Juegos

Alien Isolation. La mejor manera de despedirme de mi querida PS3

Una bonita relación

11 años va a cumplir mi PlayStation 3 estas navidades. Y llegará estando en perfectas condiciones. Durante todos estos años no he sentido la necesidad de hacerme con la PS4, todo lo contrario. Durante todos estos años ansiaba seguir disfrutando del extenso y lujoso catálogo de juegos que posee PS3. Sin lugar a dudas, esta consola a día de hoy posee la mejor colección de videojuegos. En aquél lejano mes de diciembre de 2008 la compré y desde entonces no me ha dado ni un solo problema. Puedo sentirme doblemente afortunado. Me he deleitado durante más de una década con una máquina maravillosa que no me ha dado nunca problema alguno. Sobre todo cada verano. Era terminar el curso y pasarme por el Game para comprarme cinco o seis juegos para pasármelos durante el verano. Menudas viciadas me pegado en todos estos veranos. Y este, por supuesto, igual. Este verano de 2018 decidí que fuera el último al que le dedicara toda mi atención a la PS3. Y es que desde hace ya varios meses, ahora sí, he sentido la tremenda necesidad de pasar al siguiente nivel. Desde que salió la PS4, muchos han sido los juegos que me han embelesado, pero más lo hacía la idea de seguir con la 3. Pero el cuerpo ya me pedía pasar a la siguiente generación (a buenas horas mangas verdes) de videoconsolas. Nunca he sido de Xbox, ni me interesa. Tampoco he sido muy fan de Nintendo aunque pasara muy buenos ratos en mi infancia con la clásica Nintendo NES y la GameBoy. Yo siempre  fui de SEGA y Sony.

Ayer mismo me compré la PS4. Aún quedan dos años para que salga la 5. Y cuando ya esté en el mercado, tendrá que pasar un año o dos para que la quinta máquina de Sony posea un interesante y amplio catálogo de juegos. Así, a bote pronto, aún tengo como tres o cuatro años por delante para disfrutar al máximo de la PlayStation 4. Y así haré. Pero antes, tenía que despedirme de alguien.

Alien Isolation. Una de las mejores entregas de PS3. ¡Tienes que jugarlo!

Quería sentir algo parecido a The Last Of Us, juego del que ya os hablé en Anhelarium hace unos veranos. Quería jugar a un juego que me brindara una experiencia así. Jugar a uno de esos juegos que te atrapa. Alien Isolation no tiene, ni gráfica ni técnicamente, las cualidades de The Last Of Us, ni tan siquiera tiene nada que ver en ningún aspecto con el de Naughty Dog.  Pero es de los que te enamoran al instante. No es simplemente un juego que entretiene y mola mucho, ideal para pasar la tarde. Alien Isolation es mucho más. Y si encima eres, como yo, fan de la saga Alien, no puedes dejar pasar este juego. Tampoco hace mucho que hablara en Anhelarium sobre la primera entrega de la saga. Publiqué una entrada rindiéndole homenaje a la obra maestra de Ridley Scott, Alien, el octavo pasajero (1979). Podéis leer la reseña pinchando en este enlace.

Los amigos de SEGA y The Creative Assembly han querido hacernos olvidar (y, muchas gracias) el mierdolo que fue aquél Aliens: Colonial Marines en 2013. Pedazo de mierda de juego, tío. Espero que no gastaras mucho dinero o tiempo en él. No, Alien Isolation hace que olvidemos el bochorno de Colonial Marines para que nos acojonemos con esta magistral obra que no puede ser más fiel a la película de Ridley Scott. Alien Isolation es un survival horror, un juego completamente inmersivo, que si además juegas a él utilizando unos cascos la experiencia es ya máxima. No es baladí decir que si juegas de noche, a oscuras, el juego se hace más opresivo. Este juego por momentos llega a ser desesperante. Te hace sentir que estás ahí, o mejor dicho, te hace sentir que el puto bicho está ahí, justo detrás tuya, a un paso de devorarte. Además, y como es comprensible, no puedes acabar con él, si te ve, estás muerto. Es por eso que Alien Isolation es uno de los mejores juegos de sigilo, el sigilo debe ser tu mayor virtud. Aquí no hay una acción pura y dura. Olvídate de pegar tiros, poner bombas, no, aquí no puedes hacer ruido. Las armas a las que tienes acceso sólo te servirán para defenderte de humanos y androides (estos últimos te pondrán también de los nervios).

