Juegos

Alien Isolation. La mejor manera de despedirme de mi querida PS3

Una bonita relación

11 años va a cumplir mi PlayStation 3 estas navidades. Y llegará estando en perfectas condiciones. Durante todos estos años no he sentido la necesidad de hacerme con la PS4, todo lo contrario. Durante todos estos años ansiaba seguir disfrutando del extenso y lujoso catálogo de juegos que posee PS3. Sin lugar a dudas, esta consola a día de hoy posee la mejor colección de videojuegos. En aquél lejano mes de diciembre de 2008 la compré y desde entonces no me ha dado ni un solo problema. Puedo sentirme doblemente afortunado. Me he deleitado durante más de una década con una máquina maravillosa que no me ha dado nunca problema alguno. Sobre todo cada verano. Era terminar el curso y pasarme por el Game para comprarme cinco o seis juegos para pasármelos durante el verano. Menudas viciadas me pegado en todos estos veranos. Y este, por supuesto, igual. Este verano de 2018 decidí que fuera el último al que le dedicara toda mi atención a la PS3. Y es que desde hace ya varios meses, ahora sí, he sentido la tremenda necesidad de pasar al siguiente nivel. Desde que salió la PS4, muchos han sido los juegos que me han embelesado, pero más lo hacía la idea de seguir con la 3. Pero el cuerpo ya me pedía pasar a la siguiente generación (a buenas horas mangas verdes) de videoconsolas. Nunca he sido de Xbox, ni me interesa. Tampoco he sido muy fan de Nintendo aunque pasara muy buenos ratos en mi infancia con la clásica Nintendo NES y la GameBoy. Yo siempre  fui de SEGA y Sony.

Ayer mismo me compré la PS4. Aún quedan dos años para que salga la 5. Y cuando ya esté en el mercado, tendrá que pasar un año o dos para que la quinta máquina de Sony posea un interesante y amplio catálogo de juegos. Así, a bote pronto, aún tengo como tres o cuatro años por delante para disfrutar al máximo de la PlayStation 4. Y así haré. Pero antes, tenía que despedirme de alguien.

Alien Isolation. Una de las mejores entregas de PS3. ¡Tienes que jugarlo!

Quería sentir algo parecido a The Last Of Us, juego del que ya os hablé en Anhelarium hace unos veranos. Quería jugar a un juego que me brindara una experiencia así. Jugar a uno de esos juegos que te atrapa. Alien Isolation no tiene, ni gráfica ni técnicamente, las cualidades de The Last Of Us, ni tan siquiera tiene nada que ver en ningún aspecto con el de Naughty Dog.  Pero es de los que te enamoran al instante. No es simplemente un juego que entretiene y mola mucho, ideal para pasar la tarde. Alien Isolation es mucho más. Y si encima eres, como yo, fan de la saga Alien, no puedes dejar pasar este juego. Tampoco hace mucho que hablara en Anhelarium sobre la primera entrega de la saga. Publiqué una entrada rindiéndole homenaje a la obra maestra de Ridley Scott, Alien, el octavo pasajero (1979). Podéis leer la reseña pinchando en este enlace.

Los amigos de SEGA y The Creative Assembly han querido hacernos olvidar (y, muchas gracias) el mierdolo que fue aquél Aliens: Colonial Marines en 2013. Pedazo de mierda de juego, tío. Espero que no gastaras mucho dinero o tiempo en él. No, Alien Isolation hace que olvidemos el bochorno de Colonial Marines para que nos acojonemos con esta magistral obra que no puede ser más fiel a la película de Ridley Scott. Alien Isolation es un survival horror, un juego completamente inmersivo, que si además juegas a él utilizando unos cascos la experiencia es ya máxima. No es baladí decir que si juegas de noche, a oscuras, el juego se hace más opresivo. Este juego por momentos llega a ser desesperante. Te hace sentir que estás ahí, o mejor dicho, te hace sentir que el puto bicho está ahí, justo detrás tuya, a un paso de devorarte. Además, y como es comprensible, no puedes acabar con él, si te ve, estás muerto. Es por eso que Alien Isolation es uno de los mejores juegos de sigilo, el sigilo debe ser tu mayor virtud. Aquí no hay una acción pura y dura. Olvídate de pegar tiros, poner bombas, no, aquí no puedes hacer ruido. Las armas a las que tienes acceso sólo te servirán para defenderte de humanos y androides (estos últimos te pondrán también de los nervios).

De los mejores lanzamientos de PS3. Es el juego que la saga Alien se merecía tener

Eres Amanda Ripley, hija de la desaparecida teniente Ripley, oficial de la U.S.C.S.S. Nostromo. La joven Amanda es contactada por el androide Christopher Samuels que le informa que la caja negra de la Nostromo ha sido recuperada por la nave de transporte Anesidora que pertenece a la corporación Seegson en la estación Sevastopol, una estación espacial de comercio que orbita al rededor de KG348 en el sistema Zeta Reticuli. Amanda no duda y se dirige a la estación. Ahí comienza la pesadilla. Cuando Amanda y su equipo llegan a la estación, se la encuentran echa un caos, la estación está desolada y pronto se darán cuenta de la amenaza que acecha en sus entrañas. Sevastopol es una estación gigantesca, está llena de rincones y escondrijos, y tendrás que saber moverte muy bien para poder sobrevivir.

El juego enamoró a la prensa especialidada y por supuesto por los gamers. PC Gamers le dio al juego un nota de 93/100. GamesRadar un 4,5/5, Official Xbox Magazine dio al juego 9/10 y otras páginas de reseñas como GameRankings y Metacritic dieron un 85,5 % y un 80/100 respectivamente. El juego se desarrolla en primera persona, pero olvídate de vivir una experiencia tipo Call of Duty. Si buscas eso, este no es tu juego. Recalco que esto es un juego de horror y supervivencia. El juego es largo, pero no se hace pesado, y sí es cierto que es algo difícil aun poniéndote en el nivel más fácil. Y me explico: en el juego te matan mucho, aunque seas muy bueno y sigiloso. Si el el bicho te ve, estás muerto, es así de sencillo. Por suerte   hay muchos puntos de guardado y eso, en este juego, creedme, es un alivio.  Pero sí es cierto que te matan bastante. Y eso hace que el juego se te haga más largo y como dijera, en ocasiones desesperante, porque si a eso le sumas lo angustioso que resulta el ambiente en el que está envuelta Amanda (la Sevastopol parece el escenario onírico perfecto para una pesadilla al estilo de David Lynch) y lo opresivo que resulta el alien, al que escuchas moverse a cada momento y muy cerca tuya, hacen que el clima sea denso, angustioso.

