Ni hace aún un año y un año va a hacer…

Perfil1

…De aquella tarde en la que sintiera tanta alegría y orgullo por encontrarme conmigo mismo en aquel paseo tras esa etapa algo túrbida. De ese momento en el que me miré a los ojos, esos rebosantes de ilusión y me abracé con cariño. De aquella tarde en la que me encontré y de emoción lloré conmigo, en la que tropecé con mi ilusión, la de un muchacho muy joven y esperanzado que me animaba a seguir adelante. No. Ni hace aún un año y un año va a hacer. Y pareciendo que fuera ayer, desde entonces no he dejado de verme. No he dudado un segundo en acudir a mí para preguntarle a ese chico cómo de bien lo estoy haciendo, a lo que siempre me contesta con sonrisas y miradas de acogimiento. No sentiría jamás tanta complicidad.

Magia de la de los libros de cuentos
Gracias por otro año más
30 diciembre, 2014
27 diciembre, 2013

Ahora tan sólo sigo este ritmo acompasado como mejor sé, viviendo como si a morir fuera mañana, teniendo clara la idea de que la vida es ahora, y sólo ahora. Porque los proyectos de futuro son buenos, pero preocuparte y sufrir por ello es nefasto. Porque la vida es esto que está pasando ahora mientras te obcecas en pensar en el mañana. Sé muy bien de lo que hablo. Tuve que aprender a no pensar. Aprender a destrozar todo ese maldito pensamiento estructural que tanto me deterioraba. Me he sentido perdido. No sabía qué hacer ni a dónde me dirigía. Me sentía fracasado. He sufrido por cada intento fallido, me he visto frustrado, como un juguete roto. Pero aprendí, pues para eso estamos aquí, para aprender. Aprendí que poseo todas las virtudes para ser feliz y que mis carencias no significan que mi vida sea pobre o triste. Tengo todo lo que necesito para ser feliz, siempre lo he tenido. Me sacudí, me desprendí de toda energía negativa y ahí seguía el camino, cuesta arriba. Pero esta vez ya no miraba la cima, ahora me centraba en escuchar el fuerte sonido de mis pisadas.

No fue hasta ese momento cuando comencé a atisbar toda esa confianza que pareció desaparecer. Regresó la ilusión, y la fe en mí tornó más sólida que nunca. Henchido de confianza logré la tranquilidad que había perdido, reemprendí el camino con más fuerza de la que había puesto al comenzar. Y ha sido al lograr estar en este estadio cuando he podido dar forma, de la manera más sana y temperamental posible, a un proyecto de vida. Soy feliz porque sólo tengo que mirarme para saber que tengo todo lo que necesito para seguir hacia delante.

No necesitas nada de nadie y de nada más. Eres todo lo que eres, todo lo que necesitas, y estando bien contigo mismo, todo llega a su momento. FELIZ NAVIDAD Y FELIZ 2016, AMIGOS MÍOS. DISFRUTAD Y CONTENTAOS DE LA COMPAÑÍA DE LOS VUESTROS NO SÓLO EN ESTAS FECHAS, SINO SIEMPRE. SED FELICES.

 

19 comentarios

  1. No necesitas nada ni nadie más que a ti mismo para vivir este paseo por la vida. Feliz 2016 que te traiga todo lo mejor.

    27 diciembre, 2015 en 19:33

  2. ¡Hola Silvia!

    Muchísimas gracias por tu comentario. Mis mejores deseos para ti en este año que pronto llega 😉

    Besos.

    27 diciembre, 2015 en 20:33

  3. Ahí radica la grandiosidad del ser humano, en conseguir la felicidad con lo que nos ha sido dado, que poco o mucho es. Hay quien tiene mucho y no sabe dónde colocar los “muebles” y hay otros que solo el hecho de levantarse y mirar el cielo les llena de lo más grandioso. Próxima estación…2016, si el tren no se para..seguiremos

    27 diciembre, 2015 en 23:24

  4. Lo describes muy bien, y en tus palabras se adivina la verdad de lo que sientes. Me alegro mucho por ti. ¡Feliz año nuevo!

    28 diciembre, 2015 en 10:14

  5. Antinomia

    Feliz 2016, Álvaro! Prosigue por esa senda de satisfacción.

    Besos.

    28 diciembre, 2015 en 10:36

  6. Si disfrutas de lo que tienes, siempre tendrás lo que te hace disfrutar.
    Un abrazo y feliz año Nuevo, Álvaro

    28 diciembre, 2015 en 10:49

  7. lostalleresdenatalia

    Es maravillosa cada palabra que escribes. Se percibe a la legua que te has desprendido de una pesada carga y que ahora caminas ligero, pero más pleno que nunca. Finalmente has conseguido lo que considero que es la clave para vivir, sencillamente vivir.
    Feliz vida, sintiendo cada momento presente!!!

