surf:

images images2 images3 imagen11
El bodyboard
El Surf
Clay Marzo Mi primera tabla
Leer articulo Leer articulo Leer articulo Leer articulo

El bodyboard

bodyboards-panorama

Fuente: kccsecurity.com/author/mobieagle/

Corcheros antes que surferos

Los que ya tenemos unos años, concretamente los que nacimos en la década de los ochenta y además nos hemos criado en una zona costera, hemos tenido contacto, algunos más y algunos menos, con el bodyboard, o en términos más coloquiales, con el boogie. Y esto lo digo porque, ¿quién en la década de los noventa no probó surcar las olas con uno de estos boogies? Aunque sus orígenes se remontan un siglo atrás, el bodyboard tuvo una gran repercusión internacional en las décadas de los ochenta y noventa, sobre todo en esta última. Era raro ir a la playa y no ver a una gran cantidad de chavales de entre los 9-17 años surcando olas con un boogie o corcho, como también se le denomina. A día de hoy en verano verás a algunos, pero nada comparado como hace veinte años, y esto, para los que somos amantes de los deportes acuáticos y sobre todo nostálgicos, tenemos buena cuenta de ello.

No exagero si digo que al llegar la primavera, todo adolescente, generalmente chicos más que chicas, ya pensaban en meterse a coger olas con el boogie, y los que no, pronto caían en la moda de tener uno. Y es que sí amigos, como muchas otras, durante los años noventa el boogie fue una auténtica moda, todo un furor entre los más jóvenes. En absoluto digo esto con un tono peyorativo, ¡para nada, todo lo contrario! Precisamente muchos de los surferos de mi generación lo son gracias a esa moda por tener un boogie. Muchos hemos sido corcheros antes que surferos.

Publico esta entrada porque desde que me metí en el mundo del surf he dejado bastante de lado el bodyboard. Pero ahora, como buen nostálgico, me apetece comprarme un buen boogie y retomar este deporte que, en mi humilde opinión, es más entretenido y divertido que el surf, aunque sobre esto haré hincapié un poco más adelante.

Este verano, al igual que hace casi veinte años, toca comprar un boogie. Ahora ya uno tiene una edad y una experiencia, pero recuerdo con mucho cariño aquella mañana en la que mi madre nos regalaba a mi primo Leandro y a mí unas tablas de bodyboard. Los dos íbamos con las mismas, exactamente iguales. Dos corchos muy estrafalarios, uno de los varios modelos que se vendían en los supermercados Hipercor en aquellos días, con unos colores muy llamativos en la parte de arriba y amarillo por abajo. Esos eran los boogies que elegimos.

La dichosa capa deslizante

Con los días, mientras pasábamos largas horas hablando de bodyboard entre nosotros y con más chavales, aprendimos que los mejores boogies eran los que llevaban capa deslizante, ¡y los nuestros no llevaban! Nuestra inexperiencia nos hizo elegir unos que no tenían esa capa deslizante en la parte inferior del corcho y que sí poseían los boogies más chulos y que sólo los más guays de la playa llevaban. Al recordarlo me río de cómo mi primo Leandro y yo nos mirábamos con cierta resignación al ver que todos los chavales nos decían -¡cómo si ya no lo supiéramos!- que nuestros boogies no eran de capa deslizante, haciéndonos sentir como unos novatos pringaos. Aunque tampoco es que fuera un trauma, porque una vez que nos metíamos en el agua, pronto nos olvidábamos de si nuestras tablas tenían o no capa deslizante, porque surfeábamos igual de bien que todos esos chulitos que tenían esos boogies tan pro. Es cierto que con capa deslizante es mucho mejor tener un boogie, pero mi experiencia os dice que de verdad la diferencia no se nota lo más mínimo. Era más el hecho de vacilar con que se tenía un boogie de ese tipo que el hecho de tenerlo en sí. Cosas de niños…

Momentos para el recuerdo

Nos lo pasábamos genial, ahí con los demás cogiendo olas, alguna bastante puñetera, nos sentíamos los reyes del verano. Llegábamos a ser tantos ahí corcheando que éramos un espectáculo. Recuerdo que mucha gente se nos ponía a mirar, muchos eran padres que alucinaban con lo que hacían sus hijos, e incluso algunos nos llegaban a echar fotos. ¡Qué tiempos aquellos!

Nosotros personalmente solíamos pasar las tardes enteras con el boogie, ya que era por la tarde cuando mi primo y yo solíamos ir a la playa juntos. Jamás olvidaré esas puestas de sol y esas últimas olas que surcaba antes de secarnos e irnos a casa. Para mí, era lo mejor del verano. Bueno, eso, y las noches en el porche de casa, sobre todo si había pinchitos y patatas fritas para cenar.