De los mejores lanzamientos de PS3. Es el juego que la saga Alien se merecía tener

Eres Amanda Ripley, hija de la desaparecida teniente Ripley, oficial de la U.S.C.S.S. Nostromo. La joven Amanda es contactada por el androide Christopher Samuels que le informa que la caja negra de la Nostromo ha sido recuperada por la nave de transporte Anesidora que pertenece a la corporación Seegson en la estación Sevastopol, una estación espacial de comercio que orbita al rededor de KG348 en el sistema Zeta Reticuli. Amanda no duda y se dirige a la estación. Ahí comienza la pesadilla. Cuando Amanda y su equipo llegan a la estación, se la encuentran echa un caos, la estación está desolada y pronto se darán cuenta de la amenaza que acecha en sus entrañas. Sevastopol es una estación gigantesca, está llena de rincones y escondrijos, y tendrás que saber moverte muy bien para poder sobrevivir.

El juego enamoró a la prensa especialidada y por supuesto por los gamers. PC Gamers le dio al juego un nota de 93/100. GamesRadar un 4,5/5, Official Xbox Magazine dio al juego 9/10 y otras páginas de reseñas como GameRankings y Metacritic dieron un 85,5 % y un 80/100 respectivamente. El juego se desarrolla en primera persona, pero olvídate de vivir una experiencia tipo Call of Duty. Si buscas eso, este no es tu juego. Recalco que esto es un juego de horror y supervivencia. El juego es largo, pero no se hace pesado, y sí es cierto que es algo difícil aun poniéndote en el nivel más fácil. Y me explico: en el juego te matan mucho, aunque seas muy bueno y sigiloso. Si el el bicho te ve, estás muerto, es así de sencillo. Por suerte   hay muchos puntos de guardado y eso, en este juego, creedme, es un alivio.  Pero sí es cierto que te matan bastante. Y eso hace que el juego se te haga más largo y como dijera, en ocasiones desesperante, porque si a eso le sumas lo angustioso que resulta el ambiente en el que está envuelta Amanda (la Sevastopol parece el escenario onírico perfecto para una pesadilla al estilo de David Lynch) y lo opresivo que resulta el alien, al que escuchas moverse a cada momento y muy cerca tuya, hacen que el clima sea denso, angustioso.

Ha sido una bonita forma de despedirme de la PS3 y encima en verano donde más ligado he estado a ella. Este verano he pasado largas tardes y madrugadas jugando a este Alien Isolation. Mi PS3 está en perfectas condiciones. Seguramente algún día la vuelva a encender y a disfrutar de ella. Con respecto al juego, podría contaros muchas más cosas sobre él. Detalles, consejos, pero seguro interferiría en la experiencia de juego. Así que prefiero que la sorpresa sea mayor para ti y te deleites con esta genialidad. De los mejores lanzamientos de PS3. Es el juego que la saga Alien se merecía tener. Juega y dime como ha sido tu experiencia con este Alien Isolation.

¡GRACIAS ALIEN ISOLATION! Por una una experiencia de juego estupenda. ¡GRACIAS PS3! Por tantos años a mi lado, por tan buenos momentos. Y los que te quedan por darme, seguro. 