    28 diciembre, 2015 en 15:36

  8. @ elcorazondelmar

    ¡Hola! Exacto. Lo más preciado que tenemos es poder despertar cada mañana y poder respirar. Eso es todo lo que necesitamos para seguir adelante. Y sí, esperemos que el tren no se pare, quiero seguir todo lo que pueda 😉

    Feliz Navidad 😀

    @ Leire

    ¡Hola Leire! Aprovecho para decirte que Leire ha sido siempre de mis nombres de mujer preferidos. Muchas gracias por tu comentario y, FELIZ NAVIDAD, LEIRE 😉

    @ Antonomia

    Seguimos caminando, Antinomia. ¡FELIZ NAVIDAD, GUAPA!

    @ leodelatorre

    ¡Hola amigote! Gracias por tu comentario, FELIZ NAVIDAD quillo 😉

    @ Natalia

    Muchísimas gracias por tu comentario, me hace feliz que te hayan gustado tanto. Sí, me he librado de una pesada carga, algo que me atormentaba y no me dejaba ver con claridad.

    FELIZ NAVIDAD, NATALIA 😉

    ¡FELIZ NAVIDAD Y FELIZ AÑO A TODOS, AMIGOS MÍOS!

    28 diciembre, 2015 en 20:54

  9. aoradicto

    Felicidad, esa palabra tan maravillosa como distante muchas veces. Un compañero de trabajo decía que la felicidad es el conformismo de los necios. Por contra otro compañero siempre decía que para ser feliz necesitaba poco. Un euro en el bolsillo, alguien que le quiera y alguien a quién querer, que no es poco.
    Yo procuro disfrutar de mis momentos de soledad, esos en los que me alejo de todo lo que nubla mi mente. Yo solo con música y mis paseos por la orilla del Ebro.
    Me quedo con tus últimas palabras “AMIGOS MÍOS. DISFRUTAD Y CONTENTAOS DE LA COMPAÑÍA DE LOS VUESTROS NO SÓLO EN ESTAS FECHAS, SINO SIEMPRE. SED FELICES.”
    Y precisamente sobre la felicidad escribí algo hace tiempo. Asi es como lo veo yo

    “Y ahí me di cuenta de que la verdadera felicidad es hacer feliz a los demás, con esas cosas sencillas que están al alcance de nuestra mano. Entender la felicidad como recompensa y no como fin”

    Un abrazo Álvaro, que tu paseo por la vida, con sus momentos amables y otros no tanto esculpa tu alma y te haga mejor persona de lo que eres.
    Te dejo unas palabras maravillosas de una canción de Manolo Garcia.

    Es lo que hoy deseo, y a ti te deseo
    Que de cascabeles, pífanos y timbales
    Se alegre tu camino.
    Que nunca te sea adverso el destino.
    Que encuentres en tu vida
    Amigos diáfanos y entretenidos.
    Es lo que hoy te deseo y lo que hoy te escribo

    Besos y abrazos.

    1 enero, 2016 en 10:35

  10. ¡Hola Salva! Qué alegría me da leerte siempre picha 😉

    ¡FELIZ AÑO NUEVO AMIGO MÍO!

    Yo también disfruto de esos momentos de soledad. Precisamente ayer al mediodía, me fui a dar mi último paseo del año. Llegué a mi playa, me senté, y me dediqué a contemplar toda esa magnificencia que tenía delante de mis ojos. Respiraba, y sereno daba las gracias por poder seguir viviendo. Pero es con la compañía de los nuestros sin duda donde mejor nos sentimos. Es lo más importante que tenemos. Ver que los demás son felices a tu lado, es la mayor recomensa. Aunque es importante que para que los demás estén felices a tu lado, tú lo estés primero. Es fundamental.

    Salva, te quiero quillo. Con toda mi alma, deseo que este año sea mejor de lo que esperas. Te merces todo lo mejor en esta vida.

    ¡Nos seguimos leyendo!

    ¡Besos y más besos!

    1 enero, 2016 en 12:03

  11. Mus

    Muy bonitas reflexiones… Feliz 2016.

