Gracias por otro año más

Respiro y sereno, doy gracias al cielo por haberme regalado otro año más. El mañana no está garantizado para nadie. En pocos días acaba un año y pronto comienza otro nuevo, que desde aquí deseo que para todos sea un nuevo año lleno de tranquilidad en vuestras familias, calma y sosiego en vuestras vidas. Y si no es así, amigos míos, recordad que todo pasa. La vida es un constante devenir, problemas y preocupaciones siempre vendrán, a veces por pares, y tan sólo os aconsejo que aguantéis los golpes, que respiréis, meditéis y no olvidad nunca que todo es transitorio.

Al igual que a muchos, a mí se me ha regalado un año entero de vida que sin duda he sabido aprovechar. Todo los años son importantes, por muy malos que sean, porque de todo se aprende, en un año mucho se aprende, por mucho o poco que cueste. Siempre se saca una lectura de algo, y lo importante está en saber quedarnos con eso, aprender de ello.

Llevo poco más de un año en Madrid. Ha sido probablemente la mejor decisión que he tomado en mi vida. Decidí venirme aquí y seguir estudiando. Aquí me he desarrollado en todos los aspectos. A nivel cultural, académico, pero lo que más valoro y de lo que más orgulloso y agradecido me siento, es de lo mucho que he crecido como persona, y en el día a día soy testigo de cuánto he aprendido, de cómo he cambiado mi visión del mundo, de cómo me he acrecentado anímica y emocionalmente.

Hace poco más de un año me vine a vivir con mi hermanita y dos perritas muy lindas a un agradable piso y comencé mis estudios de Derecho en la Universidad Autónoma de Madrid. Para haber sido mi primer año como universitario, puedo decir con toda la satisfacción y honra que logré aprobar todas las asignaturas y con buenas notas. Logré hacerme rápido con todo este trajín que conlleva estudiar una carrera y he conseguido sacarle rendimiento. A día de hoy curso mi segundo año en este grado de Derecho y por ahora las cosas siguen igual de bien. No me puedo quejar pues tengo todo lo que podría necesitar. Como he dicho, vivo con mi hermana Desi y la convivencia entre los dos nunca ha sido mejor. Me hace feliz ver diariamente la tremenda complicidad que hay entre nosotros. Me siento tremendamente orgulloso de poder tener a una hermana como ella. Agradecido estoy de saber que en ella he podido encontrar a la amiga y la madre que nunca tuve. Jamás podré agradecer todo lo que ha hecho y hace por mí. Intento devolverle con sinceridad todo el cariño y la atención que de ella recibo y estoy seguro que aun haciéndolo bien, siempre me quedaré corto.

Pero este año ha dado mucho de sí. Comenzó siendo un año duro, con momentos complicados, de los que supe salir. Y comenzó sobre todo poniendo en mi camino a una serie de personas con las que compartí experiencias y emociones. De todas y cada una de esas personas aprendí, de todas me llevé algo que sólo hizo que yo mejorara. Algunas de esas personas pasaron por mi vida fugazmente, se cruzaron en mi camino, me sonrieron y como vinieron desaparecieron. Pero otras, aún están ahí, y han pasado a formar parte de mi vida. Me siento alegre y complacido sabiendo que en poco más de un año aquí en Madrid, he ganado tener a unos amigos maravillosos que sé muy bien, que son de los que siempre están, de los que se suben a este tren que es la vida, y contigo comparten el mismo vagón, porque quieren y así lo sienten, y sobre todo, así me lo han demostrado.

A mediados de año comencé a practicar y aprender cosas que sólo reportan en mí una mejoría. Comenzamos con el Aikido, para pasar a la práctica del Yoga y la meditación, con todas las enseñanzas y filosofía que ello conlleva. Ha sido todo un acierto. Porque todo lo que leo y practico me sirve para aumentar mis sentidos, renovar mi visión con respecto a todo lo que me rodea, valorar y apreciar lo que tengo y lo que me ofrecen, en definitiva, aquí he comenzado un camino de crecimiento personal que no tendrá nunca fin. Mi vida en este año ha cambiado para mejor, está cambiando para mejor. Porque pase lo que pase, sean cosas buenas o cosas malas, sabré darle a todo el valor que tiene a su justa medida. En esencia soy el mismo, la misma persona, pero en mí noto como este Álvaro, el que se ha desarrollado en este último año que pronto está por terminar, vive y sabe vivir distinto al Álvaro que era antes.

No puedo acabar esta entrada sin mencionar, que este 2013 también nos ha sonreído con un miembro más en la familia. Este pasado verano adoptamos a Lia, nuestra amada felina, y su compañía es para nosotros motivo de alegría y de bienestar. Ella, a pesar de sus continuas idas de olla y sus volteretas, sabe devolvernos con lealtad todo ese cariño y atención que en ella tenemos.

Gracias. Gracias a todas esas personas que me han querido, a su manera o como podían, pero que en definitiva, me quisieron, y por supuesto, gracias a todas esas personas que están conmigo, las que me quieren a su lado, que me demuestran diariamente que sienten, quieren y valoran mi compañía para hoy y para el tiempo que sea.