 


The Last Of Us. El mejor videojuego al que he jugado nunca

The-last-of-us-ps3-zona-zhero

Escribir sobre videojuegos en Anhelarium no es nada habitual. Sólo hay que ver la poca cantidad de entradas sobre este tema en el blog. Jugar a videojuegos es algo que me gusta mucho, y me llega realmente a apasionar cuando el juego en sí me entusiasma. Pero es una afición a la que le dedico tiempo cuando precisamente tengo mucho tiempo libre. Y eso es en verano. A lo largo del año, al estar liado con otras cosas más importantes, donde el tiempo libre se reduce considerablemente, priorizo otras aficiones. Pero en verano, bien sabe Dios que le doy mucho uso a mi querida Play Station. Y es ahora, en pleno verano, cuando me acuerdo muchísimo de lo bien que lo pasé el año pasado por estas fechas con The Last Of Us. Echo mucho de menos viciarme a un juego así en este periodo vacacional. Tanto que me han entrado ganas de escribir para el blog sobre este gran juego que no podéis perderos. He intentando buscar juegos que se le parezca, pero nada. En todo caso el Uncharted, pero me gustaría empezar por el primero de la saga y tendré que tirar de comprar por Internet puesto que no lo encuentro en ningún lado. Lo cierto es que he llegado a pensar en pasarme de nuevo el juego del que hoy os hablo. Pero ya lo disfruté muchísimo en su momento y ahora me pienso pasar largas y buenas horas ante tres shooters (me encantan los shooters). Pero ya tendrán su merecida entrada cuando me los acabe. Ahora sólo quiero dedicarle esta entrada al que de verdad digo con toda convicción, que es el mejor videojuego al que he jugado nunca.

Ya había leído sobre The Last Of Us y la excelente crítica que arrastraba desde que se lanzara el 14 de junio de 2013. Este juego se suma a la larga moda de escenarios apocalípticos que tanto molan y nos presenta a Joel, un contrabandista que se busca la vida como puede y a Ellie, una joven adolescente que enamorará a todo aquél que se ponga a lo mandos ante este videojuego. The Last Of Us nos explica desde el primer momento lo que ha sucedido en el mundo. Este a sucumbido ante una extraña infección, una especie de hongo que arrasa con la vida de las personas convirtiéndolas en caníbales. Desde el primer minuto, el juego nos adentra en la historia y coloca con esmero las piezas en el tablero. La historia no es enrevesada, es cruel y emotiva, llena de acción y momentos de autentico terror. El juego está perfectamente elaborado, no sólo por sus sorprendentes gráficos, para que sientas lo que es la supervivencia. Quizás sea ese realismo lo que hace que este videojuego sea una verdadera joya. La manera en la que la historia te hará que te muevas fuera de la zona de cuarentena, la tensión que se palpa a cada paso, los recursos tan limitados, la sensación de asfixia que en ocasiones trasmite. La historia que relata este juego es una historia angustiosa y esa sensación por momentos la traslada al que se pone a los mandos de este gran juego. Es muy peligroso deambular por ahí fuera, así que el sigilo será tu capacidad a desarrollar. No es un juego largo, pero en ocasiones requiere paciencia.

last-of-us-logo_kev6

Otra de las cosas que me sorprendió de este juego es la manera en la que empalizas con sus personajes. Empalizo mucho con los personajes de una película, me adentro en la historia, es algo habitual en mí cuando veo cine, pero jamás me había pasado con un videojuego. Ellie, la chica de catorce años que protagoniza este juego, llega a radiar ternura haciendo que sientas ese deseo de protegerla como si verdaderamente de tu hija, tu hermana o tu novia se tratara. Es impresionante lo humanos que son todos y cada uno de los personajes que salen en este The Last Of Us. Y lo de humanos lo uso también para deciros lo crudo que es este videojuego. Refleja al ser humano tal y como es: cruel. No es un juego para niños, desde luego. Su clima apocalíptico no sólo se basa en unos escenarios devastados y caóticos, sino en plasmar como los hombres y mujeres reaccionan ante un escenario tan devastador y desprotegido. No sólo los infectados serán tus enemigos, más lo será el propio superviviente con el que te cruces. Este juego, el juego más humano con el que puedas toparte hasta la fecha, refleja también la parte oscura e inhumana nosotros mismos.