Ha sido una bonita forma de despedirme de la PS3 y encima en verano donde más ligado he estado a ella. Este verano he pasado largas tardes y madrugadas jugando a este Alien Isolation. Mi PS3 está en perfectas condiciones. Seguramente algún día la vuelva a encender y a disfrutar de ella. Con respecto al juego, podría contaros muchas más cosas sobre él. Detalles, consejos, pero seguro interferiría en la experiencia de juego. Así que prefiero que la sorpresa sea mayor para ti y te deleites con esta genialidad. De los mejores lanzamientos de PS3. Es el juego que la saga Alien se merecía tener. Juega y dime como ha sido tu experiencia con este Alien Isolation.

¡GRACIAS ALIEN ISOLATION! Por una una experiencia de juego estupenda. ¡GRACIAS PS3! Por tantos años a mi lado, por tan buenos momentos. Y los que te quedan por darme, seguro. 

 


The Last Of Us. El mejor videojuego al que he jugado nunca

The-last-of-us-ps3-zona-zhero

Escribir sobre videojuegos en Anhelarium no es nada habitual. Sólo hay que ver la poca cantidad de entradas sobre este tema en el blog. Jugar a videojuegos es algo que me gusta mucho, y me llega realmente a apasionar cuando el juego en sí me entusiasma. Pero es una afición a la que le dedico tiempo cuando precisamente tengo mucho tiempo libre. Y eso es en verano. A lo largo del año, al estar liado con otras cosas más importantes, donde el tiempo libre se reduce considerablemente, priorizo otras aficiones. Pero en verano, bien sabe Dios que le doy mucho uso a mi querida Play Station. Y es ahora, en pleno verano, cuando me acuerdo muchísimo de lo bien que lo pasé el año pasado por estas fechas con The Last Of Us. Echo mucho de menos viciarme a un juego así en este periodo vacacional. Tanto que me han entrado ganas de escribir para el blog sobre este gran juego que no podéis perderos. He intentando buscar juegos que se le parezca, pero nada. En todo caso el Uncharted, pero me gustaría empezar por el primero de la saga y tendré que tirar de comprar por Internet puesto que no lo encuentro en ningún lado. Lo cierto es que he llegado a pensar en pasarme de nuevo el juego del que hoy os hablo. Pero ya lo disfruté muchísimo en su momento y ahora me pienso pasar largas y buenas horas ante tres shooters (me encantan los shooters). Pero ya tendrán su merecida entrada cuando me los acabe. Ahora sólo quiero dedicarle esta entrada al que de verdad digo con toda convicción, que es el mejor videojuego al que he jugado nunca.

Ya había leído sobre The Last Of Us y la excelente crítica que arrastraba desde que se lanzara el 14 de junio de 2013. Este juego se suma a la larga moda de escenarios apocalípticos que tanto molan y nos presenta a Joel, un contrabandista que se busca la vida como puede y a Ellie, una joven adolescente que enamorará a todo aquél que se ponga a lo mandos ante este videojuego. The Last Of Us nos explica desde el primer momento lo que ha sucedido en el mundo. Este a sucumbido ante una extraña infección, una especie de hongo que arrasa con la vida de las personas convirtiéndolas en caníbales. Desde el primer minuto, el juego nos adentra en la historia y coloca con esmero las piezas en el tablero. La historia no es enrevesada, es cruel y emotiva, llena de acción y momentos de autentico terror. El juego está perfectamente elaborado, no sólo por sus sorprendentes gráficos, para que sientas lo que es la supervivencia. Quizás sea ese realismo lo que hace que este videojuego sea una verdadera joya. La manera en la que la historia te hará que te muevas fuera de la zona de cuarentena, la tensión que se palpa a cada paso, los recursos tan limitados, la sensación de asfixia que en ocasiones trasmite. La historia que relata este juego es una historia angustiosa y esa sensación por momentos la traslada al que se pone a los mandos de este gran juego. Es muy peligroso deambular por ahí fuera, así que el sigilo será tu capacidad a desarrollar. No es un juego largo, pero en ocasiones requiere paciencia.

last-of-us-logo_kev6

Otra de las cosas que me sorprendió de este juego es la manera en la que empalizas con sus personajes. Empalizo mucho con los personajes de una película, me adentro en la historia, es algo habitual en mí cuando veo cine, pero jamás me había pasado con un videojuego. Ellie, la chica de catorce años que protagoniza este juego, llega a radiar ternura haciendo que sientas ese deseo de protegerla como si verdaderamente de tu hija, tu hermana o tu novia se tratara. Es impresionante lo humanos que son todos y cada uno de los personajes que salen en este The Last Of Us. Y lo de humanos lo uso también para deciros lo crudo que es este videojuego. Refleja al ser humano tal y como es: cruel. No es un juego para niños, desde luego. Su clima apocalíptico no sólo se basa en unos escenarios devastados y caóticos, sino en plasmar como los hombres y mujeres reaccionan ante un escenario tan devastador y desprotegido. No sólo los infectados serán tus enemigos, más lo será el propio superviviente con el que te cruces. Este juego, el juego más humano con el que puedas toparte hasta la fecha, refleja también la parte oscura e inhumana nosotros mismos.

El tratamiento gráfico es una maravilla. Jamás tanto caos y destrucción resultaba tan bello a la vista. Yo, jamás he visto en un juego una lluvia tan real. Pero no se me puede pasar resaltar el tremendo trato que tienen los rostros de cada personaje. Ellie y sobre todo Joel tienen unos rostros muy cuidados que generan ese realismo al verse acompañados por unos actores de doblaje que hacen su trabajo a la perfección. Unos gráficos que acompañados de unos efectos de sonido muy conseguidos dotan al juego de un realismo inusitado que tiene aún más relevancia en sus escenas de vídeo. Gustavo Santaolalla es el encargado de poner música a esta historia y he de confesaros que al acabar el juego tuve que hacerme con su banda sonora. Es preciosa, algo triste (normal y acorde con la historia del juego), pero muy sentida. Todo el videojuego en sí es una belleza. Su jugabilidad era la que uno podía esperar. Muy fácil aunque en ocasiones, en el manejo de armas, haya que agudizar la puntería.

Con juegos así, desde luego uno no necesita, o al menos no anhela, una nueva generación de videoconsolas. Yo, particularmente, sigo enganchado a mi Play Station 3. Para la próxima navidad cumplirá una década y quizás, muy probablemente, sea porque es en verano cuando más caña le doy, el hecho de que me esté durando tanto. Y ahora, con eso de que en breve saldrá la nueva versión de la PS4, me alegro no haberla comprado y seguir con la 3 a la que le estoy dando mucho uso en este relajado, largo y merecido verano.