Como todas las modas, el corcheo o el bodyboarding, decayó. Ya no he vuelto a ver abarrotada la orilla de la playa de niños con boogies cogiendo olas. Pero en la actualidad observo con añoranza a esos chavales que lo siguen practicando, porque me traen a la mente recuerdos tan maravillosos y por supuesto, inolvidables.

¿Más divertido el bodyboard que el surf?

Antes os comentaba que a mi parecer, el bodyboard es más divertido que el surf. Antes que nada deciros que soy un gran enamorado del surf y de todo lo que a este maravilloso deporte rodea, no estoy en ningún momento infravalorando al surf ni mucho menos. Pero, ¿por qué pienso así? Pues porque el bodyboard, a pesar de que también es un estilo en el que se pueden hacer bastantes piruetas y puede ser bastante técnico, es muchísimo más asequible que el surf. Por norma general, a una persona, y siempre partiendo de la base de que tiene una correcta complexión física y es apta para el deporte, se le hace más costoso aprender a hacer surf que a corchear. Uno se hace más pronto al bodyboard y, muy importante, este estilo no frustra como sí lo hace el surf. A paciencia siempre he dicho que no me gana nadie, y menos cuando algo me hace tanta ilusión como el surfing, pero tengo que reconocer que hubo un momento en el que el surf me frustraba por lo difícil que me parecía. Y amigos, no soy el único al que le ha pasado esto, creo que nos pasa a todos cuando nos acercamos a este deporte. Con el bodyboard no pasa en absoluto, pues a la primera zambullida ya disfrutas el estilo, ya disfrutas del oleaje, haces bodyboard desde el primer minuto.

“El océano es tan magnífico, tranquilo e impresionante. El resto del mundo desaparece para mí cuando estoy en una ola”
Paul Walker

–>Quizás le pueda interesar otros artículos relacionados con el Surf:

La tarde que cambiamos las clases por el surf
Entro en el Surf – El arte de deslizarse sobre las olas
 
Leer articulo Leer articulo

Surfero en tierra

Camposoto Septiembre 2010 (34)

Detalle de uno de mis rincones favoritos

Sabía que sería difícil. Cuando aún meditaba el venirme a Madrid a estudiar la carrera de Derecho, siempre e inevitablemente, se me venía a la mente el hecho de separarme de la playa, de mi surf, y por supuesto, de mi padre y de mi mejor amigo. Todo eso era lo que me echaba hacia atrás. Pero lo necesitaba. Necesitaba venirme a Madrid y vivir esta experiencia. No me arrepiento por un instante de haberme venido a Madrid, pues desde que llegué me está dando muchísimo. Estoy bien y me siento muy ilusionado aquí. El anhelo de volver a mi tierra, de sentir siempre que quiera la cálida arena sobre mis pies y zambullirme en la reluciente agua de mi mar, es fuerte. Tengo una conexión emocional con mi playa que no podría describir con palabras. No sé el tiempo que estaré en Madrid, aún me queda bastante para terminar la carrera, se podría decir que apenas he empezado el primer año. No sé qué me deparará el futuro, dónde estaré, con quién y qué estaré haciendo. Pero tengo claro que este es ahora mi lugar. Madrid es el sitio en el que debo estar. Aquí me queda mucho que hacer y mucho que aprender. Encontrarme a mí mismo.

Cuando ya llevaba poco más de un año practicando Surf, y justo cuando más y mejor surfeaba, me vine a la capital. Ahora el tiempo no me permite bajar a mi tierra todo lo que deseo. Sé que esto me pasará factura de cara a volver a montar en mi tabla. El Surf requiere de mucha práctica y la necesidad me ha llevado a separarme de este deporte que para mí, y permitidme decirlo, es el mejor deporte del mundo. Es más que un deporte. Claro que lo es. Surfear es estar en conexión con la naturaleza, sentirla, aprender a formar parte de ella, a respetarla. Y ahí entra en juego de nuevo esa conexión que tengo con la playa. Es mi entorno. No es fácil no poder ni tan siquiera pasear por la dorada orilla cuando lo necesito. No es fácil para un apasionado del Surf estar lejos del mar. Me queda el verano para saciar mi ansia de sentir ese agua salada, de surcar olas y disfrutar de la compañía de los míos en un lugar así. Pero ahora, aquí es donde debo estar. Es lo que necesito. Sabía que sería difícil.