El tratamiento gráfico es una maravilla. Jamás tanto caos y destrucción resultaba tan bello a la vista. Yo, jamás he visto en un juego una lluvia tan real. Pero no se me puede pasar resaltar el tremendo trato que tienen los rostros de cada personaje. Ellie y sobre todo Joel tienen unos rostros muy cuidados que generan ese realismo al verse acompañados por unos actores de doblaje que hacen su trabajo a la perfección. Unos gráficos que acompañados de unos efectos de sonido muy conseguidos dotan al juego de un realismo inusitado que tiene aún más relevancia en sus escenas de vídeo. Gustavo Santaolalla es el encargado de poner música a esta historia y he de confesaros que al acabar el juego tuve que hacerme con su banda sonora. Es preciosa, algo triste (normal y acorde con la historia del juego), pero muy sentida. Todo el videojuego en sí es una belleza. Su jugabilidad era la que uno podía esperar. Muy fácil aunque en ocasiones, en el manejo de armas, haya que agudizar la puntería.

Con juegos así, desde luego uno no necesita, o al menos no anhela, una nueva generación de videoconsolas. Yo, particularmente, sigo enganchado a mi Play Station 3. Para la próxima navidad cumplirá una década y quizás, muy probablemente, sea porque es en verano cuando más caña le doy, el hecho de que me esté durando tanto. Y ahora, con eso de que en breve saldrá la nueva versión de la PS4, me alegro no haberla comprado y seguir con la 3 a la que le estoy dando mucho uso en este relajado, largo y merecido verano.


Call of Duty: Ghosts. Los videojuegos son para el verano

video_game_wallpaper_awesome_581_hd_backgroundsHace poco volví a leer con mucho cariño una entrada que escribiera hace ya casi cinco años, titulada Yo y los videojuegos. En ese post hacía un repaso de todas aquellas videoconsolas que habían pasado por mi vida y mi relación con ellas. Comentaba también lo mucho que he disfrutado jugando a juegos de ordenador y videoconsolas, pero dejando claro que jamás ha sido una prioridad para mí, pues he preferido siempre otro tipo de aficiones. Nunca he antepuesto quedarme en casa jugando a videojuegos a salir con amigos. Nunca he llegado al límite de verme totalmente adicto a esto de las videoconsolas.

Y si bien es cierto que me mantengo en lo dicho en aquél artículo de hace cinco años, pues prosigo en esa fiel relación con las videoconsolas sin que éstas sean prioritarias y ocupen todo mi tiempo libre, reconozco que en estos últimos años le he echado más horas de lo que antes solía dedicarle a jugar a videojuegos. Precisamente en estos últimos cuatro o cinco años he desempolvado mi Play Station 3 y le he dado caña a varios juegos como los consecutivos FIFA, Assassins Creed o Call Of Duty, ya que son las sagas que más me apasionan. Y he decidido titular este post de esta manera porque es en el verano cuando me pongo a los mandos y le dedico tiempo a la consola. En invierno, salvo echar algún que otro FIFA con amigos cuando éstos vienen a casa, no le dedico apenas tiempo, pues sobre todo debido a la Universidad, tiempo libre durante el curso es lo que menos tengo.

Pero llega el verano y el tiempo libre le sienta a uno como un auténtico bálsamo. Hay tiempo para resarcirme cuanto y como quiera. Gozo sabiendo que tengo tiempo de sobra para recrearme con todos esos gustos y aficiones que más me seducen. Siempre he dicho que los videojuegos están en última posición en el ranking de hobbies que suelo tener, pero el verano me ofrece poder dedicarle tiempo a todo lo que me plazca. Ahhh…qué maravilla…

Se ha convertido en costumbre para mí aprovisionar mi habitación de juegos cada verano y pasármelos poco a poco durante todo el solsticio. Sobre todo en esas horas de la tarde en las que el calor aprieta sin clemencia alguna y uno no se atreve a salir de casa separándose del aire acondicionado. Por esto, al leer esta vieja entrada de blog, me he dicho a mí mismo que tengo que escribir un poco más en Anhelarium sobre esos videojuegos. Sin duda es de lo que menos he hablado en el blog y me apetece dedicarles un poco más de atención. Por eso, para esta ocasión, decido hablaros en esta nueva entrada sobre uno de los juegos de este verano, el primero al que comencé a jugar a finales del pasado mes de junio y que me pasé en apenas un par de días: Call Of Duty: Ghosts.

La saga de shooters más vendida de todos los tiempos

call_of_duty_ghosts-HDInfinity Ward y Activision hacen piña para ofrecernos otro apasionante e intenso juego que Call Of Duty. Este nuevo juego repite el esquema de sus predecesores pero con una nueva fórmula, haciendo que la campaña individual cobre mayor fuerza y el modo multijugador se vea potenciado con nuevas alternativas. Yo personalmente no juego nunca al modo multijugador, me agobia la cantidad de flipaos que pululan, mi paciencia no los soporta. Me gusta jugar de manera distendida, tranquila, a mi ritmo. Por eso para mí los Call Of Duty sólo existen en modo campaña. Por lo tanto no puedo ofreceros un análisis sobre la opción multijugador. Ni la he probado. Pero estos programadores del Call Of Duty siempre se superan por cada entrega y no dudo en que en cada ocasión el modo multijugador sea más y más completo y emocionante.

Aun sabiendo que el modo multijugador es lo que le ha dado mayor fama a esta saga de videojuegos, en mi humilde opinión, su mayor virtud la encontramos en el modo campaña. Y es que los Call Of Duty han sabido reflejar una buena historia de acción en cada una de sus entregas. Call of Duty: Ghosts se aleja de la historia bélica en la que se centra Modern Warfare y nos narra la historia de un padre y sus dos hijos que se verán envueltos en una apocalíptica guerra provocada por La Federación, una organización militar mundial que ha puesto en jaque al mundo tras hacerse con el control de la base espacial americana Odín, con el que destruyeron San Diego, dando comienzo a esta guerra. Esta facción antagonista está liderada por Rorke, el malo malote de esta nueva y trepidante entrega de CoD. Así, Elias, Hesh y Logan, miembros de una unidad militar denominada Ghosts, serán los protagonistas de estas 18 misiones que componen el juego lleno de flashbacks que nos harán comprender aspectos de la trama.

eurogamer-bbix4w

Como elementos novedosos en este nuevo juego, podrás utilizar perros de combate o misiones espaciales y subacuáticas. A esto le sumamos las ya conocidas escenas en helicóptero, jeep o tanques. La campaña individual dura aproximadamente unas 7 u 8 horas. Tiempo suficiente para entretenernos disparando a diestro y siniestro.

En cuanto a su jugabilidad: como siempre, una pasada. El manejo de armas y accesorios es claro y fácil de controlar. El fan incondicional de los CoD no puede sentirse insatisfecho con esta nueva entrega. He llegado a leer que para muchos este trabajo es el peor de la franquicia. Decir esto a mi modo de ver impregna con una carga muy peyorativa al juego, algo que no se merece. Es cierto que no muestra una novedad, no arriesga como sus predecesores, es una prolongación más a lo ya mostrado en otras entregas que sí causaron mucho furor, como el MW 2 o 3, que resultaron ser un paso de gigante en esto de los juegos de disparo. Pero es un juego eficiente. Esto es puro entretenimiento y juegos así vamos a tener para hartarnos. Estamos ante la mayor industria en a lo que entretenimiento se refiere y este CoD: Ghosts no es más que un artículo más para pasar el rato distendidamente.

Y ya, si eres de los que se estrenan en el mundo de los shooters con este Ghosts, imposible que este juega pueda dejarte impasible. Gráficamente y teniendo en cuenta que este juego se publicó en 2013 para plataformas ya un tanto anticuadas como Ps3 y Xbox 360, me resulta un trabajo bastante conseguido. Estos juegos siempre muestran una puesta en escena bastante atractiva.