Call of Duty: Ghosts. Los videojuegos son para el verano

video_game_wallpaper_awesome_581_hd_backgroundsHace poco volví a leer con mucho cariño una entrada que escribiera hace ya casi cinco años, titulada Yo y los videojuegos. En ese post hacía un repaso de todas aquellas videoconsolas que habían pasado por mi vida y mi relación con ellas. Comentaba también lo mucho que he disfrutado jugando a juegos de ordenador y videoconsolas, pero dejando claro que jamás ha sido una prioridad para mí, pues he preferido siempre otro tipo de aficiones. Nunca he antepuesto quedarme en casa jugando a videojuegos a salir con amigos. Nunca he llegado al límite de verme totalmente adicto a esto de las videoconsolas.

Y si bien es cierto que me mantengo en lo dicho en aquél artículo de hace cinco años, pues prosigo en esa fiel relación con las videoconsolas sin que éstas sean prioritarias y ocupen todo mi tiempo libre, reconozco que en estos últimos años le he echado más horas de lo que antes solía dedicarle a jugar a videojuegos. Precisamente en estos últimos cuatro o cinco años he desempolvado mi Play Station 3 y le he dado caña a varios juegos como los consecutivos FIFA, Assassins Creed o Call Of Duty, ya que son las sagas que más me apasionan. Y he decidido titular este post de esta manera porque es en el verano cuando me pongo a los mandos y le dedico tiempo a la consola. En invierno, salvo echar algún que otro FIFA con amigos cuando éstos vienen a casa, no le dedico apenas tiempo, pues sobre todo debido a la Universidad, tiempo libre durante el curso es lo que menos tengo.

Pero llega el verano y el tiempo libre le sienta a uno como un auténtico bálsamo. Hay tiempo para resarcirme cuanto y como quiera. Gozo sabiendo que tengo tiempo de sobra para recrearme con todos esos gustos y aficiones que más me seducen. Siempre he dicho que los videojuegos están en última posición en el ranking de hobbies que suelo tener, pero el verano me ofrece poder dedicarle tiempo a todo lo que me plazca. Ahhh…qué maravilla…

Se ha convertido en costumbre para mí aprovisionar mi habitación de juegos cada verano y pasármelos poco a poco durante todo el solsticio. Sobre todo en esas horas de la tarde en las que el calor aprieta sin clemencia alguna y uno no se atreve a salir de casa separándose del aire acondicionado. Por esto, al leer esta vieja entrada de blog, me he dicho a mí mismo que tengo que escribir un poco más en Anhelarium sobre esos videojuegos. Sin duda es de lo que menos he hablado en el blog y me apetece dedicarles un poco más de atención. Por eso, para esta ocasión, decido hablaros en esta nueva entrada sobre uno de los juegos de este verano, el primero al que comencé a jugar a finales del pasado mes de junio y que me pasé en apenas un par de días: Call Of Duty: Ghosts.

La saga de shooters más vendida de todos los tiempos

call_of_duty_ghosts-HDInfinity Ward y Activision hacen piña para ofrecernos otro apasionante e intenso juego que Call Of Duty. Este nuevo juego repite el esquema de sus predecesores pero con una nueva fórmula, haciendo que la campaña individual cobre mayor fuerza y el modo multijugador se vea potenciado con nuevas alternativas. Yo personalmente no juego nunca al modo multijugador, me agobia la cantidad de flipaos que pululan, mi paciencia no los soporta. Me gusta jugar de manera distendida, tranquila, a mi ritmo. Por eso para mí los Call Of Duty sólo existen en modo campaña. Por lo tanto no puedo ofreceros un análisis sobre la opción multijugador. Ni la he probado. Pero estos programadores del Call Of Duty siempre se superan por cada entrega y no dudo en que en cada ocasión el modo multijugador sea más y más completo y emocionante.

Aun sabiendo que el modo multijugador es lo que le ha dado mayor fama a esta saga de videojuegos, en mi humilde opinión, su mayor virtud la encontramos en el modo campaña. Y es que los Call Of Duty han sabido reflejar una buena historia de acción en cada una de sus entregas. Call of Duty: Ghosts se aleja de la historia bélica en la que se centra Modern Warfare y nos narra la historia de un padre y sus dos hijos que se verán envueltos en una apocalíptica guerra provocada por La Federación, una organización militar mundial que ha puesto en jaque al mundo tras hacerse con el control de la base espacial americana Odín, con el que destruyeron San Diego, dando comienzo a esta guerra. Esta facción antagonista está liderada por Rorke, el malo malote de esta nueva y trepidante entrega de CoD. Así, Elias, Hesh y Logan, miembros de una unidad militar denominada Ghosts, serán los protagonistas de estas 18 misiones que componen el juego lleno de flashbacks que nos harán comprender aspectos de la trama.

eurogamer-bbix4w

Como elementos novedosos en este nuevo juego, podrás utilizar perros de combate o misiones espaciales y subacuáticas. A esto le sumamos las ya conocidas escenas en helicóptero, jeep o tanques. La campaña individual dura aproximadamente unas 7 u 8 horas. Tiempo suficiente para entretenernos disparando a diestro y siniestro.

En cuanto a su jugabilidad: como siempre, una pasada. El manejo de armas y accesorios es claro y fácil de controlar. El fan incondicional de los CoD no puede sentirse insatisfecho con esta nueva entrega. He llegado a leer que para muchos este trabajo es el peor de la franquicia. Decir esto a mi modo de ver impregna con una carga muy peyorativa al juego, algo que no se merece. Es cierto que no muestra una novedad, no arriesga como sus predecesores, es una prolongación más a lo ya mostrado en otras entregas que sí causaron mucho furor, como el MW 2 o 3, que resultaron ser un paso de gigante en esto de los juegos de disparo. Pero es un juego eficiente. Esto es puro entretenimiento y juegos así vamos a tener para hartarnos. Estamos ante la mayor industria en a lo que entretenimiento se refiere y este CoD: Ghosts no es más que un artículo más para pasar el rato distendidamente.

Y ya, si eres de los que se estrenan en el mundo de los shooters con este Ghosts, imposible que este juega pueda dejarte impasible. Gráficamente y teniendo en cuenta que este juego se publicó en 2013 para plataformas ya un tanto anticuadas como Ps3 y Xbox 360, me resulta un trabajo bastante conseguido. Estos juegos siempre muestran una puesta en escena bastante atractiva.

