«Ubi societas ibi ius». Sobre mi elección de estudiar Derecho

«Ubi societas, ibi ius»: donde hay sociedad hay derecho

Historia-Derecho

Hace poco más de una semana que acabo de empezar mis estudios en el grado de Derecho en la facultad de Derecho de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM). Reconozco que me metí en esta carrera bastante temeroso, por su complejidad y porque iba a ser y es mi primera experiencia como universitario. Supongo que ha sido cuestión del miedo a lo desconocido. No sabía dónde me metía exactamente y eso para alguien que lo quiere tener todo en orden y bajo control es algo que inquieta bastante.  Pero sí es cierto que tenía muy claro mi deseo de estudiar Derecho, tenía claro que si me decantaba por entrar en la universidad sería para ello, la única carrera que realmente me llamaba la atención y despertaba en mí un gran interés. No voy a negar que hubiera otras carreras que en un primer momento me dieron que pensar, pero precisamente por eso, tras pensar mucho sobre cómo y dónde dar este gran salto a la universidad, el resultado ha sido este.

Y precisamente, ¿qué pensé para decantarme por estudiar este grado en Derecho? Veréis, a mi edad (tengo 26 años), no estoy precisamente para dar muchos tumbos, ya desperdicié varios años de mi vida cuando era un adolescente inmaduro y poco consciente y es por eso que desde hace ya varios años he trabajado duro y mi obsesión, entre otras, ha sido y es, no perder más el tiempo. Digamos que he tenido que ir durante estos últimos años a tiro hecho y dejar de ir dando más vueltas y demás pajas mentales. Esta era la primera de las premisas. Tenía que encontrar algo que me gustara, que me atrajera de verdad, que pudiera con ello y sobre todo, que pudiera sacar beneficio y sí, me refiero a beneficio laboral y económico. Doy por hecho que cualquiera que entre en una carrera sacará un gran beneficio en cuanto a incrementar su nivel cultural e ideológico. Eso es algo que todos sabemos, y los que nos gusta aprender y no dejar de hacerlo nunca, valoramos de sobremanera. Pero a mi edad, y tal y cómo están los tiempos que corren, necesitaba, necesito y necesitamos muchos de nosotros, aumentar nuestros conocimientos, formarnos mucho mejor y así optar a un puesto de trabajo a la altura de las expectativas de cada uno. Quizás si fuera más joven, si partiera de los 18 años ahora mismo, quizás me hubiera decantado por otras opciones como Periodismo o Filosofía, sobre todo ésta última ya que desde hace un tiempo me siento muy interesado por esta materia. Pero no es el caso.

Hasta aquí, perfecto. Encontré una carrera con grandes y variadas salidas laborales, al menos en teoría claro, porque no me negarán que estudiar Derecho tiene más oportunidades que estudiar Historia del Arte por ejemplo. Pero, ¿debía encontrar una carrera solamente por albergar varias salidas laborales? ¿Acaso no debe uno estudiar lo que verdaderamente le gusta o de lo contrario acabaría frustrado? He aquí la segunda premisa. Para mi sorpresa, sí, los estudios en Derecho fueron totalmente de mi agrado. Justo antes de tener que decidir sí o sí qué y dónde estudiar, indagué sobre qué se estudiaba en cada una de las carreras que más llamaron mi atención. Los estudios en Filosofía ganaban  por enteros, pero la primera premisa no la cumplía, al revés, más bien la anulaba y como he dicho, a tiro hecho, no podía darme el lujo de equivocarme, de perder otro año más, ¡ni hablar! Y para mi gran satisfacción, tras navegar por internet, buscar información sobre qué se estudia en Derecho y pedir consejo a conocidos, amigos y familiares, sobre todo a mi hermana Desirèe, nada más y nada menos que Gestora del Ministerio de Justicia para la Comunidad de Andalucía y Tramitadora para el Ministerio de Justicia de la Comunidad de Madrid, no lo podía tener más claro, estudiaría Derecho.