Muchas gracias a todos, espero y deseo de todo corazón poder seguir teniendo el placer de vivir otro año más a vuestro lado, y de seguir aprendiendo y creciendo como persona. Vivid y haced que merezca la pena.

¡FELIZ NAVIDAD, Y PRÓSPERO AÑO NUEVO!

11 comentarios

  1. Salva

    De todo lo que dices Álvaro me quedo con la primera parte. De todo se aprende. Para mi no ha sido un buen año, y el 2014 se presenta bastante nublado y hasta media,dos de año no creo que el sol ilumine mi camino. Pero ahí estamos luchando duro, como no con los amigos al lado. Esos que como comentas, son los de verdad los que nos han apoyado en estos duros momentos. No solo los físicos, también los amigos virtuales. En este tiempo que llevo metido en el mundo de los blogs he conocido gente extraordinaria.
    Ya te dije un día que tu hermana tiene que ser una persona excelente y un sustento muy fuerte en tu día a día. Desde aquí todo lo mejor para los dos. Y para Lia claro. Y como no para todos los que formamos parte de esta familia que es Anhelarium. Un abrazo muy, muy fuerte.
    Ah y otro pa´l gallego que hace tiempo que no se de el. Os quiero amigos.

    27 diciembre, 2013 en 14:55

  2. Salva, muchísimas gracias por tus palabras. Mis más sinceros y mejores deseos para vosotros en este nuevo año que pronto comienza, amigo mío. Me alegra saber que formo parte de esos amigos que, aunque en la distancia, está a tu lado. Y así será, Salva. Deseando estoy de poder conocerte en persona y de hecho prongo ese plan para este nuevo año 2014 😀

    Con respecto al gallego…El otro día andaba por wasap hablando con él, y para variar, hasta por el wasap me enviaba sus powermetaleradas jajajajaja 😀 Creo que anda muy liado con sus cosas, pero seguro que volverá a las andadas 😛

    Espero y deseo de todo corazón que nos sigamos leyendo este año que entra y muchos más. Salva, mi casa de Madrid está abierta para ti para cuando quieras y puedas escaparte y pegarnos un buen conciertazo juntos, que por aquí los hay a montones y seguro que disfrutamos de lo lindo.

    Te mando un abrazo de lo más sentido, amigo mío 😉

    30 diciembre, 2013 en 22:53

  3. Ahora ya no tengo internet del bueno, que estoy en casa con mi usb, y para no gastar la velocidad normal casi ni entro en internet ya :(. Tampoco descargo canciones, aunque todavía tengo una buena lista de ellas por comprobar… 😛

    Os deseo un feliz año a los 2, y espero que al final vayáis al concierto de Scorpions del 8 de marzo en Madrid (allí estaré). Mejor os lo deseo con una canción, para que no os olvidéis de mí:

    “http://www.youtube.com/watch?v=P6kAjHZmHcE”

    Y no es Power Metaaaaaaaaaaal 😀

    31 diciembre, 2013 en 18:22

  4. Joeerrrr, Néstor, vamos a entrar ya en el 2014 tio, jajaja, esas conexiones a internet son prehistóricas 😀 Además, tú sin descargar canciones, qué raro se me hace 😉

    Tengo un par de discos muy aoreros que te podrán encantar, y también algunos temas sueltos que he ido conociendo con el tiempo. Estoy seguro de que te gustarían mucho, es más, uno de ellos te lo paso por aquí, verás cómo te gusta 🙂

    Al concierto de Scorpions me gustaría ir pero no sé dónde leí hace ya un par de meses que ya estaban todas las entradas vendidas.

    ¡Ahh! ¡WORRAL! Joerrr, ese disco es magnífico, fue de los últimos discos que me compré hace ya casi dos años. Estaba incluido en uno de los últimos pedidos que hice.

    Aquí va mi tema chavalote, espero que os guste a los dos, ¡¡porque es súper melódico y súper pegadizoooo!!:

    “http://www.youtube.com/watch?v=vd8gkrnXCGg”

    Te deseo una feliz Navidad y sobre todo, un gran año 2014, un año cargado de grandes momentos para ti y los tuyos 😉

    ¡Un fuerte abrazo!

    3 enero, 2014 en 20:59

  5. Sergio

    Que arte tiene escribiendo pichaaaaa, me encanta el blog Alvaro, un fuerte abrazooooo!!!

