Concierto de The Cranberries en el Palacio Vistalegre, Madrid

¡TODO UN SUEÑO HECHO REALIDAD! Anoche asistimos al mayor concierto de nuestras vidas, y no me refiero al mayor concierto porque fuese el más espectacular ni el más multitudinario, sino por todo lo que significó para nosotros, el concierto que llevábamos esperando durante años, el concierto del grupo que nos ha marcado desde bien pequeños, el grupo de nuestra infancia, el grupo que ha puesto banda sonora a nuestra vida. En primera fila, los estábamos viendo, vivíamos su música embriagados de nostalgia al recordar bellos momentos pasados y orgullosos y felices de que formara igualmente parte de nuestro presente. Cada canción que sonaba, sobre todo si eran temas clásicos de la banda como Linger, Dreams, I Still Do, Empty, Twenty One, Salvation o la archiconocida Zombie, mi hermana Desirée y yo nos mirábamos a los ojos y reíamos, nos abrazamos, llorábamos y seguíamos riendo, dando saltos sin parar de cantar y cantar, aunque no tan bien como cantó anoche nuestra querida Dolores O’Riordan.

¡Espectacular DOLORES! Se presentó ante las miles de personas que llenaban entusiasmadas el Palacio Vistalegre con una sincera y bonita sonrisa, con un elegante vestido y un nuevo peinado, teñida de rubia en esta ocasión, como lucía años atrás.  Los años no parecen pasar por ella, la misma vitalidad encima de las tablas, encandilando al público con su voz y su particular manera de bailar y moverse por el escenario. No podía sentirme más agradecido, con lo que ha significado esta mujer para nosotros, allí estábamos, viéndola tan cerca y tan exuberante, así que cada vez que Dolores se acercaba hacia donde estábamos, siempre le mandaba besos, y en una de esas ocasiones, ella me miró y me sonrió. Yo, como os podéis imaginar, ¡estallé de la locura!

La banda sonó aplastante, fueron una auténtica apisonadora, ¡Rock en toda su esencia! He tenido el placer de asistir a números conciertos del Rock más duro y anoche The Cranberries no se quedaron atrás,  su Rock fue demasiado contundente, tanto, que sorprendió a muchos de los fans que estábamos allí presentes. Sabemos de sobra que tienen entre su discografía temas bastante duros como Promises, pero es que hasta en los temas más suaves los irlandeses no perdieron fuerza, quisieron dejar constancia de sus ganas por volver a los escenarios y de su infinito amor por la música que hacen. Jamás imaginé ver a unos Cranberries tan entregados, no dejaron de sorprender en cada momento. Un buen ejemplo fue Waltzing Back, una canción que gana por enteros en directo, sonando mucho más suave en el disco de estudio y quedando más impetuosa en su interpretación en vivo.

¡Noel Hogan es mi nuevo guitar hero! El co-escritor y principal guitarrista de la banda estuvo espectacular, incitando a todos allí presentes a hacer headbanging sin parar, y no es de extrañar que tenga este dolor de cuello, no podía creer que muchos de los que estuvimos anoche en primera fila pareciera que estuviésemos en un concierto de Judas Priest. Noel, junto al baterista Fergal Lawler, hicieron que la banda no dejara ni un instante de ser energizante.

Hemos crecido escuchando la música de este sensacional grupo. Escuchar su música es sentir mi vida, añorar aquellas mañanas de verano de los primeros años de los 90, en las que mi hermana me despertaba siempre con canciones tan inolvidables como Dreams o Linger. No podía tener un despertar más placentero y sentido. Anoche, los dos abrazados, pasábamos de escuchar a los Cranberries en el jardín de nuestra casa, o en la piscina, mientras jugábamos como niños que éramos, a verlos de cerca y sentir su música como nunca.

Gracias por tantos años de buena música, gracias por esta noche tan bonita e inolvidable, y gracias por esa mirada y esa sonrisa.

¡Larga vida a The Cranberries!

4 comentarios

  1. desiree

    que grande querido hermano mio, ha sido transcendental en nuestras vidas, tu y yo sabes por qué, jamas se me olvidará esa noche, jamas, fué nuestra noche ,nuestra renovación, viva dolores!!!!!!!!!!!!!!!!! te adoro hermanin

    6 octubre, 2012 en 16:24

  2. Vanessa

    Yo soñaba desde hacía mucho tiempo con éste concierto, y la verdad……es que se ha superado!! disfruté como no imaginaba. Tan solo con los primeros acordes….me saltaron lágrimas. Me transmiten tanto……….no paré de botar en las dos horas de concierto y hoy, mi garganta sufre los efectos de una noche de gritos!! lo dí todo. Merecen eso…y más. Increíble Dolores, increíble noche, increíble The Cranberries

    6 octubre, 2012 en 18:41

  3. Qué emocionante!!! Me hubiese encantado estar ahí! También son uno de mis grupos favoritos! Banda sonora de muchos de mis estados de ánimo! Qué envidia de la malaaaaaa!!! Jajajaja!

    8 octubre, 2012 en 12:19

  4. ¡Fue un concierto bestial chicas! 😀 😀 😀 😀

    Besos, y gracias por comentar 😉

    27 octubre, 2012 en 11:18

¡Participa! [NO ES NECESARIO RELLENAR EL FORMULARIO PARA COMENTAR]

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s