El grado en Derecho es uno de los que tiene más salidas profesionales. Una vez terminada la carrera de Derecho y superado el Máster que desde hace poco exigen para el acceso a la Abogacía, podrás ejercer como Abogado. También en despachos o asesorías, en cualquiera de las áreas que abarca el Derecho, como la siguientes:

  • Asesoría fiscal, mercantil, laboral
  • Áreas tradicionales del Derecho como son penal, civil, administrativo, familia…
  • Nuevas áreas del Derecho: derecho del deporte, derecho marítimo, derecho medioambiental,derecho y nuevas tecnologías…
  • Urbanismo
  • Arbitraje y Mediación

Esta carrera también te abre las puertas a la empresa privada. Una persona graduada en Derecho podrá integrarse en departamentos de la empresa tales como:

  • Asesoría jurídica
  • Calidad
  • Contabilidad
  • Recursos Humanos
  • Seguridad e Higiene en el trabajo
  • Marketing
  • Finanzas

Por otro lado, el graduado en Derecho podrá presentarse a varias de las Oposiciones a la Administración que se ofertan y que desgloso a continuación:

  • Ya sea en la Administración de justicia, como en las diferentes Administraciones Públicas (estatal, autonómica, foral o local)
  • Justicia (Juez, Fiscal, Secretario Judicial…)
  • Hacienda (inspector, subinspector, liquidador de impuestos…)
  • Registro y Notariado
  • Trabajo y Seguridad Social
  • Técnicos de la Administración
  • Diplomacia

Es para mí un gran honor estudiar algo tan bonito y esencial para la vida humana. El Derecho, junto con la Filosofía y la Ética, han sido y serán siempre el pilar fundamental de la vida del hombre, por siempre. Imposible concebir la vida, nuestra vida, sin normas, leyes, cuestiones metafísicas relacionadas con el Mundo, la religión o el hombre, o discutir y teorizar sobre asuntos relacionados con las sociedades y la conducta del ser humano. Estamos comenzando a estudiar el conjunto que forma la base principal y fundamental de toda sociedad, de donde todo lo que vemos a nuestro alrededor se asienta y toma forma.

Comienzo la carrera ilusionado, muy ilusionado. ¡Deseadme suerte!

10 comentarios

  1. Juanan

    Suerte amigo…

    23 septiembre, 2012 en 18:00

  2. ¡Gracias Juanan! 😉

    23 septiembre, 2012 en 20:48

  3. Juanan

    A ver si acabamos juntos en un bufete escuchando Dare!! Un abrazo..

    23 septiembre, 2012 en 22:24

    • jajajaja, sería lo ideal ¿eh? 😀

      24 septiembre, 2012 en 15:17

  4. ¡MUCHA MUCHA SUERTE!

    1 octubre, 2012 en 9:51

  5. betterman85

    Bravo!!!!, yo tambien estudio en la UAM y he empezado este curso, lo mas seguro es que vallamos a la misma clase. Me hago una idea de quien eres , pero no estoy seguro.
    Yo tambien he perdido mucho en tiempo y ahora tengo 20 anos. Sin duda no se puede permitir uno el lujo de perder mas el tiempo. Mucha suerte compañero.