    14 enero, 2016 en 7:50

    • Muchas gracias Mus! Feliz año, artista! ☺️

      14 enero, 2016 en 13:43

  12. “Hay gente con la que pierdes el tiempo y otra con la que pierdes la noción del tiempo”… Acabé de leer esta frase en un email; ya la había leído en otra ocasión, pero viene al caso ahora que comento este texto tuyo, Álvaro… Eso me pasa con Anhelarium y su autor; pierdo la noción del tiempo, jeje… Y este escrito, en especial, me sustrae de esa cuantificación de las horas…

    ¡Muy bueno! Sentido y esperanzador… Le contagia a uno ganas de seguir, pese a los tropiezos, desilusiones y dificultades, como también, de confirmar -como de igual forma lo he manifestado yo en algunos de mis artículos-, que nuestra mayor y más verdadera riqueza está en nuestro interior; que con lo que realmente contamos es con nosotros mismos; nuestras capacidades, talentos, sensibilidad y fuerza. ¡Con eso vamos para adelante en la vida! Obvio apreciando, valorando y agradeciendo las maravillas de nuestro entorno, y las pequeñas cosas, los detalles simples, al igual que los seres sinceros que nos brindan su amor, apoyo y compañía en nuestro diario caminar; en el aquí y ahora…

    No sé qué situaciones te hayan entristecido, desilusionado o decepcionado en el pasado, pero me alegra que ahora veas tu camino claro y estés firme en él… ¡Un abrazo! 🙂 Bye… 😉 Besitooos…

    3 febrero, 2016 en 17:07

  13. Lo pasado, pasado está. Aprendí, y sigo adelante. La vida es un camino de baches, y un continuo aprendizaje. Gracias por las palabras que me dedicas, las recibo con mucho agrazo y las valoro, Luz. Un fuerte abrazo. Nos seguimos leyendo 😉

    3 febrero, 2016 en 20:11

  14. ¡Así es, Álvaro! Y mis palabras, sabes que son sinceras y van con todo gusto, jeje… ¡Gracias por valorarlas! 🙂 Otro fuerte abrazo para ti… Nos seguimos leyendo… 😉

    3 febrero, 2016 en 20:46

  15. Hoy fue un viernes normal, un viernes que de hecho es ya sábado, pero me cuesta notarlo cuando apenas llegan los primeros minutos de la medianoche. Termine de hacer la maleta y me dije que no podía irme a Sonora sin pasarme por antes por Anhelarium, ¿sabes?, creo que amo husmear en este sitio, o mejor dicho, he conseguido amar este blog durante todos estos meses, ¡porque tiene tanta alma y es tan puro que me hace emocionarme cada vez que lo leo!

    Y entonces llegue a esta entrada por alguna razón, y no me lo esperaba, es decir, sabía que cualesquier cosa que leyera iba a gustarme, siempre me pasa cuando se trata de Anhelarium, pero en esta ocasión ha sido diferente, lo que aquí pones me dio una sacudida completa…, fue más grande todavía.

    Hay una frase de Pablo Neruda que me gusta mucho y dice: “algún día en cualquier parte, en cualquier lugar indefectiblemente te encontraras a ti mismo y ésa, solo ésa, puede ser la más feliz, o la más amarga de tus horas”. ¡Que grandioso es cuando tienes ese descubrimiento y solo puedes mirar la belleza de tu vida, de todo lo que eres y de la forma que vives!, y yo desde fuera Álvaro, cómo una espectadora de tu blog y como una amiga que ha venido aprendiendo un poco de ti conforme pasa el tiempo, me doy cuenta de que de verdad tu vida es hermosa, y es hermosa porque tú la haces así, y ese es un don que no todos tienen.

    Esta entrada es una sacudida además porque en mi caso, me hace reflexionar sobre todas esas veces en las que me queje de mi misma, en las que no vi todo lo maravilloso que tengo, pero tus sabías palabras me han calado hondo, esas en las que dices “aprendí que poseo todas las virtudes para ser feliz, y que mis carencias no significan que mi vida sea pobre o triste, tengo todo lo que necesito para ser feliz, siempre lo he tenido…”, y debo confesar que me he puesto a llorar como una niña, ¡y es que últimamente soy la mar de llorona todo el rato! jajaja, pero son palabras muy bonitas que transmiten tanto aprendizaje, es imposible no sentir.

    Solo te quiero dar las gracias por dejarnos ver estos momentos de grandeza, ¡tu espíritu es grande y lo demuestras en cada cosa que escribes, en la forma como trasmites!. No sé cómo de turbulento sería el antecedente que te hizo reencontrarte esa tarde contigo mismo, cuando te miraste de frente y entendiste todo esto, pero Álvaro, que bonita forma de verlo, tomas el dolor de un acontecimiento gris y lo conviertes en oro, en algo prometedor, lleno de aprendizaje y de fuerza y de todo.

