MI HIPOPÓTAMO AMARILLO

Año 1988. Tenía dos añitos y ese que veis ahí era mi hipopótamo amarillo. No me separaba de ese juguetito de goma. Para que dejara de llorar y pudieran hacerme la foto volvieron a ponerlo entre mis manos. Tuvo un efecto inmediato. El llanto dio paso a una sonrisa sincera e inocente. Ahora mis ojos centelleaban de alegría. Apenas sabía pronunciar “hipopótamo”, pero ya sabía que era un animal la mar de raro. Con la misma añoranza me acuerdo de esos pantalones, tengo aún el nítido recuerdo de cómo me quedaba mirándolos por sus dibujos, señalarlos y llamar a cada cosa por su nombre. Esta foto significa mucho para mí porque plasma aquello que más recuerdo de esa temprana edad. Lo que daría por volver a sostener mi hipopótamo amarillo una vez más.

Por cierto, hoy cumplo 32 años.

18 comentarios

  1. Osvaldo

    Buena…me trajo recuerdos..👍

    20 mayo, 2018 en 0:03

    • 😉

      20 mayo, 2018 en 8:03

  2. Ay pero qué niño tan hermoso! Felicidades, y sé que ese niño hermoso sigue viviendo en ti. Un abrazo 🌻❤

    20 mayo, 2018 en 2:18

    • ¡Hola Sara! Muchas gracias por escribir y felicitarme. ¡Un fuerte abrazo!

      20 mayo, 2018 en 8:02

  3. ¡Felicidades Álvaro! Estás radiante con tu hipopótamo amarillo. Un abrazo.

    20 mayo, 2018 en 10:30

    • ¡Muchísimas gracias Raúl! Buen inicio de semana, amigo 😉

      20 mayo, 2018 en 10:39

  4. Feliz cumpleaños Álvaro.
    Un abrazo

    20 mayo, 2018 en 16:31

    • ¡Gracias, Leo! De vuelta ese abrazo 😉

      21 mayo, 2018 en 8:43

  5. Hola, Álvarooo… Qué ternura de foto!!! Hermosos recuerdos… Te ves ahí muy lindo, feliz y vivaz con tu hipopótamo amarillo, jeje!! Sí… Hoy 20 estás de cumple!!! Felicidades de corazón… Muchas bendiciones, amor, luz, alegría, y sueños haciéndose verdad!!! Besitos y un abrazo giganteee… Me acordé que hoy cumplías años y entré a escribirte. Me encuentro con esta linda entrada, perfecta para darte el saludito en tus 32!!! 😉🌟😃🎶😚❤🌙🌞🎂🎁🎉 Hasta pronto y que los disfrutes todo el año…

    20 mayo, 2018 en 21:47

    • Qué bonita eres, siempre tan atenta conmigo. ¡Cómo lo agradezco! Muchas gracias por tus palabras, Luz 🙂

      21 mayo, 2018 en 8:43

    • Jeje… Con todo gusto, Álvaro!! Qué lindo, graciaaas!! 😃😉 Abrazooo…

      22 mayo, 2018 en 3:03

  6. Que tierna fotografía!! Unos ojos llenos de vida y alegría!
    Me has hecho recordar a mi oso polar tan grande (era el doble que yo) que no conseguían separarme de él.
    Felicidades atrasadas 😉
    Que disfrutes de la semana!
    Cristina

    21 mayo, 2018 en 18:25

    • ¡Hola Cristina! Gracias por pasar y comentar, siempre se agradecen estas cosas. Gracias por tu felicitación. Nunca te olvides de oso polar, imagina que lo sigues abrazando. Disfruta tú también de la semana, Cristina. Muchos besos. Nos seguimos leyendo, amiga.

      21 mayo, 2018 en 22:40

  7. ¡Pero que niño más hermoso eras!
    En la foto puede notarse que estuviste llorando, pero la sonrisa, como bien mencionas, ilumina todo tu rostro y se nota sincera y feliz.
    ¡Que monada de niño Álvaro!, sin duda esa fotografía debe ser un preciado tesoro de tus padres.
    Me gustaría saber ¿qué destino siguió el hipopótamo amarillo?

    Y como ya tome de costumbre que a cada entrada tuya recuerdo algo de mi propia vida, te cuento que en mi caso yo estaba obsesionada con mi “rata William”, un peluche del que me encariñe desde muy chica. De alguna forma me parecía lindo que hubiesen hecho un juguete tan adorable de un animalito al que suele asociarse con una cualidad negativa.
    La rata William aún existe en el baúl de los recuerdos.

    Gracias por compartirnos esta pequeña historia, nos acerca al niño que fuiste y que seguro aún vive dentro de ti, pues al final de cuentas todos tenemos a ese niño interior, el mismo
    al que recurrimos cuando la vida se vuelve monótona. El que nos sacude y nos saca sonrisas al recordar las aventuras de la infancia.
    El que nos reconecta con el verdadero sentido de las cosas, el que enciende nuestra capacidad de asombro y nos recuerda los sueños con los que crecimos.

    Te mando un abrazo desde México Álvaro, y un abrazo aún más fuerte a tu niño interior.

    🙂

    26 marzo, 2019 en 0:36

    • ¡Hola Alba! Qué gracioso lo de tu ratita William, sobre todo su nombre, jajaja. Aunque las ratas y los ratones den mucha grima, en peluche son toda una monada, muy tiernitos. ¿Que qué pasó con mi hipopótamo amarillo? Ni idea, seguramente acabara rodando por ahí por alguna caja y se perdiera. No tengo la más mínima idea. ¿Sabes? Hace un par de meses encontré en el taller de mi padre una caja muy vieja con juguetes míos. Después de tantísimos años sin verlos, fue una experiencia de lo más bonita poder tenerlos nuevamente en mis manos. Los que se encontraban en mejor estado me los traje para mi casa ¡y los tengo en la estantería del salón! ¡Ojalá en esa caja hubiera estado mi hipopótamo amarillo! Pero como bien dices, siempre estarán en el baúl de nuestros recuerdos.

      Gracias a ti siempre por tu calidez, Alba. Espero que pasaras un cumpleaños maravilloso, ya vi en Instagram que sí, jeje. Me alegro mucho.

      Besos y más besos para mi querida mexicana.

      27 marzo, 2019 en 14:46

    • Siempre es grato reencontrarse con los recuerdos, esos momentos en que fuimos tan felices y a veces ni siquiera nos dábamos cuenta. Que gusto leerte Álvaro. Yo de niña adolescente tenía una fascinación por los libros de Edgar Allan Poe y el cuento de William Wilson me gustaba, de ahí el nombre de mi ratita jaja. Pase un cumpleaños encantador rodeada de familia y amigos, debe ser que los 30 siempre marcan de una forma especial.

      Un abrazo y muchos besos para mi querido amigo español! 🙂

      27 marzo, 2019 en 17:01

    • ¡Los treinta sientan genial! Además por lo poco que te conozco sé que eres como yo, de esas personas que exprimieron sus años de veinteañero. Yo hago el 20 de mayo 33 añitos. Casi nada, un chaval, jajaja.

      Besos, Alba.

      28 marzo, 2019 en 12:13

    • Completamente de acuerdo contigo Álvaro, con 33 años eres todo un jovencito!! jeje, además, la juventud siempre se lleva en el espíritu!!
      Recordare la fecha para felicitarte 🙂

      28 marzo, 2019 en 18:04

Responder a the moon in the darkness Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .