¡5 añazos Lia!

Este pequeño ser, que mientras estoy escribiendo estas líneas está enroscadito aquí a mi lado y la mar de a gusto, acaba de cumplir un lustro. ¡Cinco añitos, Lia! Y parece que fuera ayer cuando me cabía en la palma de mi mano. Supongo que lo habrás apreciado en la foto, pero su colmillito izquierdo está roto, desde hace tiempo además. No recuerdo exactamente cuándo se lo hizo ni con qué, pero ya lo lleva así desde hace tiempo. Vaya tela. Hay otra foto donde también la pillo en mitad de un bostezo y se le nota mucho más. Fijo que fue fruto de alguna decisión ilógica que tomó. Ella tendrá siete vidas, pero yo tengo que tener siete ojos, y no porque sea demasiado trasto, es una gata muy buena aunque la pueda liar de vez en cuando. Pero de imaginarme que le pasa algo por un descuido mío, es algo que me aterra. No podría cargar en la conciencia que le pasara algo. No me lo perdonaría. Por suerte no sale de casa, no es fácil que se escape y la tengo bastante controladita. Siempre ando pendiente de ella, como ella también lo está de mí.

Sobre lo gratificante y tierno que resulta disfrutar de la compañía de Lia podría escribirte largo y tendido.  Como también podrías hacer tú sobre tu querida mascota. Son la mejor compañía, la más sincera desde luego. Resulta casi imposible describir en unas pocas líneas lo que esta pequeña y traviesa felina me trasmite y cómo me hace sentir cada día. Cada día me regala sus caricias, sus arrumacos, la mayor de las ternuras. Es impagable todo lo bueno que me ofrece desde que entró en mi vida. No he sentido jamás por un animal lo que siento por esta gata. Es auténtica devoción por ella. Yo, que siempre fui de perros, tengo que reconocerte que Lia me ha malacostumbrado. Siempre seré de perros y gatitos, pero no tengo la más mínima apetencia de hacerme cargo de un perrete. Dan más quebraderos de cabeza y por el momento ni me lo planteo. Estar con Lia es muy fácil. No sólo porque a los gatos son más limpios y no hay que pasearlos tres veces al día ni ladran sin parar a la mínima de cambio, sino por cómo se comporta mi gata. Es tal la complicidad que hay entre los dos que dudo que en el futuro, otro gato pueda llenarme como lo hace Lia. De hecho, el día que Lia se me marche, y espero que ese día quede lo más lejos posible, es posible que no quiera adoptar a otro gato. Fijo que no tendría la suerte de que me saliera tan cariñosa, lista y divertida como es Lia.

Lia ha llenado mi vida como jamás pensé que lo pudiera hacer un animal de compañía. Lia es mí primera mascota, porque todas las que han pasado por casa a lo largo de mi vida han sido adoptadas por mis hermanas y claro está, han sido de ellas. Lia está totalmente a mi cargo. Sólo nos tenemos los dos. Desde aquél verano de 2013, es mi compañera inseparable. Como dijera antes, podría contarte mogollón de cosas sobre Lia, decirte todo lo que me gusta de ella, sus manías, sus lindezas. Pero creo también que no sería nada que no haya dicho ya de ella. Pero sí puedo decirte lo que más deseo, con todas mis fuerzas. Deseo poder despertarme cada mañana y verla a mi lado, que cada día de mi vida empiece así,  y que sea por muchos años más.

¡Gracias por todo lo que me das, Lia. Te quiero a todo poder!

24 comentarios

  1. Q linda es!! 😀

    21 julio, 2018 en 21:13

    • No podría ser más linda la verdad. Qué suerte he tenido con ella. Besos, amiga!

      21 julio, 2018 en 21:14

    • Ni lo dudo 😉 Besos y abrazos d luz, Álvaro

      21 julio, 2018 en 21:15

    • Todo esos besos y abrazos van de vuelta, guapísima!

      21 julio, 2018 en 21:16

    • 😀

      21 julio, 2018 en 21:16

  2. Feliz cumple a lia los animalitos
    Nuestros más fieles amigos

    21 julio, 2018 en 22:03

    • ¡Gracias Gloria! Un beso, gracias por tu comentario.

      22 julio, 2018 en 11:33

    • Saludos Álvaro 🌸

      22 julio, 2018 en 15:25

  3. Amor gaturro, qué lindos ojazos 😻 es la excepción de los gatos. Es lindo ver ese amor que tienen las personas por su mascota, enternece ❤

    21 julio, 2018 en 23:58

    • Gracias Sara por pasar y comentar! Un abrazo enorme!

      22 julio, 2018 en 0:11

  4. Estimado Álvaro, yo tengo a mi Karu desde hace año y medio y mi vida ha cambiado. Un gato callejeto, simpático y abierto con todos los vecinos y muy hablador! A veces me vuelve loco pero todo compensa. Feliz cumpleaños a los dos.

    22 julio, 2018 en 9:07

    • Sé muy bien a qué te refieres cuando dices que te ha cambiado la vida, y también cuando dices que es muy hablador, jajaja 😀

      Gracias por participar, nos seguimos leyendo.

      ¡Un abrazo!