¡Cristiano Ronaldo!

Idolatrado por muchos a la vez que odiado por otros, para algunos el mejor futbolista del mundo y para otros, el segundón, porque Messi está por delante. Y digo yo, sea como fuere, ¿acaso no es todo un privilegio y acaso no es digno de admirar que este fubolista esté entre los dos mejores futbolistas del mundo? Todo un portento dentro del campo, un jugador de lo más completo, un futbolista que le pega al balón como muy pocos lo hacen, haciendo que éste vuele cogiendo unos efectos nunca vistos antes en un terreno de juego. Los amantes de este deporte, aquellos que no se dejan llevar por fanatismos, sí podemos disfrutar de la increible calidad de Cristiano Ronaldo. Da igual cuántos balones de oro tenga, ya que desde hace años es un galardón más que devaluado, porque recordemos que futbolistas de la talla de Raúl Gonzalez Blanco, Andrés Iniesta, Xavi Hernández o Iker Casillas, aún no lo han ganado, cuando jugadores como Kaká o Michael Owen sí. ¡Es para ponerse a mear y no echar gota señores!

Aquí os dejo uno de los mejores vídeos que circulan por la red de CR7. Véanlo entero, y disfruten de este grandísimo futbolista.


Un mes de aquella histórica victoria. ¡Campeones de la Euro 2012!

espana-campeon-eurocopa-2012-1

Fuente: es.wikipedia.org

En pocos días hará un mes que España ganó de nuevo, y de manera consecutiva, una nueva Eurocopa, la Eurocopa de Ucrania y Polonia cuya final se disputó entre España e Italia el pasado mes de junio. Nuestra Selección Internacional de fútbol, La Roja, como aquí en España la llamamos tan cariñosamente, ganó la pasada Eurocopa de Alemania en 2008 y el Mundial de Sudáfrica de 2010. Pocos creían que seríamos capaces de volver a llegar tan lejos y menos aun cuando España empataba contra Italia en el primer partido de la competición. Pues sí señores, este verano hemos sido testigos de un récord sin precedentes, de un hito en la historia del deporte español y del deporte en general. La nueva Eurocopa ganada por nuestro país ha sido, de nuevo, un acontecimiento histórico para la historia del fútbol español. Nuestra Selección Española de fútbol está considerada como el mejor equipo del mundo y razones no le faltan. Es la única selección en conseguir de manera consecutiva Eurocopa-Mundial-Eurocopa. 2008, 2010, y 2012 son los tres años en los que España ha marcado la diferencia y se ha convertido en la gran referencia del fútbol internacional pero sobre todo, en un gran ejemplo para toda la humanidad, un ejemplo de trabajo, esfuerzo, humildad, ilusión y entrega, de valor y compromiso. La Selección Española es todo un modelo a seguir.

Un equipo que ha sido capaz de henchir de esperanza e ilusión a un país entero. De unir lo que los falsos y malos políticos y ciudadanos se encargan de quebrar. Todos a una, olvidándonos una vez más de diferencias y conflictos internos. Nuestra selección además ha propiciado un duro y merecido revés a todos aquellos que desconfiaron e incluso desprestigiaron todo lo que La Roja ha conseguido. Bien por envidia o bien por la animadversión que muchos sienten hacia el fútbol en general. Aquellos que por desgracia sólo vieron en la victoria de La Roja y en la Eurocopa una forma de distraer al pueblo de los problemas de la sociedad, tales como la crisis o la corrupción política. Como si el fútbol fuera la única distracción existente, durante toda la celebración de la pasada Eurocopa y debido a la incipiente crisis por la que pasamos, muchos han sido los que han criticado el fútbol y a aquellos que amamos este deporte. Muchos se han cebado en las redes sociales y nos han ridiculizado, haciendo, o más bien intentando, hacernos quedar como incultos y borregos por ser víctimas de la gran “cortina de humo” que es el fútbol. Como si un padre pudiera olvidar lo mal que lo está pasando su familia cuando ve un partido de fútbol. Un tupido velo, una herramienta usada por los gobiernos para tenernos distraídos. Eso dícen. Como si esos iluminados que creen estar en posesión de la verdad estuviesen durante todos los días de sus vidas indagando y pensando en cómo acabar con la crisis, los recortes, etc., algo que ni ellos mismos se creen. Hasta el más tonto sabe que el fútbol es más negocio que deporte actualmente, pero muchos se olvidan de lo que este deporte significa para otros muchos.