    18 enero, 2014 en 13:14

  6. ¡Gracias SERGIO! 😀

    20 enero, 2014 en 13:11

  7. Querido Álvaro,

    Esa frase de que “la vida es un constante devenir… y tan sólo os aconsejo que aguantéis los golpes, que respiréis, meditéis y no olvidad nunca que todo es transitorio”, me ha recordado a mi canción favorita, una letra en italiano llamada Passera que yo escuche en las voces mi grupo musical favorito Il Divo, cuando era una adolescente. Esa canción me gusta porque precisamente habla de lo que aquí mencionas, de que la vida puede traer muy malos ratos, pero al final de cuentas todo pasa, y entonces todo es un volver a empezar, una nueva oportunidad para re-direccionar las cosas.
    Después de todo, los seres humanos somos un libro compuesto por hojas en blanco, vamos escribiendo sobre la marcha, y aunque tengamos errores desastrosos y manchones de tinta en las paginas anteriores, siempre podemos crear una obra maestra con lo que se viene, tomando el timón nuevamente y construyendo una nueva historia.
    Como bien dices, las malas experiencias siempre dejan un sabio aprendizaje, así que creo que en realidad siempre se gana, porque esos fracasos que a veces vemos con malos ojos, en realidad nos dejaron importantes lecciones que terminaran salvándonos tarde o temprano.
    Me resulta curioso descubrir que escribiste esta entrada cuando tenías apenas un año y pico viviendo en Madrid, y eso es porque me siento como una espectadora que ve el principio de una película cuyo final ya conoce, porque llegue a tu blog precisamente por esa entrada en donde te despides de Madrid y le agradeces por todos los buenos momentos que te dejo la experiencia. Confieso que he sentido nostalgia al leerlo, porque conozco la sensación que representa llegar a un nuevo sitio con muchas ilusiones, tú tuviste la suerte de vivir con tu hermana y además, unirte más a ella, lo cual me parece absolutamente maravilloso.

    ¡Mira que año más bueno tuviste en esa época!, y fue cuando Lia se incorporo a tu vida, esa Lia que tan famosa se me hace por las historias de instagram que en ocasiones compartes.

    Leyéndote he descubierto un nuevo detalle, y es que de alguna forma tu siempre escribes para la gente que te rodea, que te conoce, para la gente que forma parte de tu vida. Estoy convencida de que esa gente debe sentirse muy halagada de que lo haces.
    Yo por el contrario escribo al aire, para quien lea o simplemente para que en lo futuro y cuando sea vieja, poder recurrir siempre a mi pequeño escondrijo en donde leer y releer pasajes de mi vida.
    He de admitir que incluso al principio me avergonzaba decir que escribía un blog, así que preferí guardarme el secreto y hasta esconder mi nombre, casi nadie de mi circulo de amigos o familia saben que lo hago y eso es probablemente una de las razones por las que también te admiro, porque tú no temes mostrarte tal cual, compartiendo pedazos de tu vida que contagian de pura buena vibra.

    Ya lo he dicho antes y aunque sea febrero, nunca esta de más, ¡feliz 2019! que este sea mejor que los anteriores y que en general, en tu vida solo pasen cosas buenas. Un abrazo.

    Alba

    5 febrero, 2019 en 20:12

    • ¡Hola Alba! Muchísimas gracias por tu maravilloso comentario. Como siempre tus palabras son todas un regalo para mí. A mí también me saltaron las inseguridades cuando en 2009 abrí este blog. Pensaba que no lo leería nadie, y mira, hoy por hoy una chica mexicana me presta su atención y de qué manera. ¿Sabes qué? Que precisamente mi gente es la que menos me lee. De hecho, es que nunca o casi nunca lo hacen. No me preocupa, ellos ya me demuestra su atención y amor con otros detalles. No me cabrea ni me indigna, y mucho menos me pone triste. Pero sé de sobra que si me pasara algo, todos acudirían con el tiempo aquí a leer qué cosas escribía, sobre todo las personales. Este rincón que creamos tu y yo y todos los que tenemos un blog donde volcamos de vez en cuando nuestras ideas, pensamientos, anhelos y emociones, quedará por siempre aquí. Será nuestra huella imborrable. Dejamos como un tesoro de letras para la historia.

      Gracias, gracias y mil gracias por tratarme tan bien, Alba. Ojalá podamos conocernos algún día.

      Muchos besos desde España.

      12 febrero, 2019 en 9:14

    • Tienes tanta razón en lo que dices, al final estamos construyendo un legado y sin lugar a dudas me gustaría que el día que yo falte mis seres queridos puedan tener un lugar al que acudir para recordarme y para recordar también lo feliz que fui gracias a ellos.
      Mientras exista Anhelarium esta chica mexicana estará por aquí pasándose a leer, a veces en menor o mayor medida, pero siempre volviendo, porque sinceramente es un sitio maravilloso.
      Yo también espero que un día pueda llegar conocerte e intercambiar experiencias de vida. Aunque pienses que soy exagerada, te pediría un autógrafo ese día.

      Un abrazo enorme desde México.

      12 febrero, 2019 en 18:32

    • De autógrafos nada, unos cuantos selfies para inmortalizar tan bello encuentro. Gracias, niña linda. Tengo que pasarme por tu blog en breve, no lo he hecho antes por falta de tiempo. En nada leo todo lo que hayas publicado últimamente. Un beso Alba.

      12 febrero, 2019 en 18:38

    • Me parece muy bien que sean selfies! jeje
      Y no te preocupes, tu hazlo cuando tengas oportunidad 🙂
      Un abrazo y bendiciones Álvaro, y al contrario, ¡gracias a ti por responder siempre a mis comentarios!

      12 febrero, 2019 en 23:15

Responder a Sergio Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.