Cerebro offline

Aquí estoy, en la terraza de mi lugar favorito, tomándome una cerveza fresquita y observando la puesta de sol.

Es una ya vieja costumbre por mi parte venir a este sitio y disfrutar de la buena comida que sirven, venir a compartir con un amigo una buena charla amenizada con unas cervezas o sentarme, pedir una Budweiser y simplemente, hacer lo que estoy haciendo ahora, escribir. Me encanta venir aquí a la fresquita (como se le suele llamar aquí en Cádiz a las últimas horas de la tarde) y escribir sobre lo que sea, lo que me apetezca, lo que me salga, en definitivas cuentas.

Y este es el motivo de este post y su respectivo título; no tengo la más mínima idea de qué escribir. Claro, siempre puedo ponerme un disco, disfrutarlo y luego escribir sobre él (ídem con una peli o un juego) pero eso es lo fácil. Como podéis ver en Anhelarium, aunque lo parezca, no todo es AOR, Hard Melódico o Zombis. Ahora me apetece escribir, sobre muchos temas sobre los que quiero tratar en el blog, como mis añorados años 90, los cuales he mencionado hasta la saciedad aquí en mi página y nunca les he dedicado el tal merecido artículo -que por supuesto, lo haré- o un relato quizás.

Pero nada, NADA es lo que sale de mi mente, mi cerebro está en OFF. Pienso en muchas cosas, mi cerebro identifica muchos asuntos que anhelo pero no termina de arrancar, no los procesa. Es algo que la mayoría conoce como “falta de inspiración”. Pero hey!, ¡que yo inspiración tengo mucha! ¿Por qué ahora no me sale nada entonces? ¿Necesito acaso otra cervecita? Vale, hago una breve pausa para pedirme otra, ahora vuelvo.

Ya está, aquí estoy, con otra birrita más. Ya la tengo a la mitad, me he tomado mi tiempo, estoy a gusto, cómodo y el alcohol empieza a hacerse de notar en mis venas.

NADA, que no arranco coño, no coordino. En mi interior, el cable que debe de conectar los temas que quiero tratar con la manera de cómo tratarlos, no está conectado y el sistema da error. Mientras busco la manera de enchufarlo, aquí me quedo, ya se está yendo el Sol, ¡ah no!, que ya se ha ido. Bueno, yo voy a pedirme otra cerveza más, ¡ya nos leeremos en otra ocasión!

 

12 comentarios

  1. jojojo, a veces ocurre eso, con mis comics me ha ocurrido, lamentablemente desde que empecé mi blog e hecho solo 3 entradas ¬¬ no tengo tiempo para nada, Tranquilo Hermano, algún día lograras aclarar tu mente xD

    19 agosto, 2011 en 2:23

  2. ¡Hola amigo! Bienvenido a Anhelarium, muchas gracias por tu comentario.

    Por cierto, ¿cómo has llegado a este post tan chorra? jajajaja. Le he pegado un ojo a tu blog, tus viñetas prometen, tan sólo dedicale más tiempo. Por cierto, el chiste no lo entendí muy bien jajaja, pero me resultó gracioso.

    Un fuerte abrazo desde Cádiz (España) 🙂

    19 agosto, 2011 en 9:14

    • eemm— en realidad llegué buscando un review de Keldian xD lo leí y me e pasado por casi todo el Blog, y gracias por leer mis cortitos xD tengo varias ideas pero no las e aplicado.

      22 agosto, 2011 en 0:16

    • ¡Ahá! Con que Keldian ¿eh? La verdad es que no hay muchos sitios donde puedas ver información sobre este grupo, que por lo que veo, anda más que desaparecido en combate. Muchas gracias por pasarte por el blog, espero leerte más a menudo.

      ¡Un abrazo!

      Pd.- Me iré pasando para ver tus viñetas las veces que pueda.

      22 agosto, 2011 en 0:33

  3. desiree

    jajajja así estaba yo esta mañana en el trabajo, vaya mañana y yo superespesa ni con dos cafés!!! y luego en el meto sorteando peregrinos!!!
    si es que hay veces que es mejor quedarse en la cama

    besitos, me encanta tu blog

    19 agosto, 2011 en 18:24

  4. No sé yo cómo no te liastes a tortas con la juventud del Papa jajajaja 😀

    Te quiero hermanita, me encanta que te pases por aquí y poder leerte, un besazo.

    19 agosto, 2011 en 19:37

  5. Pues es curioso que, teniendo el cerebro en off, te haya salido un muy buen artículo y además original.

    PD: Es raro que hables de birras y terraza en la tarde gaditana y no hagas ni una sola mención a las cuquinas, jaja

    22 agosto, 2011 en 0:59

  6. Rubén

    A veces tiene uno tantos temas en la cabeza que no sabe ni cómo escribir sobre ellos. Entonces suele salir el más tonto y resulta ser el más acertado. Si no siempre quedará otra cerveza…

    23 agosto, 2011 en 13:20

  7. @ Full

    ¿En serio? jajaja, ¡es una chorradita hombre! Pensaba escribir sobre algo, no sé, lo que fuera, pero no me salía nada quillo, no arrancaba 😀

    ¡Muy bueno lo de las cuquinas! Pero picha, a las ocho de la tarde, como que no pega meterse por el cuerpo una ración de coquinas a la marinera jajajajajajaja

    ¡Un abrazo!

    @ Rubén

    ¡Completamente de acuerdo amigo! ¡Has dado en el clavo! Es justo lo que me pasaba Rubén, tenía tantos temas que abordar y ninguna manera de abordarlos 😉

    ¡Espero algún día compartir unas cervecitas con vosotros!

    😀

    23 agosto, 2011 en 18:32

  8. Me siento muy identificada contigo en esta entrada. Siempre están esos días en los que tengo toda la disposición del mundo de ponerme a escribir algo, pero entonces ocurre que no tengo ni una gota de inspiración en ese momento, y he llegado a frustrarme en serio con eso. Ahora intento tomarlo con calma, después de todo esas cosas no pueden controlarse, porque luego también he sido sorprendida por la inspiración en el momento menos pensado y de inmediato comienzo a vaciar todas las ideas de mi cabeza.

    Te imagino en ese sitio, en la terraza de tu lugar favorito y me pregunto ¿cuál es tú lugar favorito…?, y te imagino con esa budweiser en mano y con una pequeña libreta o una servilleta o cualquier cosa, intentando escribir algo, bebiendo de la cerveza y mirando a la gente que pasa, concentrado en lo que quieres plasmar y no puedes. He tenido la misma sensación un montón de veces, pero me ha hecho falta la cerveza jajaja.

    Muchos besos y abrazos, Álvaro!!

    Definitivamente la sección Personal y Milencora son mis favoritas de tu blog!

    27 agosto, 2019 en 21:07

    • Pues si algún día estas aquí te llevo a esa terraza. Te encantará.

      Como dices, en esos momentos que menos lo esperas, aparece la inspiración y creas cosas maravillosas.

      Un besito, Alba. Gracias por estar siempre ahí.

      2 septiembre, 2019 en 14:17

    • Entonces conoceré esa terraza pronto, lo sé 🙂

      Al contrario, gracias a ti por tomarte el tiempo de escribir y crear y compartir con nosotros!!

      2 septiembre, 2019 en 14:43

Responder a Álvaro Rojas Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.