 


Assassin’s Creed II

Por fin terminaron los exámenes y por fin he podido tener tiempo para terminar de pasarme este Assassin’s Creed II. Como ya dije, me ha cautivado esta saga por completo, me parece soberanamente genial y como comenté en el artículo de la primera entrega de la saga, esta secuela es infinitamente mejor que su antecesora.

Lo primero que me llamó la atención al comenzar este juego fue sin duda su mejora en cuanto a gráficos, sin parecer exagerado, los primeros minutos del juego me dediqué sola y exclusivamente a recrearme en estos gráficos, en sus contornos y colores, todos ellos muy bien elaborados. Ya, posteriormente, compruebas la cantidad de cosas que puedes hacer en esta entrega. Son tantas las actividades a realizar que en ocasiones me recordaba a juegos tipo Saint Row o GTA. Ahora puedes comprar ropa, armaduras, teñirte las vestimentas al color que más te guste, puedes adquirir los servicios de prostitutas, matones, además de tener la posibilidad de poder administrar toda una villa propiedad de los hassasssins.

Una vez que compruebas todo esto, y se te ha introducido paulatinamente en la historia, pasas a comprobar que el nivel de jugabilidad vuelve a ser algo novedoso y por supuesto, óptimo si lo comparamos con el anterior juego.

Ezio Auditore, el protagonista de esta ocasión, hará el juego más fácil ya que adquiere el doble de movimientos, ataques y defensas que Altair, el cual a mí personalmente, y a pesar de que sabía manejar adecuadamente todos sus controles, me resultaba bastante tosco en cuanto a su manejo general, me resultaba en ocasiones bastante torpe los movimientos de este personaje. Será cuestión del juego en sí, ya que para nada ocurre en este ACII.

Ahora con Ezio, el juego te resultará más fácil y llevadero. No habrá enemigos que se te resistan. El manejo y cambio de toda la gran cantidad de armas que puedes utilizar hace que todo sea coser y cantar. Esta frase siempre me ha llamado la atención, no sé, pero creo que realmente coser y cantar a la vez no tiene que ser muy fácil ¿no?, me resulta algo curioso. Pero sigamos con el juego y dejemos mis pedos mentales.

Ya, metiéndonos en la historia del juego, y sin pretender espoilear a nadie, aquí de nuevo el juego gana por enteros. La historia, que tan simple parecía en la primera entrega, aquí adquiere una gran extensión e inesperados enredos argumentales. Ocurre en el siglo 21, teniendo como protagonista a Desmond Miles quien intenta escapar de la corporación Abstergo con la ayuda de Lucy Stillman luego de haber sido forzado a revivir los recuerdos genéticos de su antepasado Altaïr ibn La-Ahad a través de la máquina conocida como Animus, eventos que ocurrieron en el primer juego. Luego de escapar, Desmond se ve en la necesidad de accesar un dispositivo similar pero más avanzado (el Animus 2.0) para revivir las memorias de otro de sus antepasados, Ezio Auditore da Firenze, quien vivió durante el período renacentista italiano del siglo 15 en Italia. El jugador pasa a controlar entonces a Ezio, quien se convierte en un Asesino después de ser testigo de una traición a su familia. A medida que avanzas en el juego, y como suele pasar en muchos juegos del estilo, podrás encontrar una gran cantidad de misiones secundarias que para nada afectan y para nada tienen que ver a los acontecimientos de la historia, vamos, en otras palabras, puedes pasar de ellas si quieres. Por otra parte, y esto es de obligada tarea resaltar, con Assassin’s Creed II no volverás a recaer en la monotonía, las misiones, sobre todo las importantes, las principales, no son repetitivas a diferencia del primero, algo que por qué vamos a negarlo, cansaba bastante. Además contiene una variedad de puzles y enigmas que en su mayoría no son necesarios para la resolución del juego, eso es para los que adoran la idea de pasarse el juego con todos los trofeos y logros desbloqueados, yo reconozco que no me incluyo en ese grupo, soy más de ir directo al grano.

Actualmente me he desprendido de todos los exámenes y en estas vacaciones de Semana Santa intentaré pasarme la que es la tercera entrega, Assassin’s Creed: La Hermandad y que hoy mismo he comprado. De esta forma, ya en verano tan sólo tendría que pasarme la cuarta secuela, Assassin’s Creed Revelations, y en octubre, disfrutar como muchos harán, del nuevo juego de los de Ubisoft, Assassin’s Creed 3, en esta ocasión, ambientado en la Guerra de Independencia de los Estados Unidos en 1777.

Una vez más, ¡os los recomiendo al 100% jóvenes! ¡Es tremendo!

-> Quizás le pueda interesar:



Assassin’s Creed – El solemne comienzo de una gran saga

En ocasiones pienso que verdaderamente ando a destiempo en este mundo, que voy quizás demasiado lento con respecto a los demás y me percato tarde de las cosas debido a mi acentuado despiste. Pero no creo que sea por eso, (aunque en parte puede que sí) y en mi defensa, lo achaco a que un servidor tiene demasiadas aficiones y apenas tengo tiempo para cada una. Todo esto lo suelto porque ha sido en estas pasadas vacaciones de navidad, cuando he comenzado a jugar en serio al Assassin’s Creed, digo en serio porque el juego me lo compré de segunda mano hace poco más de dos años y tras jugar como mucho diez minutos, lo dejé porque realmente me aburría. Total, me había costado 9 euros.

Pero tras escuchar una y otra vez por parte de unos compañeros y otros lo grande que es esta saga y lo buenos que son los sucesivos juegos de Assassin’s Creed, me dije a mi mismo que en los días de vacaciones navideñas le daría una segunda oportunidad al juego y probaría a pasármelo. ¡Y vaya si me lo he pasado! ¡Si es que no podía parar de jugar! Ahora me doy cuenta de lo injusto que fui con este juego, cuando saqué el disco de mi PS3 y lo coloqué tras meterlo en su cartucho en la repisa, lugar donde se quedó ahí abandonado durante bastante tiempo. No voy a explicar detalladamente los recovecos de la historia de este juego porque estoy seguro que todo aquel que llegue a esta entrada ya lo conocerá aunque sea mínimamente. La intención de este nuevo artículo no es más que para unirme al grupo de aquellos que admiran este fantástico juego y quieren hacer eco de ello.

Jugabilidad

Es cierto que el juego peca de repetitivo, demasiado repetitivo y está encuadrado siempre en unas mismas cosas, algo que a muchos les habrá aburrido. Pero no sólo eso, yo, que acabo de enamorarme de esta saga de videojuegos, me siento también obligado por mí mismo a ser crítico y diré que, el manejo de Altaír, personaje principal de esta primera historia, me resultaba bastante tosco y obtuso. Bien es cierto que, y como sabrán todos aquellos que hayan jugado al Assassin’s Creed I, en un principio, y por castigo, Al Mualín arrebata la destreza y las armas de Altaír haciendo que éste, o sea tú, tenga que ir recuperando poco a poco la ligereza y la sutileza a la hora de contraatacar y huir. Pero no podía evitar sentirme a veces demasiado impotente al ver la torpeza con la que el personaje se movía frente a los enemigos, y que conste en acta que sé manejar bien los controles. Toda esto se acentúa más aún cuando he podido disfrutar de Assassin’s Creed II, cuyo protagonista, Ezio, es una auténtica proeza a la hora de matar a los enemigos y desaparecer, se nota que la secuela de este juego es una renovación total y por supuesto, mil veces mejor que esta primera entrega.

Por lo demás, el hecho de escalar edificios de esa forma y sobre todo, la sigilosa manera de espiar, robar y matar a tus enemigos, me parece fascinante, tanto que como dijera antes, me costaba separarme del juego, siempre tenía ganas de ponerme con él.

Ambientación

El juego se sitúa mayormente en la Tercera Cruzada en Tierra Santa, en 1191, en plena lucha entre Templarios y los conocidos como Hashshashin (asesinos), una Orden Secreta cuya misión es arrebatar el poder a los cruzados y sobre todo, parar sus maquiavélicas intenciones. Arsuf, Acre, Damasco y Jerusalén entre otras, son las ciudades por las que el juego se desarrolla.  La que más llamó mi atención sin duda es Damasco, la que creo que es la ciudad en la que más tiempo pasa uno en el juego. Quizás porque es la zona del juego donde más ambiente hay, es aquí donde más he podido disfrutar del personaje y el juego en sí, donde plasma con acierto cómo eran las ciudades en aquella época y el modo de vida de sus habitantes. El realismo es muy notable, incluso se aprecian réplicas de sitios históricos reales, en el caso de Jerusalén, la Cúpula de la Roca, el Khan al-Umdan en San Juan de Acre o bien la Mezquita de los Omeyas en Damasco. Sin olvidarnos de los personajes históricos que en él aparecen, personajes a los que además hay que asesinar, como Guillermo V de Montferrato, regente de Acre,  Hochmeister Sibrand, Gran Maestre de los Caballeros Teutónicos  y Robert de Sablé, Gran Maestre de los Caballeros Templarios entre otros. Todos estos personajes, según las fuentes históricas, desaparecieron o fueron asesinados en torno al año 1191.

He disfrutado mucho con este juego, y me he enamorado perdidamente de todo lo que rodea esta saga, tanto que cuando me pasé este primer juego, rápidamente me hice con la segunda parte, concretamente, con el Assassin’s Creed II White Edition. Debido al éxito de esta primera parte, actualmente el juego ya tiene su cuarta secuela, Assassin’s Creed Revelations, que salió a la venta hace pocos meses. A día de hoy juego al Assassin’s II y como dije antes, el juego es infinitamente mejor al primero, pero apenas he echado unas horas y por supuesto, hablaré de él en Anhelarium cuando logre pasármelo, aunque como hándicap, no estoy de vacaciones, tengo demasiados exámenes, y se acerca poco a poco la selectividad.

¡Un juego recomendado al 100%!

-> Quizás le pueda interesar:


Dante’s Inferno – Una gran apuesta de Electronic Arts

Ahora mismo acabo de pasarme este sorprendente y siniestro Hack and Slash, un buen regalo por parte de un buen amigo por mi último cumpleaños. Este sin duda alguna es mi estilo favorito de videojuegos, caña desde el primer minuto. Dante’s Inferno viene de los creadores de Dead Space y para aquellos que estén duchos en esto de los juegos actuales, habrá podido comprobar que el juego en cuestión tiene un gran parecido a la saga God Of War y a mi queridísimo Heavenly Sword. Dante’s Inferno es un juego basado en la Divina Comedia de Dante Alighieri, un juego oscuro, siniestro, erótico, sangriento y terrorífico, con una jugabilidad rápida y cómoda y unos gráficos más que admirables. Es uno de los juegos más aplaudidos del pasado año y no es de extrañar pues cumple a la perfección con todo lo que se puede esperar de los juegos de este género. El juego tiene distintos niveles de dificultad, algo típico en este estilo de juegos, aunque elijas el que elijas, algunos malos malotes del Dante`s te lo harán pasar canuta. En este tipo de juegos es muy habitual encontrar escenas de lucha bastante complejas, pero para nada imposibles.

Electronic Arts se aleja del deporte

Para los que tenemos ya unos años, ¿recordáis cuando los de EA siempre estaban detrás de todos los simuladores deportivos? Desde principios de los 90, Electronic Arts se encargó de realizar masivamente juegos y más juegos sobre deportes, sobre todo, los de fútbol. Es más, EA fue la empresa creadora del FIFA 1994, el primer juego de fútbol en el que se utilizaban nombres de jugadores reales y que fue todo un éxito.

Ahora, los tiempos cambian, pero es inevitable no sorprenderse cuando se ven juegos como Dante`s Inferno y comprobar que los de EA están detrás de un juego así. Como digo al principio del artículo, este juego además de ser bastante sangriento y violento, tiene numerosas escenas de sexo y desnudos además de una enorme y profunda crítica sin pudor sobre la Iglesia y todo lo que le rodea. Vámos, todo un hito para los de EA que tras el éxito cosechado, este no será el último juego que hagan así. Actualmente, Visceral Games, que así se llama el sector de EA encargado de juegos como Dead Space o Dante`s Inferno,  ya prepara la secuela, Dante´s Inferno 2, aunque poca información hay actualmente.

Un Hack and Slash más que notable

Tras una buena historia, que para aquél que no la conociera de seguro le entusiasma, Dante´s Inferno te arrastrará a las profundidades más oscuras del inframundo donde tendrás que hacerle frente a numerosas y horripilantes criaturas con una gran cantidad de ataques especiales tanto de cerca como a distancia, combos y movimientos sorprendentes. Si quedé alucinado con los rápidos ajetreos del Heavenly Sword, tengo que decir que los de este juego son mucho más asombrosos. Quizás el único punto negativo, sea los cuatro o cinco puzles pesados y prescindibles que nos encontramos a lo largo del juego, pero vamos, tampoco merece mayor mención.

Dejando ya la perfecta jugabilidad de lado, me gustaría resaltar las escenas animadas, que si bien no son las más sorprendentes que hayas visto, son bastante atractivas y en ningún momento decepcionan. Pero de lo que si estoy seguro, es que con respecto a la música, y los sonidos de ambientación, son esplendorosos, haciendo así que los momentos de juegos sean intensos y vivos. Un juego muy recomendado que seguro no te defraudará.

Gracias Manu por regalarme este juego, lo he pasado genial, ¡un fuerte abrazo amigo!

 


Dead Island – Daiquiris, Sol, playa y zombis

Los coleguitas de Techland han aprovechado el nuevo filón comercial que ha suscitado la resurgida moda de los muertos vivientes, en gran parte, gracias al éxito de la obra de Kirkman y han rescatado Dead Island, el proyecto que éstos mismos tuvieron que cancelar por diversos problemas en 2007.

El juego aún no ha salido a la venta, se estima que su puesta en marcha será para finales de año y las expectativas están por las nubes debido al gran éxito que su tráiler ha atesorado en la red, tanto que ya se plantea llevar la historia a la gran pantalla.


Como podéis ver, que el video haya tenido tanta notoriedad en internet no es para menos. Para los fieles al Left 4 Dead y en resumidas cuentas, para todo gamer que se tercie, el juego mezcla lo mejor de lo mejor. Además de poder disfrutar de Dead Island a modo individual, también se podrá en cooperativo, cuatro personajes por partida, teniéndoselas que ver con hordas incansables de zombis en las que se encontrarán (y aquí, la verdadera similitud con L4D) “zombis especiales”  cuyas características aún se desconocen y a  los que se les tendrá que hacer frente empleando más la maña que la fuerza.

El juego parece hecho a mi medida y perdón que esto resulte un tanto egocéntrico. Soy amante de los climas veraniegos, las playas, las buenas olas y las chicas en bikini, y para más reseña, un incondicional de los muertos vivientes, algo que se puede comprobar si uno bucea un poco por este espacio.

Dead Island, además de ofrecer la inusitada idea de poder matar a zombis bien tostaditos por el sol, con gafas, bañador y bikinis, nos ofrece un juego con una altísima calidad gráfica y una amplia jugabilidad. Según se ha podido ver en algunas imágenes promocionales, en el juego, además de gozar por un amplio escenario,  el personaje podrá optar por la utilización de varios objetos (como en el famoso Dead Rising) y de algún que otro vehículo.

El juego estará disponible para Xbox 360, PS3 y PC. Los fanáticos de los muertos vivientes ya contamos los días para su salida.

 


Año nuevo y vida nueva con Wii Sports y Wii Play

Tras la cena de Nochevieja, la cual celebramos por todo lo alto debido a que la crack de mi hermana ha aprobado las oposiciones para Auxilio Judicial de la Comunidad de Madrid, quedando en el puesto 15 (de 15.000 personas que se presentaron) y tras digerir un poco la cantidad ingente de maricos que nos habíamos metido entre pecho y espalda y por supuesto aquel rodillo de ternera con patatas a lo pobre, pusimos rumbo a casa de Fabiola, donde nos esperaba una larga noche que se presentaba de lo más divertida y donde cada uno, explotaría su lado más geek.

Justo antes de entrar en casa de Fabiola, Luisa, mi hermana y yo nos dimos los regalos en el paseo marítimo de la playa La Cachucha, uno de los lugares más míticos de la pequeña ciudad de Puerto Real y fue ahí donde me obsequiaron con uno de los mejores regalos que he recibido en mucho tiempo y no precisamente por lo que es en sí, sino por el valor sentimental que éste adquirió y del cual os hablo en este nuevo artículo. Gracias Luisa por el maravilloso regalo.

Una vez que entramos ya en casa de Faby, tras colgar los abrigos, saludar y felicitar el año nuevo a los familiares de ésta y engolliparme con los roscos que había preparado la madre de nuestra querida amiga y anfitriona, cada uno ya tenía en su poder un mando y, desafiantes los unos con los otros, jugamos sin parar de reírnos a todo lo que Wii Sports pudiera ofrecernos.

El tenis fue el primer deporte elegido y, siendo sincero, a lo primero no daba pie con bola, sólo había tenido contacto con la Wii hacía casi dos años en casa de un conocido mío y anoche lucía como un completo inútil, pero sólo al principio, porque luego me hice con las riendas del juego. Lo que mejor se me daba eran los saques, y aunque perdimos frente al equipo que hacían José Carlos y Fabiola, Antonio (hermano de ésta) y yo, salimos del juego y con honores. El problema era que no había tanto espacio y los cuatro, estábamos apretujados dándonos ligeros mamporros con los mandos los unos con los otros.

El siguiente juego, los bolos, ahí sí que dominaba. Antonio y yo éramos los mejores en conseguir plenos mientras que los demás se entretenían en tirar todos los bolos en dos tandas. Pobrecillos…La nota graciosa la dio un servidor que, en una de tantas, al tirar, estiré demasiado el brazo hacia atrás y caí el dichoso bol cargado de los ya mencionados (y deliciosos) roscos caseros. Dejé el sofá perdido.

Pero mi calvario comenzó cundo José Carlos decidió jugar al Béisbol. Creo que tan sólo le di tres veces a la pelota, todo lo demás, eran fallo tras otro. Me colocaba, me re-colocaba, lanzaba de una manera y otra y otra, pero nada, que no le endiñaba a la dichosa pelotita. Lo mismo les pasaba a mi hermana y a Luisa, las pobres tampoco atinaban. Menos mal que alguien tuvo la genial idea de cambiar de juego. Aunque no jugamos al Boxeo, ya que “no teníamos los nunchacos de la Wii” palabras textuales de Faby, y al Golf que según también Fabiola “es un juego para quedarse dormido”, pasamos a divertirnos con Wii Play. Pero antes que se me olvide, debo mencionar que antes de jugar con Wii Play, Susana, cuñada de Faby, se empeñó en probar el Trivial para Wii y fue ahí cuando por poco nos ahogamos de tanto reír. La pobre mujer, no atinaba con las preguntas y sólo se dedicó por cuidar la imagen de su Miis (muñequito personalizable de la Wii con el cual puedes jugar). Fue un momento tronchante, y el Trivial no duró puesto ni diez minutos.

Mi mala racha no acabaría aquí. Tras quedar totalmente aplastado por José Carlos en el Campo de tiro (me triplicaba la puntuación el jodío) y en Pesca (que más bien debería llamarse Pesca Radical), opté por dejar los mandos y dedicarme de nuevo a devorar esos roscos caseros que con tanto cariño preparó esa misma mañana la madre de Fabiola.

Por suerte para mí, volví a encontrar un juego el cual dominaba como el demonio, Las Carreras de Vacas. Ni el hecho de que fueran más de las cinco de la mañana, ni el ingenio de uno ni de otro, pudo conmigo en este juego. No había quien derribara más espantapájaros ni quien controlase a la vaquita mejor que yo.

Ya por último, y siendo las seis de la mañana, José Carlos insistía en probar a continuación los Juegos Olímpicos de Invierno. Sonaba bastante bien, pero el cansancio ya hacía mella en mí y mis parpados parecían estar hechos de plomo. Para mi sorpresa, los protas de dicho juego eran Mario Bros y Sonic, juntos en un mismo juego, algo que jamás había visto. SEGA y Nintendo, cara a cara.

Debido al cansancio de algunos y al colocón de otros, decidimos probar tan sólo una modalidad del juego, y esa fue el bobsleigh. Creía que me estaban dando coba, pero no, al principio de la carrera, hay que agitar el mando “como si te la estuvieras escurriendo” decía José. Además, una vez la carrera seguía su curso, debías ponerte el mando pegado al pecho y girar suavemente de izquierda a derecha.  Según mi hermana Desiré, lucía de lo más gracioso haciendo semejantes movimientos y poniendo caras de velocidad. Ahí tampoco es que atinara mucho, pero juro que era por el cansancio, si ahora mismo se me presentara la oportunidad de jugar, fijo que lo hacía mucho mejor.

Anoche fue la primera vez que le dediqué un tiempo exclusivo a la Wii y puedo decir que me lo pasé en grande. Está visto y comprobado que, si juegas con más gente, es doble la diversión y te lo pasas genial. Fue una bonita y divertida manera de comenzar el año.

 


Yo y los videojuegos.

Tras visionar el pasado viernes por la noche un reportaje sobre la adicción a los videojuegos en un conocido canal de televisión, me volvió a la mente mi relación para con el mundo de las videoconsolas. No sólo lo admito, sino que además, me considero ser un auténtico friki, un enganchado a las novelas de fantasía, a los buenos cómics, y un adicto al cine y a la música Hard/AOR hasta tal punto que mi cuarto, según cómo lo mires, parece, por una parte Casa del Libro y por otra, la tienda Tipo. Y es que es incansable mi adicción por comprar y comprar cada vez más discos y vinilos, libros y cómics.

Pero nunca he sentido una devoción por los videojuegos, aunque en Anhelarium encontréis un par de artículos sobre ello. Ahí está mi Play Station 3, juego, pero no le dedico tanto tiempo como otros. Siempre he dicho que los videojuegos forman parte de mis hobbies, pero no es de mis prioritarios. Antepongo otras aficiones. En esta nueva entrada os hablaré de mi relación con el mundo de los videojuegos y qué consolas han pasado por mis manos a lo largo de mi vida. Sí, me encantan los videojuegos, pero no me vuelvo tanto con ellos.

(más…)


POLYBIUS – EL VIDEOJUEGO MALDITO

Polybius

Polybius

La década de los 80, conocida como la década prodigiosa, marcó un nuevo rumbo en el desarrollo político-social y sobre todo en el avance tecnológico. Fue una década completamente radical donde la era industrial daba paso a la era de la informática.

Eran años de invención, experimentos, numerosas pruebas e investigaciones que han dado lugar a todo lo que conocemos actualmente. Los 80 era un autentico edén científico- tecnológico.

Me gustaría tratar este tema en profundidad en un futuro artículo, pero ahora quiero centrarme en el conocido caso POLYBIUS, un videojuego que provoca graves efectos secundarios como alucinaciones visuales y auditivas, alteración de los sentidos, ataques de pánico, llegando a casos de ira y convulsiones epilépticas.

La leyenda del Polybius cobra más fuerza aún cuando uno se pone a pensar en el año del que data esta rocambolesca historia. En pleno año de 1981, acababa de comenzar una era que marcaría nuestra historia de por vida, una nueva era en la que todo valía bien fuera siempre por conseguir un mayor avance en la tecnología actual de aquellos años y lograr un mayor perfeccionamiento.

Y cómo no, el gobierno Estadounidense de por medio. Pero vayamos por partes:

Ed Rottberg, diseñador en aquellos tiempos de Atari y creador del mítico Battlezone, es también el inventor de este misterioso videojuego que fue distribuido por Sinneslöschen INC. supuestamente por encargo del gobierno de los Estados Unidos.

El juego

El juego consistía en manejar una pequeña nave espacial y cómo no, intentar hacerse con el mayor nivel de puntos. Juego de este tipo, ya había muchos en aquella década, salvo que en Polybius, no era la navecita la que se movía, sino la pantalla, la cual realizaba movimientos estrambóticos y parpadeaba con destellantes efectos luminosos. Dichos efectos eran acompañados por breves apariciones de rostros fantasmales y concisos mensajes subliminales, entre ellos, el más conocido, ‘Kill Yourself’ (mátate) o ‘No Imagination’ (sin imaginación), ‘No Thought’ (no pienses), ‘Conform’ (confórmate), ‘Honor apathy’ (honra la apatía), ‘Do not question authority’ (no cuestiones a la autoridad) o ‘Surrender’ (ríndete) entre otros. Por si fuera poco, había pequeños cortes en la música del videojuego que daban lugar a frases como  ‘¿Porqué me haces daño?’.

Mensaje subliminal del juego donde se puede distinguir la palabra 'SURRENDER'

Mensaje subliminal del juego donde se puede distinguir la palabra ‘SURRENDER’

Las máquinas recreativas estaban en su máximo auge y era de esperar que Polybius tuviese su inminente entrada triunfal en los salones recreativos de todo los Estados Unidos.

La máquina Polybius tenía las mismas dimensiones que las demás, un armatoste enorme del tamaño de un frigorífico aunque con una estética que le daba un toque más misterioso. La máquina en su totalidad era de un color negro azabache y lucía el logotipo de Polybius en un color verde fluorescente. Los jóvenes caían como moscas en una telaraña…

Como se esperaba, el juego tubo una calurosa acogida y los jóvenes de la época que ingenuos en un principio a sus efectos secundarios, esperaban largos ratos para poder disfrutar de él.