    9 marzo, 2013 en 16:26

  6. Álvaro!, me hubiese gustado desearte suerte por aquella época, pero hoy día se que la tuviste y por lo que llevo conociéndote, también se que conociste a grandes personas en la universidad, los románticos y Alberto me parece jeje.
    En mi caso fue todo lo contrario, yo decidí muy rápido que estudiar, pero no porque lo tuviera claro, te aseguro que no, sino porque fue una de esas situaciones límite en donde necesitas tomar una decisión rápida y yo lo hice, hoy por hoy no se si eso fue lo mejor, pero sin duda me ha nutrido de experiencia. Algún día te contare mi historia.
    Antes de pensar si quiera en el derecho yo estaba sumamente interesada en la carrera de criminología, sin embargo no pudo ser el caso…
    A veces creo que esa es la verdadera razon por la que acabe andando por el camino del derecho penal, era lo que más se le parecía a las que yo quería, y las asignaturas de ese curso eran sin duda emocionantes… Materias tales como criminalística, medicina legal, victimologia…
    Me llevo un par de años cogerle suficiente cariño al derecho, recuerdo que en los primeros semestres pensaba que los abogados eran demasiado estirados para mí gusto jajajaja y mira tú, acabe convirtiéndome en una de ellos jaja. Hoy aprecio mucho lo que hago, siento un verdadero respeto por mi profesión, aunque si he de ser sincera debo decir que no me apasiona, me gusta desde luego que sí, pero no me apasiona. Sin embargo disfruto de mi trabajo, de aprender cosas nuevas y de estudiar cada que puedo, últimamente el tema de derechos humanos se está volviendo mi favorito.
    Es verdad lo que dices… el derecho es después de todo una carrera humanitaria, es fundamental en la vida, pues le debemos vivir como seres civilizados, con el derecho es posible controlar el caos, las leyes facilitan la convivencia y las relaciones humanas y ayudan a mantener a raya los conflictos…
    Leyendote me acordé un montón del decálogo del abogado creado por Eduardo J. Couture, ese que nos hicieron prácticamente memorizar en la escuela en el primer semestre, en mi caso al menos así fue. Lo menciono porque se me viene a la mente una de las reglas que a mí punto de vista es la más sentida, la más compleja, y la más importante de todas, y es esta.. “LUCHA, tu deber es luchar por el derecho, pero el día en que encuentres en conflicto el derecho con la justicia, entonces lucha por la justicia…”
    Mientras la escribo recuerdo tantos momentos en los que el derecho me ha roto el corazón Álvaro, al menos en lo que llevo viviendolo de cerca he visto algunas situaciones, pocas, pero algunas al fin de cuentas, en las que lo legal no ha sido justo y eso me ha desmotivadoun poco… Pero bueno, la ley al final es una creación del hombre, y los seres humanos no somos perfectos, cometemos errores y eso se refleja en nuestras leyes.
    No sé porque me puse en este modo intenso al hablar sobre mi propia historia con el derecho, supongo que porque es una historia complicada jajaja, pero al final lo que quería decir es que te admiro, admiro sobre todo esa parte de ti que aprecia cada cosa que emprende… El surf, la escritura, el programa de radio, la carrera de derecho…
    Me ha resultado curioso que en todo el artículo que aquí pones haces alusión de alguna forma a haber comenzado la universidad un poco tarde, sin embargo pienso que lo empezaste a la edad justa Álvaro, yo aquí leo a un chico súper maduro, que sabe lo que quiere y está enfocado en lo importante… Hay un montón de personas que terminan la universidad a los 23 años, pero incluso después de los 35 siguen siendo súper inmaduros…
    Tú lo hiciste en el momento justo, me parece que las cosas que han pasado por tu vida han ocurrido en el tiempo exacto en que debían pasar.

    Te mando muchos besos y abrazos Álvaro!! Cómo siempre, Anhelarium me pone a recordar y a reflexionar a montones.

    2 septiembre, 2019 en 5:45

    • Muchas gracias por compartir tu experiencia. Y ponte todo lo intensa que quieras, cada vez que escribes en Anhelarium, es para mí como recibir un regalo, Alba. Con lo que debes quedarte es que estás haciendo algo que te reporta, que te resulta interesante y que se te da bien. Nunca es tarde para que te sumerjas en el mundo de la criminología. Eres muy joven, tienes tiempo para hacer muchas cosas. Desde aquí te mando muchos ánimos.

      Ahora que ya la carrera la terminé, pues el punto de vista cambia, Alba. Pero en su día, cuando veía que me iba acercando a los treinta poco a poco y que me quedaba aún carrera bastante por hacer, que me quedaba un curso, y otro, me resulta desesperante. La carrera de Derecho la acabé con 31 años. Pero desde entonces, aún aguarda en mi esa enorme sensación del trabajo bien hecho, estoy feliz y henchido de satisfacción.

      Seguimos en contacto, Alba.

      2 septiembre, 2019 en 14:24

    • Me da un montón de gusto que así haya sido Álvaro!, muchas gracias por tus ánimos y palabras!, de hecho creo que ya cerré mi ciclo con la criminología, al final no estudie eso, pero si hice mi maestria en Psicología Criminal, el problema es que me gradué en 2014 y aún no tengo la titulación. He cambiado el tema de la tesina ¡como unas veinte veces!. Al final con el trabajo de por medio descuide mucho ese aspecto, y por los años que han pasado seguro ya van a penalizarme cuando quiera titularme y voy a tener que repetir un par de cursos. Me propuse empezar a trabajar en eso, destinar un espacio de tiempo para ello, porque fueron dos años maravillosos estudiando lo que me gusta, como para que al final no me titule del todo. Abrazos muchos!

      2 septiembre, 2019 en 14:40

    • Pues deseo que no te cause muchos problemas y puedas hacerlo con continuidad y éxito. Ya me contarás.

      2 septiembre, 2019 en 19:52

¡Participa! [NO ES NECESARIO RELLENAR EL FORMULARIO PARA COMENTAR]

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.