Acabo de cumplir 30 años. Es un gran momento para seguir invirtiendo en mí mismo

No hace ni una semana que he cumplido los treinta años y resulta casi inevitable no echar la vista atrás y pensar en todo aquello que ha pasado, lo que he conseguido y lo que no, y lo que espero esté por llegar. Pero no lo hago como una suerte de crisis existencial como algunos van diciendo por ahí, sino como un ejercicio que me ilusione a seguir con todo lo que he venido haciendo hasta ahora, aprender, sentir, y vivir. A medida que me acercaba a los treinta años se me hacía a veces imposible no compararme con los que ya tenían mi misma edad. Sí, también, es algo a veces inevitable. Pero lo importante está en no darle importancia. Porque realmente no la tiene. Porque sujetándome a lo que decía nuestro madrileño José Ortega y Gasset, yo soy yo y mi circunstancia, mi vida es algo concreto, incomparable, es única. Como la tuya, como la de todos. Soy yo y el mundo, y no lo que los demás quieran que sea. Como si de un actor se tratara, soy un hombre en lo alto de un escenario, viviendo un drama o una comedia, tratando con el mundo y formando la otra mitad de mi persona. Perfilando, aquí y allá, y esbozando lo mejor de mí mismo. Pienso en los logros y dejo atrás los fracasos, me quedo con lo que aprendí de ellos.

Sólo puedo sentirme orgulloso, pues mucho antes de cumplir los treinta años sentía como si hubiera vivido bastante más. No he tenido en ningún momento la sensación de que el tiempo se hubiera pasado volando y sigo sin tenerla. Quizás por todas las experiencias vividas en mi vida, por todos esos cambios que hicieron remover mis cimientos de una manera u otra, por todas esas personas que llegaron y se fueron, por todo lo sentido, ganado y perdido, quizás por eso tenga la sensación de haber vivido más de la cuenta. Los callos que no tengo en las manos los tengo en el corazón, cada vez el sufrimiento me dura menos y, cada vez, más a gusto estoy sin necesitar nada más ni nadie más. Pero acabo de cumplir treinta años y aún soy muy joven para que mi rostro comience a marcar arrugas. Después de todo, aún queda lo mejor.

No pretendo contar la historia de mi vida, pues no la contaría bien. Sólo me consuela saber que quise aprender y aprendí a ser, quise amar y amé demasiado, quise encontrar una buena amistad y conseguí más de una, de esas amistades que siempre había soñado. Quise seguir adelante y aún sigo caminando, despacio, sin prisas, poco a poco, que todo llega. Quise crecer y crecí madurando. Aprendí a creer en mí y no dejo de hacerlo. Vivo el momento presente y lo que este me brinda, ya dure un minuto o un día. No me ha hecho falta llegar a los treinta para saber que envejezco y soy mortal. Sólo disfruto de ser algo más mayor.

Doy gracias por tanto, y por todo.

18 comentarios

  1. RAFA

    Me encantan las fotos papasote!! Muy buenos recuerdos aquellos que pude compartir contigo.

    24 mayo, 2016 en 17:30

    • ¡Óle! Mi Rafita en Anhelarium, ¡cuánto me alegra verte por aquí Papito! Te quiero muchísimo, hermano. Gracias por existir y formar parte de mi vida. ¡Por muchos años más juntos!

      24 mayo, 2016 en 17:31

  2. Rafa

    De nada, sabes de sobra que de vez en cuando te leo, aunque hay cierta temática en la que no coincidimos.

    Un besazo enorme.

    24 mayo, 2016 en 17:36

    • Sí, la verdad es que no te veo yo comentando en un disco de los Megadeth, jajajaja 😀

      ¡Te quiero niño!