Distinas máquinas de Polybius

Distinas máquinas de Polybius

A todo esto, sumémosle la presunta puesta en escena de unos extraños hombres, vestidos de negro, que se encargaban periódicamente de comprobar el estado de las máquinas y tomar datos. Se dice, que en una de estas visitas, dichos hombres se dejaron el menú de opciones que manipulaban abierto y un par de testigos pudieron leer cómo en la pantalla aparecían  parámetros tales como ‘índice de suicidio’, ‘terrores nocturnos’, ‘amnesia’ o ‘alucinaciones auditivas’.

No tardó en caer el primero. Un chico de tan sólo 13 años de edad, cayó fulminado mientras jugaba a Polybius y esto provoco la retirada inminente de todas las máquinas a pocos meses de su lanzamiento.

Dado el caso, y la rapidez con la que aparecieron y desaparecieron las máquinas, a día de hoy, no se conserva ninguna que esté al alcance de los usuarios.

Puede parecer una simple leyenda urbana, pero hay que recordar, que no es el único videojuego en alterar a los usuarios. Actualmente en muchos de ellos, se advierte de sus posibles consecuencias al jugar largo tiempo.

¿Realmente tuvo el gobierno estadounidense algo que ver detrás de todo esto? Cabe la posibilidad ya que en aquellos años, las empresas publicitarias y el mismo gobierno norteamericano se las gastaba para crear mensajes subliminales dirigidos a la población en distintos medios visuales.

¿Fue el videojuego Polybius un experimento? Quién sabe. Viniendo de un país que es capaz de matar a su propio presidente, uno se espera cualquier cosa.

Como curiosidad, comentar que en un capitulo de Los Simpsons, concretamente el capitulo 2 de la 18ª temporada, se hace un pequeño homenaje a Polybius.

Los Simpsons y Polybius

Los Simpsons y Polybius

Para todos aquellos que hayan caído presos de la curiosidad y deseen saber cómo es jugar a Polybius, están de enhorabuena. Existe una recreación exacta de cómo es y lo podéis descargar en este enlace. Para activar las opciones ocultas, una vez ejecutado el juego, y cuando ves la pantalla de presentación del juego, deberás pulsar  0 (cero), así podrás acceder al menú de funciones ‘elevadas’. El código a introducir será: 35-34-31-54-12-24-45-43.

Código a introducir

En esas funciones ‘elevadas’ se encuentran los síntomas mencionados anteriormente: Mensajes subliminales, extrañas frases, efectos pesadilla, sonambulismo, etc.

Vámos, un videojuego para disfrutarlo en una de esas tardes de verano con toda la familia reunida.

 


X-Men orígenes: Lobezno – un fantástico videojuego

 

Hasta ahora, no había hablado de juegos y tenía en mente tratar varios juegos, entre ellos, Bad Company y Devil May Cry 4, pero cómo este es mi primer post sobre videojuegos, quería que fuese algo especial –que ñoño ¿no?– por eso he elegido al más famoso de todos los mutantes que habitan el planeta, LOBEZNO. Es un juego muy especial para mí, y no sólo porque sea alucinantemente bueno, sino porque fue un regalo especial por mi cumpleaños por parte de mi hermana Dèsirèe.  Pero vámos al lío. No hace falta ser muy inteligente para saber que tenían que aprovechar el tirón que esta teniendo la película –que para mi gusto, fue un poco floja- para crear su correspondiente videojuego.

Lo he pasado de maravilla jugando a Lobezno orígenes. Ya me contaron que era un estilo a  Ninja Gaiden: Sigma y Heavenly Sword. Típico juego de ir matando a todos los malos que te vengan por delante tras los cuales tendrás que matar a un malo malote al final de cada fase o parte de la historia, con varias partes de plataformas. Y como lo pasé muy bien con esos dos juegos, pues con más ansias desprecinté la carcasa y encendía la PS3.

Nada más comenzar el juego, ves que todo se centra en el pasado y presente de Logan. Para hacerte  mejor a la idea, salvo alguna que otra cosa, respeta y sigue todos los patrones de la película. Exactamente todos. Te moverás mediante unos buenos flashbacks entre el pasado y el presente de Logan. Antes que nada, me siento obligado a destacar sus secuencias cinematográficas, que son de una calidad asombrosaPor lo menos, en PS3, que es la consola que yo tengo- . Otro dato asombroso a destacar, es la cantidad inmensa de movimientos que tiene el personaje, cosa que se agradece, porque los que hemos jugado a otros juegos del estilo, cansa mucho cuando ves que el personaje repite siempre los mismos movimientos. Pero no es el caso de Lobezno orígenes, aquí, vemos distintos movimientos. A medida que Lobezno se cabrea, su ira aumenta y sus movimientos son más violentos y sanguinarios.

Para mi gusto, tiene demasiadas partes al estilo plataformas. Algunas, un tanto pesadas y cansinas,  pero luego conpensa, al ver todos los actos de pura acción que tiene esta obra. Magníficos.

Tendrás que luchar con una gran y variada estirpe de soldados comandados por Stryker, soldados y semi-dioses africanos, monstruos de las nieves, y sobretodo luchar con personajes ya de sobra conocidos por todos, como un jóven Juggernaut, Dientes de Sable, Gambito, y el más dificil de todos, Masacre. Éste último cuesta bastante trabajo, ya que como todos sabemos, Stryker le implantó muchos poderes y lo hizo casi imbencibleSi, si, casi imbencible, pero yo acabé con él, pero menudo trabajo me costó-

Matarile!!

Recuerdo cuando mi hermana me llamó y me pregunto sobre el videojuego. Lo primero que le dije fue: ¡Ojalá la película hubiese sido como es el videojuego!. Y efectivamente, la pelíucla, –de la que ya hablaré más adelante- es una secuela de Toy Story al lado del juego. En el juego vemos al verdadero Logan. Un hombre violento, sangriento, rudo, salvaje, vengativo, el verdadero Lobezno de los comics. Pero en la película, vemos a un moñas que de vez en cuando se pone furioso. Y ni por asomo, en el film, vemos las excelentes escenas que vemos en el juego. En fin, muy recomendado. Os aseguro que no os arrepentiréis en absoluto de jugar. Su precio actualmente esta entre los 50 y 45 €, pero evidentemente con el tiempo irá bajando. Este juego esta disponible para: Xbox 360, para Wii, PS3, NDS, PSP y Pc.

Espero que os guste.

Un abrazo.

 

El cuerpo humano tiene más de 16 órganos vitales, y ahora mismo puedo sentirlos todos.

–  Lobezno