Donde ellos ven conspiraciones y cortinas de humo, nosotros vemos un hito en la historia del deporte español. Porque no sólo hablamos de las victorias llevadas a cabo por los chicos de La Roja, no podemos olvidarnos de deportistas de élite como Fernando Alonso, Rafa Nadal, Pau Gasol, Ricky Rubio, Alberto Contador, Marta Domínguez, Dani Pedrosa, Jorge Lorenzo, Gervasio Deferr y un grandísimo etcétera que componen la mejor generación de deportistas. Una generación única e irrepetible.

Cuando vi a Iker Casillas levantar de nuevo ese trofeo, no sólo pensaba en él, ni en la nueva victoria de la Selección Española, en ese momento me acordaba de todos estos deportistas españoles y de todos nosotros, testigos de algo maravilloso, único e irrepetible, en el deporte de este nuestro país. ¡VIVA ESPAÑA!

fernando-torres-final-eurocopa-2012

Fuente: atleticodemadrid.com

–> Otros artículos relacionados:

 


Santa Catalina. Mi spot predilecto en la provincia de Cádiz

Foto0040

Qué fortuna tan grande haber nacido en un lugar así, de haberme criado en un paraíso como este. Esta es la bajada que da a la playa de Las Redes, una de las playas de mi querido Puerto de Santa María. Realmente es la playa de Santa Catalina, toda ella lo es. Pero es una playa bastante larga y cada urbanización que media con ella tiene su correspondiente entrada y, claro está, a cada entrada, a cada zona, se la llama de una manera, algo que viene bien para determinar a los tuyos en qué parte de la playa te encuentras. Esta es una de las entradas a mi amada Santa Catalina, perteneciente a la urbanización Las Redes. En la playa de Santa Catalina, los que surfeamos, elegimos siempre esta zona por la sencilla razón de que es el lugar exacto de la playa donde más y mejores olas hay. Si el día está apropiado para surfear en esta zona encontrarás una buena serie de olas. Por sus condiciones de viento, por esas olas y por el acceso a la playa, es un magnífico spot para surfistas. Ya llevo un tiempo escribiendo en el blog sobre surf y me apetecía mostraros dónde practico este apasionado deporte. Santa Catalina es una de las mejores playas de la provincia de Cádiz. Tan sólo hay que verla para darse cuenta. Más afortunado me siento si tengo en cuenta que en esta playa puedo hacer de todo. Es idónea para lo que quieras hacer. Pasar un buen día de playa relajado, correr, bailar tus cometas un buen día de levante, practicar surf cuando el día lo permita… Al final de la playa encontrarás una zona rocosa donde podrás incluso entretenerte buscando camarones y cangrejitos. Aunque cuidado, que para mariscar hace falta ya licencia, no vaya a ser que te pongan una buena multa.

La playa de Santa Catalina es la playa ideal para los que empiezan en el surf, incluso para los más avezados. A la hora de practicar surf o bodyboard, las características de esta playa son excelentes. De la temperatura en esta playa poco os tendría que decir sabiendo que está situada en la provincia de Cádiz, ¿verdad? Y es que clima por estas tierras es envidiable. Pero vamos allá. Aquí los inviernos son muy suaves y los veranos cálidos, pero no demasiado calurosos como consecuencia de los vientos del océano, con una media anual de 18 °C. En cuanto al viento, destacan los vientos de levante y poniente. Mi incondicionalidad por esta playa es mayor aún cuando observo cómo en ella no se encuentran arrecifes, no hay rocas ni peñascos donde encallar y sufrir un grave accidente. Sus olas, salvo algunos días de frío invierno que pueden ser grandes y bravas, por lo general son de metro y medio. Suelen encontrarse olas con asiduidad en esta playa, olas para nada peligrosas que hacen que practicar surf sea algo placentero y casi libre de todo riesgo. Digo casi, porque al mar siempre hay que tenerle respeto y mucha prudencia. Nunca se sabe. Salvo los meses de julio y agosto, que la playa está abarrotada de turistas, el resto del año está prácticamente desierta. Es ahí donde más y mejor se disfruta. Además de tener al lado un pequeño centro comercial, tiene zonas de muy fácil acceso y aparcamiento.

Siempre he sido y seré consciente de lo afortunado que he sido en esta vida por haber nacido frente a esta playa, de haberme criado pisando su arena, testigo de mis primeros pasos. No sólo es mi playa favorita, es mi lugar favorito. Puedo conocer todos y cada uno de los rincones de este planeta, pero jamás ninguno podría transmitirme lo que siento estando ante este horizonte. Mi lugar de poder, donde se alivian mis penas y se avivan mis alegrías.