      22 julio, 2018 en 11:34

  5. Loly

    😍 me encanta y entiendo lo que expresas ya que yo con mi Perla al igual siento devoción y complicidad mutua..es de buenas personas aquel que no maltrata a las dos animales pero más aún si cabe aquel que siente lo que tú sientes por Lía..felicidades linda! Un fuerte abrazo Álvaro😘

    23 julio, 2018 en 14:58

    • ¡Muchísimas gracias Loly! Bienvenida a Anhelarium, gracias por comentar.

      Ah, muchos besos para ti y para Perla 🙂

      24 julio, 2018 en 18:55

  6. Ouch… ¡¡¡Preciosaaaa!!! Ya cinco añitos… ¡¡¡Y que sean muuuchos más!!! Hermosa entrada para esa maravillosa compañera minina, Álvaro… ¡¡Esos angelitos de cuatro patas son inigualables!! Las mías cumplen tres añitos ahora en agosto. Yo también es primera vez que tengo gatos, y en verdad son más prácticos de tener que los perritos. ¡¡Los animalitos en general son un amor, pero cuando ya uno tiene gatos, no los cambia por nada!! Las mías tampoco salen solas, jejej… 😉 Y bueno, lástima de su colmillito, pero a veces uno no las puede librar de todo… 😦

    Que sigan disfrutando juntos… ¡¡Un abrazote para ambos y muchos besitos desde Colombia!! Y que saludos gatunos para Lía también, de Inti y Mar… 🙂 🙂 :*

    25 julio, 2018 en 15:52

    • ¡Hola! Disculpa, se me pasó contestarte a este mensaje. Muchas muchas gracias por tu felicitación, Luz. Muchos besitos también para Inti, Mar y para ti. Disfrutemos mucho de la compañía tan maravillosa de estos lindos y pequeños seres 🙂

      7 agosto, 2018 en 21:31

    • Tranquilo, jejej… Disculpado! 😃😊😉 Sí, Dios nos permita disfrutar por muuuchos años más con estos angelitos!! 🐹🐹🐹 Gracias por tu mensaje y por los besitos!! 😃😃😃😘😘😘

      7 agosto, 2018 en 22:03

  7. Pero que mona que es!! Madre mía!!
    Te entiendo perfectamente, para mi, Canela y Manchis, mis dos perritas madre e hija, son como hijas mías. Yo hace 10 años adopte a Canela de la protectora de animales, y a los dos meses parió siete maravillosos cachorritos, nos quedamos con Manchitas y los demás los regalamos a vecinos.
    Sin duda han sido unos años maravillosos con ellas, me han dado mucha vida, para mi son mi familia. Ahora que se están haciendo mayorcitas y me imagino que un día pasaran a la otra vida, me entran ganas de llorar.
    En fin no me voy a enrollar mucho, me ha gustado mucho tu entrada dedicada a esa cosita tan adorable que tienes en tu vida, disfruta de ella y su compañía.

    Feliz verano a ti y tu Lia!!

    Un abrazo!!

    Cristina

    3 agosto, 2018 en 10:44

    • ¡Hola Cristina, bon dia!

      ¡Muchos besitos para Canela y Manchis! Me encantan los nombres que la gente le pone a sus mascotas. Adoptar a Lia ha sido la mejor decisión que he tomado en mi vida, así que imagino que adoptar a Canela hace ya una década también habrá sido de las mejores cosas que has hecho en tu vida. Y recalco bien la palabra adoptar, pues no estoy a favor de comprar animales. Con la cantidad de ellos que hay abandonados, hay que adoptar. Es lo más justo y sensato. Yo también me pongo triste y se me pone un nudo en la garganta si pienso en el día en que Lia ya no esté, pero esos pensamientos los aparto de mi cabeza lo más rápido que puedo. Lo malo es que a veces son inevitables. Me pasaba bastante con Falla (o Popito, como también la llamábamos), una perrita que se nos murió con 16 añitos. Le dediqué una entrada en Anhelarium cuando sucedió. Al saber que tenía tantos años y estaba tan viejita, esos pensamientos se me venían a menudo a la cabeza. No es más que por el amor que le tenemos a nuestras mascotas y lo mucho que valoramos su compañía.

      ¡Petonets, Cris!

      7 agosto, 2018 en 8:50

  8. Se los daré de tu parte, a mis perritas les encantan los besitos y los mimos!!
    Y por supuesto que es por el amor que les tenemos que tememos el final, a disfrutar de ellas lo máximo!
    Es curioso como un animal nos puede cambiar la vida, ahora que me pongo a pensar en los primero días con Canela y me pongo a llorar! Si es que uno no puede querer tanto!!
    Besos y abrazos para los dos!!

    7 agosto, 2018 en 9:23

  9. Que linda es lia y que bellos los dos

    8 agosto, 2018 en 5:53

  10. Los que tenemos mascotas entendemos lo que es sentir una compañía incondicional a nuestro lado. feliz por ella.

    10 agosto, 2018 en 22:33

    • El cariño que nos dan es el más sincero e incondicional, seguro. Un abrazo desde Cádiz, amigo.

      10 agosto, 2018 en 22:35

  11. Que bueno conocer a Lía. Es preciosa. La foto me encanta. Y todo lo que nos cuentas. Me encantan también los gatitos.
    Un abrazo y un gusto saludarte..

    12 agosto, 2018 en 2:47

¡Participa! [NO ES NECESARIO RELLENAR EL FORMULARIO PARA COMENTAR]

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.