      24 mayo, 2016 en 17:37

  3. Felicidades por esos treinta años, me ha encantado tu reflexión sobre el paso del tiempo y la importancia de las vivencias.Un abrazo Alvaro y por cierto muy guapo en las fotos 🙂

    24 mayo, 2016 en 17:49

  4. Muchas felicidades por esos 30 años llenos de experiencias más todas las que vendrán Alvaro, besos enormes!!!

    24 mayo, 2016 en 18:02

  5. Muchas felicidades, a por más… (Yo también tengo 30, y me siento una adolescente jeje) Viva la vida.
    Lihem.

    24 mayo, 2016 en 18:26

  6. Siempre es bueno revisarnos, amar nuestra vida con todo, aciertos, errores, aquellos que fueron y los que son y sobretodo quienes somos, pero mirándonos con amor… Yo misma lo hice en mi blog cuando hace poco más de un mes cumpli mis cuarenta y bastantes 🙂 Un abrazo… Y siempre vida, mucha vida…

    24 mayo, 2016 en 19:09

  7. Van para donde estés mis felicitaciones por esos 30 años, querido Álvaro.. Disfrútalos mucho 🙂 Abrazos d luz

    24 mayo, 2016 en 20:54

  8. @ Emafis

    ¡Bienvenida, Emafis, a Anhelarium! Me alegro mucho que la entrada te haya gustado. Quise hacer una síntesis, nada de escribir mucho, quería algo sencillo pero directo. Y muchas gracias por decir eso de las fotos, me halaga. Te mando un abrazo enorme, encantado de conocerte 😉

    @ Silvia

    Silvia muchas gracias por pasarte una vez más por Anhelarium. Y sí, como digo, aún queda lo mejor. O eso espero. Besos y abrazos, Silvia.

    @ Lihem

    ¡Uno nunca puede dejar de ser joven por muchas arrugas que le salgan en la cara, Lihem! Jamás hay que perder ese espíritu. Muchos besos, y gracias por pasar y comentar, guapísima 😉

    @ hilosfinitos

    ¡Hola! Creo que es la primera vez que escribes por aquí, así que bienvenida, nueva amiga. Espero que te guste todo lo que veas por aquí. Tienes un blog muy bonito y ahora con tanto tiempo libre, por supuesto lo disfrutaré más. No lo dudes. Gracias por tu comentario. Espero llegar a esos cuarenta y bastantes que tienes tú, y los lleve con la misma alegría y sentido de la vida. BESOS y más BESOS 🙂

    @ MAMEN

    Muchísimas gracias MAMEN. Los recibo y te los devuelvo con mucho agrado.

    A seguir viviendo, chic@s 😉

    25 mayo, 2016 en 10:37

  9. FELICIDADES!!! 🙂 ***

    25 mayo, 2016 en 16:01

  10. Muchísimas gracias AlaDelta! 😉

    25 mayo, 2016 en 18:26

  11. Alberto

    Qué manera de escribir Alvarito. Que cumplas muchos años más. Un abrazo muy grande para ti y tu hermana

    25 mayo, 2016 en 18:56

  12. ¡Gracias amigo mío, TE QUIERO! 😀

    26 mayo, 2016 en 7:28

  13. Yo tengo alguno más, y también me siento un chaval. jejeje.

    Felicidades, tocayo.

    26 mayo, 2016 en 15:14

  14. Hola… ¡¡Lindo escrito, Álvaro!! Y muuucha más vida para ti…

    Me alegra que hayas pasado súper en ese día tan especial… Infinitas bendiciones, éxitos en todo, y por siempre… Disfrútate al máximo ese tercer piso, jejejej…

    Aprovecho de agradecerte de nuevo por todo lo que he aprendido de ti… Me sirvió mucho tu apoyo y amistad, tanto con mi blog, como conmigo misma… Me ayudaste a confiar más en mí y en mis trabajos… Te lo agradezco con el alma, y siempre lo tendré presente.

    Sigo leyéndote y visitando tus agradables Anhelarium y Ecos de Selah… Te deseo lo mejor del mundo, y que todos tus proyectos, metas y sueños se hagan realidad…

    Te dejo un abrazo de luz, con toda el alma y el corazón…

    Bye… 😉

    26 mayo, 2016 en 20:04

  15. Muchísimas gracias por vuestros comentarios, chicos. Muchas muchas gracias. ¡Nos seguimos leyendo! Y que sea por muchos años 😉

    27 mayo, 2016 en 14:35

  16. Que siga usted cumpliendo muchos más y que, como hasta ahora, parezcan siempre haber sido muchos más de los que en realidad son.

    Me ha gustado mucho el escrito, e incluso animado por el positivismo que desprende.

    Felicidades de nuevo!

    31 mayo, 2016 en 3:11

¡Participa! [NO ES NECESARIO RELLENAR EL FORMULARIO PARA COMENTAR]

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s