    Aún me queda un día antes de irme a Sonora, y sé que allá voy a reflexionar detenidamente en cada palabra de esta entrada, hasta el momento creo que es mi favorita, ¡y mira que de Anhelarium es difícil decidirse a por una!, porque en general todo lo que aquí hay esta tan lleno de alma, te lo he dicho creo que ya inumerables veces, jaja, pero no me cansaré de hacerlo, no estoy siendo aduladora, estoy hablando con el corazón afectado por la belleza de tus palabras.

    Disfruta mucho siempre de la vida Álvaro!, de las cosas que tienes, de la gente que te rodea, de los amaneceres que vivas… sé que no necesitas que te lo diga, tú ya lo sabes hacer, pero lo digo más como un deseo que como una recomendación, porque de verdad quiero que siempre tu vida este plagada de bendiciones, y que puedas seguir trasmitiendonos toda esa buena vibra que emana de todo lo que haces.

    Un abrazo grande hasta la madre patria!

    27 julio, 2019 en 7:05

    • ¡ALBA!

      En algún momento publicaré alguna entrada en la que hable de lo bello que escribir y que gente como tú me lea, y en la misma, por supuesto, pondré muchas de las hermosas frases que me escribes. Que tú me leas es el mayor regalo que como bloguero podría tener, y si encima me dices que mi escrito te hizo llorar de la emoción, woouw, me dejas anonadado. Cuando escribí esta entrada pasé por unos baches, me estaba levantando del barro, como el que dice. Sólo hay que creer en uno mismo, y quererse uno mismo. Aunque suene a típica frase de libro barato de autoayuda. Contigo, lo tienes todo.

      Siento no haberte escrito con más premura, sabes cómo ha sido mi mes de julio, muy muy movidito, jejeje.

      Deseando leer tus nuevas entradas sobre viajes en tu blog, Alba. Estaré atento.

      Millones de gracias, qué digo millones, INFINITAS GRACIAS, por estar siempre ahí, preciosa.

      Besos.

      8 agosto, 2019 en 9:10

    • Saber que alguna vez pueda leer esa entrada me ha llenado de entusiasmo Álvaro!!, ¡Muchas gracias por tus bonitas palabras!

      Esta ha sido una entrada preciosa!, y es verdad que me hizo llorar, pero no de una forma triste, sino de una forma bonita. Estando en Sonora pensé mucho en lo que aquí pones ¿sabes?, y tuve mis momentos estando allá, especificamente uno que me gustaría confiarte. Fue hace dos martes aproximadamente, había ido a San Carlos en autobús y tome un taxi al mirador océanico, yo pensaba que había transporte allá, o más taxis, o algo así, jajaja, pero no ocurrió eso. Para poder llegar a la playa que quería visitar tuve que bajar todo el cerro bajo el abrasante sol de Sonora, iba cargada con una mochila, una pequeña y pesada hielera muy mona jaja, y una sombrilla más mala, que a cualquier vientesito se volteaba al revés y no me cubría de nada. Crucé buena parte de ese pedazo de desierto con el sol sobre la cara, me dolían las piernas de tanto andar y no conseguía dar con la playa, también experimente miedo, porque nunca había viajado a un sitio que estuviera tan increiblemente solo como estaba ahí, así que comenzaba a sentirme un poquito arrepentida. ¡Pero cuando ví el mar Álvaro!, con ese color turquesa, olvide todo mi cansancio y todos los problemillas que en ese momento me aquejaban, me saque los zapatos y metí los pies al agua. Casi quería echarme a reír como una loca jajaja y entonces me pregunte si es que ese sitio tan solitario ya me estaba afectando la cabeza. Al final me senté sobre la arena y dejé que el mar me bañara las piernas mientras me bebía la única cerveza que llevaba en esa hielera tan mona, ¡y estaba sorprendentemente helada!, la bebi con un gusto, con un gozo Álvaro, mientras miraba las montañas que rodeaban el mar y me sentí agradecida por vivir esta vida, por tener la fortuna de conocer sitios así de hermosos, y después te envié un audio contándote mis aventuras jajajajaja, porque me sentía muy emocionada y pensé que solo una persona capaz de sentir tanto y apreciar tanto las emociones como tú podría entender mi entusiasmo.

      Eres un excelente ser humano y sin lugar a dudas ya te admiro y te aprecio mucho. Anhelarium siempre será un sitio que abrazar y al que volver un montón de veces. Así que al contrario, gracias a ti! 🙂

      10 agosto, 2019 en 2:27

    • ¡Gracias por tus bonitas palabras! Me alegro que pudieras tomarte esa cerveza tan fresquita y te reconfortara tanto. Sin duda tuvo que ser un momento maravilloso. Besitos.

      12 agosto, 2019 en 10:53

Responder a lostalleresdenatalia Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .